Consultar ensayos de calidad


Para entender matematicas hay que leer



Para entender matematicas hay que leer

Investigaciones han encontrado que el fracaso en matematicas se debe a deficiencias en lectoescritura, y viceversa. Estas areas dependen la una de la otra para que los estudiantes avancen.
El campeón y el subcampeón del último Concurso de Ortografía de EL TIEMPO se mueren por leer, llenar crucigramas y aprender palabras nuevas a toda hora. Nada raro sería verlos como escritores o filólogos reconocidos. Pero no. Daniel Castillo, el ganador, empezó a estudiar ingeniería civil este semestre. Y Juan Sebastian Marulanda, el segundo lugar, decidió irse por la ingeniería electrónica.


Parece un gran cruce de cables, pero según los investigadores en pedadogía, desde hace algunos años encontrar casos así es de lo mas normal. Incluso algunas investigaciones, como las que lidera Brian Butterworth en el University College de Londres (Inglaterra), han encontrado que así como el cerebro humano tiene unas zonas para procesar el lenguaje, también tiene otras para realizar calculos artiméticos. Y, ademas, dicen que las dos actividades comparten algunas de esas zonas.
Bruno D'Amore, investigador de la Universidad de Bolonia (Italia) y quien ha publicado librossobre el tema, dice que hace relativamente poco se esta hablando de lenguaje y matematicas como dos areas que no pueden sobrevivir separadas (ver recuadro). Según él, el viejo mito de que hay gente 'negada para las matematicas' se resuelve cuando se mira el fondo del problema: 'en realidad la falla esta en que esa persona no tiene unas buenas bases en lenguaje y no es capaz de comprender el problema que se le plantea', dice el experto.
Llegan con deficiencias
Eso mismo cree Ruth Angela Ortiz, jefa de Ciencias y Artes de la Universidad de Antioquia. 'En la medida en que una persona empieza a desarrollar procesos verbales, escritos y cosas mas complejas como lo semiótico (significados), puede hacer operaciones mentales mas agiles al trabajar con números o con geometría', dice la investigadora. 'Es un avance paralelo', agrega.


Y si no es avance sino estancamiento, el proceso también es paralelo. De esto da fe la Universidad de la Sabana, en Bogota, donde las primeras clases de ingeniería suelen ser un dolor de cabeza. 'Cuando uno recibe un grupo, lo primero que tiene que atacar es la mala comprensión de lectura. Si usted no lee correctamente un problema matematico no lo va a entender yno lo va a resolver. Entonces nos toca enseñarles bases de español también', dice Mauricio Restrepo, jefe del Area de Matematicas de esa institución.
Según Restrepo, buena parte del problema se debe a que son pocos los maestros que enseñan matematicas como la solución de problemas reales, no solo como operaciones con nombres raros. Y, también, a que la comprensión lectora y la capacidad de interpretar no son precisamente los pilares de las clases de español de hoy. 'Los profesores le tienen miedo a que los estudiantes vayan a clase con calculadora o que usen un computador para resolver los ejercicios. Pero la esencia no esta en resolver una ecuación, sino en entender el problema y aplicar el resultado de esa ecuación en una decisión', dice.
Es lo mismo que dice Jacqueline Duarte, investigadora en cognición de la Universidad de Antioquia. 'Es tal la relación entre la clase de español y la de matematicas, que las dos tienen el mismo lío: no se aprende lo que no se usa'.
El problema es entender el problema
'Dos mas equis es igual a cinco.
Busque la incógnita'. Eso a un profesor le parece simple. Pero uno ve al alumno y él lo que hace es tratar de traducir eso a su lenguaje de todos losdías, para poder comprender. Y si no lo puede traducir, no puede resolver el problema.
Es como cuando uno esta aprendiendo un idioma extranjero: no puedo empezar con lo mas complejo, y ademas me tienen que dar tiempo para manejar ese lenguaje.
Por eso los profesores deben aprender a no tener prisa, dejar que los estudiantes hablen en sus términos, pero siempre y cuando al final del curso ellos ya manejen ciertos conceptos cercanos al lenguaje de las matematicas.
Ademas, cuando se estudia matematicas se utilizan registros como dibujos o fórmulas, y en una investigación reciente descubrimos que cada niño aprende solo con uno de esos recursos. Es clave que cuando el profesor utilice un registro semiótico se dé cuenta de si el niño lo entiende o no.
Y no es cierto que haya gente que no pueda aprender esta materia ni que después de cierta edad haya un bloqueo para estudiar. Leonardo Da Vinci no aprendió matematicas hasta que cumplió 42 años. Cuando se enfrentaba al calculo no alcanzaba a hacer lo que un niño de 11 años hace ahora. Pero luego fue destacado también en esa area'.







Política de privacidad