Consultar ensayos de calidad


El polígrafo como cazador de mentiras - verificación de la mentira

EL POLÍGRAFO COMO CAZADOR DE MENTIRAS

Un mentiroso puede traicionarse en la prueba del polígrafo debido a su recelo a ser detectado, su sentimiento de culpa por engañar o su deleite por embaucar.
Un cazador de mentiras que use el polígrafo tendra que estar atento al error de Otelo o al riesgo de Brokaw, causados por las diferencias individuales en la conducta emocional. Tendra que saber si le conviene mas arriesgarse a cometer errores de incredulidad o errores de credulidad. La mayoría de los riesgos y precauciones vigentes en la detección de mentiras son idénticos ya sea que dicha detección se funde en los indicios del engaño o en el polígrafo.
No obstante, se suman aquí algunos conceptos complejos que sera preciso aprender:


• La diferencia entre exactitud y utilidad, vale decir, la posible utilidad del polígrafo aun en los casos en que no es exacto.
• La búsqueda de una verdad basica, o, dicho de otra manera, la dificultad de determinar la exactitud del polígrafo si no se sabe con certeza quiénes son los que mienten.
• El índice normal de mentirosos en un grupo determinado, 198 que hace que incluso un test muy preciso dé lugar a numerosos errores si el grupo de sospechosos incluye muy pocos mentirosos.
• El efecto disuasivo sobre el mentiroso, quien ante la amenaza de ser sometido a un examen puede inhibirse de mentir, por mas que el procedimiento utilizado en el examen sea defectuoso.QUIENES EMPLEAN LA PRUEBA DEL POLÍGRAFO
Después de las empresas, la aplicación mas frecuente del polígrafo se da en las investigaciones criminales. No sólo se emplea con sospechosos de haber cometido delitos, sino, a veces también, con los testigos o víctimas de cuyas declaraciones se duda. El Departamento de Justicia, el FHI y la mayoría de las dependencias policiales tienen como política emplearlo sólo después que las investigaciones han reducido el número de sospechosos. En la mayoría de los Estados norteamericanos no se admite que se aduzcan como prueba en un proceso judicial los resultados obtenidos con el polígrafo.




COMO OPERA EL POLÍGRAFO
'un instrumento para registrar las marcas que producen varias pulsaciones diferentes que actúan en forma simultanea; en términos generales, DETECTOR DE MENTIRAS'. Las pulsaciones se registran mediante los movimientos de unas agujas que marcan sobre una tira móvil de papel graduado. Habitualmente se designa con este término al aparato destinado a medir cambios en la actividad del sistema nervioso autónomo (SNA), aunque las agujas del polígrafo pueden medir en rigor cualquier tipo de actividad.





VERIFICACIÓN DE LA MENTIRA
La verificación de la mentira no es una tarea simple y rapida.
Muchos son los interrogantes que deben evaluarse para estimar si es probable que se cometa algún error, y en tal caso, qué tipo de error es previsible y cómo puede quedarreflejado en determinados indicios conductuales.

Si la mayoría de las mentiras logran su cometido es porque nadie se toma el trabajo de averiguar cómo se podrían desenmascarar. Por lo común, no importa demasiado hacerlo pero cuando es mucho lo que esta en juego -cuando la víctima sufriría un grave perjuicio en caso de ser engañada, o cuando el propio mentiroso se vería muy perjudicado si lo atrapasen y por el contrario, muy beneficiado si por error se creyese en su veracidad- hay razones para ello.

También para un mentiroso puede ser útil la verificación de las mentiras; alguno se dara cuenta de que sus posibilidades son escasas, que mas le valdría no mentir o no seguir mintiendo; otros se sentiran alentados por la facilidad con que pueden salir indemnes o aprenderan dónde concentrar sus empeños para evitar incurrir en los errores mas probables.

Una mentira facil para el mentiroso sera aquella en la que sean pocos los errores que pueda cometer; por lo tanto, esa mentira sera difícil para el cazador de mentiras; a la inversa, una mentira facil para el cazador de mentiras sera una difícil para el mentiroso.

La verificación de la mentira explica por qué motivo cualquier signo de temor, vergüenza o culpa (ya sea en las expresiones faciales de Anderson, o en su voz, su manera de hablar, sus ademanes, o la actividad de su SNA medida por el polígrafo) resultaría ambiguo como indicador del engaño.







Política de privacidad