Consultar ensayos de calidad


Africa Continente a la Deriva

Entre 1510 y 1860, mas de diez millones de seres humanos fueron transportados como esclavos hacia América. Mas de dos millones murieron a bordo de los navíos negreros. Se calcula, ademas, que mas de ocho millones de personas murieron entre el lugar del interior en que habían sido hechas prisioneras y el mercado de esclavos en las costas africanas. Es decir, el trafico de negros convirtió en víctimas directamente a mas de veinte millones de seres humanos.


La mayor parte de esos muertos y deportados eran jóvenes en su mejor edad productiva. El trafico fue responsable de la despoblación de regiones enteras. Entre 1800 y 1850, durante el período de expansión de la cultura algodonera en EE.UU., el número de deportados llegó a ser de 120.000 por año. Así, el desarrollo del capitalismo estadounidense estuvo íntimamente ligado con el trafico de carne humana. Inglaterra, a su vez, fue responsable del transporte del 50% de los africanos esclavizados. El trafico de negros en el siglo XVIII llegó a representar la mitad de los beneficios de las exportaciones de los países europeos. El trafico desorganizó la vida social africana. En Africa existía una esclavitud, pero era residual y, en general, de caracter familiar. La expansión del capitalismo transformó la esclavitud en un comercio altamente rentable y aumentó la proporción del proceso de esclavitud. Algunas tribus africanas abandonaron la producción artesanal y el comercio interregional para dedicarse al nuevo y lucrativo negocio creado por los hombres blancos. Se estableció un 'estado de guerra' permanente en elterritorio africano. La agricultura, la artesanía y el comercio se vieron afectados duramente por las deportaciones masivas y por las matanzas causadas por los esclavistas. En 1800, por culpa del trafico, el continente africano habría retrocedido varios siglos.




Por ello, la tentativa de hacer responsables a los africanos de la esclavitud, sólo porque algunos caudillos tribales se implicaron en la caza humana para el 'comercio' intercontinental de esclavos, es insostenible. Dichos caudillos eran apenas cómplices de los traficantes. Sin la creación de un amplio mercado para la mano de obra esclava en América y sin los recursos originarios del occidente capita-lista no habría sido posible que surgieran esos cazadores de esclavos en el continente africano. Las bases del subdesarrollo africano no se encuentran en el interior de las sociedades africanas y sí en las relaciones impuestas por las potencias capitalistas desde su nacimiento.
A la plaga del trafico siguió la del colonialismo. En la década de los años ochenta del siglo XIX, las grandes potencias de Europa decidieron repartirse y ocupar Africa. El argumento fue de orden humanitario: la ocupación buscaba acabar con la esclavitud y con los déspotas locales, argumento todavía utilizado hoy en las guerras que el imperialismo promueve contra los países subdesarrollados.


Africa se transformó de nuevo en un campo de batalla. Los pueblos africanos trataron de resistir la ocupación de sus territorios, pero fueron vencidos. La historia de la colonización de Africa es una historia de matanzas, generalmente olvidadas por lahistoria occidental. (…)



Al final del siglo XIX y en los primeros años del siglo XX, la esclavitud conoció un nuevo florecimiento. El comercio de esclavos en las colonias francesas sólo fue prohibido en 1905 y la esclavitud tardó todavía algunos años en extinguirse.


La división internacional del trabajo, implantada por el sistema colonial, condenó al continente africano a ser un simple productor de materias primas para las industrias europeas y estadounidenses. Las industrias artesanales existentes fueron destruidas, lo cual lanzó a millares de personas a la miseria. En Europa, el mismo proceso que destruyó los empleos en la artesanía creó nuevos empleos en la gran industria y representó un incremento del desarrollo de las fuerzas productivas. En Africa, la destrucción de la artesanía representó un verdadero retroceso de la civilización. El artesano del hierro, del cuero, del algodón, se transformó en trabajador obligado (semiesclavo) en las grandes plantaciones y en las minas de los colonizadores blancos.


Rapidamente se constituyó una economía basada en el monocultivo de la exportación. Los cultivos alimentarios tradicionales, que garantizaban la subsistencia de las poblaciones locales, fueron abruptamente sustituidos. El resultado inmediato fue la expansión, en una escala nunca vista con anterioridad, de las epidemias de hambruna. En Gambia, por ejemplo, se cultivaba el arroz, pero el colonialismo transformó este país en un gran productor de almendras. Gambia tuvo entonces que empezar a importar arroz para minimizar el hambre de su pueblo.


La propagandade los colonizadores siempre intentó hacer creer que las epidemias de hambre y la desnutrición crónica de los pueblos africanos eran cosas naturales, presentes desde siempre en la historia de Africa. El hambre sería, así, el estado natural del hombre africano. El respetado científico brasileño Josué de Castro demostró la falsedad de dicha tesis. Según él, el régimen alimentario africano en el período precolonial era bastante variado y se basaba en una agricultura diversificada, situación que el colonialismo alteró radicalmente.
Y, por fin, hemos de desenmascarar el mito de que la colonización, por lo menos, construyó carreteras, escuelas, hospitales, es decir, trajo la modernización. Pero no se tiene en cuenta que 'tras la descolonización la metrópoli deja de invertir en la colonia, sobre todo en las obras públicas, y las infraestructuras creadas se deterioran. La guerra suele ahuyentar a los capitales de inversión, con lo que el país se descapitaliza. La negligencia administrativa y la corrupción no favorecen las nuevas inversiones, ni la creación de capitales autóctonos, con lo que estos países entran en crisis: y la pobreza y la miseria se afianzan en la sociedad, y se convierte en una lacra muy difícil de erradicar'.


Escrito por africacontinentealaderiva el 27/01/2009 23:18 | Comentarios (0)
Descolonización de Africa: Las Guerras


La descolonización de Africa es un proceso de independencia de las naciones africanas que tuvo lugar, principalmente, tras la Segunda Guerra Mundial, aunque Liberia, fundada libre a mediados del siglo XIX, puede serconsiderada el primer estado africano descolonizado.


La mayor parte de Africa había sido colonizada durante la Repartición de Africa, en medio del periodo conocido como Nuevo Imperialismo, durante la segunda mitad del siglo XIX. Tras la Primera Guerra Mundial, los movimientos independentistas africanos tomaron relevancia, que culminaría en el proceso de descolonización. En algunos países la independencia se obtuvo de forma pacífica, mientras que en otros se consiguió mediante el uso de las armas. Entre estos últimos, la Guerra de Independencia de Argelia (1954-62) y la Guerra colonial portuguesa fueron las mas violentas.


En 1958, la Unión Francesa se convirtió en la Comunidad Francesa, con la notable excepción de Guinea, la cual decidió su independencia en un referéndum; dos años mas tarde, todas las colonias francesas se independizaron. La descolonización, sin embargo, no ha acabado, ya que el Sahara Occidental sigue bajo administración colonial española de jure, e invadido por Marruecos en virtud de los ilegalizados Acuerdos de Madrid.


-Antecedentes
Durante la Repartición de Africa en el siglo XIX, las potencias europeas delimitaron Africa en la Conferencia de Berlín de 1884 y 1885.
Ya en 1905, todo el suelo africano estaba controlado por las fuerzas europeas. Gran Bretaña y Francia contaban con mayores posesiones, pero Alemania, España, Italia, Bélgica y Portugal también tenían colonias. Las consecuencias de este proceso de colonización fueron variadas, como la perdida de recursos naturales, devastación económica, confusión cultural, división geopolítica ysubyugación política. Sin embargo, la dominación europea también llevó mejores carreteras, vías de tren, puertos, hospitales, educación y métodos modernos para la agricultura.


-Causas
La descolonización de Africa se basa en tres circunstancias distintas: el deseo de los pueblos indígenas a independizarse, la distracción europea por los asuntos mundiales y el resentimiento popular contra el racismo y la desigualdad.
El deseo africano de independencia se basó en la contemplación de la exitosa revolución, y su consecuente autogobierno, de India, dirigida por Mahatma Gandhi.
En segundo lugar, la descolonización tuvo lugar en el ambito internacional de la Guerra Fría. Debido a los esfuerzos que la URSS llevaba a cabo para promulgar su ideología comunista, las potencias europeas temían que sus colonias se volvieran hacia el comunismo como una forma radical de obtener la independencia.
El racismo fue la tercera circunstancia que afectó al proceso descolonizador. Las colonias africanas, a diferencia de las colonias americanas, no tenían un mestizaje racial importante, ya que los colonos europeos no se habían asentado y mezclado con los nativos. En vez de eso, los prejuicios racistas habían calado hondo en la conciencia europea, que veía a los africanos como inferiores, ya sea por las diferencias culturales, la falta de participación política o la educación inferior de los africanos.
Tras la Segunda Guerra Mundial, y deseando quitarse la carga económica de mantener grandes imperios, las fuerzas aliadas prometieron la independencia de Africa.
La educación superior deciertas personas fue clave a la hora de informar y activar a las multitudes. Soldados africanos que luchaban en el extranjero o estudiantes africanos que fueron también al extranjero a estudiar, tomaron una visión mas amplia del mundo y sus opiniones contemporaneas.
Los líderes africanos se dieron cuenta que Africa había sido clave a la hora de ganar la Segunda Guerra Mundial. Desde el punto de vista africano, las colonias estaban ayudando a sus señores colonos a combatir a un enemigo desconocido sin mencionar la palabra independencia. Algunos líderes como Verwoerd y Vorster de Sudafrica apoyaron a Hitler mientras que la mayoría de los gobernadores de las colonias francesas reconocieron lealtad al gobierno de Vichy hasta 1943. La propaganda alemana durante la guerra tuvo un papel muy importante en este desafío al poder britanico. Debido a que Japón había comenzado su proceso imperialista en el lejano oriente, se produjo una escasez de materiales como el caucho y algunos minerales. Africa se vio obligada a hacer frente a esta escasez, beneficiandose grandemente de dicho cambio: las industrias locales emergentes trajeron nuevos pueblos, y las ciudades existentes doblaron su tamaño. El crecimiento social e industrial trajo mas alfabetización y con ella los periódicos pro-independentistas. En 1941, Roosevelt y Churchill se reunieron para discutir como sería el mundo de la posguerra. El resultado fue la Carta del Atlantico. Uno de los puntos de la carta, introducido por Roosevelt, fue la autonomía de las colonias imperiales. Por lo tanto, tras la Segunda GuerraMundial, Gran Bretaña se vio presionada a cumplir los términos de la Carta.
-Consecuencias
En la conclusión de la descolonización, Africa sufría una gran desestabilidad política, pobreza económica y dependencia de las potencias debido a la deuda.
La inestabilidad política nació de la introducción en Africa de ideología marxista o de la influencia capitalista, así como de las diferencias raciales, que incitaban a guerras civiles, formandose grupos nacionalistas negros, que participaban en ataques violentos contra los colonos blancos, intentando así poner fin al gobierno de la minoría blanca. Las fronteras acordadas por los europeos durante la colonización fue otra fuente de violencia, ya que alguna de las nuevas naciones no estaba de acuerdo con sus fronteras. Aunque la mayoría de las naciones africanas ya han aceptado sus fronteras, existen disputas hoy en día como la de Chad y Libia, Etiopía y Somalia, o Nigeria y Camerún. En un intento de influenciar al tercer mundo para adoptar su ideología de capitalismo o comunismo, los Estados Unidos y la URSS dieron créditos de comida y dinero a las naciones africanas. Para alimentar, educar y modernizar a sus masas, Africa tomó prestado grandes cantidades de dinero de varias naciones, banqueros y compañías. Como pago, los prestamistas trataron de influenciar políticamente la situación africana. Sin embargo, el dinero prestado no arregló la situación económica, ya que gran parte de ese dinero fue despilfarrado por dictadores corruptos, ignorandose así asuntos sociales como la educación, la salud y la estabilidad política





Política de privacidad