Consultar ensayos de calidad


Júpiter



Júpiter

Más allá del cinturón de asteroides se halla Júpiter, el coloso de nuestro Sistema Solar, el cual constituye uno de los más brillantes luceros que engalanan nuestras noches. Su diámetro, medido en el ecuador, tiene cerca de 150.000 kilómetros, once veces mayor que el de la Tierra, y su volumen equivale a unas 1.300 veces el de nuestro planeta. Presenta gran achatamiento, debido a la gran velocidad de su rotación, pues tarda solamente diez horas en dar la vuelta alrededor de su eje. Tarda unos doce años en describir su órbita en torno al Sol, y su distancia de éste es de 778.000.000 de kilómetros, o sea, casi cincoveces mayor al de la Tierra al mismo luminar, por lo cual recibe 27 veces menos calor y luz que nosotros. A pesar de esto, no se ha formado en Júpiter aún la corteza sólida, y su superficie presenta unas bandas paralelas a su ecuador, de aspecto nebuloso y mal definido. Hay, sin embargo, un detalle muy marcado, la mancha roja, situada en el hemisferio austral, y que podría ser el germen de un continente en formación. Tiene una atmósfera muy densa, compuesta principalmente por gases, como el hidrógeno, y otros venenosos como el amoníaco y metano. Estos gases se arremolinan en torno al planeta en turbulentas bandas de nubes de muchos miles de millas de profundidad.


Diámetro ecuatorial: |  143.200 Km   |
Distancia media al Sol: |  778.300.000 Km   |
Período de Translación (año):  |  11.86 años terrestres   |
Período de Rotación (día): |  9 horas 55 minutos   |
Inclinación de su órbita respecto de la eclíptica: |  1° 18' |
Inclinación de su eje de rotación respecto del eje eclíptico: |  3° 5'   |
Excentricidad de su órbita: |  0,048   |
Principales componentes atmosféricos:  |  hidrógeno y helio   |
Temperatura superficial: |  -146° C en las nubes superiores   |
Gravedad:  |  2,87 G (1 G = 9,8 m/s2)   |
Satélites (16) | Metis, Adrastea, Amaltea, Tebe, Io, Europa, Ganímedes, Calisto, Leda, Himalia, Lisitea, Elara, Ananke, Carmen, Pasifae y Sínope. |
Anillos: |  posee uno fino que le rodea. |

Júpiter tiene dieciséissatélites: Metis, Adrastea, Amaltea, Tebe, Io, Europa, Ganímedes, Calisto, Leda, Himalia, Lisitea, Elara, Ananke, Carmen, Pasifae y Sínope. Los cuatro más brillantes, entre estas lunas, son: Ío, Europa, Ganímedes y Calisto. El satélite Ganímedes es mayor que Mercurio, Calisto más grande que la Luna, y Europa es una quinta parte del tamaño de la Tierra.

Los dos pequeños satélites más alejados de Júpiter son excepciones a la regla que rige las direcciones en que planetas y satélites describen sus órbitas, pues sus movimientos son retrógrados, o sea, de sentido contrario al de los demás satélites y al del mismo planeta.

Atmósfera

La atmósfera del gigante Júpiter ocupa los 1.000 kilómetros exteriores. Está compuesta principalmente por hidrógeno y helio, aunque también contiene metano y amoníaco.



Composición y estructura

La cantidad total de energía emitida por el Sol en forma de radiación es bastante constante, y no varía más que unas pocas décimas de un 1% en varios días. Esta energía se genera en las profundidades del Sol. Al igual que lamayoría de las estrellas, el Sol se compone sobre todo de hidrógeno (71%); también contiene helio (27%) y otros elementos más pesados (2%). Cerca del centro del Sol, la temperatura es de casi 16.000.000 K y la densidad es 150 veces la del agua. Bajo estas condiciones, los núcleos de los átomos de hidrógeno individuales actúan entre sí, experimentando la fusión nuclear. El resultado neto de estos procesos es que cuatro núcleos de hidrógeno se combinan para formar un núcleo de helio, y la energía surge en forma de radiaciones gamma. Una enorme cantidad de núcleos reacciona cada segundo, generando una energía equivalente a la que se produciría por la explosión de 100.000 millones de bombas de hidrógeno de un megatón por segundo. La 'combustión' nuclear del hidrógeno en el centro del Sol se extiende a un 25% del radio solar.

La energía producida de esta forma es transportada a la mayor parte de la superficie solar por radiación. Sin embargo, más cerca de la superficie, en la zona de convección que ocupa el último tercio del radio solar, la energía es transportada por la mezcla turbulenta de gases. La fotosfera es la superficie superior de la zona de convección. Se pueden ver pruebas de la turbulencia en la zona de convección observando la fotosfera y la atmósfera situada encima de ella.

Las células turbulentas de la fotosfera le confieren una apariencia irregular y heterogénea. Este modelo, conocido como granulación solar, lo provoca laturbulencia en los niveles más altos de la zona de convección. Cada gránulo mide unos 2.000 km. de ancho. Aunque el modelo de granulación siempre está presente, los gránulos individuales solamente duran unos 10 minutos. También se presenta un modelo de convección mucho mayor, provocado por la turbulencia que se extiende en las profundidades de la zona de convección. Este modelo de sobregranulación contiene células que duran un día y tienen 30.000 Km. de ancho como media.

Entre las regiones del Sol están el núcleo, la zona de radiación, la zona de convección y la fotosfera. Los gases del núcleo son unas 150 veces más densos que el agua y alcanzan temperaturas de 16 millones de grados centígrados. La energía del Sol se produce en el núcleo mediante la fusión de los núcleos de hidrógeno en núcleos de helio. En la zona de radiación, la radiación electromagnética fluye hacia el exterior en forma de calor, y los gases son tan densos como el agua. Esta zona es más fría que el núcleo, con unos 2,5 millones de grados centígrados. En la zona de convección, movimientos de gases sacan fuera la energía del Sol. La zona de convección es ligeramente más fría (unos 2 millones de grados centígrados) y 10 veces menos densa que el agua. La fotosfera es más fría en unos 5.500 sC y mucho menos densa (una millonésima de la densidad del agua). La turbulencia de esta región es visible desde la Tierra en forma de manchas solares, erupciones y pequeñas bolsas de gas llamadasgránulos.

Manchas solares

A veces las manchas solares son inmensas, y en estos casos el tamaño de semejantes torbellinos es gigantesco, pudiendo albergar en su interior a muchos globos como el terrestre.

Las manchas solares parecen ser efectos de gigantescas tormentas solares, cuyas dimensiones se extienden hasta cientos de miles de Km sobre la superficie de la gran estrella.

Cada una de las manchas tiene un núcleo o umbra, que se ve negra, porque a 8.400 grados Fahrenheit resulta más fría y menos brillante que la superficie solar, de 10.000 grados F. Los bordes o penumbras, son ligeramente más cálidos y brillantes que la umbra, y aparecen con un brillo intermedio.

Se presentan en grupos, que aparecen próximos a los 30 grados Norte y Sur del ecuador solar, hacia donde se dirigen y desaparecen, cuando van llegando a los 8 grados.

Aquí
Los gases se disponen en bandas paralelas respecto de su ecuador; las brillantes se llaman fajas y las oscuras cinturones. En las fajas hay nubes con cristales de hielo de amoníaco, con gran poder reverberante frente a la luz del Sol. En los cinturones, en cambio, abundan compuestos sulfurosos.

El rasgo distintivo en la atmósfera es la Gran Mancha Roja, un huracán descubierto por Galileo Galilei a principios del siglo XVII, cuyo color se debe a la presencia de nitrilo. El tamaño equivale al de dos planetas como el nuestro y su antigüedad se calcula en un millón de años.






Política de privacidad