Consultar ensayos de calidad


Artigas - siempre fue igual?



ARTIGAS: SIEMPRE FUE IGUAL?

Afirmaba el viejo filósofo Sócrates que la sabiduría viene por el preguntar. Siguiendo su consejo, es bueno entonces, preguntarse sobre Artigas, para saber del modo mas cabal quién fue y qué influencias sobre él hubo. Empecemos por decir que el Prócer, mas alla de aquellos que así lo quieren presentar, no fue un intelectual ni hombre de gran erudición. En su niñez concurrió a la escuela franciscana, por entonces de primeras letras, no llevando a cabo posteriormente otros estudios; los pocos escritos redactados directamente por él, lo demuestran. Sus mismos superiores españoles, en su época de blandengue, aluden a la dificultad de entenderlo por la dificultad que para ello se encuentra en la rudimentaria redacción de sus informes. No obstante, cabe precisar, que como lo evidencia el testimonio de quienes lo trataron en forma directa, era persona de no común inteligencia natural y gran tino y perspicacia.




Como se sabe, muy joven, Artigas abandonara Montevideo y vivira en la Campaña, primero como changador y vaquero, y después como blandengue. Quienes han estudiado la situación de la Campaña en esa época, saben muy bien la situación en que ella se encontraba; laimposibilidad de profundizar para quien en ella vivía y llevaba un estilo de vida paisano, cualquier clase de estudio o lectura. Como lo hemos oportunamente demostrado, tampoco Artigas como algunos sostienen pudo consultar la biblioteca de Ortega y Monroy que se encontraba en Montevideo, y que, de modo muy fugaz y ademas lacrada estuvo en manos de su padre antes de ser embarcada. Seguramente el Prócer, dada su inteligencia para la elaboración de los documentos que hoy se conocen, supo aprovechar los conocimientos de sus asesores.


Junto a qué tipo de formación tenía Artigas, es necesario analizar su conducta. Prescindiendo de su vida agreste, de sus años de juventud, es interesante para responder a la pregunta que anteriormente formulamos, cual fue su conducta durante su vida de blandengue, que transcurrió permanentemente en Campaña. Recientemente, algunos historiadores han señalado, presentando este hecho no sin cierto aire como de triunfo, que durante su desempeño como blandengue entre otras cosas persiguió y reprimió a los indios díscolos, pretendiendo con ello relativizar su preocupación y defensa de los “infelices” durante su gobierno en Purificación.




El hecho, en absoluto va en desmedrode Artigas, sino que simplemente da testimonio de la evolución que en él se produjo. Durante la época de blandengue primara en Artigas un criterio obviamente “policial” de represión y sanciones. Si se comparan los escritos atribuidos a Artigas se notara en sus preocupaciones y en su enfoque una notable diferencia entre los anteriores a Purificación y los documentos y disposiciones emanados durante este gobierno, particularmente en relación a su ideario social y política con los indios y marginados en general.


Qué “coincidencia”! que durante el gobierno de Purificación quien sea su secretario y consejero –así reconocido por sus principales y mas enconados enemigos-, sea el franciscano Monterroso posteriormente tan calumniado y denostado. A través de numerosas paginas, hemos estudiado en nuestro libro “Artigas y su derrota. ¿Frustración o desafío? el ideario social del Prócer durante su gobierno en Purificación y la influencia decisiva que en éste tiene el Padre Monterroso. A esta obra, nos remitimos, como asimismo al trabajo de próxima aparición sobre el hoy olvidado Fray José Benito Monterroso.
En este breve artículo queremos simplemente advertir la evolución que se dio en el pensamientodel Prócer y en su conducta, y en el caso del gobierno de Purificación, la incidencia de Monterroso, que vivió en estrecha colaboración sin la mas mínima discrepancia durante los cinco años que este gobierno duró. Si tanto se habla de la dudosa influencia de Azara en Artigas por haber vivido un par de meses juntos, qué no podra decirse y probar de la que tuvo Monterroso, que viviera junto al Prócer tanto tiempo. No debe olvidarse que Monterroso era un intelectual destacado, brillante catedratico en la Universidad de Córdoba desde, y con permiso especial, los 23 años.
Lo expresado hasta aquí, no le resta a nuestro Prócer el mas mínimo mérito, el que él, en interesantes simbiosis haya hecho suyas las ideas de Monterroso, prueban su gran talento y capacidad. Artigas era un hombre de fuerte caracter que no se “dejaba llevar por las narices”, y por lo tanto, si aceptó las ideas de Monterroso es porque junto con otras, las hizo suyas. La interdependencia entre estos dos personajes es tal, que cuando se les estudia en profundidad, es difícil distinguir qué ideas pertenecen a uno y qué, al otro. Por supuesto, que de todo lo expuesto y afirmado, existe una abundantísima documentación no siempre conocida.







Política de privacidad