Consultar ensayos de calidad


Dia de la memoria

Recordar el golpe militar de 1976 es necesario para que aquella oscura noche de la historia no se repita nunca mas. Los invitamos a reflexionar con nosotros sobre nuestra responsabilidad como ciudadanos y cuanto menos, sobre como y porqué permanecimos sin reaccionar cuando se nos robaba el futuro del país.
Han pasado 38 años, y las señales en la piel de la sociedad son visibles, por la ausencia de los que no estan y el dolor que nos dejó el no saber de sus destinos. Porque hacer memoria es pedir justicia también.
Hace 38 años:
A la una de la madrugada del 24 de marzo de 1976, el general José Rogelio Villarreal inició el golpe de estado diciéndole a la presidenta Isabel Martínez de Perón:


“Señora, las Fuerzas Armadas han decidido tomar el control político del país y usted queda arrestada.”
Simultaneamente con el golpe, esa misma noche, se realizaron centenares de secuestros y arrestos, principalmente de activistas y dirigentes sindicales. Se disolvió el congreso, prohibieron la actividad sindical y prohibieron a un gran numero de artistas, canciones y programas de televisión.

Muchos dicen “siempre hubo violencia en nuestro país”, Pero en 1976 la violencia superó todo lo pasado y lo imaginado, pues se puso en practica un plan de crimen sistematizado con el  Golpe de Estado. Bajo elgobierno militar desaparecieron 30 000 personas y 500 niños fueron robados a sus mamas e incorporados a otras familias sin contarles la verdad.

El gobierno de facto secuestró, torturó y ejecutó clandestinamente a miles de personas, que luego serían denominadas «los desaparecidos» —algunas sospechosas de ser guerrilleros, otras activistas civiles o militantes de partidos políticos etc. Atrapaban a las víctimas en la calle, en bares, cines, en sus casas o en el lugar donde se encontraran en ese momento. Una vez detenidos eran trasladados a un centro clandestino de detención (se estima que funcionaron hasta 6106 ) donde se los interrogaba mediante un régimen de tortura sistematica. Finalmente, en la mayoría de los casos, fueron asesinados y sus cuerpos hechos desaparecer mediante los denominados vuelos de la muerte, donde eran arrojados desde aviones al mar o lagos, sepultados en fosas comunes, o como N.N.



El menciona que el problema de la situación no es que si “el jefe” lo quiere muerto o vivo; en caso de pedirlo muerto para el solía ser muy facil ya que solo le disparaba y ya.


También nos Habla de cómo torturaba a las personas, menciona que a las personas en la parte de la espalda les ponía una manta y se les rociaba de gasolina, después lo encendía y le quitaban la manta, trayéndose consigo 3 capas de piel de la persona y endespués de eso les arrojan alcohol con el fin de que sufrieran intensamente. Relato un ejemplo detallado de cómo era que se sacaba información a las personas que levantaban o que métodos utilizaban para sacarles el dinero. Dice que el narcotrafico puede pagar todo lo que necesite, menciona que incluso pagan a gente de estados unidos trabajando para los carteles de México. Dice que para él lo único que le interesaba era el patrón, vivía para él, para cuidarlo, para obedecerlo sin importar que tan lejos pudieran llegar las peticiones del patrón, incluyendo vehículos, mujeres, joyas y entre otros lujos.
Menciona que su experiencia torturando mujeres es feo, y que no es lo mismo que hacerlo con un hombre, ya que los hombres saben lo que deben, y que sin en cambio a las mujeres las hacían sufrir hasta dejarlas inconscientes. Habla de la parte de estrangular a las personas, ya que dice que es feo ver como una persona se desespera al intentar salvar su vida, dice que el ver como se desvanecen las personas se desvanecían poco a poco al estrangularlas fue bastante feo para él. Y así fue como el aprendió de varias formas para dejar mensajes a través de un cuerpo, sus órdenes solían ser que los tiraran de distintas maneras, o les cortaran los dedos, les cortaran la lengua, les sacaran los ojos y entre otras, eso significaba un mensaje.
Dice que llego a un momento en que ya no quería saber nada de nadie y olvidartodo lo que había vivido, y que incluso se volvió agresivo, que siempre solía estar a la defensiva, y que por eso prefería estar drogado para no sentirse mal. Menciona que ser sicario no es tan simple como la sociedad cree, ya que formar parte de varias instituciones de la policía es mas complicado de lo que nos imaginamos.
Dice que recuerda una ocasión muy especial donde calentaros tambos de 200 litros aproximadamente, los amarraban e introducían a las personas con el agua hirviendo, se desmayaban, mientras tanto, ya había doctores que ayudaban a los del cartel para hacerlos reaccionar, y cuando estaban conscientes, les cortaban partes del cuerpo.
Habla de que cuando él tenía dinero, casas, mujeres, ropa y entre otros lujos de manera facil, se hizo adicto a diferentes sustancias toxicas, y que por consiguiente se volvió bastante violento, pero que por otro lado le afectaba mucho el estar solo completamente. Que a pesar de ello, vivía con miedo todo el tiempo. Dice que en su vida llego el momento en que se dio cuenta que estaba hasta el límite, en el cual dejo de drogarse y de beber.
Dice que él sabía que algo lo estaba haciendo cambiar, y que a pesar de las burlas el decidió cambia su camino. Cuando esto paso, lo bajaron de rango, en vez de levantar personas le ordenaban cosas que cualquier persona podía hacer. Después de eso, por una determinada situación menciona que los jefes le perdieronla confianza, y que lo andaban buscando, sin embargo, el decidió entregarse. Cuando eso sucedió, lo torturaron, y lo golpearon, después, recibe una llamada donde le dicen que se podía ir pero que no querían volver a verlo. Finalmente, termino llegando a una iglesia donde recordó todo lo bueno de su vida, y que de cierta forma ahí vivió una gran experiencia la cual le ayudo mucho a liberarse de toda la carga que el traía en su conciencia.
Finalmente, se logró librar complet
A los muchos niños nacidos en cautiverio,  les fue robada su identidad e impuesta otra que no es la verdadera. Sus abuelas hoy los buscan, algunas los encontraron, pero otras no, por eso es importante que tengamos presente que hoy muchos jóvenes que nacieron entre 1975 y 1980 pueden ser los nietos de las “Abuelas de Plaza de Mayo” pero no lo saben, porque quienes los rodean les mienten y lesocultan su origen.
Cuando todos guardaban silencio, cuando la sociedad y la iglesia miraba para otro lado las Abuelas, hace 30 años hablaron, lanzaron un llamado que sigue ahí y que hoy resuena en nosotros descorriendo el velo de sombras.

Casi una generación quedó sepultada  y arrasada con el consiguiente sentimiento de pérdida, ese sentimiento irreparable que no se consigue aliviar ni aun con el tiempo.

Cuando se encontraban desesperadas y buscando a sus hijos, una de ellas, Azucena Villaflor, propuso ir a la plaza de mayo, eran catorce en un principio, eligieron un jueves. Vino la policía y les dio orden de que se dispersaran, diciéndoles: “ circulen” entonces, ellas comenzaron a caminar alrededor de la Piramide de la Plaza de Mayo, en señal de protesta. Poco después se ataron el pañuelo blanco en sus cabezas. Su búsqueda no nos permite olvidar
Padres y docentes, no podemos permitir que se opaque la memoria, no privemos a nuestros chicos de saber cual es la verdadera historia porque somos parte de ella y porque todos podemos desde la toma de conciencia y el compromiso, acompañar a quienes desde el dolor de lo perdido, hoy luchan por la identidad y la justicia en nuestro país.
Sin importar la edad que tengamos es nuestra responsabilidad recordar…para qué esto no se repita NUNCA MAS





Política de privacidad