Consultar ensayos de calidad


Historia venezolana - Quién bloqueo las costas venezolanas?



Mientras el país se desangraba con la Revolución Libertadora, el 9 de diciembre de 1902, las potencias económicas europeas (Inglaterra y Alemania) atacaron con sus buques a los puertos venezolanos, para presionar por el pago de la deuda de Venezuela a esos países.




Quizas uno de los momentos de la historia venezolana menos conocidos sea el bloqueo a costas venezolanas en 1902. Un 13 de diciembre de 1902, hace unos 103 años, el Castillo Libertador y el Fortín Solano, en Puerto Cabello, fueron bombardeados por acorazados alemanes provocando panico en las poblaciones cercanas.

El bloqueo en comenzó el 9 de diciembre, declarado por Inglaterra seguida de Alemania. Estas potencias, Inglaterra y Alemania, no sólo reclamaban el pago inmediato de las deudas contraídas por Venezuela sino que también exigían indemnizaciones a sus ciudadanos residentes por los daños causados durante las guerras civiles y los diversos alzamientos armados. Al menos este era el motivo aparente del bloqueo.



En diciembre de 1902 el panorama tenía por un lado, a Venezuela, siendo gobernada por Cipriano Castro, era un país insolvente, sumido en guerras civiles, atrasado y, por otro lado, a Inglaterra, un importante imperio, controladora de redes comerciales en todo el mundo, con una flota naval que era una de las mas poderosas de la época ytambién, a Alemania, otra potencia comercial, con una destacada fuerza naval. Y en el medio, sirviendo de arbitro, Estados Unidos, la potencia naciente, con una fuerza naval que comenzaba a cobrar importancia. A Inglaterra le convenía un enfrentamiento bélico entre Alemania y los Estados Unidos, para que entre ambos se debilitaran militarmente; así ellos podrían seguir siendo los amos de los mares del mundo y aumentarían su poder económico. Italia no tuvo una participación significativa en el bloqueo sólo de apoyo a Inglaterra y Alemania.

Esta conflictividad entre las potencias europeas y la naciente potencia americana fue otro de los motivos que provocó el bloqueo. Estados Unidos estaba probando el enunciado de la no intervención europea en países americanos, conocido como Doctrina Monroe. Inglaterra y Alemania pretendían adquirir territorios venezolanos utilizando como pretexto el cobro de las deudas. Estados Unidos conscientes de esta posibilidad no dudó en intervenir y resolver el conflicto.



Después de los bombardeos y ante el acoso internacional, Cipriano Castro tuvo que aceptar pagar las deudas y ademas los gastos ocasionados por el bloqueo en , según las condiciones del arbitraje y las Comisiones Mixtas.

Venezuela debió aceptar los insultantes Protocolos, firmados el 13 de febrero de 1903 y entre el 17 defebrero y el 2 de abril, debido a todas las presiones que se ejercieron. De hecho el Congreso Nacional los impugnó, y transfirió al Ejecutivo, es decir, al Presidente Castro, para que los aceptara. Los Protocolos fueron escritos en idioma inglés, aleman e italiano. Estas versiones eran validas y no así las traducciones que le hicieron llegar a Castro.

El bloqueo a las costas venezolanas ha sido considerado como un total atropello a nuestra soberanía. Sobre todo si se observa que las dos naciones que mas lo promovieron, Inglaterra y Alemania, eran rivales por historia. Países enemigos entre , que se unieron para intentar obtener territorio en Venezuela. Las deudas que Venezuela tenía con estos países no era causa justificada para lo que ellos hicieron. Venezuela tuvo que aceptar que las reclamaciones eran justas a pesar de comprobarse lo contrario. El impuesto a los Puertos de La Guaira y Puerto Cabello encarecieron los productos a niveles impresionantes, considerando que Venezuela importaba casi todo. El daño que estas medidas provocaron al país son incontables: en la economía, por el encarecimiento de los productos nacionales e importados; en lo moral, el resquebrajamiento de la soberanía, Venezuela tuvo que bajar la cabeza ante las potencias; en lo político, a Castro se le complicó el gobierno mas de lo previsto.





Política de privacidad