Consultar ensayos de calidad


Cronica de un asesino




Me había conducido por un pasillo alfombrado hasta su oficina, en el subsuelo de la panadería. El rojo mullido bajo mis pies había parecido enceguecerme. Hacia sólo tres meses que trabajaba para él, y me sorprendió bastante que quisiera hablar conmigo, pues yo creía que él me consideraba un mero mozo mas del servicio, del cual pronto habría de despedirse para no blanquear su situación laboral. Sospeche, esperanzado, que iba a entregarme el dinero que me debía. Y como un idiota me quedé anonadado cuando encontré en su sitio de trabajo (esa burguesa covacha de papeles que no decían nada y olor a alfombras caras) vi a otro hombre junto a él, envuelto en costosos harapos que de nada servían, que de nada sirven.


Me senté, a la orden de mi jefe. En el escritorio había una botella de whisky importado, un cuchillo de plata, una brújula rota y una copia de Crimen y Castigo de Dostoievski. Me serví un trago que no bebí, contra mis principios.
-Me enteré que un cuento suyo fue publicado en una antología literaria de una importante editorial- me dijo mi jefe secamente. Sus parpados semi cerrados dejaban entrever un tenue brillo de codicia y desconfianza. Había asentido sin emoción, un simplemovimiento de cabeza.
-Mi amigo aquí presente- dijo, señalando al otro saco de mierda-, el señor…, también es escritor.
Lo mire, asintiendo con desinterés que no se esforzaba en disfrazar de perplejidad.
-Leí su cuento-silencioso, miradas, humo de habano-. Quería conocerlo.
Los ojos cruzados sin pasión, los labios cerrados. No me habían molestado en volver a asentir.
-¿Qué dice usted?me pregunto mi jefe, tan seco y repulsivo como siempre. Nunca me gustaron sus ojos de cerdo, ocultos bajo una mascara de severidad. No me gustaban entonces tampoco.
-No es de los mas locuaces –observe al otro, arqueando las cejas decepcionado y blandiendo su Romeo y Julieta.

Los recordaba ahora, acostado en mi catre. Tenía un J&B por la mitad a un lado, pero no tenia almohada. Tenía una vida detras, pero de dinero poseía sólo lo que tintineaba en mis bolsillos; El J&B era bueno, muy bueno, mejor aun a la tenue luz anaranjada que dejaba la habitación en penumbras.



DISCURSO
A continuación escucharemos unas palabras referidas a este acontecimiento a cargo de la docente de 4° grado Srta. Noemí

MINUTO DE SILENCIO
En memoria de las víctimas de este Golpe de Estado, invitamos a todos los presentes a realizar un minuto de silencio.

POESIA
Alumnos de 5° grado recitaran una poesía por la Patria.

RETIRO BANDERA DE CEREMONIAS
Como argentinos comprometidos con la Verdad, la Justicia y la Memoria, despedimos a nuestra Bandera de Ceremonias con total respeto y un caluroso aplauso, sintiéndonos orgullosos de vivir en un país en paz.

DESPEDIDA Y DESCONCENTRACION
Vivamos y construyamos la cultura delNunca Mascomo ciudadanos comprometidos con una historia de todos, preservando la identidad como pueblo argentino, recuperando la memoria y siendo cada día mas justos y equitativos en todos los ambitos en que nos toque vivir. Pensemos y vivamos en un país mas tolerante, donde reinen la Libertad y la Paz.
De este modo damos por finalizado este sencillo pero emotivo acto.
MUCHAS GRACIAS

“DIA NACIONAL
DE LA MEMORIA
POR LA VERDAD
Y
LA JUSTICIA”

Aquel personajillo se creía un escritor, viviendo en una mansión, durmiendo en la ortodoxia sistematica que llamaban rutina. Daba la vuelta al caramelo en avión lamiéndolo, pero de seguro no conocía las calles de su barrio. No sabía distinguir entrecervezas. Las suelas de sus zapatos estaban nuevas. ¡Y se consideraba un escritor!
Yo tenía una vida detras. No tenía almohada. Yo si era un escritor.
Y mi jefe… Aquel repugnante fustigador que escupía sobre sus empleados. Dueño de tantos comercios en la ciudad. Aquel triste amontonador de moneditas, aquel puerco embadurnado en su propia malicia…, de qué le servía ahora sus pertenencias mas suntuarias, la colección de etiquetas de vinos franceses, las botellas de White Horse si abrir…? Deberías haberlas abierto. Yo lo hacía a diario. Pero yo era un escritor, y tenía una vida llena de aventuras para fundamentarlo.
El J&B era realmente muy bueno. Busque a tientas mi almohada, pero no estaba. No me importó, y sonreí satisfecho. Paladeaba mi próximo relato (ya lo había escrito).
Yo era un escritor, mientras rememoraba la historia que tendría que pasar a un papel. (Burda banalidad: era sólo una formalidad, la narración ya ´´estaba consumada´´.) Atacaría con esos temas que siempre se colaron en la literatura; el asesinato, la venganza, el crimen silencioso, el asesino inmune.


Tanteando en el bolsillo saqué el cuchillo de plata. Limpié la sangre con un pañuelo, sonriendo.
Ya casi estaba hecho. Yo si era un escritor.





Política de privacidad