Consultar ensayos de calidad


Causas y consecuencias de la Primera Guerra Mundial



Desde finales del siglo XIX, Gran Bretaña y Francia poseían los imperios más grandes del mundo. Alemania e Italia aspiraban formar sus propios imperios y se produjeron tensiones y conflictos entre las potencias europeas.
Principales causas:
• La rivalidad política existente entre Francia y Alemania.
• La rivalidad económica entre Inglaterra y Alemania.
• El fuerte sentimiento de nacionalismo que se extendió por Europa.
• Las dos coaliciones europeas dispuestas a enfrentarse por tener la supremacía del mundo.
• El asesinato en Sarajevo del heredero a la Corona austro-húngara, el archiduque Francisco Fernando, por un joven nacionalista serbio.

Consecuencias


• El tratado de Versalles firmado en 1919, entre Alemania y las potencias aliadas. Al Estado alemán, considerado el culpable de la guerra, se le impusieron durísimas sanciones como pérdidas territoriales y limitación de su ejército.
• Un nuevo mapa de Europa.
• Se creó la Liga de las Naciones para garantizar la paz en el futuro.
• Pérdidas humanas y materiales. Las zonas más afectadas fueron el noroeste de Francia, Bélgica y el norte de Italia.

La Gran Depresión
Para 1920, Estados Unidos experimentaba un fuerte ritmo de crecimiento económico debido a los avances de la técnica, la producción en serie y los recursos que obtenía de los países europeos a los que les había prestado dinero durante la Primera Guerra Mundial. En 1925, Estados Unidos aportaba la mitad del hierro, carbón, acero, cobre, petróleo y algodón. En este ambiente,donde la prosperidad parecía eterna, el ciudadano medio de Estados Unidos compraba despreocupadamente y a crédito, radios, automóviles, etcétera. Al mismo tiempo, el mercado bursátil se había desarrollado mucho. La población también empezó a invertir en la Bolsa de valores. Las acciones subían a alturas increíbles, pero sin sospechar que se estaba levantando un castillo de naipes.


Hacia 1928, la construcción y las industrias empezaban a decaer; para 1929 hubo una disminución de ventas en el cobre y el acero. Sin embargo se siguieron comprando acciones, hasta que sorpresivamente el 25 de octubre de ese mismo año las acciones se desplomaron un 40% de su valor. El pánico estalló y la caída en la Bolsa de valores rápidamente arrastró a toda la actividad industrial y a toda la economía estadounidense. Para 1932, unos 5,000 bancos habían desaparecido, centenares de industrias cerraron sus puertas y miles de trabajadores se quedaron sin empleo. Para estabilizarse, Estados Unidos empezó a cobrar las deudas a los bancos europeos generando una reacción en cadena. Primero se paralizó la actividad industrial y luego se trasladó a los países productores de materias primas.


La Primera Guerra Mundial, (también llamada la Gran Guerra hasta 1939), fue un conflicto bélico mundial iniciado el 28 de julio de 1914 y finalizado el 11 de noviembre de 1918. Involucró a todas las grandes potencias del mundo, que se alinearon en dos bandos enfrentados: por un lado, los Aliados de la Triple Entente, y, por otro, las Potencias Centrales de la Triple Alianza.
En eltranscurso del conflicto fueron movilizados más de 70 millones de militares, incluidos 60 millones de europeos,[2] lo que lo convierte en una de las mayores guerras de la Historia. Murieron más de 9 millones de combatientes,[3] muchos a causa de los avances tecnológicos de la industria armamentística, que hizo estragos contra una infantería que fue usada de forma masiva y temeraria.
El asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, heredero del trono del Imperio austro-húngaro, el 28 de junio de 1914 en Sarajevo, fue el detonante inmediato de la guerra, pero las causas subyacentes jugaron un papel decisivo, esencialmente el imperialismo de las políticas exteriores de grandes potencias europeas como el Imperio alemán, el Imperio austro-húngaro, el Imperio otomano, el Imperio ruso, el Imperio británico, Francia e Italia. El asesinato de Francisco Fernando por el nacionalista serbobosnio Gavrilo Princip dio como resultado un ultimátum de los Habsburgo al reino de Serbia. Las potencias europeas invocaron diversas alianzas formadas años y décadas atrás, por lo que sólo unas semanas después del magnicidio las grandes potencias estaban en guerra. A través de sus colonias, el conflicto pronto prendió por el mundo.
El 28 de julio, el conflicto dio comienzo con la invasión de Serbia por Austria-Hungría, seguida de la invasión de Bélgica, Luxemburgo y Francia por el Imperio alemán, y el ataque de Rusia contra Alemania. Tras ser frenado el avance alemán en dirección a París, el Frente Occidental se estabilizó en una guerra estática de desgastebasada en una extensa red de trincheras que apenas sufrió variaciones significativas hasta 1917. En el frente oriental, el ejército ruso luchó satisfactoriamente contra Austria-Hungría, pero fue obligado a retirarse por el ejército alemán. Se abrieron frentes adicionales tras la entrada en la guerra del Imperio otomano en 1914, Italia y Bulgaria en 1915 y Rumanía en 1916. El Imperio ruso colapsó en 1917 debido a la Revolución de Octubre, tras lo que dejó la guerra. Después de una ofensiva alemana a lo largo del Frente Occidental en 1918, las fuerzas de los Estados Unidos se unieron a los Aliados de la Triple Entente, que hicieron retroceder al ejército alemán en una serie de exitosas ofensivas. Tras la Revolución de Noviembre de 1918 que forzó la abdicación del Káiser, Alemania aceptó el armisticio el 11 del mismo mes.
Al final de la guerra cuatro potencias imperiales, los imperios Alemán, Ruso, Austro-Húngaro y Otomano, habían sido derrotados militar y políticamente y desaparecieron. Los imperios alemán y ruso perdieron una gran cantidad de territorios, mientras que el austro-húngaro y el otomano fueron completamente disueltos. El mapa de Europa Central fue redi

bujado con nuevos y pequeños estados y se creó la Sociedad de Naciones con la esperanza de prevenir otro conflicto similar. Los nacionalismos europeos, espoleados por la guerra y la disolución de los imperios, las repercusiones de la derrota alemana y los problemas generados por el Tratado de Versalles se consideran generalmente como factores del comienzo de la Segunda Guerra Mundial.




Política de privacidad