Consultar ensayos de calidad


Pulsares - Un púlsar, El efecto combinado



Un púlsar (del acrónimo en inglés de puls[ating st]ar, que significa «estrella que emite radiación muy intensa a intervalos cortos y regulares»[1] ) es una estrella de neutrones que emite radiación periódica. Los púlsares poseen un intenso campo magnético que induce la emisión de estos pulsos de radiación electromagnética a intervalos regulares relacionados con el periodo de rotación del objeto.

Las estrellas de neutrones pueden girar sobre sí mismas hasta varios cientos de veces por segundo; un punto de su superficie puede estar moviéndose a velocidades de hasta 70 000 km/s. De hecho, las estrellas de neutrones que giran tan rapidamente se expanden en su ecuador debido a esta velocidad vertiginosa. Esto también implica que estas estrellas tengan un tamaño de unos pocos miles de metros, entre 10 y 20 kilómetros, ya que la fuerza centrífuga generada a esta velocidad es enorme y sólo el potente campo gravitatorio de una de estas estrellas (dada su enorme densidad) es capaz de evitar que se despedace.[2] [3]



El efecto combinado dela enorme densidad de estas estrellas con su intensísimo campo magnético (generado por los protones y electrones de la superficie girando alrededor del centro a semejantes velocidades) causa que las partículas que se acercan a la estrella desde el exterior (como, por ejemplo, moléculas de gas o polvo interestelar), se aceleren a velocidades extremas y realicen espirales cerradísimas hacia los polos magnéticos de la estrella. Por ello, los polos magnéticos de una estrella de neutrones son lugares de actividad muy intensa. Emiten chorros de radiación en el rango del radio, rayos X o rayos gamma, como si fueran cañones de radiación electromagnética muy intensa y muy colimada.

Por razones aún no muy bien entendidas, los polos magnéticos de muchas estrellas de neutrones no estan sobre el eje de rotación. El resultado es que los «cañones de radiación» de los polos magnéticos no apuntan siempre en la misma dirección, sino que rotan con la estrella.

Es posible entonces que, mirando hacia un punto determinado del firmamento, recibamos un«chorro» de rayos X durante un instante. El chorro aparece cuando el polo magnético de la estrella mira hacia la Tierra, deja de apuntarnos una milésima de segundo después debido a la rotación, y aparece de nuevo cuando el mismo polo vuelve a apuntar hacia la Tierra. Lo que percibimos entonces desde ese


Posteriormente, se investigan los temas de choques y cada uno de sus tipos, dando sus características propias y únicas.
De la misma manera se mencionan ciertos ejemplos para su mayor entendimiento y diferenciación.

Durante el desarrollo de esta indagación se considero pertinentemente y de vital importancia un analisis textual de varios librosque consideraran los temas antes mencionados, con el objetivo de dar una visión mas amplia de lo que consistía cada tema investigado, y sobre todo comparar a ciertos autores para mejorar el concepto final.

A lo largo del progreso de la investigación fue relevante conocer ciertos conceptos secundarios que eran necesarios para el procesamiento de los demas temas y que se han incluido para dar un enfoque mas preciso a la investigación.

Finalmente este texto permitira un analisis profundo y particular enfocado en la practica de los conceptos para permitir que quien lo lea pueda comprender de lo que se le habla.

CANTIDAD DE MOVIMIENTO.
Se dice que la cantidad de movimiento lleva una estrecha relación con la inercia que tienen los objetos, como lo dice Paul G. Hewitt en su libro Física conceptual:
“Describimos la inercia en términos de objetos en reposo y de objetos en movimiento. Cuando se combinan las ideas de inercia y de movimiento se maneja la cantidad de movimiento. La cantidad de movimiento es propiedad de las cosas que se mueven”
Paginas 86-88.
Para entender mejor la afirmación anterior comenzare explicando el origen y el concepto actual de lo que se conoce como inercia, para ello empleare la información obtenida de un fragmento del libro Física General de Héctor Pérez Montiel:
“Desde que el hombre tuvo la posibilidad de reflexionar acerca de los cuerpos, se obtuvieron conclusiones,algunas equivocadas, como las del filosofo griego Aristóteles (384-322 a.C.), quien de acuerdo con lo que podía observar señalaba que un cuerpo solo se puede mover de manera constante si existe una fuerza actuando sobre el. Aun en nuestros días para muchas personas esta afirmación es correcta, pues observan que un cuerpo cualquiera como lo es un sillón, una piedra, una mesa, etc., para seguir en movimiento se le debe aplicar una fuerza y en el momento en que se deja de aplicar se detiene.
Fue muchos siglos después que Galileo Galilei 81564-1642), con base en sus experimentos, concluyó lo que ahora sabemos, y es que la mesa se detiene porque existe una fuerza de fricción entre la mesa y el piso que se opone a su movimiento.
Sin embargo, si la fuerza de fricción dejara de existir, al tenerse una superficie totalmente lisa y sin resistencia al aire (que recibe el nombre de fuerza viscosa), al darle un empujón a la mesa, esta continuaría de manera indefinida en movimiento a velocidad constante. Galileo enuncio su principio de la inercia en los siguientes términos

En ausencia de la acción de fuerzas, un cuerpo en reposos continuaría en reposo y uno en movimientos se movera en línea recta a velocidad constante.
El físico ingles Isaac Newton 81643-1727) aprovecho los estudios previos por Galileo y enuncio su Primera Ley de la Mecanica o Ley de la Inercia en los siguientes términos:
Todo cuerpo semantiene en su estado de movimiento rectilíneo uniforme, si la resultante de las fuerzas que actúan sobre él es cero.”
Paginas 142-143.
Es así como puedo concluir que realmente ningún cuerpo deja de estar en movimiento, sino que la fricción que tiene con el medio donde se encuentra es lo que lo detiene. Un ejemplo claro es cuando un conductor de un automóvil acelera y de repente frena, el conductor llevara su cabeza hacia el frente porque al ser un objeto tratara de seguir en movimiento, al no haber fricción mas que con el aire, el conductor se estrellara con el parabrisas haciéndolo añicos.
Ahora bie punto del cielo son pulsos de radiación con un periodo muy exacto, que se repiten una y otra vez (lo que se conoce como «efecto faro») cuando el chorro se orienta hacia nuestro planeta. Por eso, este tipo de estrellas de neutrones «pulsantes» se denominan púlsares (del inglés pulsating star, «estrella pulsante», aunque esta denominación se aplica con mas propiedad a otro grupo de estrellas variables). Si la estrella esta orientada de manera adecuada, podemos detectarla y analizar su velocidad de rotación. El periodo de la pulsación de estos objetos lógicamente aumenta cuando disminuye su velocidad de rotación. A pesar de ello, algunos púlsares con periodos extremadamente constantes han sido utilizados para calibrar relojes de precisión.





Política de privacidad