Consultar ensayos de calidad


ECONOMIA FEUDAL - organización de la propiedad feudal, el feudo, unaunidad económica



ECONOMIA FEUDAL
Durante el siglo VIII, los musulmanes impusieron un bloqueo en el mar Mediterraneo, la principal ruta comercial de Europa, con lo que el intercambio mercantil internacional se debilitó hasta practicamente desaparecer. Esta situación reforzó la tendencia a la baja comercial que experimentaba Europa desde los últimos siglos del Imperio Romano, favoreciendo la consolidación de la propiedad rural como un espacio de refugio y protección; pero, al mismo tiempo, como la única gran unidad productiva durante la Edad Media. El feudalismo constituyó la expresión de este transito de la sociedad europea hacia una economía eminentemente agrícola, tendencia iniciada a fines del siglo III. Los señores feudales eran los garantes de esta vida rural, organizada a partir de sus propiedades, que incluían en su interior comarcas campesinas. En los feudos la economía fue local y autarquica: producían casi todo lo que consumían y consumían casi todo lo que producían. Organización de la propiedad feudal



Entre los siglos VIII y XI se difundió un modelo de organización de la gran propiedad territorial, tanto laica como eclesiastica, que tomó el nombre de curtís o corte. La corte agrupaba la vivienda del señor –castillo o abadía–, las aldeas que se levantaban a su alrededor y las tierras de trabajo, que se dividían en las que eran de dominio exclusivo del señor, llamadas reservas o dominicata, en mansos y en tierras de uso comunitario. Las reservas concentraban las tierrasmas productivas; en ellas se situaban generalmente las instalaciones comunes (establos, horno, molino, etc.) a las que los campesinos estaban obligados a acudir para moler, cocer el pan o confeccionar los utensilios necesarios para su vida. Los mansoseran tierras trabajadas por los campesinos libres y consistían en parcelas de terreno que el señor entregaba a villanos o colonos, para su cultivo. Finalmente, las tierras de aprovechamiento colectivo, llamadas communia, estaban formadas por pastizales y bosques, y para utilizarlas, se debía pagar. Aparte de explotar su manso, los campesinos estaban obligados al cumplimiento de la corveé, que consistía en trabajar una cantidad variable de días –que en épocas de cosecha podían incluir semanas en las tierras del señor, asegurando así la explotación de las reservas. Ademas de pagar las gabelaso impuestos por el uso de molinos, telares, hornos o lagares, los campesinos debían entregar la denominada Talla, Consistente en una suma de dinero que el señor podía solicitar argumentando simplemente necesidad. A través de este sistema, el señor aseguraba la explotación de las tierras y garantizaba el abastecimiento de alimentos y bienes basicos de consumo. De igual forma, se procuraba dinero en efectivo, producto de los pagos en dinero por los impuestos o bien como forma de remplazar la corveé .Si bien la economía en la Europa feudal no tenía una base monetaria, la circulación de moneda nunca desapareció del todo.


El feudo, unaunidad económica
Los feudos eran una unidad productiva que podía funcionar de manera eficiente, a fin de asegurar los bienes necesarios para la subsistencia del señor y de las personas que dependían de él o vivían en sus tierras. Era autarquica, en cuanto producía los alimentos y bienes que el feudo consumía, lo que no quiere decir que no existieran contactos económicos fuera del feudo o queno se desarrollara el comercio. Las relaciones comerciales eran observables en algunas compras que realizaba el señor, como objetos de lujo –telas, orfebrería, marfiles, especias, y los campesinos practicaban el intercambio de productos en pequeñas cantidades con sus vecinos. A partir del siglo XI, la generación de excedentes agrícolas favoreció el refuerzo de un intercambio comercial, realizado entre los campesinos, o bien, en ferias en las aldeas o en los cruces de caminos. Si bien la economía siguió siendo eminentemente rural, el comercio a escala local sentó las bases para el auge comercial que se desarrollaría con fuerza y de manera organizada desde el siglo XIII.Algunos de los campesinos se desempeñaron como artesanos ocasionales, demostrando una cierta especialización que favorecería el desarrollo del trabajo artesanal. Ellos construían sus casas, confeccionaban los vestidos, los utensilios domésticos y las herramientas rudimentarias con que realizaban sus labores, siendo la materia prima esencial la madera, la tierra o el cuero. Con el tiempo, el uso de los metales se hizoextensivo y las técnicas de trabajo mejoraron, lo que aumentó la calidad de los productos que se fabricaban; así, fueron perfilandose algunos oficios como el de herrero, zapatero o alfarero. Con todo, la principal actividad económica era la agricultura. Los cultivos de mayor producción eran los cereales, especialmente trigo, centeno, avena, cebada, y legumbres, que servían como base de la alimentación en épocas de escasez. Muchas veces, los rendimientos de la tierra se tornaron insuficientes para alimentar a los campesinos y sus familias, y cubrir ademas el canon de obligaciones con el señor feudal, sin embargo, hacia fines del siglo XI, la producción agrícola comenzó a aumentar, favorecida por importantes avances técnicos. Estas innovaciones fueron principalmente tres: el empleo del arado con ruedas y rejas, que permitía remover mejor la tierra; la sustitución del buey por el caballo para arar los campos, y la introducción del sistema de rotación de cultivos. Este sistema consistía en alternar cultivos diferentes en cada una de las tres parcelas en que se dividía la tierra: un año se sembraba trigo, el otro cebada o alguna leguminosa, y el tercero, se dejaba descansar esa porción del campo. Junto con estas innovaciones, la influencia islamica favoreció la mejora en las técnicas de riego y en la utilización de la fuerza del agua en los molinos. El castillo era el hogar del señor y el espacio mas protegido del feudo. Castillo medieval, España, durante la Edad Media. Aún así, la cosecha, amenazada por las sequías, el exceso de lluvias o una plaga, continuaba marcando los ciclos de hambre, que fueron frecuentes durante el período medieval. Mucha gente moría producto de ella, o bien, enfrentaba mal alimentada las pestes y enfermedades que frecuentemente se hacían sen

tir sobre las aldeas, campos y ciudades. La población fluctuaba constantemente, pues la elevada natalidad se sumaba en ocasiones a altas mortalidades; con la presencia de una epidemia o una hambruna bajaba, a veces dramaticamente, el número de habitantes de una determinada región o, como ocurrió en la Baja Edad Media, de gran parte de Europa. Las mejoras en la agricultura favorecieron la generación de un excedente comerciable, estimulando un crecimiento de la población entre el siglo XI y las primeras décadas del siglo XIV. Este aumento de población obligó a buscar nuevas tierras agrícolas; los bosques se talaron, sede secaron pantanos y se aprovecharon las laderas de las montañas o las tierras cercanas a las costas. Gran parte de la población se desplazó por los campos, recorriendo grandes distancias, o bien, se trasladó a las ciudades, favoreciendo el crecimiento de la población en las urbes medievales. Los avances agrícolas y el fortalecimiento del comercio y de las ciudades comenzaron a cambiar la faz de la economía y la sociedad feudales, anunciando cambios de mayor envergadura que debilitarían la hegemonía económica de los feudos y el poderío de sus señores





Política de privacidad