Consultar ensayos de calidad


La influencia de los medios de comunicación en la guerra de las Malvinas - Los medios de comunicación forzados




Durante el mandato del general Leopoldo Fortunato Galtieri ocurrieron hechos dolorosos y nefastos que marcaron la historia argentina entre ellos esta la guerra de las Malvinas esta guerra estaba equipada con tropas de chicos jóvenes de 18 años que comenzaban el servicio militar obligatorio eran chicos sin experiencia que recién estaban descubriendo lo que significa ser militar y luego estaban los chicos que influidos por los medios que publicaron diversas propagandas que ejercían una fuerte influencia psicológica fueron a combatir a ellos los ilusionaron y les dieron un punto de vista de lealtad y patriotismo hacia nuestras MALVINAS ARGENTINAS.


Los medios de comunicación mentían sobre una supuesta guerra ya ganada. Mientras esta estaba ganada por los ingleses que obviamente estaban equipados por armamentos avanzados que preparaban por que Inglaterra fue y es el país especializado en combate y en guerras. Los medios en ese tiempo eran muy importantes ya que eran el único medio donde se podían informar sobre lo que allí ocurría.


Algunos títulos que se publicaron eran los siguientes
El diario Clarín tuvo una política editorial definida: informar poco y nada sobre las derrotas. En este la frase “¡Ya estamos ganando! ¡Argentinos a vencer!
Un artículo de Clarín (del 11 de abril del 82) cita textualmente todos y cada uno de los cantos que entonabala gente reunida en Plaza de Mayo, en los que sobreabundaban en frases que, con el paso del tiempo, parecen teñidas de ironía: “porompomponón, porompoón, salí Galtieri, salí al balcón/ “¿Si este no es el pueblo, el pueblo donde estalos vamo’ a reventar, los vamo’ a reventar”. Ese mismo día Clarín publicó una editorial y en el último parrafo se afirmaba: “Escuchar al pueblo. Tal parece ser la fórmula de la democracia” En ese mismo artículo se animaban a predecir: “El fervor (del acto de plaza de mayo) era la expresión madura y serena de un pueblo que raramente se equivoca en sus manifestación colectivas”.
En el diario La Prensa, en un artículo con fecha del 2 de abril del 82, se lee una frase que causa hastío: “Esta operación sera recordada como el principal logro del régimen militar, junto con su triunfo sobre la subversión”.
Otro de los diarios que tuvogranartificio discursivo fue Crónica. En el día 22 de abril del 82 titula: “¡Argentinazo: Las Malvinas recuperadas! el 5 de mayo: “Fue mortífero el contraataque de Argentina, el 22 de mayo del 82: “Gran revés invasor en la primer batalla”, el 25 de mayo: ¡Destruimos al Canberra!, el 26: “Aplastantes triunfos en el aire y el mar”.


Tampoco faltaron los comentarios triunfalistas: “A la soberanía le vamos a dar caldo a la reina, ese que se hace con dos huevos” (22 de abril del 82). “En 1807 a los ingleses los corrimos con un poco de aceite hirviendo porque eran todosunos papa fritas”.
El famosoEstamos ganandonunca pudo faltar
Marketing de guerra
Numerosas empresas incorporaron, como estrategia de marketing, el tema de la guerra de Malvinas a sus publicidades. Una de ellas fue la de la yerba Taraguí: “Llegamos a las Malvinas para respetar una tradición: el . Y para iniciar otra: el mate”. El aire acondicionado Patrick salía a la venta con la frase: “Fabricamos fríopero estamos calientes por nuestras Malvinas
Euforia popular por la recuperación de las Malvinas
Haciendo memoria Ver hoy las noticias que se refieren a la Guerra de Malvinas no causa menos que indignación.
A cambio de la información que se necesitaba, que concuerde con la realidad que se vivía, se recibió desinformación con un cinismo desmedido día a día.
Qué pasaría si este 2 de abril, el canillita nos vendiera el diario con la célebre frase de los redondosbuenas noticias, sabrosas telefotos…a tragar sin culpa. ¡Noticias de ayer! ¡extra-extra ”
También se encuentran los comentarios de los mismos militares
Sólo que no nada…
“¡Si hasta casi me creí lo que decían las revistas! En esas fotos a todo color yo estaba tan heroico, con la ropa verde que parecía tan abrigada y nueva, y comiendo esa comida que debía estar riquísima, por la cara de contento que yo poníaen las fotos de las revistas. Lastima que a las fotos sólo las vi cuando ya estaba de vuelta, y me parecieron un chiste de mal gusto…”
Yo no tuve tiempo de llamar a mi madre justo cuando estabamos por ir a las Malvinas no pude despedirme porque fue todo tan precoz y sumandole el terror de no saber si volvía era mucha presión pero el cumplir a mi patria estaba primero. El tan solo imaginar a las Malvinas ya argentinas me hacia continuar y mas tarde cuando la esperanza no existía el imaginar ver a mi madre junto a en casa me hacia tener las fuerzas suficientes para seguir.
Luego los comentarios y recuerdos de la gente
Yo miraba a el tren pasar lleno de chicos con orgullo de luchar por lo que nos pertenecía y pertenece las islas Malvinas, su medio cuerpo en la ventana gritando con fervor que las Malvinas iban a ser recuperadas y sus brazos levantados acompañando a coro canciones que alentaban su heroísmo.
La gente se llenaba en las calles, daban de todo tipo de cosas para ayudar a los soldados de la guerra se podía ver la desesperación en ellos dar lo poco que tenían en hacer aunque sea una mínimo acto de solidaridad yo y mi hermana me acuerdo que en casa empezabamos a revolver para buscar algo para dar era impresionante ver a la gente ayudando para una causa que fue perdida.



“Los medios de comunicación forzados
Los medios de comunicación fueros censurados, manipulados, para favor de los militares de ese gobierno defasto que utilizo la violencia como único recurso pero dejo como victimas a la gente que imaginaba una guerra ganada unas Malvinas recuperadas pero no fue así. Los medios de comunicación recibieron un documento del gobierno titulado: “Pautas a tener en cuenta para el cumplimiento del acta de la junta militar disponiendo el control de la información por cuestiones de seguridad”, donde se encontraban varias condiciones, entre las que cabe destacar las siguientes: “evitar difundir información que atente contra la unidad nacional; reste credibilidad y/o contradiga la información oficial; destaque neutralismo activo a favor de Gran Bretaña; haga referencia a unidades militares, equipo y/o personal militar sin previa autorización del Estado Mayor Conjunto…”. Parece ser que en la época estas pautas funcionaron como reglas ineludibles para muchos periodistas.
Al saber la verdad de que la guerra no había sido ganada solo quedo desilusión, frustración un pueblo dolido por hijos, hermanos, padres, esposos perdidos en una guerra fría, no pensada ni siquiera analizada. Esto es mi forma de pensar sobre la influencia de los medios de comunicación en la guerra de las Malvinas que son y seran argentinas, por los chicos que fueron allí y estuvieron combatiendo en ese suelo frio que es argentino.





Política de privacidad