Consultar ensayos de calidad


Dia del trabajador y de la constitucion nacional

El 1º de Mayo, consagrado en el mundo como el Día Internacional del Trabajo, para perpetuar la memoria de los “martires de Chicago”, encierra el justo reconocimiento a la histórica lucha por la jornada diaria de ocho horas para todos los trabajadores, tanto hombres como mujeres.
Este homenaje fue acordado durante la Segunda Internacional Socialista, celebrada en París en julio de 1869, y establecido en casi todos los países del mundo a partir de mayo de 1870. En nuestro país, el diputado socialista Alfredo Palacios presentó un proyecto de ley en 1904 para el reconocimiento de esta fecha, que fue convertido en ley en 1929.




En palabras del Papa Juan Pablo II “el trabajo humano representa una participación y prolongación en la obra del Dios Creador. El hombre, creado a imagen de Dios, mediante su trabajo participa en la obra del Creador, y según la medida de sus propias posibilidades, en cierto sentido, continúa desarrollandola y la completa, avanzando cada vez mas en el descubrimiento de los recursos y de losvalores encerrados en todo lo creado”.
Hoy en nuestro país, mas alla de los indicadores económicos que revelan que se ha detenido el deterioro y se insinúa una etapa de progreso, persisten graves problemas de salarios, desocupación y subocupación, los cuales se traducen en pésimos niveles de calidad educativa, de alimentación y vivienda para un gran porcentaje de compatriotas. Esta situación resulta casi inentendible si se analizan los enormes ingresos monetarios de gran parte de la clase política gobernante.


Coincidentemente con esta fecha, los argentinos también conmemoramos el Día de la Constitución Nacional.
Un 1º de Mayo de 1853, el Congreso Constituyente reunido en Santa Fe sanciona nuestra ley maxima, para volcar en ella todas las ideas de libertad que se habían gestado en la Revolución de Mayo y reafirmar el sistema republicano.
Es incuestionable la importancia de contar con una constitución. Pero al valor de una constitución deben unirse el valor y la virtud de todos los ciudadanos. La leymas perfecta no hace a la felicidad de las personas si éstas no practican normas de virtud, así como la constitución mas perfecta no hace a la felicidad de las personas si éstas no cumplen sus capítulos y artículos.



Por eso parece inmejorable este momento de homenaje a la Constitución Nacional, para repetir un profundo pensamiento de Allen que dice: “Ningún decreto legislativo podra dar prosperidad ni tampoco impedir la ruina de un individuo o de una nación que se hayan relajado en el ejercicio de la virtud”.
Para finalizar se podría trazar un paralelo entre las dos fechas que conmemoramos hoy. Nuestra Constitución establece entre tantos otros, el derecho al trabajo y a la huelga para reclamar por mejores salarios, pero también establece el derecho a transitar libremente por todo el territorio argentino utilizando calles, puentes o rutas y el derecho de niños y jóvenes a ser educados.
Quizas sea tiempo de replantear nuestros métodos de reclamo para no coartar los derechos del resto de nuestros conciudadanos.





Política de privacidad