Consultar ensayos de calidad


Discalculia - squÉ es la discalculia?, prevenciÓn, diagnÓstico, trabajo con padres, evaluaciÓn




















INDICE
Págs.


1. INTRODUCCIÓN ..1

2. sQUÉ ES LA DISCALCULIA

3. PREVENCIÓN …………………………………………………………….……………………………..

4. DIAGNÓSTICO…………………………………………………………………………………………………

5. TRABAJO CON PADRES……………………….…………………………………………………………

6. EVALUACIÓN…………………………………………………………………………………………………..

7. PROGRAMA DE INTERVENCIÓN………………………………………………………………………

8. CONCLUSIÓN…………………………………………………………………………………………………..

9. BIBLIOGRAFÍA…………………………………………………………………………………………………

10. ANEXOS…………………………………………………………………………………………………………..










1 INTRODUCCIÓN



La discalculia o dificultades en el aprendizaje de las matemáticas (DAM) es una dificultad de específica en matemáticas que es el equivalente a la dislexia, sólo que en lugar de tratarse de los problemas que enfrenta un niño para expresarse correctamente en el lenguaje, se trata de dificultad para comprender y realizar cálculos matemáticos. Afecta a un porcentaje de la población infantil entre el 3% y el 6%.

Esta anomalía casi nunca se diagnostica ni es tratada adecuadamente. Puede ser causada por un déficit de percepción visual o problemas en cuanto a la orientación. El término discalculia se refiere específicamente a la incapacidad de realizar operaciones matemáticas o aritméticas. Es una discapacidad relativamente poco conocida; de hecho, se considera una variación de la dislexia. Generalmente una persona con discalculia tiene un cociente intelectual bastante normal, pero manifiestaproblemas con las matemáticas, señas, direcciones, etc y por lo tanto un bajo rendimiento escolar en contenidos puntuales.

Discalculia es un término que hace referencia a un amplio rango de problemas relacionados con el aprendizaje de las habilidades matemáticas. No existe una única forma de trastorno del aprendizaje de las matemáticas y las dificultades que se presentan varían de persona a persona. Afectan de modo diferente en cada momento del ciclo vital de las personas.
En consonancia con lo comentado con anterioridad, en este informe nos disponemos a evaluar un niño de 10 años con el objetivo de obtener un adecuado diagnóstico para cubrir la demanda de una posible dificultad en las matemáticas.


Para introducirnos en este tema, expondremos una breve explicación de a qué nos referimos con discalculia así como la posible carencia en esta área. Además de las recomendaciones a seguir para la posible prevención de esta dificultad y las pautas para la elaboración de un diagnóstico adecuado.
Tras ello realizaremos, junto con los datos aportados por el entorno escolar y familiar, una pre-evaluación para la obtención de un programa de intervención acorde a las dificultades que muestra el niño en cada una de las áreas que engloban y forman la discalculia. Dicho de otro modo, analizaremos los errores principales que muestra el niño o niña en matemáticas para localizar la dificultad específica y centrarnos así en el trabajo de esta.







2 sQUÉ ES LA DISCALCULIA?

Discalculia o acalculia es un término que hace referencia a un amplio rango de problemas relacionados con elaprendizaje de las habilidades matemáticas. No existe una única forma de trastorno del aprendizaje de las matemáticas y las dificultades que se presentan varían de persona a persona y afectan de modo diferente en cada momento del ciclo vital de las personas.
La discalculia o dificultades en el aprendizaje de las matemáticas (DAM) es una dificultad de aprendizaje específica en matemáticas que es el equivalente a la dislexia, sólo que en lugar de tratarse de los problemas que enfrenta un niño para expresarse correctamente en el lenguaje, se trata de dificultad para comprender y realizar cálculos matemáticos. Afecta a un porcentaje de la población infantil entre el 3% y el 6%. Esta anomalía casi nunca se diagnostica ni es tratada adecuadamente. Puede ser causada por un déficit de percepción visual o problemas en cuanto a la orientación
Generalmente una persona con discalculia tiene un cociente intelectual bastante normal, pero manifiesta problemas con las matemáticas, señas, direcciones, etc y por lo tanto un bajo rendimiento escolar en contenidos puntuales.
Como comentábamos independiente del nivel mental, de los métodos pedagógicos empleados, y de las perturbaciones afectivas, se observa en algunos niños la dificultad de integración de los símbolos numéricos en su correspondencia con las cantidades reales de objetos. El valor del número no se relaciona con la colección de objetos. Ya que las dificultades que involucran a las matemáticas son diferentes, así mismo lo son sus efectos sobre el desarrollo de una persona. Por ejemplo, una persona que tiene problemas en el procesamiento verbaltendrá desafíos diferentes que quien tiene dificultades en las relaciones viso- espaciales. Otra persona con dificultades para recordar y mantener una secuencia adecuada va a desempeñarse en el ámbito de las matemáticas también de forma distinta.
Se han realizado diversos estudios en niños nacidos en condiciones desfavorables o con trastornos genéticos que parecen confirmar la existencia de causas genéticas o biológicas.
En investigaciones para determinar las bases neuroanatómicas de la discalculia, se trabaja con personas que padecen un síndrome genético que está acompañado de este trastorno del aprendizaje. El hecho de que todas las investigaciones se realicen con pacientes diagnosticados con otro trastorno, se debe a que se parte del supuesto que el síndrome genético es el causante de la alteración cognitiva relacionada con el procesamiento numérico.
En 2005, un estudio llevado a cabo con pacientes con Síndrome Velocardiofacial encontró algunas zonas cerebrales que parecían estar relacionadas con el aprendizaje aritmético y se encontraban disminuídas o hipoactivas. De estas áreas la que parece ser más importante o clave para realizar todo tipo de tareas numéricas es el lóbulo parietal, concretamente, el segmento horizontal del Surco Intraparietal y el giro angular. La primera de ellas se encarga de representar de forma interna las cantidades y las relaciones entre ellas. En segundo lugar el Giro Angular es el centro de las operaciones de cálculo y controla aquellas tareas de procesamiento numérico o de cálculo donde es necesaria la presencia de un procesamiento verbal. Otra área concierta importancia a la hora de resolver tareas numéricas es el lóbulo parietal posterior superior, que parece ser el encargado de los procesos atencionales necesarios para resolver el cálculo.


El lóbulo frontal también cumple algunas funciones secundarias relacionadas con la resolución de problemas aritméticos. Se encarga de la memoria de trabajo, necesaria para retener las operaciones intermedias durante el proceso. Otra función es la de organizar y planificar los pasos de la tarea, e incluso la de comprobar y corregir los errores. Las áreas temporal media y prefrontal derecha cumplen la función de recuperar la información que hace falta para resolver el problema.
En la actualidad numerosas investigaciones (Bruandet, M., Molko, N. ) sugieren la existencia de un sustrato neural específico para el procesamiento de las matemáticas implicadas en déficits de discalculia. En concreto intervendrían las siguientes áreas cerebrales
- El segmento horizontal del Surco Intraparietal (SHSIP)que es la estructura anatómica clave involucrada en la realización de todo tipo de tareas de naturaleza numérica.
- El Giro Angular Izquierdo, que en conexión con otras áreas perisilvianas, se encarga de la manipulación verbal de los números.
- Un sistema bilateral parietal posterior-superior que permite la orientación atencional (espacial y no espacial) con respecto al sistema de representación mental de las cantidades.
Anomalías tanto en estas zonas cerebrales como en aquellas que las conectan, pueden producir o acrecentar los déficit característicos de la discalculia.
El trastorno asociado adificultades del aprendizaje en matemáticas conocido como discalculia, se puede presentar de diferentes formas según el diagnóstico o sus características.
Tradicionalmente, se ha divido en cuatro tipos: discalculia primaria, discalculia secundaria, disaritmética y discalculia espacial
Discalculia primaria: Trastorno específico y exclusivo del cálculo, unido a una lesión cerebral.
Discalculia secundaria: Se diagnostica al producirse una mala utilización de símbolos numéricos y mala realización de operaciones asociadas a dichos símbolos, especialmente las inversas. También asociada a otros trastornos como dificultades del lenguaje, baja capacidad de razonamiento y desorientación espacio-temporal.
Disaritmética: Se caracteriza por presentar dificultades para comprender el mecanismo de la numeración, retener el vocabulario asociado a ésta o concebir los mecanismos de resolución de sumas, restas, multiplicaciones o divisiones (cuatro operaciones básicas), también contar mentalmente y utilizar sus adquisiciones para la resolución de problemas.
Discalculia espacial: Dificultad para ordenar los números según una estructura espacial
También cabe señalar otra clasificación más específica de esta dificultad del aprendizaje
Discalculia verbal: dificultad en nombrar las cantidades matemáticas, números, términos, símbolos y relaciones.
Discalculia practognóstica:  dificultad para enumerar, comparar y manipular objetos matemáticamente
Discalculia léxica: dificultad en la lectura de los símbolos matemáticos
Discalculia gráfica: dificultad en la escritura de los símbolos matemáticos.
Discalculiaideognóstica: dificultad para hacer operaciones mentales.
Discalculia operacional: dificultad en la ejecución de las operaciones ( relacionado con lo escrito)


3 PREVENCIÓN

Como ya sabemos, la discalculia es una dificultad de aprendizaje específica en el área de las matemáticas y que se trata de una incapacidad para comprender, aprender y realizar cálculos matemáticos.
Generalmente una persona con discalculia tiene un cociente normal, pero manifiesta problemas con las matemáticas y por lo tanto un bajo rendimiento escolar en contenidos puntuales.
Si la discalculia no se trata precozmente, puede arrastrar un importante retraso educativo. En los niños esta dificultad causa mucho sufrimiento, especialmente en los primeros años escolares en los que el dominio de las 'bases conceptuales' es de gran importancia, pues el aprendizaje de la matemática es de tipo 'acumulativo', por ejemplo, no es posible entender la multiplicación sino se entiende la suma.

En el sistema tradicional de enseñanza se ha perdido la conexión con la raíz de las matemáticas, enseñando al alumno a memorizar y manejar símbolos (olvidando que estos son sólo representaciones de algo concreto), y a memorizar procedimientos y formulas sin saber lo que está haciendo.
La discalculia se presenta en una etapa muy temprana, siendo el primer síntoma la dificultad en el aprendizaje de los dígitos. Esto se debe a que el niño no entiende la correspondencia entre el dígito y la cantidad, y comienza a ver que las matemáticas son complicadas. La correspondencia entre lo concreto (la cantidad) y lo abstracto (el símbolo),es un paso que el niño con discalculia, se ve incapaz de entender. El ábaco es un intento bastante bueno para acercar a los niños a lo concreto, sin embargo en los colegios enseguida se pasa al papel y lápiz.
Existe una metodología que se aplica tanto a niños visuales (niños con un estilo diferente de aprender y percibir debido a que piensan con imágenes y no con palabras), como a los no visuales, a partir de 7 años de edad. El método consiste en realizar ejercicios y representaciones en material concreto (principalmente, aunque no limitado, en plastilina) junto con el estudiante, quién va descubriendo paso a paso cómo pasar del material concreto al cuaderno, gracias a un diseño especial en el que se aprenden las cantidades mediante unos 'patrones'. Aunque en un principio el método fue creado pensando en ayudar específicamente a niños con discalculia, el método beneficia a todos en general.
La edad para detectar un problema de discalculia está entre los seis y ocho años, momento en que se introducen las matemáticas como materia independiente y se puede comparar el rendimiento de unos niños con otros. Pero antes que nada, es importante distinguir entre un niño al que se le dan mal las matemáticas y otro que realmente tiene dificultades en el aprendizaje de las mismas.
La clave para diferenciarlo es que el rendimiento en la asignatura de un niño con discalculia es bastante inferior al del resto de los alumnos, siempre está dos o tres cursos por debajo del que debe tener. Además, en la mayoría de los casos, es un retraso que se evidencia tan solo en esta materia, ya que en el resto delas áreas cognitivas su rendimiento se desarrolla dentro de la normalidad en relación a otros compañeros.
Aunque no se puede generalizar, existen algunas pistas que pueden evidenciar un trastorno de discalculia, dificultades que puede tener el niño en una o varias áreas
Memoria: problemas para recordar conceptos básicos de aritmética, tablas de multiplicar, significado de los símbolos y olvidarse de los pasos para resolver varios cálculos.
Lenguaje matemático: dificultad para expresar procesos matemáticos, para interpretar los enunciados de los problemas o incomprensión de conceptos, como posición, relaciones y tamaño.
Habilidades viso-espaciales: confusión en los signos aritméticos (el + por el x), inversiones numéricas (31 por 13), fallos en la seriación de números (1, 2, 4, 6, 7, 9), colocar los números en posiciones incorrectas al realizar las operaciones o escritura incorrecta de los números.
Los profesores son quienes pueden detectar con más facilidad un problema de discalculia. En general, son niños que parece que están atentos a las explicaciones, pero cuando empiezan a complicarse no pueden seguirlas. Otra de las características de los niños discalcúlicos es que no son capaces de explicar qué procedimiento han utilizado para hallar la solución de un problema y tienden a dar respuestas automáticas.



4 DIAGNÓSTICO

La edad para detectar un problema de discalculia está entre los seis y ocho años, momento en que se introducen las matemáticas como materia independiente y se puede comparar el rendimiento de unos niños con otros.
Para realizar un correcto diagnóstico,es necesario que sea diferencial. Es importante realizar un correcto seguimiento del rendimiento escolar; pues antes de nada es importante distinguir entre un niño al que se le dan mal las matemáticas o que simplemente tiene falta de motivación para las matemáticas y otro que realmente tiene dificultades en el aprendizaje de éstas.
La clave para diferenciarlo es que “el rendimiento en matemáticas de un niño con discalculia es significativamente inferior al del resto de los alumnos, siempre está dos o tres cursos por debajo del que debe tener”. Para averiguar esto se debe hacer una valoración global del nivel intelectual, con el fin de comprobar si los déficits asociados a la discalculia, son primarios o secundarios o si están relacionados con bajo nivel intelectual.
En la mayoría de los casos, es un retraso que se evidencia únicamente en esta asignatura, ya que “en el resto de las áreas cognitivas su rendimiento se desarrolla dentro de la normalidad en relación a otros compañeros”.
Discalculia es un término que hace referencia a un amplio rango de problemas relacionados con el aprendizaje de las habilidades matemáticas. No existe una única forma de trastorno del aprendizaje de las matemáticas y las dificultades que se presentan varían de persona a persona. Afectan de modo diferente en cada momento del ciclo vital de las personas.
Entre los diferentes síntomas que se producen dentro del fenómeno de la discalculía, cabrían destacar los siguientes
Dificultades frecuentes con los números, confusión de los signos: +, -, / y ×, reversión o transposición de números, etc.Dificultades amnésicas relacionadas con la información numérica.
Dificultades con tablas de itinerarios, cálculo mental, señas y direcciones, etc.
Buena capacidad en materias como ciencias y geometría hasta que se requiere un nivel más alto que exige usar las matemáticas.
Dificultades relacionadas con la orientación espacial, tanto la propia como la de los objetos.
Dificultad con los conceptos abstractos del tiempo y la dirección.
Incapacidad para realizar planificación financiera o presupuestos.
Incapacidad para comprender y recordar conceptos, reglas, fórmulas, secuencias matemáticas.
Déficits en referencia a las relaciones entre figura y longitud.
Hay errores de transcripción, por ejemplo, escribir números dictados
Dificultad para llevar la puntuación durante los juegos.
Ansiedad, ante aquellas tareas y actividades relacionadas con las matemáticas.
Dificultades para realizar abstracciones y elaborar asociaciones a partir de material numérico.
Se utilizan los dedos para contar.

Cuando se dan varios de los síntomas comentados con anterioridad, u otros similares, se hace preciso acudir a un profesional para realizar una valoración completa del menor con el fin de valorar el posible caso.
Por otro lado, en el proceso de diagnóstico se deben evaluar las siguientes áreas
Capacidad intelectual.
Capacidades numéricas y de cálculo.
Funciones ejecutivas: especialmente memoria y atención
Capacidades visoperceptivas y visoespaciales.
Evaluación neuropsicológica; en los casos en los cuales se diagnostique discalculia, se considera recomendable realizar también unaevaluación neuropsicológica con el objetivo de detectar posibles déficits neurológicos en el menor y delimitar con mayor precisión el problema.

Para realizar el diagnóstico son necesarias una serie de pruebas para medir diferentes habilidades. La mayoría de éstas pruebas o test presentan una alta fiabilidad y una variación acorde a los patrones de edad y desarrollo propios del menor al que se pretende evaluar. También es necesario que se produzca un rendimiento escolar por debajo del nivel esperado. Algunos instrumentos utilizados para detectar este tipo de trastorno son los siguientes:

El TEDI-MATH es un valioso instrumento construido con referencia a un modelo cognitivo, que nos permite describir y comprender las dificultades que presentan los niños en el campo numérico.
Las pruebas Weschler (Wisc-R, Wisc-IV); a partir de éstas podemos obtener los diferentes resultados para las áreas verbal y manipulativa. Dichas pruebas contienen un subtest de aritmética. Son también especialmente relevantes los subtest de series numéricas y las que precisan de atención y memoria.a€¨

También cabria señalar algunos procedimientos útiles para evaluar las habilidades en matemáticas
Dictados de números
Copiados de números
Cálculos no estructurados mediante juegos o gráficos
Resolución de problemas con una o varias variables.
Resolución de problemas lúdicos de la vida cotidiana.

Y finalmente los criterios diagnósticos del trastorno de cálculo según el DSM-IV-TR (1990), serían los siguientes
Capacidad aritmética (evaluada mediante pruebas normalizadas de cálculo o razonamiento matemáticoadministradas de manera individual).
Coeficientes de inteligencia (CI) y escolaridad acordes con la edad.
El trastorno de cálculo interfiere significativamente en el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que requieren habilidad para el cálculo.
Si hay un déficit sensorial, las dificultades para el rendimiento del cálculo exceden de las habitualmente relacionadas con el mismo.




5 TRABAJO CON PADRES

Muchos niños tienen dificultades de aprendizaje para la matemática, pero no basta eso para decir que un niño tiene discalculia. La inmensa mayoría de los niños con problemas en matemáticas tienen dificultades en esa asignatura debido a fallos de índole metodológica o a falta de motivación en la clase de matemáticas, pero no son discalcúlicos.
La discalculia es un trastorno específico del desarrollo, de base biológica, que afecta seriamente el aprendizaje de las matemáticas.
En un niño con problemas en el aprendizaje de matemáticas, lo primero que deben hacer los padres es preocuparse de conocer el diagnóstico exacto del niño y comunicárselo al profesor/a.
Una de las orientaciones importantes que está ahora en auge es no poner tanto énfasis en el problema o déficit del niño, sino en cómo el sistema se adapta para satisfacer esas necesidades, pero para que esto sea posible los profesores de aula, los especialistas y la familia tienen que saber cuál es la condición diagnóstica del niño.
Una vez que se tiene claro que el niño/a tiene discalculia, lo más importante es preservar y cuidar su autoimagen, en todos los aspectos: a nivel escolar, al interiorde la familia, entre los amigos, etc. Por lo tanto, los padres nunca deben centrar la atención en la dificultad que el niño tiene, porque si eso ocurre evidentemente va a aumentar de manera significativa el problema: él se va a sentir despreciado en esa área de aprendizaje y en su capacidad de logro, y de esta manera un problema que estaba circunscrito sólo a las matemáticas se va a extender a otros ámbitos de su vida.
Asimismo, los padres tienen que comprender que para que su hijo pueda superar la discalculia se requiere de una intervención profesional especializada, que no va a ser para toda la vida, sino sólo por un tiempo, el necesario para que pueda adquirir ciertas habilidades que le permitan seguir avanzando de forma normal en su escolaridad.
Además, los padres pueden trabajar en forma muy significativa con su hijo todo lo que tiene que ver con el pensamiento matemático. Esto significa inducir al niño lo más temprano posible en el mundo de los números, que comprenda que las matemáticas se aplican a diario en la vida cotidiana.
Hay actividades muy simples, como ir juntos al supermercado y darle un poco de dinero para que compre algo, preguntándole y reflexionando con él acerca de cuánto es la vuelta que deberá recibir al momento de pagar. También se le pueden proponer problemas matemáticos, pero siempre adecuados al nivel de exigencia de su curso, lo que implica reunirse previamente con su profesor/a para que les cuente cuál es el nivel de problemas matemáticos que está trabajando en ese momento.
Algunas pautas que pueden realizar los padres de niños discalcúlicos con elobjetivo de mejorar esta dificultad son las siguientes
Anime a su hijo a “visualizar” los problemas de matemáticas y otorgue tiempo suficiente para su resolución.
Dóte de estrategias cognitivas que les faciliten el cálculo mental y el razonamiento visual.
Haga que su hijo lea problemas en voz alta y escuche con mucha atención, ya que, a menudo, las dificultades surgen debido a que una persona discalcúlica no comprende bien los problemas de matemáticas.
Dé ejemplos e intente relacionar los problemas a situaciones de la vida real.
Proporcione hojas de trabajo que no tengan amontonamiento visual.
Ayude a su hijo a invertir tiempo extra en la memorización de hechos matemáticos. La repetición es muy importante. Use ritmo o música para ayudar con la memorización.
No regañe al niño ni le tenga lástima. El trato personal debe ser como si no hubiese ningún problema.




6 EVALUACIÓN


Para comenzar con la evaluación, realizaremos una recogida de datos mediante una exploración psicológica al niño.
También obtendremos de su escuela un informe de la familia así como del propio niño.
Debido a esto hemos realizado una entrevista familiar en la que hemos tenido en cuenta tanto los datos físicos y su estado de salud, además de sus datos psíquicos, los cuales muestran que el niño no padeció ninguna enfermedad durante su crecimiento. Pedimos a los padres que nos proporcionen una copia del historial médico del niño, para poder descartar posibles deficiencias auditivas, visuales… En este observamos que el niño no padece ninguna deficiencia auditiva ni visual, por lo que procedemos a pasar aabordar los datos psíquicos de éste. Estos engloban los procesos madurativos y lingüísticos, por lo que realizamos una serie de preguntas específicas dirigidas a los padres acerca de su desarrollo post-natal: inicio de estabilidad y equilibrio corporal (mantener la cabeza, mantenerse de pie) inicio en el lenguaje (primeras palabras) etc.
Con esta entrevista, observamos que el desarrollo del niño en su infancia, no presentaba una diferencia notable respecto a su grupo normativo, pero tampoco se encontraba en la norma.
Los padres afirman que el niño muestra una predominancia por su parte lateral derecha, utiliza tanto la mano derecha como el pie derecho para comer, escribir y jugar al futbol.
Por otra parte presenta un mal comportamiento en casa, puesto que no obedece, no ayuda en las tareas del hogar y demanda atención continua a pesar de ser hijo único.
Sus padres buscaban la causa de su bajo rendimiento en el área de las matemáticas y su mal comportamiento en una posible deficiencia cognitiva, que fue descartada tras la consulta al psicopedagogo de su centro de estudios, el cual les recomendó para un diagnóstico más concreto que acudiese a nosotras.
Debido a esto requerimos un informe escolar, en el cual se encontrasen la progresión y expediente académico. En estos destacamos un comportamiento positivo con sus compañeros y entorno escolar en el que se incluye profesores y autoridades, contrariamente a su comportamiento en casa, donde muestra desobediencia y arrebatos infantiles.
Como hemos comentado su rendimiento académico es normal por lo general, sin embargo se muestra unacaída de esto en el área de las matemáticas. Además se observa una gran falta de manejo y adquisición de habilidades para en algunos aspectos del razonamiento numérico.
Tras la entrevista pasamos a verificar los datos obtenidos que son solo una orientación al problema. Para ello hemos realizado una prueba objetiva y científica. A nivel mental realizamos la prueba de diagnóstico WISC, la cual nos hace rechazar la deficiencia cognitiva.
Consideramos necesario realizar unas breves actividades además de mantener una pequeña conversación con el niño en una primera pre-evaluación para poder orientarnos en la utilización del material para el comienzo de las sesiones.
Por otro lado, a pesar de que sabemos que la personalidad del niño, así como su estudio, no debe condicionar la evaluación, creemos conveniente incidir levemente en este ámbito para tenerlo en cuenta a la hora de efectuar el diagnóstico.
Por lo que en el inicio de la conversación estimulamos al niño con una serie de preguntas habituales como: -sQué edad tienes? sEn qué curso estas A continuación le realizamos preguntamos más abiertas para que sus respuestas también lo fuesen, preguntas en relación a los posibles intereses del propio niño (videojuegos, dibujos animados, colecciones actuales infantiles…) Y le realizamos finalmente preguntas acerca de cómo se siente y como se ve él conociendo así un poco de la autoestima que presenta este.
Habiendo interactuado con el niño procedimos a realizarle unos pequeños ejercicios. En primer lugar le pedimos que fuese nombrando una serie de número y símbolos matemáticos enel orden en el que estaban siendo escritos en un folio por la psicóloga (posible síntoma de discalculia verbal o léxica) Tras ello le pedimos que realizara el ejercicio inverso: decíamos números y símbolos matemáticos y debía representarlos en un folio según el orden en el que estaban siendo nombrados (discalculia gráfica). A continuación le presentamos sobre una mesa una serie de bolas de plastilina y debía decirnos cuántas bolas contaba en cada ocasión en la que se le presentaban (discalculia practognóstica). Por otro lado pedimos que hiciese un conjunto de operaciones numéricas acorde a su edad y que plasmase los cálculos que debiera realizar sobre un folio blanco (discalculia operacional). Finalmente se le pidió al niño que realizara un serie de operaciones mentales sencillas (discalculia ideognóstica). El niño mostró graves errores con respecto a su edad en los tres últimos ejercicios descritos.
Como los datos que nos había proporcionado la psicóloga del centro de estudios acerca de su rendimiento en el área de las matemáticas (obtenidos por el test de Weschler (Wisc-R, Wisc-IV ) el niño mostraba una grave deterioro en el razonamiento matemático con respecto a su grupo normativo. Este se manifestaba sobre todo a la hora de realizar cálculos y operaciones tanto mentales como no mentales, lo cual podía desembocar en una posible discalculia operacional e ideognóstica.
Para la complementación de los datos aportados por el test de Weschler (Wisc-R, Wisc-IV) que fueron proporcionados como ya hemos comentado por la psicopedagoga del centro, realizamos al niño el test TEDI-MATH(un valioso instrumento construido con referencia a un modelo cognitivo, que nos permite describir y comprender las dificultades que presentan los niños en el campo numérico) el cual nos permite un análisis detallado por niveles de edad y escolarización de los problemas que aparecen en todas las áreas y modos de la discalculia. Este terminó de confirmar la sospecha de un deterioro en el desarrollo del razonamiento numérico del niño.
Finalmente los datos recopilamos en la pre-evaluación comentada anteriormente fue el punto de partida para el inicio de las sesiones de intervención. Las sesiones se componían de una serie de ejercicios. Los ejercicios se encontraron a su vez agrupados en función del área específica de las matemáticas que abordaban (verbal, pratognóstica, léxica, gráfica, ideognóstica y operacional). Esto se realizó para poder determinar el tipo y grado de discalculia que presentaba el niño para elaborar un correcto y adecuado tratamiento.




7 PROGRAMA DE INTERVENCIÓN



EVALUACIÓN: mitad intervención (sesiones 1-5
Durante las primeras cinco sesiones hemos observado que el niño presenta dificultades principalmente en área que atañe a la discalculia operacional. Deducimos esto debido a que en las actividades correspondientes a las cinco primeras sesiones se ha mostrado una falta de capacidad para realizar las operaciones matemáticas requeridas. Sin embargo no se han observado erros en las áreas que se relacionan con la discalculia léxica y gráfica, no cabe duda de que el niño posee la habilidad para leer símbolos matemáticos y números, y además mostro lacapacidad de leer números al dictado o incluso copiarlos.
Por el contrario se muestra una grave carencia en área de la discalculia ideognóstica. Esto se traduce en una falta de habilidad para entender conceptos matemáticos y relaciones, pero sobre todo una falta de capacidad para realizar cálculos mentales.
Finalmente cabe señalar que hasta el momento tampoco se han observado dificultades en las áreas que se relacionan con la discalculia verbal ni pratognóstica. No muestra dificultad en nombrar las cantidades matemáticas, números, términos, símbolos y relaciones, ni tampoco dificultad para enumerar, comparar y manipular objetos matemáticamente

EVALUACIÓN: final de la intervención (totalidad sesiones)
Tras valorar nuestras primeras impresiones y las finales en su conjunto podríamos decir que el niño padece una posible discalculia en las áreas Ideognóstica y Operacional. Debido a esto incidimos en los errores en función de la operación matemática que se precie.
En cuanto a la suma, el niño comprende la noción y el mecanismo de esta , pero le cuesta automatizarla, no llega a sumar mentalmente ya que necesita una ayuda material para efectuarla, como contar con los dedos, dibujar palitos, etc.
Relacionadas con la dificultad para entender los sistemas de numeración y su expresión gráfica espacial, están la mala colocación de las cantidades para efectuar la operación, y la incomprensión del concepto “llevar”.
Por otro lado en la resta la cual exige un proceso mucho más complejo que la suma, ya que además de la noción de conservación, el niño debe tener la de reversabilidad y sin embargolo que se observa es la ausencia de esta . Cuando se tiene que llevar, se pierde en el lugar dónde deben añadir lo que lleva. Del mismo modo que en la suma, empiezan por la izquierda y colocan mal las cantidades. Es frecuente que confundan los signos y, por tanto, la operación, haciendo una por otra, e incluso, a veces, mezclan las dos (suma y resta).
La multiplicación es una operación directa que no entraña tantas dificultades como la anterior. Aquí el problema que se observa es más concretamente en la memorización de las tablas y el cálculo mental. Incidiendo sobre todo en este último.
Finalmente en la división como ya sabemos se combinan las tres operaciones anteriores por lo que de su buena ejecución depende el dominio de las anteriores y como se observan deficiencias en ellas en esta también. Las dificultades principales están, como en las anteriores, en su disposición espacial: en el dividendo, el niño no comprende por qué trabajar sólo con unas cifras, dejando otras para más adelante, y de aquellas no sabe por dónde empezar, si apartando unas a la derecha o a la izquierda. En el divisor le cuesta trabajar con más de una cifra, y es probable que lo haga sólo con una. Estos son algunos errores o dificultades entre otros que os hemos considerado de menor relevancia.

Sin embargo, a pesar de las muestras que nos llevan a diagnosticar en este niño una posible discalculia operacional y ideognóstica, no podemos afirmar un este diagnóstico ya que las sesiones de intervención no han sido las suficientes para poder descartar otros diagnósticos.


8 CONCLUSIÓN

En un primermomento, los padres del protagonista de este informe acuden a nosotros porque la psicopedagoga del centro de estudios tenía la sospecha de que podía padecer alguna dificultad de aprendizaje, más concretamente en el área de las matemáticas. Sus padres se inclinaban hasta el momento por una deficiencia cognitiva debido a su mal rendimiento en el ámbito escolar y su mal comportamiento en el ámbito familiar.
Tras esta demanda realizamos una entrevista a los padres para observar su perspectiva y recopilar datos de posible interés acerca de su infancia. Además se nos proporcionó el informe escolar y médico para poder descartar posibles causas erróneas.
Todo lo recopilado hasta ese momento nos llevó a formular el diagnóstico de una posible discalculia o acalculia, que se manifiesta mediante dificultades en el área de las matématicas y en el razonamiento númerico. Las dificultades fundamentales de esta dificultad se centran en torno a la simbolización y a la estructura espacial de las operaciones. Sin embargo el niño solo mostraba dificultades en la estructuración espacial de las operaciones mentales y no mentales.
Esta fue la base para la confección de una serie de actividades en orden de dificultad creciente que son características de la dificultad en el área de las matemáticas y que integraron las diez sesiones de la intervención realizada al niño. Los ejercicios que integraban estas sesiones se encontraron a su vez agrupados en función del área específica de las matemáticas que abordaban (verbal, pratognóstica, léxica, gráfica, ideognóstica y operacional).
Tras el análisis exhaustivo delas sesiones y los resultados de las actividades y ejercicios realizados pudimos afirmar el diagnóstico de una discalculia, más específicamente ideognóstica y operacional que correspondería con el área de la estructura espacial de las operaciones. El niño mostraba graves dificultades a lahora de realizar todo tipo de operaciones matemáticas tanto mentales como representadas gráficamente. Observamos que se mostraba en este ámbito muy por debajo de su grupo normativo.
Por otro lado atendiendo a los aspectos positivos dentro de esta dificultad. En la adquisición de las nociones de cantidad, número y su transcripción gráfica, el niño establecía a la perfección una asociación número-objeto. Entendía que un sistema de numeración está compuesto por grupos iguales de unidades, y que cada uno de estos grupos forma una unidad de orden superior y comprendía el significado del lugar que ocupa cada cifra dentro de una cantidad. Por lo que procedimos a descartas las discalculias de tipo verbal, practognóstica, léxica y gráfica.
Por otro lado consideramos necesario el establecimiento de unos objetivos inmediatos claros y con sentido para el niño. Si no progresara satisfactoriamente será necesario replantear a situación de aprendizaje. Y cabe señalar que ordinariamente es el maestro o el profesor uien debe asumir la responsabilidad del tratamiento.
Finalmente vemos como el aumento de la frustración del niño al darse cuenta de su inferioridad respecto de sus compañeros desembocan en la desorganización así como en el mal comportamiento dentro del ámbito familiar. Además todos estos problemasconductuales caracterizados por la impulsividad, la inmadurez y la pérdida de interés derivan en una falta de atención constante lo cual empeora su capacidad de aprendizaje y con ello el empeoramiento de su problema.
Para finalizar este informe hemos aportado una serie de recomendaciones específicas a los padres del niño en cuestión y proporcionaremos un programa de intervención de la duración necesaria para que el niño pueda llegar al nivel de su grupo normativo en un futuro. Por lo que descartamos las discalculias de tipo




9 BIBLIOGRAFÍA

LATORRE, A;  TERUEL, J y BISETTO, D. (2010) Trastornos del Desarrollo y Dificultades de Aprendizaje: Evaluación, intervención y casos prácticos. Valencia. Publicaciones Universitat de València
BANÚS, S. (2013).
Psicologia infantil y juvenil. Trastorno del cálculo. Recuperado el 5 de mayo de 2013
FUNDACIÓN DE NEUROPSICOLOGÍA CLÍNICA (2013). Discalculia. Recuperado el 2 de Mayo de 2013 en: https://www.fnc.org.ar/discalculia.htm
MIRANDA, A.,VIDAL-ABARCA,E.,SORIANO, M.(2000). Evalución e interveción psicoeducativa de estudiantes con dificultades de aprendizaje. Madrid: Pirámide.


10 ANEXOS:

1. Memoria fichas dominó: enseñar brevemente una ficha del dominó y pedir al niño que la identifique por su forma. En la realización de este ejercicio, interviene la memoria inmediata y el reconocimiento visual denúmeros.


2. Buscar fichas de dominó que sumen más o menos de una cantidad: se trata de buscar fichas de dominó cuya suma de ambas partes sea mayor o menor que una cantidad. El ejercicio implica la habilidad para contar y el reconocimiento mnemotécnica del numero; de la misma forma favorece el aprendizaje y automatización de sumas sencillas.



3. Asociar números a imágenes: Por ejemplo
1. - Con la nariz.
2. - Con los ojos.
3. - Con las hojas de un trébol
4. - Con las patas de un animal
5. - Con los dedos de una mano.
6. - Con una media docena de huevos.
7. - Con los siete enanitos.
8. - Con las ocho puntas de la rosa de los vientos.
9. - Con una banda de aves.
10. - A los diez dedos de las manos.

4. Problemas sencillos: se plantearían como preguntas directas. Ejemplos
- En un bote hay un lápiz. Si introduzco otro más. sCuantos habrá?
- En el patio estaban jugando Andrés y Pedro. Andrés acaba de regresar. sQuién queda en el patio?
- Luis y Julia están pintando un mural. Ana se une a ellos para ayudarle. sCuántos niños hay ahora pintando el mural?

5. Juegos con palillos: los ejercicios pueden ser de este tipo:
-Hacer dos montones de palillos. Contarlos. Apuntar las cantidades. Juntarlos todos y volver a enuméralos. Escribir la cantidad resultante. Posteriormente realizar la operación aritmética.
-Formar dos montones diferentes de palillos. Colocar el grande en un lugar más alejado del sujeto y el más pequeño junto al niño. Contar ambos conjuntos y escribir las cantidades una debajo de la otra. A continuación ir sacando los palillos de una yotra fila, al tiempo que se retiran, hasta concluir con los palillos del conjunto inferior. Enumerar los palillos sobrantes. Efectuar a continuación la operación aritmética.
-Formar series ascendentes o descendentes que vayan aumentando de uno en uno, de dos en dos, etc.



6. Actividades de reparto uniforme: consiste en realizar el reparto de la misma cantidad de lápices entre un distinto número de niños, es decir, primero 2, luego 3, y así sucesivamente.

7. Actividades de reparto irregular: consiste en repartir de todas las formas posibles 6 lápices para 2 alumnos.


8. Actividades con la cadena numérica: se trataría de identificar los números que se encuentran definidos por una posición, para lo que puede utilizarse la recta numérica (por ejemplo: Cuenta hasta el 7; cuenta 5 números a partir del 3; sCuántos números hay entre el 4 y el 8 ).

9. Actividades de partición de un numero: por ejemplo el 24 se puede descomponer en 20 + 4; en, 10 + 10 + 10 +4


10. Dictado de números.

11. Sumas y restas


12. Multiplicaciones y divisiones


13.
Consideración simultánea de las unidades de un número: por ejemplo, sCuantas decenas existen en 3214? sCuántas centenas? sCuántas unidades de millar?

14. Descomposición de un número en sus unidades constitutivas (unidades, decenas, centenas )

15. Contar de 10 en 10.

16. Composición de todos los números posibles con las siguientes cifras numéricas




17. Ejercicios a  partir de esta cifra   :   4      3        5 
- Forma el número más alto
- Si se puede forma un número impar
- Si se puede forma unnúmero par
- escribe un número que termine en 3

18. Serie de números: presentar una serie de números y ordenarlos de mayor a menos y viceversa

19. Contar a partir de un numero omitiendo los números anteriores: contar a partir del 5, 7 y 12, por ejemplo

20. Contar hacia atrás.

21. Cálculos mentales:

12 x 3
24 – 13
6
38 + 25
22. Ejercicios para trabajar las tablas de multiplicar


23.
presentar una serie de números incompleta y completar los que faltan

24. Ubicar números en una recta del 0 al 100: se le da al niño una línea en blanco cuyas puntas son el 0 y el 100. allí deberán ubicar los distintos números que se le digan

25. Ejercicio con fichas: se ponen en una hoja 15 fichas redondas formando una figura. Luego se le dan al niño 30 fichas y se le pide que debe poner el mismo número de fichas que forman en la figura sin tener que imitar a esta necesariamente.

26. Sudoku



27. Contar de par en par y de impar en impar hasta 100.

28. Ejercicios a partir de una cifra: 5 9 4 8 7 2
- Forma el número más alto y el más bajo
- Escribe un número que empiece por 8
- Escribe un número que termine por 5
- Escribe 10 números de seis cifras
- Ordena los números anteriores de mayor a menor

29. Problemas más complicados:
-Andrea, Braulio, Carlos, Dante y Esteban están sentados formando una ronda en el orden indicado. Andrea dice el número 53, Braulio el 52, Carlos el 51, Dante el 50 y así sucesivamente. sQuién dice el numero 1?
- decir todos los múltiplos de 3 que existan del 1 al 100

30. Serie de números con mayor dificultad





Política de privacidad