Consultar ensayos de calidad


Chile silgo XIX - Cuales son los elementos del Proyectismo liberal?


INFORME N°1 DE LECTURA.
Los proyectos Nacionales en el Pensamiento Político y Social del Siglo XIX
(Luis Corvalan Marquéz, Ana María Stuven, M. Angélica Illanes, Sergio Gres, Gabriel Salazar)
Ensayo Histórico sobre la noción de estado en Chile en los siglos XIX Y XX (Mario Góngora)
Historia Contemporanea de Chile (Gabriel Salazar, Julio Pinto)


INTRODUCCIÓN.
Los procesos Históricos son complejos de analizar y exponer en ideas definitivas ya que estan compuestos por diversos tipos de realidades, ritmos cruzados del tiempo, relaciones cambiantes y formas impuras de racionalidad, sobre esto hay muchas perspectivas de donde se le puede mirar al objeto de estudio, y por ende el modo de interpretación de cada persona sera coherente a los procesos que él tome por importantes.
En el presente informe vamos a desarrollar 3 temas. Primero nos enfocaremos en Los proyectos Nacionales en el Pensamiento Político y Social del Siglo XIX (Luis Corvalan Marquéz, Ana María Stuven, Gabriel Salazar), en donde se plantea la pregunta ¿Hubo o no proyecto conservador?


Estas tres posturas nos dan a conocer una problematica política de la primera mitad del siglo XIX y como esta se desarrolló y se instauró como un gobierno fuerte, centralizador impuesto y apoyado por las elites criollas.
Después con los ensayos de M. Angélica Illanes, Sergio Grez Toso, Gabriel Salazar, en donde también planteamos una pregunta la cual es ¿hubo proyecto popular en Chile? Donde los enfoques de cada autor nos da una cierta noción de que la pluralidadde nuestra formación étnica nos separa del sujeto común europeo, donde ese concepto en nuestra realidad no figura como mera verdad, y en donde las formas pre-políticas o formas de resistencia se pueden aprobar como un proyecto popular no desde la fórmula clasica, sino desde una gestación de clase obrera que va aprendiendo y se configura en el siglo XIX y principios del XX.
Posteriormente seguiremos con la problematica de la conformación del estado chileno, en donde analizaremos los textos: Ensayo Histórico sobre la noción de estado en Chile en los siglos XIX Y XX (Mario Góngora) e Historia Contemporanea de Chile (Gabriel Salazar, Julio Pinto) en donde veremos el concepto de legalidad y legitimidad. Por un lado hay que plantearse dos preguntas ¿legalidad en qué? y ¿legitimidad de quién? En donde veremos si es posible dar una explicación a estas dos interrogantes con los actores de la historia Chilena, los aristócratas, los sectores medios y el bajo pueblo.




¿HUBO O NO PROYECTO CONSERVADOR EN CHILE A MITAD DEL SIGLO XIX?
Como primera instancia Luis Corbalan concuerda con Bernardino Bravo en el sentido del concepto de “Proyecto” ya que al dar el significado de la palabra “proyecto son construcciones, racionalizaciones, son de alguna manera utopías, el pensamiento conservador es renuente a esas ideas […] cree en un orden natural y que ningún constructivismo debería pretender alterar” 1*, entonces Corvalan afirma que al pensamiento conservador le repugna hablar de proyecto, por ende no cabría proyecto alguno, sino mas bien un esfuerzo por adecuarse a eseorden natural, orden de índole social político natural, aplicando en el modelo natural de la jerarquía un control total de las elites. Asimismo hace referencia a un punto de aspecto cultural, donde la visión conservadora crea y se anexiona a una identidad de nación que tendría su núcleo en cierto espíritu, y este espíritu se materializaría en las tradiciones forjadas a lo largo de la historia.
No solo la tradición en aspectos, cultural y social, sino también político, le sería natural al pueblo Chileno un régimen de autoridad. En consecuencia, la democracia misma no sería participe de las tradiciones nacionales. Sería una importación hecha por los intelectuales encandilados por ideas extranjeras (como lo fue mas adelante en el siglo XX la ideología Marxista). Entonces, la mirada conservadora tiene como modelo en su yugo una identidad en la historia, en el pasado colonial, en las tradiciones y que no cabría violentar, en consecuencia todo lo que venga de las tradiciones, seria sinónimo de constructivismo.
A modo de que el concepto de “proyecto Conservador” quede en desuso, da una cierta representación de lo que es el pensamiento liberal, “no cree en la existencia de un orden natural, el proceso histórico es ascendente, una sociedad que recorra etapas”2
Según esta perspectiva la historia estaría regida por una especie de ley objetiva, cuyo contenido estaría en avanzar hacia formas de racionalidad superiores, lo que se expresaría como progreso. Existiría la ley del progreso humano, salir de la ignorancia y emancipandose de las supersticiones donde se asume como entesracionales, pensantes, como lo anuncia el iluminismo dieciochesco. Constituiría la madurez de la humanidad.
En consecuencia el liberalismo ve una construcción de mundo desde la razón a través de la practica humana, abrazando la ciencia y la técnica como supremo criterio ordenador en donde la realidad resulta siendo algo susceptible de ser modelado o construido, como un fruto humano, no como algo estatico y natural como lo ve el orden conservador
.

1* Luis Corbalan Marquéz, El proyecto Conservador Pp 55. Los Proyectos Nacionales en el Pensamiento Político y Social Chileno del siglo XIX.
2*Luis Corbalan Marquéz, El proyecto Conservador Pp 57. Los Proyectos Nacionales en el Pensamiento Político y Social Chileno del siglo XIX.


¿Cuales son los elementos del Proyectismo liberal?
Reivindicación de la libertad (en sentido económico, político, espiritual).
La reivindicación de la libertad en el sentido de la libertad individual, el orden político debe estar en función de estas, lo cual se manifiesta en el sistema constitucional y en el gobierno impersonal de la ley, ajeno a toda arbitrariedad, basado en el consentimiento ciudadano, en el contexto de garantías del individuo, como: libertad de pensamiento, propiedad etc. Como derechos naturales de la constitución. En consecuencia Corvalan infiere que: “el liberalismo es individualista, lo que contrasta con cierta tendencia comunitarista del conservadurismo”3*.


Analizando estos dos conceptos e ideologías, Corvalan nos da a conocer su perspectiva de que no existió proyecto conservador en el sentido deutopía, pero si le da otra definición al concepto proyecto, “[…] si lo entendemos como el deseo de hacer valer un orden considerado como bueno, diría que si lo hubo”4*
Al hacer este cambio de concepto de proyecto como “orden bueno”, aprueba que los conservadores plantearon un proyecto para la primera mitad del siglo XIX en Chile, en los propósitos del bando de los estanqueros, liderados por Diego Portales que tomó el poder en 1830. El rasgo esencial consistió en la defensa del principio de autoridad, de un poder fuerte autoritario, garantes de las tradiciones del orden. Como dice Edwards, se tradujo en la instauración de una verdadera monarquía, aunque sin el principio dinastico. Los presidentes de la republica de los decenios autoritarios ---Prieto, Bulnes, Montt--- habrían tenido, en efecto, mas poder que los reyes durante la colonia. Este régimen autoritario, debía asegurar la persistencia de las naturales diferencias sociales y, por otro lado, proporcionar el orden requerido para la prosperidad económica.
En este sentido el país no regresaría al peligroso estado de “anarquía” dado en los años 20. Orden versus anarquía constituye una dicotomía típica del pensamiento conservador durante la primera parte del siglo XIX.
Si nos damos cuenta el orden Portaliano estaba directamente apoyado por la elite aristocratica, Iglesia, Ejército, Propietarios de las tierras y comerciantes, se proponían una organica entre los intereses sociales, económicos y políticos dominantes. Esto según Corvalan da la estabilidad al régimen de autoridad en lo político, ya que el conservadurismo escontrario a la tiranía de los caudillos. Ademas este orden, creó las guardias cívicas, ejercito paralelo de civiles que debían impedir que durante el proceso del sometimiento de los militares diera un golpe de estado, así la obediencia daría resultado.

3* Luis Corbalan Marquéz, El proyecto Conservador Pp 59. Hubo proyecto conservador desde el punto de vista del orden. Los Proyectos Nacionales en el Pensamiento Político y Social Chileno del siglo XIX.
4* Luis Corbalan Marquéz, El proyecto Conservador Pp 59. Aludiendo a palabras de Alberto Edwards. Los Proyectos Nacionales en el Pensamiento Político y Social Chileno del siglo XIX.

Desde el punto de vista cultural, el proyecto conservador fue esencialmente tradicionalista y católico. Se puede observar en la constitución de 1833, que resalta como religión oficial del estado de Chile la religión Católica con exclusión de todo otro culto.
En conclusión podemos observar que Corvalan en primera instancia no reconoce la idea de proyecto Conservador por el concepto mismo de utopía, pero al cambiar este formato e identifica al proyecto como una instauración de orden, y este orden es “bueno”, si hubo proyecto conservador.
Por otra parte situamos otro planteamiento en este texto en el ensayo de Ana María Stuven acerca del republicanismo y liberalismo en la primera mitad del siglo XIX, que parte con la con la pregunta ¿hubo proyecto liberal en Chile? Entonces en primera instancia nos da una problematica a que los bandos en pugna no tenían definiciones ideológicas claras, sobre el contenido ideológico delliberalismo hispanoamericano de la primera mitad del siglo XIX y en el error de pretender asignar categorías ideológicas al conservadurismo, confundiendo así ideas con actitudes, teorías con practicas. Las ideas liberales fueron adaptadas a la visión que las clases elitistas tenían de la situación social, conteniendo el cambio brusco de la implementación del ideario republicano. En consecuencia se trata como Ana María Stuven nombra “liberales con valores mas conservadores” 5* en la adaptación del pensamiento político a la realidad latinoamericana.
Stuven señala que en un primer momento pudo identificarse a los bandos Pipiolos como liberales y republicanos, y a los Pelucones como conservadores y monarquistas en un periodo de corta duración, fue solo circunstancial.
Lo que indudablemente unifica a todos los sectores de la clase política que participó de los inicios del espacio público político chileno, es su apego a la república, en consecuencia pipiolos y pelucones compartieron, muy a poco andar, respecto del rechazo a la monarquía, el mismo ideario.
Ademas de la republica el constitucionalismo también se adaptó en las clases dirigentes Chilenas, donde existió siempre una conciencia que una constitución era el mecanismo para regular el funcionamiento republicano y la asignación de derechos. Stuven cita a juan Egaña, la carta que él elaboró en 1823. Esa constitución incorpora elementos de resguardo conservador que no estaban presentes en otras cartas, pero comparte plenamente el principio republicano de separación de poderes y control contra la arbitrariedad de la autoridad.Por otro lado la constitución de 1828 también consignó en su redacción las desconfianzas que inspiraba la consagración de derechos. De allí las alusiones del presidente Pinto respecto de que la carta toma consideración la cultura Chilena, y en consecuencia “participa de un caracter religioso y moral, el mas conforme a nuestros habitos y deseos” 6*. Entonces son estos problemas de definición y sobre el caracter que va a tomar la republica implican el reconocimiento de una tensión entre Republicanismo y la noción de derechos liberales, junto con esta problematica Stuven nos cuenta que desde allí se origina el extenso debate que se dio en la prensa de la época, reflejo de las tensiones en la opinión pública, es el caso del periódico El argos, fundado por Juan García Rio en 1818 sostuvo que:

5* Ana María Stuven, Pp63 Los proyectos nacionales en el pensamiento político y social Chileno del siglo XIX

“Una sabia constitución , al paso que determina los atributos del poder ejecutivo conciliandolo con los derechos de los pueblos, es el dique mas fuerte contra las malas pasiones, debe ser adaptable a las costumbres, religión y aun a la forma de gobierno antiguo” 7*
Lo mismo hace el correo de Arauco, describe al pueblo dandole un toque muy liberal al principio pero después el articulista sostiene que “el pueblo sería incapaz de mandar […] no tardaría en degenerar la anarquía, por lo tanto se concluye recomendado que órganos prudentes hablen por él […] ¿Quiénes son naturalmente los que tiene el derecho de representar a la nación? Son los ciudadanos que se hallan mas endisposición de conocer sus necesidades, su estado y sus derechos. Los propietarios de tierras y los instruidos”8*. Entonces nos damos cuenta que, primero los que iban a gobernar eras los elitistas, propietarios de tierras e instruidos, por otro lado sobre el concepto de proyecto de Pueblo no existía, desde el punto de vista de ciudadanos, pero eso lo veremos mas adelante con los autores que se refieren a esta problematica. Desde aquí se ve una cierta similitud entre Republicanos y liberales, pero existe una diferencia entre la concepción de la libertad, los republicanos entienden la libertad como ausencia de dominación arbitraria, lo cual no implica necesariamente la plena vigencia de los derechos individuales, mientras el ejercicio del poder no sea arbitrario, tenga limitaciones, y deba justificar cualquier suspensión de derechos en función de un bien social. En cambio los liberales exigen la plena vigencia de los derechos individuales, y por lo tanto no aceptan que el senado interfiera o dictamine nada, esta diferencia se materializa con una proclama de enero de 1828 hablando de los compañeros liberales y sus deberes. Podemos entender desde estas perspectivas que todos serian republicanos, pero no necesariamente liberales, esto les permitió transitar desde la monarquía, sin alterar fundamentalmente las nociones de orden social y político que traían consigo. Por consiguiente el ascenso de la república pasó por la adaptación de los Sectores dominantes, adaptando cada pieza a la realidad latinoamericana así por ejemplo podemos nombrar la adaptación de las nociones delibertad e igualdad ¿libertad para qué, igualdad para quién? Los derechos civiles y políticos dependían de la visión que tenía la Elite respecto a la vigencia de un orden social que no pusiera en riesgo su poder como grupo social homogéneo. Este doble estandar se puede observar según Stuven en la imagen de portales, que toma la visión de republica

6* Ana María Stuven, Pp65 aludiendo al discurso de Francisco Antonio Pinto, 9 de agosto de 1828, en Luis valencia avana, anales de la República, Santiago 1951, tomo 1, p 140.
7* Ana María Stuven, Pp65, indicando El Argos de Chile, 4 de Junio de 1818.
8* Ana María Stuven, Pp66, cita de los Representantes de una nación, por Ignacio García Melo, en El Correo de Arauco, 26 de Enero de 1825.

virtuosa de Montesquieu, incluso le cita en algunos de sus epistolarios, portales establecía que la republica debía ser un gobierno fuerte, centralizado. Cuyos hombres sean de virtud y patriotismo, y así enderezar a los ciudadanos por el orden y de las virtudes. Y agregaba “la democracia que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en países como los americanos, llenos de vicios y donde los ciudadanos carecen de toda virtud como es necesario para establecer una verdadera república” 9*
También cae en esta línea Andrés Bello en uno de sus artículos en el Arauco, donde atribuyó al presidente Prieto y su ministro portales como “la profesión de principios liberales” “vínculos de unidad” y “firmeza de hacerse obedecer”. Son estas causales las que nos dan a deducir, así como también a Stuven, que hasta finales de la década de 1830 noencontramos fisuras que permitan configurar una diferencia doctrinaria entre el republicanismo liberal y conservador, la doctrina unificadora de la clase dirigente seria el republicanismo que como sostiene pettit, no es sinónimo de liberalismo. Frente a esto Stuven plantea una pregunta ¿Cuando podemos hablar de un proyecto liberal distinto de un proyecto conservador? Si el liberalismo es una doctrina, el conservadurismo es una actitud al cambio; es una posición relativa a una realidad cambiante. Esta diferencia de posición entre conservadores y liberales se ve en la “cuestión de sacristan”, demostró la expresión pública de un proceso de erosión del significado de la fe por parte de algunos sectores que ahora podemos llamar liberales, y por lo tanto su decisión en combatir en la arena política de la laicización de algunas instituciones del estado. Los conservadores reaccionaron fieles al concepto de república que los ha unido, el bien común por sobre la individualidad, aunque al mismo tiempo asumiran banderas liberales que estratégicamente sean útiles en la defensa de sus principios.
En conclusión Stuven afirma que ambos proyectos se insertaron dentro del plano republicano, el liberalismo actuaba como Progreso evidente de la naturaleza humana, y conservadurismo como mantenimiento de las costumbres, y del bien común, tomando en si lo moral y lo religioso como apoyo al ideario conservador, en consecuencia existió proyecto conservador, pero inserto en la esfera republicana, que incluso se toman ideas del liberalismo para defender sus intereses propios.
Gabriel Salazarva mucho mas alla de interés propio y alude al concepto de nación como una Chapa, o sea, la creación del estado nación como un mero instrumento de propiedad, la extensión y límites de un poder factico, como proyecto de dominación.Salazar identifica a estos actores particulares de que son unos pocos. Los historiadores, según el autor los identifican como los terratenientes, pero la nueva historia ha demostrado que no fueron estos los causales de tal Proyecto, sino fueron los oligarcas mercantiles, pues diego portales no fue sino el instrumento político (como lo fueron los generales Prieto y Bulnes, en el ejercicio militar) del capital mercantil local, virreinal y mundial. Según esta interpretación de Salazar los mercantiles no tienen patria en el

9* Ana María Stuven, Pp71, sobre portales Ibid.
sentido de que no son tributarios del terruño y de la patria, sino del mercado Mundial. Ademas alude que es por esta razón en que “el estado pelucón levantando a sangre y fuego en 1830 no evolucionó hacia el proteccionismo, si no hacia el librecambismo, que abrió las puertas de par en par al intercambio mundial”10*. Donde este proyecto histórico “nacional” de los mercaderes buscaba la integración económica mundial, en otras palabras, limpiar el camino para la introducción y consolidación del capital extranjero en Chile. En el siglo XX Empresas de varios países del mundo, como Alemania, Inglaterra, EE.UU, controlaban todo el comercio exterior, y significaba que el estado nación y el ejército trabajaban en domesticar y disciplinar a los habitantes no-oligarcas de la patria, endonde el modo de dominación general le exigía trabajo, que en muchos casos, esto significo que el estado actuara en contra de los intereses y la vida de la mayoría de los “Chilenos” así como podemos explicar las masacres de Chilenos en 1830, 51, 52, 59, 91, 1901, 05, 06, 07, ¿cómo explicar que a comienzos del siglo XX, el 60% de los que llevaba la Chapa de “Chileno” en su frente vivieran en conventillos, ranchos, y cuartos, donde la mortalidad infantil llegó hacer la mas alta del mundo? Entonces se afirma que, durante el siglo XIX Chileno el proyecto nacional dominante no fue nacional sino oligarquico, y que si bien era oligarca no era terrateniente, sino mercantil, y que lo nacional no estaba presente en este proyecto como producto de la soberanía cívica de todos, sino, solo como un concepto político y militar utilizando para legitimar la dominación factica de una minoría.
Los proyectos sociales surgen de identidades vivas, sean dominados o dominantes, donde hay una identidad social cultural concreta, hay de algún modo, proyecto histórico. Salazar se refiere basicamente al bajo pueblo del siglo XIX como constructor social de un proyecto en donde se hace varias preguntas como “¿Qué importa que no hayan desarrollado un discurso político general, unificado y coherente? ¿Qué importa que no hayan formado una organización? ¿Qué importa que no hayan puesto en escrito sus memorias? Su historicidad estuvo siempre allí, estorbando en todo el territorio, sin dejar dormir tranquilo a ningún oligarca demasiado millonario” 11*.
El problema no fue éste, sino que, habiendo tenidotodo eso en un cierto grado, no pudo, no supo, ni logró transformar ese capital social, en un discurso público de legitimación o de integración nacional.




10* Gabriel Salazar Pp157, en referencia al proyecto de estado nación, Proyecto Histórico Social y Discurso Político nacional, S XIX
11* Gabriel Salazar Pp157, refiriéndose al concepto de proyecto popular, Proyecto Histórico Social y Discurso Político nacional, S XIX

¿HUBO O NO PROYECTO POPULAR EN CHILE EN EL SIGLO XIX?
¿Qué es lo popular? Desde el punto de vista europeo es el Proletario industrial, que abre una exclusividad de clase y adquisición de “conciencia para sí” este sujeto histórico no cabría en la realidad latinoamericana, es por eso que Illanes habla de lo popular en términos mas plurales en un amplio mundo social como es el caso de Latinoamérica que se fue configurando a partir de la conquista española; momento clave en el cual los pueblos nativos se sometieron convirtiéndose en vencidos, sino también en un estrato social determinado que, salvo de contadas excepciones, conformó masivamente “el pueblo” se tendió a homogenizar a toda la población pre-hispanica en su nueva condición de subordinados, bajo la forma de vasallos de la corona española, de siervos encomendados a los españoles, de mestizos trashumantes, peones, esclavos, de indígenas y de toda la mayoría social latinoamericana diferenciada de lo español y lo criollo. Sin embargo, y en especialmente en el ambito de la cultura indígena, esta lógica de sometimiento europeo tuvo un éxito limitado o relativo. La resistencia operó conmucha fuerza por el lado de la cultura, manteniendo los rasgos de su propiedad, de su riqueza, su variedad, diferencia y al mismo tiempo cruzandose con la cultura española. Por lo tanto aca Illanes habla “de lo popular latinoamericano como la dialéctica de la conquista y la resistencia” 12*. Resistencia en el ambito de lo económico y social podríamos identificar como la proletarización histórica, y sus estados intermedios (en vías de proletarización, amenazados de proletarización, así como sus actos de resistencia y anti-proletarización). En segundo lugar la proletarización de una enorme cantidad de población mestizos desarraigados, a partir de este fenómeno se genera una gran variedad de “rostros populares” a partir de un régimen social-laboral, adquiriendo expresiones socio-culturales diferentes, en minas, puertos, zonas agrícolas, trabajo doméstico etc. Pero no solo estan estos rostros que son entes sometidos al trabajo asalariado, estan los grupos populares que lograron mantenerse “libres” de la proletarización a través de modalidades de subsistencia independientes como las comunidades indígenas, en la minería, en el taller artesanal, y el comercio. Desde la categoría de proletarización, los sectores populares pertenecen a un sistema, no son una entidad en sí, aislada, esencia pura, forman parte de una estructura que estan íntimamente relacionados y dialécticamente configurados y no puede comprenderse separados de dicho orden sistematico. Los sectores populares re-elaboran una cultura que emerge de su experiencia histórica, de su estar-social en el mundo, porconsiguiente Illanes “tiende a comprender como lo popular latinoamericano, como la dialéctica conquista-resistencia y del proceso de proletarización […] lo popular se configura como un fenómeno en construcción”13*
12 * María Angélica Illanes, Pp97 Los proyectos nacionales en el pensamiento político y social Chileno del siglo XIX
13* María Angélica Illanes, Pp99 Los proyectos nacionales en el pensamiento político y social Chileno del siglo XIX


¿Constituyen estas clases o sectores populares, sujetos históricos?
Según Villalobos en una visión muy conservadora, tiende a desconocer a los sectores populares toda capacidad racional y gestora de la historia, siendo solo subordinados de la clase dominante, y también tenemos la visión que Illanes llama como critica post-moderna, que pone en cuestión el sujeto histórico, a le adhiere la terminología de la “muerte del sujeto” claramente la historiadora toma la segunda opinión, porque la primera la encuentra bastante arcaica de sentido, entonces cuando se habla de muerte del sujeto, se refiere a aquel sujeto auto centrado que emerge y se encarna en el burgués del siglo XVIII y que se auto atribuye la capacidad de dirigir la historia desde su propia iluminación racional, también cabria la ideología marxista y su sujeto de clase obrera vanguardista, conductor de la historia, pero estas definiciones con caben en la realidad latinoamericana, y no fue la postura post-moderna, sino en el caso latinoamericano rompiendo la unicidad y tomando la condición plural. También se tiene que tener en claro qué se entiende por sujeto, el sujetosuele ser definido como aquel que posee habla, el de su capacidad de juicio, a un sujeto racional, pero también cae en el concepto moderno autocentrado. Es por eso que Illanes toma ciertos conceptos y nombra expresiones de sujetos de su propio juicio crítico a través de una variedad de manifestaciones de voluntad socio-política, es decir no van a cambiar toda una estructura y querran que todos sean iguales a ellos moldeando toda la sociedad a través de su razón política, como pretendió hacerlo el sujeto moderno. Entonces ¿existe proyecto político nacional en los sectores populares Chilenos en el siglo XIX? Según Illanes no etaria claro que en el siglo XIX se pudiese hablar de proyecto popular, en tanto sectores que pudieron haberlo elaborado, no tenían pensamiento propio, como los artesanos ya que estos eran liberales, desde esta perspectiva queda por dada una obviedad que los sectores populares quedarían fuera de todo proyecto histórico, y no solo los del siglo XIX sino hasta el día de hoy esa misma historia se repite, sin embargo Illanes replantea y define Proyecto en términos mas amplios e inclusivos, lo toma desde la perspectiva de la elaboración de un lenguaje, que es un instrumento de expresión de la crítica de cualquier sujeto, por medio de este instrumento los sujetos buscan un determinado lugar en las relaciones sociales de la producción, entonces al plantear esta noción, Illanes si se puede identificar proyecto popular en Chile, el cual pasa por diferentes etapas históricas y, por lo tanto esta lejos de adquirir un contenido único. Por nombrar algunos: lucha a lano proletarización, lucha por un proyecto de vida, donde se da la definición de Proyecto de resistencia que jugó un papel importantísimo durante casi cuatro siglos.
También se da un proyecto popular desde la perspectiva político cultural, a través de organizaciones sociales políticas y culturales, asentandolo en ciertas partes un lenguaje crítico, como un proyecto popular democratico, inclusivo.
También aprueba este concepto Sergio Gres de la idea de Proyecto popular como algo diverso, pero no podríamos considerar como tales a acciones populares de mero rechazo individual o colectivo, que la historiografía social ha denominado como “rebeldías primarias o formas pre-políticas”, tales como la indisciplina laboral, el nomadismo, la delincuencia, el mircroempresariado, que fueron las manifestaciones mas corrientes en Chile de resistencia de la proletarización a lo largo del siglo XIX.
Sin embargo pese a que estas manifestaciones no se constituyeran en Chile como proyecto nacional a lo largo del siglo XIX. Gres deduce que se forjó un proyecto popular que se expresó de distintas formas y que tuvo determinadas características.
Durante el siglo XIX hubo un movimiento popular, que se fue gestando lentamente desde las primeras décadas republicanas y que adquirió mayor fuerza durante la segunda mitad del siglo, Gres nombra una serie de elementos con los cuales alude a la idea de que si hubo proyecto popular, en primer lugar, reivindicaciones comunes, demandas comunes desde la década de 1820 hasta fines de siglo, una es de tipo económico que “pretendía la obtención de lo quesus protagonistas denominaban, protección de las artes y la industria nacional y la baja de tarifas aduaneras para los insumos importados que necesitaba el sector manufacturero nacional” 12* . Ahora, desde un plano político, los trabajadores solicitaron la reforma de la abolición al servicio de la guardia nacional que ellos particularmente los artesanos urbanos, ganaderos y peones agrícolas, tenían que prestar durante gran parte de su vida adulta.


En segundo plano el movimiento popular tuvo una base social bien definida que fue su columna vertebral; el artesano urbano y algunos gremios obreros calificados como los tipógrafos (los que sabían leer y escribir) conformaban una especie de vanguardia ilustrada de este movimiento, la publicación de periódicos populares, la construcción de organizaciones sociales giraron en torno a esta columna de trabajadores calificados de los centros urbanos.
Un tercer elemento seria las sociedades de socorros mutuos, que empezaron a formarse a partir de 1853, en consecuencia estas iniciativas fueron encarnando un cuarto elemento de tipo ideológico “el ethos colectivo del movimiento expresado en el proyecto de regeneración del pueblo que habían difundido hacia mediados del siglo los jóvenes intelectuales liberales, Arcos y Bilbao en compañía de artesanos con los que militaron en la sociedad de la igualdad”13* .Entonces el Proyecto popular tuvo una expresión política que Gres lo llama “Liberalismo Popular” por la ideas de progreso y razón, laicidad, instrucción primaria obligatoria, protección a la industria nacional, esta corriente fuetomando distancia del liberalismo de las elites, y se constituyó como una lectura popular del liberalismo.

14* Sergio Gres, Pp 108, El Proyecto Popular en el Siglo XIX
15* Sergio Gres, Pp 109, El Proyecto Popular en el Siglo XIX

Se puede enfatizar entonces de un movimiento popular según Gres, porque el punto central reside en el ethos colectivo del movimiento, en la idea de regeneración del pueblo, que apuntaba a la elevación social, moral, cultural, económica y política de los sectores populares, era un proyecto de modernidad ilustrada popular. En conclusión Gres afirma que el movimiento popular quería cambiar el régimen político liberal, por un régimen político democratico y esto se puede observar en querer la abolición al voto censitario, y reemplazarlo por uno universal.
En conclusión no se ve preparado el proyecto popular en Chile en el siglo XIX, si hay una cultura popular en donde los protagonistas se asemejan y se instalan formas pre-políticas como anuncia Salazar, aunque hay casos como lo llama Sergio Gres, en donde hubo cierta unión de estratos sociales bajos, temporeros, obreros calificados etc. Donde Gres si plantea que hubo proyecto popular y se demuestra con las demandas que estos ejercieron, por otro lado María Angélica Illanes, al igual que Salazar nombra el proyecto popular desde una perspectiva de Proletarización y resistencia de la proletarización en donde el sujeto homogéneo, comprendiendo a sujeto como proletario, no se da en cierta forma igual a Europa, por la conformación de la sociedad del bajo pueblo en América Latina donde es unasociedad plural, y por ende rica en cultura distintas y costumbres propias, el pueblo pudo tener un proyecto propio, su cultura forjadora, y su conformación en clase proletaria, pero esto no alcanzó para conformar un Proyecto popular. El interés del terrateniente o el oligarca es apoyado por el estado y por agentes de poder como las fuerzas militares y eclesiasticas, dejando en claro que son los guardianes de dicho sistema imperante, por lo tanto podemos deducir que aunque el pueblo tenga un proyecto popular, las fuerzas de control estatales y de orden cívico no dejaran pasar democraticamente dicho proyecto, ya que, estaríamos atormentando los intereses de la elite y por ende estos no querran perder su tal condición.
Dejando en claro estos términos pasaremos a la siguiente reflexión con los textos: Ensayo Histórico sobre la noción de estado en Chile en los siglos XIX Y XX (Mario Góngora) e historia contemporanea de Chile (Gabriel Salazar, Julio Pinto) en el cual plantearemos el debate de la construcción de estado.
Partiremos por Mario Góngora, donde él hace alusión a la colonia, donde se genera un error llamar amor a la patria en este periodo, sino mas bien es un sentimiento regionalizado.


La invasión napoleónica y la formación de juntas en la península repercutieron en Chile de la manera que se sabe, y luego la ofensiva del Virreinato del Perú, a partir de 1813, dieron como resultado la formación de un estado ya definitivamente independizado en 1818, desde estos puntos Góngora afirma de que se van constituyendo un sentimiento y una conciencia propiamente“nacionales, la Chilenidad” juntos con los acontecimientos bélicos, hay otro de índole totalmente estatales como los símbolos patrios (bandera, canción nacional, fiestas nacionales, etc.) es por esta razón que Góngora muestra su idea de que Chile ha sido pues “ un estado que sucede por acontecimientos azarosos, a la unidad administrativa española, la gobernación, y ha provocado a lo largo del siglo XIX, el salto cualitativo del regionalismo a la conciencia nacional”16*.
Entonces la tesis principal de Góngora es la afirmación de que el estado es la matriz de la nacionalidad, ya que la nación no existiría sin el estado, que se ha configurado en los siglos XIX y XX, donde el primer fenómeno de importancia es la guerra para el desarrollo nacional, como lo dice, Chile “una tierra de Guerra” basta con recordar la guerra de independencia, la guerra contra la confederación Perú—Bolivia, la guerra naval contra España, La guerra del Pacífico, La guerra Civil de 1891, y la inacabable “pequeña guerra” contra los araucanos.
El hecho heroico y la imagen de Chile como país guerrero han dejado huella en la conciencia nacional y han definido los contenidos del sentimiento patriótico que ha animado al estado y a la nacionalidad Chilena. Góngora considera que el estado que surge de las guerras de independencia y los “desordenes” que le siguieron se comenzó a definir con Diego Portales quien aceptó como ideal político “la democracia”, no obstante portales estuvo convencido de que Chile no poseía aun la virtud republicana que él consideraba indispensable para el buen funcionamiento del sistema,basta solo recordar esta idea con la cita “la democracia que tanto pregonan los ilusos, es un absurdo en países como los americanos, llenos de vicios y donde los ciudadanos carecen de toda virtud como es necesario para establecer una verdadera república”17* . Al demostrarse esto, portales con criterio realista, organizó un gobierno fuerte y centralizador apoyado por la clase elitista, renovado así, bajo formas republicanas, la vieja monarquía española, este gobierno fuerte se sustentaba en la legitimidad que le confería la constitución le permitía configurar los peligros tanto de un democratísmo utópico como de un caudillismo arbitrario. El legado Portaliano perduró, con algunas modificaciones hasta el año 1891, casi 100 años, fecha que Góngora destaca y marca un hito importante en el desarrollo nacional y el fin del régimen Portaliano. A finales del Siglo XIX se presenta como “otro Chile” que se presenta con nuevos núcleos sociales como es el caso de los ricos terratenientes que se van uniendo a ricos mineros del cobre, del salitre y de la plata de atacama, en Antofagasta (los Cousiño, Matta, Subercaseaux. Etc.) Donde Góngora afirma que “es todo un grupo humano que se incorpora a la aristocracia, no ciertamente numeroso, pero importante, porque proyecta en ella el espíritu especulativo y financiero” 18*. Con nuevas riquezas, con nuevos problemas y con una nueva mentalidad, esto se puede observar a partir de la presidencia de José Joaquín Pérez, donde se transforma de un liberalismo instintivo frondista, a un liberalismo de corte mas francés, y eso se refleja en larelación de Estado—Iglesia Católica, y mas tarde bajo la presidencia de Errazuriz Zañartu, en un vasto conjunto legislativo, transforma el voto censitario por un voto universal para todos los varones mayores de 21 años que supiesen leer y escribir, elimina los privilegios judiciales de los eclesiasticos.
16* Mario Góngora, Pp73, Ensayo Histórico sobre la noción de estado en Chile en los siglo XIX, XX.


17* Ana María Stuven, Pp71, sobre portales Ibid. Republicanismo y Liberalismo en la primera mitad del siglo XIX: ¿Hubo Proyecto Liberal en Chile?
18* Mario Góngora, Pp83, Ensayo Histórico sobre la noción de estado en Chile en los siglo XIX, XX.


Con nuevas riquezas, con nuevos problemas y con una nueva mentalidad, esto se puede observar a partir de la presidencia de José Joaquín Pérez, donde se transforma de un liberalismo instintivo frondista, a un liberalismo de corte mas francés, y eso se refleja en la relación de Estado—Iglesia Católica, y mas tarde bajo la presidencia de Errazuriz Zañartu, en un vasto conjunto legislativo, transforma el voto censitario por un voto universal para todos los varones mayores de 21 años que supiesen leer y escribir, elimina los privilegios judiciales de los eclesiasticos. Góngora cita a Edwards y destaca cuando adscribe “la autoridad de la aristocracia subsistira sin control durante treinta años […] la política es una anarquía de salón; los políticos saben ser discretos, prudentes juiciosos, es la paz veneciana”. La política del presidente con los partidos, se había ensayado con los primeros años de Balmaceda y se implantabadefinitivamente con Montt, aca nuevamente Edwards, “fue una política veneciana, con sus suaves luchas de salón, entre magnates del mismo rango, no divididos ni por las ideas ni por el interés, y amigos o parientes en sociedad, que distraían los ocios de la opulencia en el juego de los partidos y de la crisis ministeriales.
Los políticos y la prensa se declaran animados por el propósito de mantener su unidad para la “regeneración de Chile” esta se mantiene por un corto plazo de 2 años 1893-1894. La libertad de enseñanza y el matrimonio civil al religioso, dividen y desvanecen las esperanzas de unión, pleitos entre los del partido liberal y conservadores demuestran aun las diferencias entre el conservadurismo, en 1894 y el éxito de las elecciones del partido liberal democratico, practicó enseguida la misma política de sus adversarios; el doctrinario del régimen presidencial, Mac Iver un aristócrata conservador afirma la “crisis moral de la república”, la caída de la moralidad, del espíritu de empresa 1904. Ya a comienzos del siglo XX la crisis del estado nacional y del genuino pueblo, amenazado a la vez por la disolución racial, los negocios corruptos, el capitalismo y el socialismo, comienza en Chile con Mac Iver y con el consumido nacionalismo de palacios, “el mal siglo”. Góngora aclara esta decadencia con la conquista del salitre y la escasa demografía en Chile, pero mas que la demografía de Chile es el estado del bajo pueblo Chileno. Así como el distanciamiento entre las clases sociales (ricos y pobres) por ello conlleva a los estratos bajos y medios a un odio a la oligarquía,un cierto recelo como afirma con los escritos del profesor del colegio de Talca Alejandro Venegas, y da un testimonio de nostalgia del pasado anterior a 1870, donde la unidad y la fuerza de garra, de potencia militar hacía de Chile un país de respeto, en las décadas de 1910 1920, el anarquismo y el socialismo no produjeron pensamientos originales según Góngora, tienen el significado poderoso de la acción, pero se podría decir que son inexistentes en el plano intelectual, los anarquistas difunden toda una literatura revolucionaria, los anarco-sindicalistas de igual forma han difundido a Sorel y su célebre doctrina de la acción directa por la huelga total, ademas de los socialistas de Recabarren, naturalmente han transmitido la doctrina marxista, sobre todo a partir del momento en que Recabarren se separa del partido demócrata en (1912) y conformando el Partido Socialista Obrero, y en 1921 pasa hacer el Partido Comunista de Chile. También hubo descontento entre los universitarios y la generación del año 20, en donde no solo estaban descontentos por la falta de recursos y problemas domésticos universitarios, sino se da un germen de anticlericalismo militante. Se van gestando nuevos actores a la problematica de descontento ¿por qué sera este descontento? ¿Acaso sera por un problema de que la conformación del estado pasa por un grado de legitimidad? O sea me refiero a que si la conformación del estado fue legal y legítima, Góngora plantea que hubo en el periodo de Portales una legitimidad constitucional, pero ¿esta representa a toda la población Chilena? Salazar primeronos da a conocer que la mayor hazaña principal es la estabilidad del sistema como el mas estable de Latinoamérica y que los analistas la han nombrado como esa “espiral virtuosa” se debe a la “idiosincrasia cultural”, al caracter cívico de sus elites, ya detectable del tiempo de la conquista. Para es la calidad de las instituciones y leyes que el país formuló a lo largo del proceso de construcción de estado, o su clase dirigente supo darse como forma eficiente de auto determinación, la estabilidad, por tanto seria efecto del buen derecho. Edwards lo llama “estado en forma” o sea, un paquete de medidas suficientemente virtuosas para que la masa ciudadana encaminara el “peso de la noche, un sistema institucional de político a lo legal, (y a lo ilegal)”. Pero es verdadera esa ¿eficiencia, esa estabilidad que tanto se apologiza en la historiografía conservadora? El sentir de la ciudadanía respecto a la eficiencia del estado, ya que ella determina el grado de credibilidad que tiene en el sistema y su adhesión o no adhesión subjetiva al orden legal vigente. Claro esta dicen los autores que la estabilidad cubre en un paño blanco a la legitimidad, donde la historia de la estabilidad es pública, oficial y visible, en contra parte con la legitimidad que viene desde abajo, el derecho y el poder de la soberanía, aunque la legitimidad ya no aparece como derecho y poder natural de la ciudadanía, sino como instrumento hurtado para la “razón del estado” en consecuencia se puede decir que la construcción del estado ha sido mas a menudo que no, un proceso en que los “poderes facticos” hansometido a la ciudadanía, ahistoricamente desde un espacio neutro donde la institucionalidad es lo primero.
La gobernabilidad en ese contexto abunda, donde se define como la necesidad de mantener a la sociedad civil disciplinada y sujeta bajo un estado de derecho. Todo sistema cae bajo una crisis, estabilidad, continuidad.
En consecuencia, el estado Chileno ha sido eficiente en diversas coyunturas para alcanzar consenso y estabilidad, ello no ha sido acompañado de auténticos procesos de estabilidad y el sendero bajo la legitimidad, se puede llegar a sorprendentes paradojas históricas como por ejemplo “la historia de Chile ha sido una sucesión de episodios de estabilidad equilibrandose sobre una tensa inestabilidad fundamental de largo plazo” 19*. Esta contradicción fundamental ha dado origen a lógicas también contradictorias, entre una clase política orientada por la gobernabilidad, como una necesidad sistematica de mantener disciplinada a la sociedad civil, y unos ciudadanos orientados por la “gobernabilidad”, es decir, por la necesidad de mantener bajo control a políticos, tecnócratas y militares. En consecuencia la historia política de Chile revelaría nítidamente un arquetipo de construcción estatal, en donde “la trasformación de la diversidad civil en la unidad política se ha logrado sustituyendo el dialogo ciudadano por un consenso operacional, que ha consistido en la imposición de una determinada forma estatal (unilateral) con ayuda de las fuerzas armadas. La ilegitima tarea de alcanzar la homogeneización política de la sociedad a partir de un proyecto unilateralse ha resuelto con el uso de la fuerza” 20*
Si abarcamos lo que Salazar señala, podemos inferir en que la construcción del estado desde su época oligarca, pasando por una liberal conservadora, nos damos cuenta que estos fueron los que homogeneizaron a la población, quitandole todo atributo a participar de la construcción del estado, ya que la legalidad de sus leyes, la legalidad de la constitución fue la biblia para dejar en segundo plano los derechos de ciudadanía que tenía cada Chileno de los sectores medios y bajos, sometiéndolos a su cultura, para sus intereses económicos, esto se puede ver claramente con las normas impuestas en portales, “el peso de la noche” que también nombra Salazar en el texto, palo y biscocho, todas estas leyes y normas estuvieron vigentes en Chile por casi 100 años, claramente hay un interés de sometimiento de las masas. La resistencia y proyectos de estos movimientos que son por cierto plurales, no sucumbieron ante la represión del estado, entonces cuando hablamos de la conformación del estado Chileno fue legal en el orden jurídico hecho por una elite, que paso por medio de la fuerza a hacer legal, pero no fue legitimo por la masa que fue adiestrada como un animal. Sin embargo el proyecto de la elite sirvió enhorabuena para conformar su clase proletaria y así seguir igual pero en un estado “democratico”.

19* Gabriel Salazar, Pp15, Las coordenadas estratégicas, estabilidad, gobernabilidad y gobernanza.
20* Gabriel Salazar Pp22, Coyunturas constituyentes del estado en Chile (1810-1989)





Política de privacidad
Geografía



La región Norte - Sierras del Norte
Municipio Caripe
Argentina Ingles
Chiapas - Vestuario
Castillos medievale
Bélgica - Oportunidad de negocios en Perú con Bélgica
Chile silgo XIX - Cuales son los elementos del Proyectismo liberal?
Cultura Egipcia - alto egipto
Chiapas - Historia, Geografía Física, Flora y fauna
Ciudad bolivar




Condiciones del servicio
Ayuda - Añadir ensayo
cuentanos