Consultar ensayos de calidad


Piespodologia - comunicación breve



PIESPODOLOGIA

COMUNICACIÓN BREVE

Los pies en distintas culturas y cosmovisiones. Los pies en el pensamiento chino

Resumen
En todas las sociedades el cuerpo y sus distintas partes se perciben de forma diferente, pero siempre en relación al pensamiento filosófico religioso de entender la vida y al ser humano, ello influira también en la forma de comprender la salud y la enfermedad. En la tradición china, ademas, las huellas de los pies de Buda son sagradas y se veneran. Es frecuente utilizar reproducciones de los pies de Buda como amuletos. Palabras clave: Pies. Cultura. Cosmovisión. China.

Summary
In all the societies the body and her parts are perceived of different form, but always in relation to the philosophical religious thought of understanding the life and to the human being, it will influence also the wayof understanding the health and the disease. In the chinese tradition, in additión, of Buda´s footprints are sacred and are venerated. It is frequent to use reproduction of buda´s feet as amulets. Key words: Feet. Culture. World view. China

El pensamiento filosófico religioso chino
Son tres las corrientes filosóficas religiosas que impregnan el pensamiento chino. En primer lugar, cronológicamente hablando, el Taoísmo. La dinastía Chou comenzó alrededor del 1100 a.C. y duró hasta el 222 a.C. Durante la primera mitad de esta dinastía (1100-770 a.C.) existía una creencia muy arraigada, en una fuerza cósmica dual, el Ch´i. De esta época data el Yiking, es en él donde se escribe sobre la existencia de ésta fuerza vital que impregna el universo y todo lo que este contiene. Esta en un movimiento circular perpetuo, de decadencia y renacimiento que se manifiesta por el par de opuestos yin y yang. Pero sera en la segunda mitad de la dinastía Chou cuando se formule sistematicamente. A esta corriente de pensamiento se le llamó Taoísmo. Su fundador fue Lao-

Tsê nacido en el 600 a.C. El Tao representa el orden supremo de la naturaleza, la armonía universal.
El Tao no se logra por la razón, sino con los modos místicos de la meditación, la contemplación y la iluminación interior. Por lo tanto el mundo real no es percibido por los sentidos físicos; se necesita utilizar la meditación paraentrar en comunicación con las fuerzas primordiales de la naturaleza. Los taoístas buscan fundirse en la naturaleza. Llegaron a desarrollar un elevado misticismo, recogido en el libro Chuang-tzu, aunque su obra fundamental es Tao Te Ching. En segundo lugar el budismo, que recogió gran parte del pensamiento taoísta. Buddha, 'El Iluminado', murió en el año 480 a.C., y aunque nacido en la India, sus enseñanzas alcanzaron mas difusión en China. El budismo fue introducido en China en su forma Mahayana en el siglo I a.C a través de las rutas comerciales, pero su expansión se produjo durante la dinastía Han (I-III d.C). Sus preceptos se resumen en las cuatro verdades: que la vida y el sufrimiento son inseparables; que el sufrimiento es debido al deseo; que para librarse del sufrimiento hay que librarse del deseo; que el modo de librarse del deseo es el sendero óctuple que contiene opiniones rectas, aspiraciones rectas, meditaciones rectas y rectas acciones. La meta es la extinción del deseo y con ello, la terminación del sufrimiento: el nirvana. En tercer lugar el confucionismo. K´ung Fu-Tzu (552-479 a.C.) latinizado como Confucio por los jesuitas del siglo XVII, fue un reformulador del budismo. Buscó el cultivo del chün tze u hombre perfecto. Creía que el hombre puede llegar al conocimiento de los principios eternos por la reflexión y la meditación masque por la razón. La sabiduría sólo puede adquirirse a través del esfuerzo continuo y permanente a lo largo de toda la vida. Los escritos de Confucio, 'Los cuatro libros clasicos' recopilan todas las respuestas de Confucio ante las preguntas de sus discípulos. Para resolver todos los problemas es necesario regular el lun, es decir la relación entre los hombres y ejercitar el yen, es decir afecto, amor y benevolencia, el respeto al prójimo y a sí mismo. Exaltó el jen, la 'bondad', como fuerza moral. La virtud bondad se desarrolla mediante la educación. Una de sus famosas sentencias, 'haz a los demas lo que tú quieras que ellos te hagan', es resumen de moral confucionista. El pensamiento confucionista ha perdurado hasta la actualidad, pues Mao Tse Tung declaró a Confucio como uno de los grandes hombres de China.



mos, sino la vista alterada. No esta el estómago enfermo sino la digestión alterada. En la enfermedad no esta alterado el cuerpo material sino el ser humano total, en su ambiente. Es que en la concepción de la medicina china, el holismo tiene un alto significado por lo cual todas las partes del cuerpo de una persona estan interrelacionadas,

Salud enfermedad en el mundo chino
El buen médico es el que 'cura' a los pacientes antes de estar enfermos, ya que el concepto de medicina preventivaen China esta muy desarrollado. La salud esta determinada por la energía portadora de vida que circulan por el cuerpo humano, el Ch´i. 'La vida del hombre se debe a la aglomeración del Ch´i, y cuando éste se dispersa, acontece la muerte y el Ch´i de uno se extiende al universo' dice el estudioso Zhuang Zi (369-286 a.C.). El mantenimiento de la salud, del orden y de la armonía en el cuerpo sólo es posible si la comunicación entre los órganos, la circulación sanguínea y la corriente energética o vital se hacen libremente. En la medicina china se habla poco de órganos y se habla mucho de energía, fluidos o vapores sutiles de la materia. No es el órgano corporal el que enferma sino la función que no se realiza correctamente. Así, no estan los ojos enferFigura 2. Huellas sagradas de Buda

y el cuerpo, a su vez, es un elemento de un universo de entidades interrelacionadas. Por lo tanto la enfermedad no se puede definir fuera del individuo, y la enfermedad o desequilibrio sera diferente en cada cuerpo o individuo, porque hay que tener en cuenta las relaciones de ese cuerpo con el universo. Mas que una búsqueda decausas externas es una contextualización del cuerpo en el universo. Para el antropólogo Joseph Needham el pensamiento chino no busca tanto la relación causa efecto como el occidental, sino que considera que los fenómenos relacionados son sincrónicos o estan emparejados emblematicamente. Todo el cuerpo tiene su yin y su yang y todos los órganos tienen su yin y su yang. La enfermedad se produce por estancamiento del fluido energético que se manifestara por exceso o falta de yin o de yang. Según la tradición China, la cabeza y los pies son los dos polos entre los cuales circulan las diez corrientes energéticas, interrelacionadas a su vez a través de otras corrientes secundarias, de manera que todos los órganos del cuerpo humano estan conectados a esta red de energía vital y como la energía

fluye hasta los pies, cada órgano y parte del cuerpo se ve reflejado en zonas concretas de los pies. Para la ciencia occidental, el 'fluido conductor' entre las distintas partes del cuerpo y los puntos del pie constituye un elemento inexplicable de la reflexología. En el Libro de las Transformaciones (I Ching), un texto clasico del confucionismo, que es considerado como texto de medicina, de moral, de filosofía y de cosmología estan los 64 hexagramas simbólicos que se utilizan para el diagnóstico. Cada hexagrama contiene seis triagramas de tres líneas paralelas, cada línea del triagrama representa elyin (discontinua) o el yang (continua). El significado de cada triagrama se utiliza para adivinación, para dar consejos morales y en medicina. Recordemos que en el pensamiento chino todo esta relacionado con todo. Los pies es el triagrama Chên, Kan, que se representa con dos líneas yin y debajo una línea yang. Su concepto es el trueno y el poder excitante. Sus capacidades son el movimiento, la mudanza, el desplazamiento, la vehemencia, lo nervioso. Corresponde con la estación de la primavera.



El cuerpo en el pensamiento chino
El cuerpo en el pensamiento chino es el soporte para los atributos físicos. El xin es la cabeza-mente o fuerza que se expresa a través de la estructura física del cuerpo y de la postura corporal y que debe dominar el cuerpo-persona, el shen, que es egoísta, caprichoso y exigente. El cuerpo se considera que es un regalo de los padres y deber de los hijos es reproducirse y cuidar su propio cuerpo como símbolo de respeto y homenaje a los padres. Alcanzar longevidad es la mejor de las buenas suertes y un premio, ya que el cielo concede larga vida a las personas a quienes aprueba sus comportamientos. El cuerpo es percibido también como réplica del universo. El microcosmos corporal es reflejo del macrocosmos universal y esta en íntima relación con el universo. El orden del universo depende del orden del cuerpo y viceversa. En'El libro de los Cinco Talismanes', se describe la equivalencia absoluta entre el microcosmos y el macrocosmos. El hombre contiene en él todo lo que existe, no sólo la flora y la fauna, los cinco elementos, también toda la sociedad, la política, los continentes, los pueblos, las construcciones, las herramientas: todo. En el cuerpo cósmico, la cabeza redonda es la bóveda celeste, los ojos, la luna, las extremidades son las estaciones y los pies son la tierra. El cuerpo también se le concibe como el reflejo de un pequeño país y de su gobierno. El gobernador, Xin, es la cabeza-mente, esta ayudado por 11 oficiales de estado, ministros y asistentes. Así el hígado, Dan, es el estratega que toma las decisiones militares. El bazo-estómago, Pi-wei, son los responsables del gusto y el almacenamiento de la comida. El intestino delgado, Dachang, el oficial responsable del trasporte y transformación de la comida. El intestino grueso, Xiochang, el oficial responsable de la eliminación del exceso. Todos deben trabajar en armonía para dirigir el sistema de transporte y comunicación dentro del cuerpo. Estas funciones de transporte y comunicación se hacen a través de los doce canales, jing, que representan los doce ríos de China. Cuando el cuerpo es percibido como imagen de un país y las funciones del cuerpo como las funciones de gobierno, los pies son considerados como los súbditos, sumisos yhumildes, pero sin los cuales la cabeza, el dirigente, no podría vivir. A su vez veían en el funcionamiento armónico e interrelacionado de las partes del cuerpo el principio que debía regir la política de un país. El orden de la sociedad dependía del orden del propio cuerpo. Un emperador de los comienzos de la dinastía Han (S. II a.C.) consulta a su consejero sobre qué hacer para alcanzar la confianza de sus súbditos. La respuesta es, 'cuando hayas arreglado tu corazón podras arreglar asuntos de los demas, cuando tu cuerpo esté en armonía, el gobierno de los asuntos del Estado estaran en orden'.


Los pies
Ya hemos visto que los pies contienen el reflejo de todos los órganos y partes del cuerpo. También que en la concepción cosmológica del cuerpo los pies son la tierra, y que en la concepción del cuerpo como sociedad, los pies son los súbditos. Ademas en el pensamiento chino los pies de Buddha estan cargados de simbolismo. En el Majjhima-Nikaya se relata la vida de Buddha. Allí se dice que nada mas nacer, lo primero que hizo fue plantar sus pies en la tierra. Después de poner los pies en la tierra y vuelto hacia al Norte dio siete pasos en cada una de las direcciones del espacio, midiendo con sus pies el universo a la vez que exclamó: 'aquí estoy yo, en la punta del mundo' (Majjhima-Nikaya III, 123). Los siete pasos de Buddha son reproducidos con muchafrecuencia en la iconografía y arte budistas. El dar los siete pasos significa que después de recorrer los siete cielos planetarios ha alcanzado la cima del mundo. El haber llegado a la cúspide de la torre de siete pisos significa que ha logrado la trascendencia, por eso cuando ha terminado de dar los siete pasos exclama: 'éste es mi último nacimiento; para mí ya no habra nuevas existencias'. Las huellas de los pies de Buddha, Buddhapada, son muy veneradas y ampliamente representadas en los lugares sagrados del budismo. Los amuletos que reproducen los pies de Buda se utilizan con mucha frecuencia. A Buddha cuando no se le representa con apariencia corporal, se le evoca mediante símbolos. Uno es el parasol, cuyo significado es su presencia en el cielo, su soberanía espiritual. Otro es el trono, que significa su presencia en el mundo intermedio. Otro es las huellas de sus pies, que significa su presencia en la tierra, pues sus huellas sólo son perceptibles hasta la puerta del sol, hasta los límites del cosmos, ya que fuera de la tierra el Buddha no necesita pies. Así que los pies de Buddha simbolizan no sólo la tierra sino las realidades terrestres. También esta escrito que la madre del fundador de la dinastía Chou quedó embarazada de un modo sobrenatural al poner sus pies sobre las huellas de unos pies divinos.


Bibliografíarecomendada
Aymard A, Auboyer J. Oriente y Grecia antigua. En: Crouzet M. (dir.) Historia General de las Civilizaciones. vol. I. Barcelona: Destino, 1981. Chuang T. Zhuang Zi. Traducción, introducción y notas de Iñaki Preciado Ydoeta. Barcelona: Kairós, 1996. Du Halde JB. Description géographique, historique, chronologique, polotoque et physique de l´Empire de la Chine et de la Tartarie chinoise'. En: Ricci FM. La China. Las artes y la vida cotidiana vistas por el P Matteo Ricci y otros misioneros . jesuitas. Barcelona: Ebrisa, 1989. Elorduy C tradc.) Chuang-tzu. Caracas: Monte Avila, 1991. Fontana J, Ponon G. (Dirs). El mundo chino. Barcelona: Crítica, 1991. Lao Tse. Tao te Ching. Madrid: Morata, 1975. Loux F. El cuerpo en la sociedad tradicional. Palma de Mallorca: Olañeta, 1987. Naudou J. Buda y el budismo. Madrid: Daimon, 1976. Needham J. Science and Civilisation in China. Cambridge: Cambridge University Press, 1985. Ricci M. Costumbres y religiones de China. Buenos Aires: Universidad del Salvador, 1985. Suarez A.H tradc.). Libro del curso y de la virtud. Madrid: Siruela, 1998. Unschuld P. Medicine in China: A History of Ideas. Londres: University of California Press, 1985. Vélez de Ces A. Buda (ca. 560-480 a.C.). Madrid: Ediciones del Orto, 1998. Watts A. El camino del Tao. Barcelona: Kairós, 1979. Wilhwlm R. Confucio. Madrid: Alianza, 1986





Política de privacidad