Consultar ensayos de calidad


El Gobierno ira 'a mas' en su respaldo a la trashumancia



La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, adelantó el pasado sabado en Córdoba que su Departamento elaborara un 'Libro Blanco' de la Trashumancia en España que recogera un diagnóstico de la situación actual y las medidas de apoyo necesarias para los pastores.
Así lo ha asegurado Aguilar durante la clausura de la jornada 'Trashumancia, una forma magica de vivir', en la que ha puntualizado que su Departamento respalda a este sector de la ganadería extensiva con 146 millones de euros a través de diferentes medidas, como la mejora de las vías pecuarias y actividades de formación.

Apoyo a la formación y a la regulación
Ha detallado que su ministerio 'quiere ir a mas' en el respaldo a la trashumancia, con mas apoyo a la formación y otras iniciativas de regulación del sector, entre las que figuran iniciativas como la conexión de las seis escuelas de pastores existentes en la actualidad para su intercambio de experiencias y conocimientos.



Aguilar ha destacado que la trashumancia representa un valor de futuro por su creciente relación con otros sectores como la gastronomía, el turismo sostenible, la educación ambiental, el turismo y la cultura.
Ha subrayado la contribución de la trashumancia a la biodiversidad, a la producción de alimentos de calidad y a la mitigación de los efectos del cambio climatico.

La trashumancia como nueva lectura del territorio
El director general de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, Jesús Casas,ha asegurado que no se trata de una actividad del pasado sino que, mas bien, la trashumancia puede ser 'un símbolo' de una nueva lectura del territorio.
Casas ha reconocido que los profesionales se enfrentan a problemas como la incertidumbre sobre las ayudas comunitarias que recibiran los ganaderos a partir de 2014, aunque ha matizado que todo apunta a que sera favorable para el desarrollo de la actividad ganadera trashumante.
En la jornada de hoy han participado representantes de asociaciones ganaderas y trashumantes, entidades conservacionistas, investigadores y expertos y comunicadores.

Falta de relevo generacional y de rentabilidad
Representantes de esta actividad ganadera extensiva han apuntado como principales problemas la falta de relevo generacional y de rentabilidad económica, las exigencias sobre sanidad y bienestar animal, la falta de ayudas específicas, la 'usurpación' de vías pecuarias y la difícil convivencia con la fauna salvaje y cinegética como competidores del ganado y fuente de enfermedades.


La burguesía no puede existir sin revolucionar incesantemente los instrumentos de producción y, por consiguiente, las relaciones de producción y con ello, todas las relaciones sociales. Una revolución continua en estos aspectos (en la producción, en las condiciones sociales) y una inquietud y movimiento constantes distinguen la época burguesa de todas las anteriores.
Mediante la explotación del mercado mundial, la burguesía dio un caracter cosmopolita a la producción y al consumo de todos los países, quitando a la industria su base nacional (las antiguas industrias nacionales estan destruyéndose continuamente, suplantadas por nuevas que ya no emplean materia prima indígena, sino traída de lejanas regiones del mundo, y cuyosproductos no se consumen en el mismo país, sino en todas partes del globo). En lugar de las antiguas necesidades, satisfechas con productos nacionales, surgen nuevas que reclaman para su satisfacción productos de los países mas aparatados y de los climas mas diversos. Se establece un reclamo universal (ocupando el lugar del aislamiento regional y a nivel nacional, que se bastaban a sí mismas), una interdependencia universal de las naciones, tanto en cuanto a la producción material como a la intelectual.
Obliga a todas las naciones, si no quieren sucumbir, a adoptar el modo burgués de producción, las constriñe a introducir la llamada civilización, es decir, a hacerse burguesas: se forja un mundo a su imagen y semejanza.
La burguesía ha sometido el campo al dominio de la ciudad, los países barbaros a los países civilizados, el Oriente al Occidente. Ha hecho que la población se aglomere, se centralicen los medios de producción y concentre la propiedad en manos de unos pocos. La consecuencia final de esto ha sido la centralización política: las provincias interdependientes –ligadas entre sí mas que nada por lazos federales, intereses, leyes, gobiernos y diferentes tarifas aduaneras- han sido consolidadas en una sola nación, bajo un solo Gobierno, una sola ley, un solo interés nacional y una sola línea aduanera.
Hemos visto que la burguesía se creó sobre una base que surgió en la sociedad feudal. Al alcanzar cierto grado de desarrollo, lasrelaciones feudales de propiedad, dejaron de corresponder a las fuerzas productivas ya desarrolladas. Era preciso romper con estas trabas que frenaban la producción en vez de impulsarla, y así fue. En su lugar se estableció la libre concurrencia, con una constitución social y política y con la dominación económica y política de la clase burguesa.
Un movimiento parecido se esta produciendo ante nuestros ojos: las relaciones burguesas de producción y de cambio, las de propiedad y toda la sociedad burguesa moderna que ha hecho surgir tan potentes medios de producción y de intercambio, se asemeja a un mago que ya no es capaz de dominar las potencias infernales que ha desencadenado con sus conjuros. Desde hace algunas décadas, la historia de la industria y del comercio no es mas que la historia de la rebelión de las fuerzas productivas modernas contra las actuales relaciones de propiedad que condicionan la existencia de la burguesía y su dominación.
Las armas de que se sirvió la burguesía para derribar al feudalismo se vuelven ahora en su contra. Esta no ha forjado solamente las armas que deben darle muerte, ha producido también los hombres que empuñaran estas armas: los proletarios.
En la misma proporción en que se desarrolla la burguesía, es decir, el capital, se desarrolla también el proletariado, la clase de los obreros modernos, que viven condicionados a encontrar trabajo, y lo encuentran únicamente mientras su trabajo acrecienta el capital. Estosobreros, obligados a venderse, son una mercancía como cualquier otro artículo de comercio, sujeta, por tanto, a todas las vicisitudes de la competencia, a todas las fluctuaciones del mercado.
El creciente uso de las maquinas y la división del trabajo quitan al trabajo El ganadero castellanoleonés Jesús Gonzalez (UPA) ha denunciado las trabas burocraticas de las normativas sobre saneamiento y bienestar animal y ha reclamado una legislación específica para la trashumancia y ayudas específicas de la nueva Política Agraria Común (PAC).
'Las administraciones hacen normas sin pensar en nosotros', ha criticado la ganadera jiennense María Rodríguez Serrano, que ha narrado la dureza de la trashumancia que ha desarrollado durante 25 años y de la conciliación de la vida familiar.





Política de privacidad