Consultar ensayos de calidad


Batallas de Ecuador



En lo alto de la meseta andina, en las cercanías del volcan Cotopaxi, se extiende la llanura deTiocajas donde se libraron tres sangrientas batallas.
La primera fue en 1471, cuando Tupac-Yupanqui inició la conquista de esas regiones y enfrentó aEplicachima, cuya muerte en combate determinó el triunfo de los cuzqueños.


La segunda fue en 1493, durante la reconquista incasica, cuando Huayna-Capac enfrentó y derrotó a Calicuchima, quien luego de sangrientos choques fue obligado a retirarse hacia Mocha.
Finalmente, en julio de 1534 se libró la tercera, que fue la mas sangrienta y enfrentó a las fuerzas conquistadoras de Sebastian de Benalcazar contra los ejércitos quiteños de Rumiñahui.




En esa ocasión, Rumiñahui, al mando de 12.000 quiteños, intentó detener el avance de los conquistadores cuyo ejército lo conformaban 200 españoles y 11.000 cañaris. El general indígena había logrado una posición muy ventajosa con relación a los invasores, y aprovechando las características del terreno, que conocía muy bien, empezó una sangrienta carnicería (1).


«Hubo momentos en que eldestacamento español se sintió desfallecido y vencido y entrevió la aproximación de su tragedia Muchos de sus hombres -de esos admirables hombres que nunca se aterraron en los combates- pusiéronse de rodillas, en medio del terrible cerco indígena, implorando a gritos el auxilio divino, creyentes como eran y abandonandose al destino Felizmente advino la noche, y sus sombras favorecieron y protegieron a los españoles» (O. E. Reyes.- Breve Historia General del Ecuador, tomo I, p. 178).


La victoria pudo ser de los quiteños de no mediar dos factores que obraron de manera determinante en el resultado de la lucha: El primero fue la traición de un indio llamado Maygua (o Mayu), quien escapandose del ejército de Rumiñahui reveló a los españoles todas las estrategias y trampas preparadas por el general quiteño (2); el otro fue la violentísima erupción volcanica del Tungurahua (3), que fue tomada por los supersticiosos indios como una advertencia del enojo de susdioses, por lo que atemorizados emprendieron la retirada.



De los productos radiactivos liberados eran especialmente peligrosos el yodo-131 (cuyo período de semidesintegración es de 8,04 días) y el cesio-137 (con un período de semidesintegración de unos 30 años), de los cuales, aproximadamente la mitad, salieron de la cantidad contenida en el reactor. Además, se estimó que todo el gas xenón fue expulsado al exterior del reactor. Estos productos se depositaron de forma desigual, dependiendo de su volatilidad y de las lluvias durante esos días.

Los más pesados se encontraron en un radio de 110 km, y los más volátiles alcanzaron grandes distancias. Así, además del impacto inmediato en Ucrania y Bielorrusia, la contaminación radiactiva alcanzó zonas de la parte europea de la antigua Unión Soviética, y de Estados Unidos y Japón. EnEspaña, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) detectó pequeñas cantidades de yodo-131 y cesio-137, por debajo de los límites aceptables de dosis de radiación, en las regiones mediterráneas y en Baleares.

Para determinar los efectos de la radiación sobre la salud de las personas, la Organización Mundial de la Salud desarrolló el IPHECA (Programa Internacional sobre los Efectos en la Salud del Accidente de Chernobyl), de modo que pudieran investigarse las posibles consecuencias sanitarias del accidente. Estas consecuencias incluían efectos relacionados con la ansiedad producida en los habitantes de las zonas más contaminadas como resultado de la evacuación de sus casas, y del miedo a posibles daños futuros en la salud por los efectos biológicos de la radiación. Además, el programa proporcionaba asistencia técnica al sistema sanitario nacional de Bielorrusia, a la Federación Rusa y a Ucrania, para aliviar las consecuencias sanitarias del accidente de Chernobyl.

Los resultados obtenidos con los proyectos piloto IPHECA han mejorado considerablemente el conocimiento científico de los efectos de un accidente radiactivo en la salud humana, para que puedan sentarse las bases de las guías de planificación y del desarrollo de futuras investigaciones.

Las consecuencias inmediatas del accidente sobre la salud de las personas fueron las siguientes:

237 personas mostraronsíntomas del Síndrome de Irradiación Aguda (SIA), confirmándose el diagnóstico en 134 casos. 31 personas fallecieron durante el accidente, de las cuales, 28 (bomberos y operarios) fueron víctimas de la elevada dosis de radioactividad, y 3 por otras causas. Después de esta fase aguda, 14 personas más han fallecido en los diez años posteriores al accidente.
Entre 600.000 y 800.000 personas (trabajadores especializados, voluntarios, bomberos, militares y otros) llamadas liquidadores, encargadas de las tareas de control y limpieza, fallecidas en distintos períodos.
16.000 habitantes de la zona fueron evacuados varios días después del accidente, como medida de protección frente a los altos niveles de radiación, estableciéndose una zona de exclusión en los territorios más contaminados, en un radio de 30 km alrededor de la instalación.
565 casos1 de cáncer de tiroides en niños fundamentalmente (de edades comprendidas entre 0 y 14 años) y en algunos adultos, que vivían en las zonas más contaminadas (208 en Ucrania, 333 en Bielorrusia y 24 en la Federación Rusa), de los cuales, 10 casos han resultado mortales debido a la radiación.
Otros tipos de cáncer, en particular leucemia, no han registrado desviaciones estadísticamente significativas respecto a la incidencia esperada en condiciones normales.
Efectos psicosociales producidos por causas no relacionadas con la radiación, debidos ala falta de información, a la evacuación de los afectados y al miedo de los efectos biológicos de la radiación a largo plazo. Estos efectos fueron consecuencia de la reacción de sorpresa de las autoridades nacionales ante el accidente, en cuanto a la extensión, duración y contaminación a largas distancias. Como los procedimientos de emergencia eran inexistentes, había poca información disponible, haciéndose notar la desconfianza y la presión pública para que se tomaran medidas, pero las decisiones oficiales no tuvieron en cuenta los efectos psicológicos de la población, llevándose a cabo interpretaciones erróneas de las recomendaciones de la International Commission On Radiological Protection (ICRP) para los niveles de intervención de los alimentos.Todo esto se vio traducido en un importante número de alteraciones para la salud, como ansiedad, depresiones y varios efectos psicosomáticos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) compró equipos y suministros médicos para los 3 países (Bielorrusia, Federación Rusa y Ucrania) por valor de cerca de 16 millones de dólares. El resto de los gastos de los proyectos piloto se dedicó a ayudas a los programas, reuniones científicas, cursos de entrenamiento en instituciones extranjeras de investigación y en instituciones clínicas para 200 es En esta histórica batalla luchó también el valeroso general Quisquís.





Política de privacidad