Consultar ensayos de calidad


Criminalidad, educación y valores.




Puerto Rico enfrenta una grave situación con el crimen. Donde la sociedad teme salir a la calle, donde se ha perdido toda moral, sensibilidad y cortesía con el pueblo puertorriqueño. Factores que contribuyen a la criminalidad en nuestras calles y hogares pueden ser: la educación, tanto pedagógica como moral. La sociedad puertorriqueña ha perdido de alguna manera u otra los valores, la cortesía y el respeto. “Los seres humanos se enfrentan día a día a problemas familiares o de trabajo, que los llevan a pensar, decidir y actuar, curso de acción que esta condicionado por sus creencias, conocimientos, actitudes y valores morales”. Dichos valores se encuentran en una carencia que se da a sentir de manera fuerte, en los trabajos hay quienes hacen lo que sea por lo que desean, en la calle cuando manejamos la cortesía es casi inexistente y en la calle hay quienes asumen y juzgan antes de conocer. La ola criminal que se enfrenta, hay que atacarla desde sus principios, los valores y la educación. Todos somos parte de la acción tomada en contra de la criminalidad. Los padres deben inculcarle a sus hijos los buenos modales, la cortesía, el respeto y encaminarlos hacia una vida académica y adecuada para asegurar en el bienestar de los futuros lideres de este país



La educación es la clave para mejorar. Hay que ofrecer mejores oportunidades de educación para el pueblo puertorriqueño porque si no tenemos jóvenes que estén enfocados en un futuro, encarrilados hacia una profesión, sonjóvenes que se pueden convertir en participes de la ola criminal. Por eso tenemos que reforzar la educación de los niños, de los jóvenes e incluso aun de los adultos que desean superarse. El sistema educativo puertorriqueño es uno individualista con poca o ninguna supervisión parental. Debemos crear un sistema de educación donde se pueda alfabetizar casi la totalidad de la población estudiantil, impartir la importancia de los valores, el trabajo duro, el respeto y la responsabilidad. Así tendríamos a nuestra juventud enfocada y lejos de la criminalidad. Las estadísticas muestran que en Puerto Rico 540 asesinatos anuales son cometidos por jóvenes, dentro de una población de 4 millones de personas, en cambio en Japón con mas de 127 millones de habitantes tiene solo 127 asesinatos anuales causados por jóvenes, esto es gracias a la educación. Luego de ver estos números se ve enmarcado la diferencia a nivel educativo. Si la policía y el gobierno se preocupa tanto por la criminalidad y se olvidan de la educación no pueden pretender que ola criminal reduzca. Hay que ser firmes en la educación para poder sacarle provecho a la misma. Dicho provecho sea beneficioso para la juventud y todos aquellos que aspiran a mas en un futuro.

En Puerto Rico nos encontramos que esta falta de educación, esta falta de valores motiva a la juventud a irse por lo facil y no querer sudar en esta vida. Alrededor de un 35% de los estudiantes que entran a escuela superior se gradúan, esto demuestra que un 65% de estudiantes terminan endeserción escolar. Estos números son alarmantes para cualquiera, pues, de 10 estudiantes solo 4 logran graduarse, esos otros 6 quedan expuestos a ser atraídos por el narcotrafico, delincuencias de todo tipo o alguna actividad de cuestionable estatus legal. Por eso debemos atacar la criminalidad desde el nacimiento, promoviendo la lectura, la atención al menor. Durante su crecimiento estar presente y pendiente de las necesidades basicas de ese individuo y luego, cuando este empiece a enfrentar el mundo exterior orientarlo para que el mismo vaya preparado para determinar lo que esta bien de lo que esta mal. La solución de conflictos y la toma de decisiones son vitales enseñarlas desde temprana edad, así prepararíamos al individuo para enfrentar un medio ambiente lleno situaciones donde se requiere madurez y tecnicismo para poder remediar, aclarar o enfrentar cualquier evento que pueda terminar siendo un numero mas en el censo de violencia anual.


Aunque se utilizan las mismas palabras para hablar de lascaracterísticas y los componentes de las reformas, es importante reconocer que en cada país existen especificidades que responden a la forma en que dicho país se fue integrando a lo largo de su historia y a la manera en que creó y organizó el servicio educativo.


Por lo anterior, es necesario advertir que el análisis y la reflexión planteadas en este texto se elaboran con el propósito de comprender el proceso de reforma de la educación en México, en especial en su aspecto descentralizador.


Retomando el concepto de “república federal”, en nuestra Constitución se asienta la definición del país como los “Estados Unidos Mexicanos”. Cada estado se instituye como libre y soberano. En la práctica, el federalismo mexicano es aún incipiente; más bien la república se caracteriza por el ejercicio centralizador del gobierno llamado “federal”, que ha promovido desde los años ochenta del siglo pasado un proceso denominado por algunos de auténtico federalismo, lo que no elimina las ambigüedades. Sirva este comentario como referencia que permita contar con elementos de juicio para analizar la reforma educativa mexicana, llevada a cabo en tal contexto centralista y federalizador.


En este artículo hablaremos de los rasgos más distintivos de la reforma educativa de México, cuyo origen se ubica en 1992 y tiene sus antecedentes inmediatos en los finales de los años setenta. De entonces a la fecha, el sistema educativo ha ido experimentando cambios originados por diferentes factores políticos, jurídicos, sociales y económicos que influyen en su concepción, funciones, operación y gobierno.Entre el diseño de una reforma, los mecanismos utilizados para su puesta en marcha y la obtención de resultados esperados median los factores antes aludidos, así como las competencias técnico profesionales y los ambientes culturales que imprimen vida y dinamismo al sistema.


Este texto se estructura en tres grandes partes. En la primera se ofrece una breve descripción del sistema educativo mexicano, a fin de ubicar el contexto de la reforma educativa de la última década del siglo pasado. En la segunda se desarrolla una caracterización general de los elementos fundamentales de la reforma de los años noventa en México. En la tercera se presenta un análisis de la nueva configuración del sistema educativo nacional a partir de la actuación de los actores sociales y políticos que surgen o que se hacen más visibles en este escenario a raíz de la reforma. Se concluye con unas reflexiones acerca del papel de las normas jurídicas en los procesos de cambio educativo.


I. Sistema educativo mexicano
Durante el siglo XX, México fue formando un sistema educativo de grandes dimensiones y con
diversidad de sus funciones sociales. Hoy, el sistema es complejo en su estructura, diverso en su
oferta y con grandes desafíos en la calidad, la equidad y la pertinencia de sus servicios, con
necesidad de soluciones nuevas y variadas para una población con clara dinámica de cambio.
Para dar una idea de lo que significa atender la demanda de educación en México, en el cuadro 1
se muestra el tamaño actual del sistema educativo en cuanto a matrícula, maestros y escuelas que
existen en cada tipoy niveles educativos. Asimismo, se menciona, como indicador -------- ----- ------ -----------
[ 1 ]. Dr. Modesto Ñeco Quiñones. Catedratico de la Escuela de Educación de la Universidad del Turabo, Gurabo, Puerto Rico.
[ 2 ]. Vocero de Puerto Rico. 26 de abril de 2012. Valora tus valores.
[ 3 ]. Exgobernador Luis Fortuño. Tomado de entrevista al periodico Primera Hora. 13 de agosto de 2012.
[ 4 ]. William Rosado Ocasio. Bachillerato en Historia y literatura comparada. UPR Rio Piedras.
[ 5 ]. Ramon Santiago. 25 de septiembre de 2011. EDUCAPR.
[ 6 ]. Ivelisse Rivera Quiñones. Primera Hora. 2 de febrero de 2011.





Política de privacidad