Consultar ensayos de calidad


14 puntos de wilson - analisis del texto, conclusión



ANOTACIONES DE HISTORIA (2)
SOCIEDAD DE NACIONES
Definición: fue un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919. Se proponía establecer las bases para la paz y la reorganización de las internacionales una vez finalizada la Primera Guerra Mundial. Fueron miembros hasta 63 países.
Conocido como los Catorce puntos de Wilson, invocando a todos los países a crear un organismo supranacional que velase por la paz, es decir, el antecedente de lo que hoy conocemos como Organización de Naciones Unidas (ONU).

CONCLUSION Y OTRAS COSAS PARA PODER AÑADIR



Naturaleza del texto: El texto es jurídico porque son una serie de artículos, también es un discurso político ya que estos puntos fueron presentados en el congreso.
Localización del texto: Se trata de un texto que podemos ubicar geograficamente en Estados Unidos de América (EEUU). Temporalmente lo situaremos en el S.XX, 8 de Enero de 1918.
El autor del texto: Presidente de los EEUU, Thomas Wilson. Vigésimo octavo presidente de EEUU y premiado con el nobel de la paz debido a la creación de estos 14 puntos en 1919.
ANALISIS DEL TEXTO:
Contenido del texto: En este texto se recogen los 14 puntos de paz que propone el presidente de EEUU tras la Iª Guerra Mundial:

Los puntos se pueden clasificar según temas comunes. Algunos de ellos como el 2 y 3 se refieren a la apertura de aduanas para facilitar la libre circulación decapitales y personas.

En el primer punto se manifiesta que los acuerdos a los que lleguen sean negociados, públicos y en los que la diplomacia estara asegurada.

En otra categoría se ordenan los relacionados con la evacuación por parte de los soldados vencedores de todos los países beligerantes, es decir, el retorno de los ejércitos a sus países.



Hace especial hincapié en cuestiones como la soberanía o autonomía de los estados, de ello se percibe que intenta que cada país se pueda gobernar sin necesidad de intervención exterior de otros países.

En el último punto se considera la creación de una Sociedad de Naciones en la que se asegure la independencia política y territorial a todas las naciones, independientemente de su importancia o poder.


CONCLUSIÓN:
En este texto se resumen las características de los 14 puntos, el presidente de EEUU pretendía los llevó al congreso.
Sin embargo estos puntos no fueron tomados en cuenta por la asamblea ni por las potencias vencedoras, Gran Bretaña y Francia impusieron sus propios acuerdos de paz con un interés claramente humillante con Alemania y Austria-Hungría, principales perdedores de la guerra.
Esto provocara un descontento y un sentimiento de revancha en los países vencidos, ya que las numerosas reparaciones de guerra propuestas en la Paz de París y en concreto en la de Versalles, que se firmara con Alemania, crearan el germen de los totalitarismos, regímenesque terminaran imponiéndose en Europa, principalmente en Italia y Alemania y que seran la causa directa de la IIª Guerra Mundial.
AUSTRIA-HUNGRÍA
La derrota de los imperios centrales en la guerra significó para cada uno de ellos su desaparición como tales. Para Alemania, aparte de el pago de las 'reparaciones' de guerra, tendra una nueva constitución (la República de Weimar) y perdera Alsacia y Lorena en favor de Francia; Posnania, para Polonia, y Schlewig, para Dinamarca, entre otros territorios. El Imperio Austrohúngaro desaparecera: Austria y Hungría pasaran a ser repúblicas independientes; se crea Checoslovaquia, Galitzia pasa a Polonia; el Trieste y el Trentino a Italia; Rumanía adquiere Transilvania; y los eslovenos, los croatas y los bosnios formaran parte de la nueva Yugoslavia, junto con Serbia, Montenegro y Macedonia. En el mapa, los colores representan a los Estados, tal y como quedaron después de los tratados de paz, y las líneas las fronteras de los imperios anteriores a la guerra.
SERBIA
En su calidad de aliados en la guerra, Serbia y Montenegro también recibirían partes de la costa adriatica: a Serbia se le entregaría el tramo comprendido entre el río Krka hasta Dubrovnik, incluyendo algunas islas, y la península de Peljesac
DE TODO UN POCO
Los tratados siguen sin ser públicos. Que se lo pregunten a Julian Assange.
La libertad de los mares sigue siendo relativa.
El libre comercio íntegroy completo sigue siendo una utopía.
El desarme también.
La descolonización ha dado paso a la corrupción generalizada en los países que una vez fueron colonias, y en ese proceso el islam se expandió como no lo había hecho desde el siglo VIII.
Rusia continúa como estaba, después de la larga y criminal aventura soviética. Trieste sigue siendo de nadie, y los turcos estan al borde de entrar en la UE, cosa que a la larga sucedera y acelerara la muerte de la Unión. Y sus nacionalidades siguen estando en las mismas condiciones.
Serbia, a la que hasta se le ha expropiado Kosovo, sigue sin salida al mar. Para mas traición a Wilson, el problema de los Balcanes, con repúblicas independientes, desembocó en la formación de una Yugoslavia artificial, que sólo el liderazgo de Tito mantuvo, mas pegoteada que unida, hasta su muerte. Y seguiran esas repúblicas dando trabajo, pese a la lamentable, esperpéntica guerra última, que sólo aseguró temporalmente la hegemonía alemana en la zona. Mussolini, en sus artículos en favor de la entrada de Italia, del lado aliado, en la Gran Guerra, se expresó en el mismo sentido que Wilson. Tampoco le hicieron caso, Italia era una pieza menor después del desastre de Caporetto.


Por último, la Sociedad de las Naciones se creó y se extinguió, y fue sustituida por la ONU, que reitera todas las taras de su predecesora y le suma unas cuantas mas.
Woodrow Wilson era culto, inteligente yhonesto, y hasta se dejó tentar por el psicoanalisis. Había sido presidente de la Universidad de Princeton. Eso no impidió que alentara de manera explícita el retorno de políticas segregacionistas en los estados del Sur, que tuvo que quebrar Eisenhower cuarenta años mas tarde, después de haber desembarcado en Normandía, presidido la Universidad de Columbia y haber ganado las elecciones de 1952. Eisenhower era republicano. Wilson, demócrata. Nadie es perfecto.
–Vía Libertad Digital
POLONIA
Corredor polaco o Pasillo polaco es la denominación del territorio creado en el Tratado de Versalles que se extendía a lo largo del río Vístula, para dotar a Polonia de un acceso al mar Baltico, a expensas de territorio que hasta ese momento pertenecía a la Pomerania de Prusia.
Esta medida dejó el territorio de Prusia Oriental aislado del resto de Alemania por vía terrestre. El24 de octubre de 1938, el gobierno aleman solicitó a Varsovia la devolución de Danzig («territorio libre» desde 1918, desmilitarizado y unido aduaneramente a Polonia) y el permiso para tender una línea férrea y una carretera a través del corredor polaco, bajo el estatuto de extraterritorialidad. Varsovia rechazó la solicitud y recurrió a Gran Bretaña en busca de ayuda en caso de una posible agresión. Neville Chamberlain propuso la acción conjunta de Francia, Gran Bretaña y la URSS en apoyo de Polonia. Varsovia rechazó la propuesta britanica, mientrascontraproponía un tratado anglo-polaco de ayuda mutua. Esta decisión polaca dejó a Hitler la posibilidad de negociar con la URSS. De esta forma se precipitó la invasión de Polonia el 1 de septiembre de 1939, lo que dio inicio a la Segunda Guerra Mundial.
Terminada la guerra, el Corredor polaco y la parte meridional de Prusia Oriental pasaron a formar parte de Polonia, tras la capitulación de Alemania. Este dictamen fue reconocido por la República Democratica Alemana (RDA) en 1953 y por la República Federal de Alemania (RFA) en 1970.
TRATADO DE VERSALLES
Artículo 87.
Alemania reconoce, como la han hecho ya las Potencias aliadas y asociadas, la completa independencia de Polonia, y renuncia a favor de Polonia toda clase de derechos y títulos sobre los territorios (aquí se especifican los territorios alemanes que pasan a manos polacas)
Artículo 104. Se concertara una convención, cuyos términos seran fijados por las principales Potencias aliadas y asociadas y que empezara a regir al mismo tiempo que se establezca la ciudad libre, entre el gobierno polaco y la ciudad libre de Danzig con objeto:
1º) De colocar a la ciudad de Danzig dentro de los límites de la frontera adua nera de Polonia, y de establecer una zona franca en el puerto;
2.°) De asegurar a Polonia, sin restricción alguna, el libre uso del servicio de las vías acuaticas, diques, darsenas, muelles y otras obras situadas en el territorio de la ciudad libreque sean necesarias para las importaciones y exportaciones de Polonia;
3. °) De asegurar a Polonia la intervención y la administración del Vístula y del conjunto de la red ferroviaria (…)
IMPORTANCIA, CONSECUENCIAS Y TRANSCENDENCIA
Wilson fue quien redactó los 14 puntos que sirvieron de base a los trabajos de la conferencia en los cuales se mostraba el establecimiento de un nuevo orden mundial, que se fundamentaba en el principio del derecho de los pueblos a disponer de sí mismos y en la organización de una sociedad de naciones.
Ninguno de los tres grandes imperios europeos -Rusia, Alemania, Austria-Hungría- sobrevivió a la guerra. La I Guerra Mundial provocó en efecto una de las mas profundas transformaciones del orden internacional de toda la historia. Ello fue negociado y acordado por los vencedores en una gran conferencia internacional celebrada en París entre el 18 de enero de 1919 y el 20 de enero de 1920, y quedó plasmado en la serie de relevantes tratados (Versalles, Saint-Germain, Neuilly, Trianón y Sèvres) que de aquella se siguieron. El punto de partida fueron los 14 puntos que el presidente norteamericano Wilson había hecho públicos en enero de 1918 y que constituían la única exposición sistematica de objetivos de guerra de los aliados. El punto de llegada -habida cuenta de los conflictos de intereses entre las principales potencias y de los problemas domésticos de todas y cada una de ellas-fue, sin embargo, muy otro.
El programa de Wilson incluía las siguientes propuestas: acuerdos de paz negociados abiertamente y fin de la diplomacia particular y secreta; libertad absoluta de navegación por los mares; supresión de barreras económicas y establecimiento de condiciones comerciales iguales para todas las naciones que laborasen por la paz; reducciones garantizadas de armamentos; acuerdos sobre los problemas coloniales respetando los derechos de las poblaciones autóctonas y los intereses de las metrópolis; evacuación de todos los territorios rusos ocupados; evacuación y restablecimiento de Bélgica; devolución a Francia de Alsacia y Lorena; rectificación de las fronteras italianas; garantía inmediata de un desarrollo autónomo para los pueblos de Austria-Hungría; evacuación de Rumanía, Serbia y Montenegro; seguridad absoluta de existencia para las regiones no turcas bajo dominación del Imperio otomano; creación de una Polonia independiente; creación de una asociación general de naciones para regular el orden internacional.
El presidente Wilson, que permaneció en París hasta julio de 1919 y responsable principal del resultado de la conferencia (junto con los otros 'tres grandes', Lloyd George, Clemenceau y Orlando, jefe del gobierno italiano), tuvo particular interés en lograr ese último punto: la creación de una Sociedad de Naciones. La delegación francesa estuvo interesada ante todo en su seguridad yen la imposición de sanciones y reparaciones de guerra a Alemania (no contempladas, como ha podido verse, en el plan norteamericano, y que tampoco apoyaban los ingleses). Italia luchó para que se le concediera lo que le había sido prometido en 1915 a cambio de su entrada en la guerra -Trento, Trieste, Istria, etcétera-, a lo que en los puntos de Wilson se aludía sólo de forma muy ambigua. Gran Bretaña, muy poco interesada en la Sociedad de Naciones, quiso ante todo defender sus intereses coloniales, mejorar la parte que le correspondiese de las reparaciones alemanas y asegurarse su antigua supremacía naval.
Wilson acabó haciendo numerosas concesiones a cambio de asegurarse la aceptación de la Sociedad de Naciones. El Tratado de Versalles pudo así ser presentado a Alemania en mayo de 1919 y fue finalmente aceptado por el gobierno aleman, que lo rechazó en primera instancia, el 28 de junio. El Tratado obligaba a Alemania a devolver Alsacia y Lorena a Francia, a entregar sus colonias a Gran Bretaña, Francia y Sudafrica bajo la fórmula de 'mandatos' (y las de Asia, a Japón, Australia y Nueva Zelanda), a ceder también parte de sus territorios del este a la nueva Polonia y Schleswig a Dinamarca. La región del Saar quedó bajo administración de la Sociedad de Naciones y ocupación francesa hasta 1935; la del Rin fue desmilitarizada y ocupada por fuerzas aliadas (Gran Bretaña no evacuó la zona hasta 1926 y Francia,hasta 1930).
En el este, se reconstruyó efectivamente Polonia. Danzig, ciudad de mayoría alemana en territorio polaco, fue declarada Ciudad Libre pero se trazó un 'pasillo polaco' entre Danzig y la frontera alemana para permitir el acceso de Polonia al mar, cortando así Prusia oriental del resto de Alemania. En el otro extremo de Prusia oriental, el puerto de Memel fue entregado, bajo control internacional, a Lituania. El ejército aleman quedó reducido a 100.000 hombres. Por la clausula 231, el Tratado declaró a Alemania 'culpable de la guerra' y le hizo responsable de las pérdidas y daños causados, si bien se dejó la estimación de la cantidad a pagar por reparaciones a una comisión (que en abril de 1921 las fijó en 6.500 millones de libras, mas los intereses). Mientras, se obligaba a Alemania a entregar a los aliados, como anticipo, sus flotas mercante y de guerra (los marineros hundieron esta última antes de hacerlo), ciertas cantidades de carbón y las propiedades de los ciudadanos alemanes en el extranjero. Finalmente, se prohibía la posible unidad de Alemania con Austria. El Tratado de Versalles dejó sin efecto el de Brest-Litovsk. Ademas de Polonia, también Finlandia, Lituania, Letonia y Estonia fueron reconocidos como países independientes.
Los Tratados de Saint-Germain (con Austria) y Trianón (con Hungría) dividieron el Imperio austro-húngaro. Austria quedó reducida a un pequeño país de 6 millones dehabitantes. Hungría perdió dos terceras partes de su territorio; el nuevo Estado tenía una población de 8 millones (frente a los 20 millones de la antigua Hungría). Transilvania se entregó a Rumanía pese a contener un alto porcentaje de población magiar. Checoslovaquia, representada en París por Benes, y Yugoslavia, formada por la incorporación a Serbia de Croacia, Eslovenia y Bosnia-Herzegovina, fueron reconocidos como países de pleno derecho. Galitzia quedó incorporada a la nueva Polonia (cuya frontera oriental con Rusia fue trazada en 1920 por el ministro de Exteriores britanico, Lord Curzon: también la Alta Silesia, antes alemana, se integró tras un plebiscito en Polonia). La Bucovina fue entregada a Rumanía. El sur del Tirol (Trento), Trieste y la península de Istria -pero excluyendo el puerto de Fiume (Rijeka)- pasaron a Italia. Por el tratado de Neuilly, Bulgaria cedió la Dobrudja del sur a Rumanía y Tracia occidental a Grecia (y perdió así acceso directo al Mediterraneo).
Mayores dificultades surgieron en torno al Imperio otomano, objeto del Tratado de Sévres. El Sultan Mohamed VI (1918-1922) se mostró dispuesto a ceder Tracia oriental a Grecia, a dejar que la ciudad turca de Esmirna (Izmir) fuese administrada por Grecia durante cinco años, a desmilitarizar los Estrechos y a que los territorios no turcos del Imperio (Armenia, Kurdistan, Siria, Líbano, Palestina, Iraq y Transjordania) se constituyeran enEstados o independientes o autónomos. Pero la dureza de los términos provocó la reacción del nacionalismo turco, liderado por Mustafa Kemal (1881-1938), general-inspector del 9° Ejército, estacionado en Anatolia. Kemal ocupó rapidamente esa Península -la parte sustancial del Imperio-, organizó elecciones, reunió un Parlamento Nacional en Ankara, que le designó jefe del gobierno en abril de 1920, y declaró la guerra a Grecia.
La aceptación por Mohamed VI del Tratado de Sévres en agosto de 1920 volcó la contienda del lado de Kemal. Tras derrotar en varios combates a los griegos, expulsarles de Esmirna y obligarles a aceptar un armisticio (octubre de 1921), abolió el sultanato -y en marzo de 1924, el califato, dignidad de sucesión de Mahoma-, proclamando la República (29 de octubre de 1923). Los aliados, después que los ingleses, estacionados en Chanak, en los Dardanelos, se vieran al borde de la guerra, aceptaron revisar el Tratado de Sévres. Y en efecto, por el nuevo Tratado de Lausana (12 de julio de 1923), reconocieron a Turquía, Anatolia, Armenia, Kurdistan, Tracia oriental y la posesión neutralizada de los Estrechos. Los aliados abandonarían ademas Constantinopla (Estambul), que había quedado bajo su control desde el 30 de octubre de 1918. Turquía no pagaría indemnizaciones de guerra. A cambio, renunciaba a los territorios no turcos de Oriente Medio, también ocupados, como se recordara, por ingleses,franceses y arabes desde la guerra mundial.
En esa región, se había logrado ya un acuerdo. Francia y Gran Bretaña proclamaron en 1920, y así les fue reconocido por la Sociedad de Naciones, sus mandatos respectivos sobre Siria y Líbano (Francia) y sobre Iraq, Transjordania y Palestina (Gran Bretaña), mas o menos según el pacto secreto que en mayo de 1916 habían negociado los diplomaticos sir Mark Sykes y François Georges-Picot. El reparto desdecía las promesas hechas por los mismos ingleses -el alto comisariado Henry McMahon y Lawrence de Arabia- al emir Hussein del Hijaz y a sus hijos de crear un reino unitario arabe en la zona. Con todo, Gran Bretaña reconoció a Hussein como rey del Hijaz, hizo a Abdullah emir de Transjordania y a su hermano Feisal, expulsado por los franceses de Siria, rey de Iraq (agosto de 1921).
El presidente norteamericano Wilson pudo, pese a todo, ver materializada su mayor ambición. El 16 de enero de 1920 se constituyó en Ginebra la Sociedad de Naciones, el organismo que, a modo de asamblea democratica de naciones soberanas (inicialmente 42 países), debía garantizar la cooperación entre ellas y la resolución mediante el arbitraje y la diplomacia abierta de conflictos y disputas internacionales. La Sociedad de Naciones se completó, ademas, con la Organización Internacional del Trabajo, para extender la legislación laboral, y con el Tribunal Internacional de justicia, con sede en La Haya.





Política de privacidad