Consultar ensayos de calidad


La psicosis en relación con los 5 existenciales de Martin Heidegger

La psicosis en relación con los 5 existenciales de Martin Heidegger
La discusión mas detallada de la psicosis por Lacan aparece en su seminario de 1955-6 titulado simplemente “La psicosis”. Es allí donde expone los que llegaron a ser los principales principios del enfoque lacaniano de la locura. La psicosis es definida como una de las tres estructuras clínicas, caracterizada por la operación de la forclusión. Lacan identifica a la forclusión como el mecanismo específico de la psicosis, en el cual un elemento es rechazado fuera del orden simbólico, exactamente como si nunca hubiera existido. Podríamos decir que forclusión se opone a la represión neurótica, “descubierta” y estudiada largamente por Freud.


Lacan relaciona el origen de la psicosis con una exclusión del padre de la estructura familiar. Mas adelante cuando diferencia el padre real, el padre imaginario y el padre simbólico, especifica que es la ausencia del padre simbólico la vinculada a la psicosis. A fines de 1957, Lacan propone que el objeto de la forclusión es el NOMBRE-DEL-PADRE (un significante fundamental). Cuando el nombre-del-padre esta forcluido para un sujeto en particular, deja un agujero en el orden simbólico que es imposible de llenar; se puede decir entonces que el sujeto tiene una estructura psicótica, aunque no presente ninguno de los signos clasicos de la psicosis.
Antes o después, cuando el Nombre-del-padre forcluido reaparezca en loreal, el sujeto no podra asimilarlo, y el resultado de esa “colisión con el significante inasimilable” sera la entrada en la psicosis propiamente dicha, caracterizada por el desencadenamiento de alucinaciones, delirios, o unas y otras.
Ahora paso a relacionar los cinco existenciales identificados por Heidegger con esta estructura:
* Temporalidad “advenir siendo sido”
La existencia siempre es un advenir, un futuro. El tiempo es el que va estructurando el “ser ahí”. El ser humano no se define por sus propiedades sino por sus posibilidades, no es algo ya hecho y cumplido, es un estar proyectado hacia delante de sí mismo. La existencia humana se caracteriza por la temporalidad, ésta envuelve al hombre en una actividad continua de autoproyección, nunca vive pura y exclusivamente el presente, su vivir es de un pasado que va hacia el porvenir. En el presente el hombre es su pasado y su futuro. Por ese motivo decimos que no sabemos disfrutar el presente ya que estamos temporalizados. El proyecto es el elemento constitutivo del tiempo. Si no hay movimiento no hay clínica. Esto se puede observar en la psicosis ya que no hay movimiento porque no hay proyecto. En ella no existe un tiempo pautado socialmente. Los psicóticos viven un presente continuo. Podríamos decir que el psicótico es el único que vive el presente.



* Derelicción
“Ser ahí” constituye al hombre en el ser al que se le presentan las cosas, ser abiertoa las cosas, a los otros entes. El hombre ha sido arrojado al mundo, nunca su voluntad optó por ese mundo, esas cosas. Heidegger ve a la estructura de lo humano el caracter de derelicción. “Ser en el mundo” va mas alla de las constataciones del contexto, en una apertura y vinculación afectiva al mundo.
Cabe destacar la reformulación de Lacan de la psicosis en noción del nudo borromeo. Los tres anillos del nudo representan los tres órdenes, el real, el simbólico y el imaginario. Mientras que en la neurosis estos tres anillos estan eslabonados de un modo particular, en la psicosis de sueltan y postula que en algunos casos esto se puede impedir añadiendo un cuarto anillo, el síntoma, que mantiene juntos a los tres.
El psicótico cae en la derelicción, abandono y desamparos radicales por el desprendimiento de la red simbólica-imaginaria dejando al sujeto desprovisto de soportes o fundamentos.
Podemos también relacionar que el delirio y la alucinación psicótica es una forma de ficcionar la realidad del psicótico. Así como los neuróticos también ficcionamos la realidad pero de una forma mas adaptada. Para no sentir que estamos solos creamos diferentes ficciones.
* Muerte
El hombre siente, anticipa, sabe emocionalmente de la muerte. Es necesario considerar la muerte pues ella delimita y determina las posibilidades del hombre en el mundo, pues allí se pone fin a su “poder-ser”, a su ser en “proyecto”. En lapsicosis al no haber proyecto la muerte no va a delimitar sus posibilidades, el psicótico vive el presente y por este motivo la muerte no significa.
* Libertad
Libertad es fundamentalmente elegirse. Libertad es autoelegirse en ser autónomo capaz de realizarse creando las posibilidades de su porvenir, proyectandose a mi mismo en la libertad de lo futuro que se puede abrir ante él. Ahora bien, la libertad también es realización en una relación con los demas.
El psicótico esta dentro del lenguaje pero fuera del discurso (en el sentido cultural y social). El nombre-del-padre es un significante que hace corte, es un ordenador que ordena lo que puede y lo que no. Si falta ese ordenador también falta al nivel del discurso y de la palabra. En la psicosis no hay nada que venga a hacer tope. Por eso pueden hacer y decir cualquier cosa, muchas cosas. Por este motivo podemos afirmar que la psicosis como estructura existencial es una forma de vivir mas libres.
* Angustia
La angustia es un componente inherente a nuestra existencia. Es un posicionarnos en un ser en el mundo. Siempre es la confrontación con el gran Otro, con el Súper Yo. La angustia aparece cuando nos preguntamos por nosotros. Para lacan, la angustia no es sin objeto, es un afecto que no engaña. Podríamos pensar que la angustia en la psicosis es el objeto mismo. En el psicótico no sé si es correcto hablar de angustia ya que no se interroga sobre su propio ser.







Política de privacidad