Consultar ensayos de calidad


Vigencia del modelo de walras con la economía actual, la proyección



Para Walras la teoría económica se basa en dos supuestos: por una parte cada persona, o empresa tiende a maximizar su ganancia y por otra parte la demanda de cada bien debe igualar a su oferta. Se apoyó en la curva de demanda propuesta por Cournot, pero observó que solamente se aplica estrictamente al intercambio de dos bienes, por lo que se ocupó de deducir la curva de oferta de uno de los bienes a partir de la curva de demanda del otro. Para expresar matematicamente los factores de los que depende la oferta, usó la teoría de los servicios productivos de Jean Baptiste Say (la venta de una unidad de un servicio comporta para su poseedor una privación de utilidad).
Concluyó que las funciones de demanda y oferta de un producto dependen tanto de su precio, como de los precios de los demas productos, rentas, costos de producción y otros factores. Los actores económicos proceden mediante un 'tanteo', que aunque significa respuestas individuales diferentes, finalmente resulta en un comportamiento que tiende a maximizar la utilidad. El punto de equilibrio de cada mercado depende de los que sucede en los demas mercados, por lo que la determinación del equilibrio general, de todo el mercado, implica la determinación simultanea del equilibrio parcial de cada mercado. Walras construyó entonces un sistema de ecuaciones que define el equilibrio estatico de este sistema de cantidades interdependientes.



Su teoría monetaria partió de la necesidad individual de medios de pago, analoga a la demanda de un bien (el dinero), cuyocomportamiento se rige también por la utilidad marginal y es predecible mediante 'ecuaciones de circulación'.
[editar] El Óptimo de Pareto
Artículo principal: Eficiencia de Pareto
Alfredo Pareto desarrolla y perfecciona la teoría de Walras. Introduce el concepto de óptimo económico que hoy en día se conoce como el Óptimo de Pareto. El óptimo es aquella situación en la que ningún individuo puede mejorar su situación sin que empeore la de algún otro.
Para que se dé el Óptimo de Pareto, es necesario que haya un sistema de competencia pura y perfecta. Esto significa que se den estas cinco condiciones: atomicidad de los mercados (tantos compradores y vendedores que ninguno de ellos pueda influir individualmente en el precio del producto), transparencia y perfecta información (todo individuo conoce perfectamente cuales son las condiciones del mercado), libre entrada y salida del mercado (no existen restricciones para que cualquier empresa pueda producir lo que desee), libre movilidad de los factores productivos (tanto el capital como el trabajo van a aquella situación según el precio de los factores), y por fin homogeneidad del producto (a los consumidores les da igual a quién comprar si todos los productos son iguales).

VIGENCIA DEL MODELO DE WALRAS CON LA ECONOMÍA ACTUAL


La descripción del funcionamiento de las operaciones en todos los mercados de venta y compra de un bien, con la dirección de un arbitro y con jornadas únicas o consecutivas hasta lograr el equilibrio final se asemeja mucho a un tipo de operaciones frecuentesen la actualidad en los mercados de valores.
Las operaciones bursatiles que incluyen compra-venta de acciones, títulos públicos nacionales e internacionales, bonos diversos, etc. conforman un variado portafolio. Existen principalmente, dos tipos de operaciones que se realizan en esos mercados financieros
1. operaciones de riesgo que permiten a los tomadores grandes ganancias pero también los exponen a grandes pérdidas.
2. operaciones mas conservadoras que se basan en una selección especial de los corredores de bolsa, quienes para atenuar las situaciones de mayor riesgo, eligen activos cuyas operaciones de compra y venta “calzan” entre sí, evitando así grandes pérdidas pero logrando para sus clientes menores ganancias que con el sistema antedicho. Dichas operaciones se denominan y no es casual tal nombre, de arbitraje.
Ademas, el funcionamiento dentro de un rango horario del modelo ideado por Walras para los mercados de bienes y las horas de inicio y cierre predeterminados actualmente para la actividad bursatil en todas las ciudades del mundo, muestra otra relevante similitud.
Luego, las teorías enunciadas por grandes economistas y matematicos, como el caso de León Walras durante la segunda mitad del siglo XIX, hoy tienen aplicación en las actividades económicas y financieras de muchos países, tanto desarrollados como emergentes o en vías de desarrollo.
* León Walras intentó aplicar a la economía lo que Newton había hecho en la física. Tenía la convicción de que el conocimiento económico debía expresarse con elmismo rigor de una ciencia exacta. La nueva teoría debía fundamentarse en parametros abstractos, que fuesen la formalización de las relaciones de las personas en la actividad económica real. Esa era la única vía que conduciría a la economía a tener la misma validez lógica que la ciencia matematica.

Para lograr su objetivo, en su libro Elementos de economía política pura (1874), el autor propuso un modelo matematico de equilibrio general, donde se explicara toda la economía a través de un gigantesco sistema de ecuaciones. Para hacer el analisis, simplificó a los individuos, aislandolos y suponiéndoles gustos y preferencias determinadas. A eso le agregó una premisa fundamental: la base de las conductas de las personas es que éstas son maximizadoras de utilidad y, dado esto, se puede pronosticar su comportamiento económico.

Walras propuso representar toda la economía a través de un gigantesco sistema de ecuaciones.

En su teoría, Walras partió de la base que la economía tiende siempre a estar en equilibrio -general y simultaneo- en todos los mercados: Cualquier exceso de oferta o demanda que se produzca, es rapidamente asimilado y corregido en forma automatica. Los desequilibrios son, por lo tanto, necesariamente de corto plazo, gracias a que la acción de los empresarios permite restituir la normalidad.

En el modelo de equilibrio general, el empresario pasa a ser la figura central del proceso económico; es quien compra factores en un mercado y vende sus productos en otro, utilizando como medio de cambio un bienque actúa como unidad de cuenta. Este agente, sin necesariamente tener conciencia de ello, permite coordinar los distintos mercados y asegura el equilibrio general de la economía.

La proyección

Aunque Walras no completó su proyecto original de acompañar su modelo de equilibrio general con otros dos, sobre la economía aplicada y la economía social, sí publicó obras menores sobre varios temas económicos y monetarios. Sin embargo, fueron sus Elementos de economía política pura, los que le hicieron famoso como padre de la Escuela de Lausanne.



El objetivo de la obra de este autor era crear cimientos realistas para una política de reforma social basada en la intervención del Estado. De hecho, aunque su labor permitió el desarrollo de la teoría económica ortodoxa en el mundo capitalista, también estableció las bases para los modelos de planificación económica de los países socialistas. Quiza su mayor aporte fue el haber constituido una de las bases de donde surgió la 'revolución marginalista' en la economía.

No obstante, en su tiempo fue poco apreciado. Sólo Vilfredo Pareto se convirtió en su discípulo (sucediéndole, ademas, en la catedra de Lausanne). En cualquier caso, es evidente que hay una calidad arquitectónica en el sistema de equilibrio general de Walras, a pesar de su innegable simplificación de la realidad y sus problemas teóricos. Y no obstante haber sido un matematico aficionado, demostró el poder de esta ciencia para resolver problemas teóricos complejos, algo que la economía actual tiene muy en cuenta.





Política de privacidad