Consultar ensayos de calidad


Agustín Pío Barrios (1885-1944)



Agustín Pío Barrios (1885-1944) : Nació en San Juan Bautista de las Misiones en 1885. Egresado del Colegio Nacional de la Capital, se distinguió pronto por su eximia capacidad de concertista de guitarra. Como compositor tiene varias obras que alcanzaron renombre mundial y que forman parte del repertorio de todos los solistas de fama internacional hasta el presente, como John Williams. Murió en San Salvador en 1944. Fue declarado patrimonio cultural de El Salvador. En un momento de su carrera artística adoptó el nombre de NITSUGA MANGORÉ ya que en sus conciertos tocaba parte vestido de gala y parte con atuendo de cacique indígena. Sus composiciones de repercusión universal fueron 'DANZA PARAGUAYA', 'LA CATEDRAL' y una serie de madrigales para virtuosos.



Fuente: LA GENERACIÓN DEL 900 - UN SIGLO MAS TARDE. EJEMPLO: OBRAS Y LEGADO - Del libro: PERIODISMO ESCRITO PARAGUAYO 1845-2001 - DE LA AFICIÓN A LA PROFESIÓN por BEATRIZ GONZALEZ DE BOSIO Intercontinental Editora, Asunción-Paraguay 2008. (2da. Edición. 276 paginas)


AGUSTÍN BARRIOS : El guitarrista Gustavo Sosa Escalada oyó un día, en un pueblo del interior, pulsar la guitarra a un adolescente agigantado, con rasgos aindiados. Profundamente interesado en el artista autodidacta, urgió su venida a la Asunción y, tomandolo bajo su amparo, guió sus primeros pasos por la senda del arte mientras le hacíaseguir los cursos del bachillerato en el Colegio Nacional de esta ciudad. Agustín Barrios -que así se llamaba el muchacho- había nacido en San Ignacio de las Misiones, el año 1885.2

En 1910, ya cumplidos sus estudios secundarios, el joven guitarrista salió por primera vez del país, en corta gira artística a Corrientes; pero ese viaje debía durar catorce años, durante los cuales Agustín Barios recorrió casi toda América, componiendo música y brindando conciertos de clamoroso éxito, con el nombre artístico de Cacique Mangoré. 'Este período -afirma el autorizado musicólogo Juan Max Boettner- se distinguió por una gran fecundidad creadora, conquistando una posición que hoy apreciamos en todo su valor. Lo podemos clasificar como el primer compositor culto del Paraguay, en el sentido cronológico. No lo decimos en el sentido artístico porque son odiosas las comparaciones por grados'.



Después de un breve retorno a la patria, Agustín Barrios partió nuevamente, en 1934, y durante tres años recorrió México, Centroamérica, las Antillas y Europa. Salas y conservatorios de prestigio abrían sus puertas a la gigantesca figura del Cacique Mangoré. En el Real Conservatorio de Bruselas, obtuvo un triunfo clamoroso con la interpretación de música paraguaya estilizada, de su propia producción. Para su bohemia trashumante, el ancho mundo se había convertido en patria. Porque suarte lo había universalizado.

De Europa, Barrios volvió a Centroamérica. En El Salvador alcanzó el apoyo mecanico del general Martínez, entonces presidente de aquella República, para establecerse allí y reponer su quebrantada salud. Fue nombrado profesor de guitarra del Conservatorio Nacional de Música, de la ciudad de San Salvador, y rodeado del cariño y admiración de sus alumnos salvadoreños, el guitarrista paraguayo vivió sus últimos años de vida.

Falleció en aquella ciudad, a consecuencia de la enfermedad cardiaca que lo aquejaba, el 7 de agosto de 1944. Pareciera que Barrios -que también era poeta de lírica desbordada y honda- hubiera intuido el lugar de su muerte. En el soneto titulado 'El bohemio' exclamaba muchos años antes: '¡Dios sólo sabe en qué lejano puerto iré a encontrar mi tosca sepultura! 'No deja bienes', rezaba la partida de defunción del artista, remitida por el Consulado. 'Así murió el gran Mangoré, cuya austeridad artística no le permitió acumular bienes terrenales. En cambio, nos ha legado un inmenso tesoro artístico, orgullo del Paraguay'.

2En la actualidad, se ha comprobado fehacientemente que Agustín Barrios nació en San Juan Bautista de las Misiones (N. del E.).

BIBLIOGRAFÍA

Juan Max Boettner: Música y músicos del Paraguay.

Sila Godoy: Archivo inédito.

Carlos R. Centurión; Historia de las letras paraguayas.Fuente: CIEN VIDAS PARAGUAYAS Por CARLOS ZUBIZARRETA. Prólogo a esta edición CARLOS VILLAGRA MARSAL. Prólogo a la 2ª edición de 1985 ALFREDO M. SEIFERHELD. Comisión Nacional de Conmemoración del Bicentenario de la Independencia del Paraguay. Biblioteca Bicentenario Nº 6. EDITORIAL SERVILIBRO. Asunción – Paraguay. 2011 (240 paginas



AGUSTÍN PIO BARRIOS : Hijo de Doroteo Barrios y Martina Ferreira, nació en 1885 en San Juan Bautista, Misiones. Como todo músico campesino, se inició autodidacta. Luego, en Asunción siguió el bachillerato en el Colegio Nacional, e intensificó sus estudios de guitarra con Gustavo Sosa Escalada, quien no sólo le instruye la técnica y los secretos de la guitarra, mas también le introduce en el repertorio de la música clasica. Seguro ya de su técnica, virtuoso del difícil instrumento, ampliado su repertorio con piezas de valor universal, trascendió mas alla de las fronteras patrias: el Río de la Plata, Brasil, Chile, en Río de Janeiro, mereció el honor de ser invitado a ejecutar como solista en recepciones oficiales. Luego fue a Venezuela, Méjico, Cuba y el gran salto; Europa. Ofreció conciertos en España, Bélgica, Alemania, con gran éxito de la exigente crítica y vuelve a Venezuela, Méjico y América Central, radicandose en El Salvador, en donde fue nombrado Profesor del Conservatorio die Música.



Para entonces tenía ya unavasta y admirada producción propia, y un nombre artístico; NITSUGA-MANGORÉ. La incorporación mas valiosa fue JS Bach, mas son sus propias obras las que motivan los mas vivos elogios; y de ellas, algunas: UN SUEÑO EN LA FLORESTA, FIESTA DE LA LUNA NUEVA, DIANA GUARANÍ, ésta sobre el tema del Campamento Cerro León, no fueron escritas, vale decir que el autor las ejecutaba de memoria. Y ademas, las que han quedado escritas: DANZA PARAGUAYA, JHA CHE VALLE, INVOCACIÓN A MI MADRE, CONFESIÓN, ORACIÓN, CONCIERTO, ESTUDIOS Y PRELUDIOS, ALLEGRO SINFÓNICO, MAZURCA APASSIONATA, LA CATEDRAL, LAS ABEJAS Barrios fue el primero en advertir las posibilidades de la música paraguaya mas alla de las polcas o kyre-y. En tal sentido fue un precursor de JA Flores.

Se debe a la dedicación de otro virtuoso de la guitarra, CAYO SILA GODOY, las revelaciones del extraordinario legado artístico de aquél. Siguió su itinerario, revisó archivos y periódicos, encontró partituras y grabaciones, interesó a instituciones culturales que facilitaron medios para el ordenamiento de la dispersa producción del gran guitarrista paraguayo. Ello hizo posible que la música de Barrios esté hoy en el repertorio de los mas eximios concertistas de América y Europa. AP Barrios falleció en El Salvador en 1944, cuyo gobierno dispuso que sus restos sean conservados en el Panteón de Hombres Ilustres de ese país.





Política de privacidad