Consultar ensayos de calidad


Bibliotecas ESCOLARES



BIBLIOTECAS ESCOLARES.
El mundo de la información y de las bibliotecas
La biblioteca escolar no puede ser ajena a las tendencias que se observan en el resto de las bibliotecas. Este capítulo de caracter introductorio tiene como objetivo familiarizar al profesorado con el mundo bibliotecario y situar el conjunto del módulo en un contexto mas amplio que el del centro escolar.

1. De la sociedad industrial a la sociedad de la información
En las últimas décadas hemos asistido al nacimiento de una nueva época caracterizada por el espacio cada vez mayor que ocupan en nuestra actividad cotidiana la información y el conocimiento, así como los medios para su comunicación. La información se ha convertido en una nueva materia prima cuyo procesamiento emplea a un número creciente de personas en todo el mundo. Producir y difundir información son tareas esenciales de nuestra sociedad. Este fenómeno va acompañado de un gran desarrollo y abaratamiento de los soportes sobre los que se puede conservar la información, así como de los equipos para su lectura y los medios de transmisión de la misma. Algunos expertos hablan de un nuevo sector de actividad económica, el sector de la información, que agruparía a: los productores y vendedores de información (investigadores, publicistas, periodistas, artistas, juristas); los gestores de información (administración, banca, seguros); los difusores de información (docentes, educadores, bibliotecarios y documentalistas); y los técnicos de la información (electrónica, informatica, telecomunicaciones, imprenta, editoriales, fotografía).1



Cada vez se publican mas libros, masartículos y mas documentos en soportes desconocidos hasta hace poco. El volumen de documentos publicados se duplica cada 15-20 años; a diario, miles de personas y organismos producen y difunden diversas informaciones cuya vida puede ser, no obstante, relativamente corta. Vivimos sobreinformados; pero, paradójicamente, el propio exceso de información se traduce en muchas ocasiones en desinformación, fenómeno que afecta de forma desigual a los distintos grupos sociales.

Cualquier profesional necesita gran cantidad de información para desarrollar su actividad y para mantenerse al día. Por otro lado, la toma de decisiones importantes para nuestra vida cotidiana exige disponer de gran cantidad de información. Encontrar dicha información se convierte en una necesidad que suele ser difícil de satisfacer sin acudir a servicios especializados. De este hecho se deduce la gran relevancia de la función desarrollada por los diferentes organismos y servicios dedicados al tratamiento, conservación y difusión de la información en diferentes soportes: bibliotecas, centros de documentación o de información, archivos, fototecas, mediatecas, filmotecas, sistemas de información electrónica (bancos de datos, servicios audiotex y vídeotex, redes telematicas), etc. Su función no se reduce a conservar las obras de la creatividad humana y los documentos o informaciones que recogen el saber acumulado a lo largo de la historia. La difusión de sus fondos,


elaborando instrumentos para que los usuarios puedan encontrar un documento o información, constituye su misión fundamental. Para garantizar el acceso a la información en condiciones deigualdad, los propios organismos que la generan facilitan su difusión a los ciudadanos, creando servicios de información. Las bibliotecas y centros de documentación persiguen ese mismo objetivo en el ambito cultural y científico. Todos estos servicios cuentan con profesionales especializados en la organización y difusión de la información, que saben seleccionar y tratar los documentos mas útiles, dónde y cómo encontrar la información, así como la forma de suministrarla a los usuarios.



2. Las bibliotecas estan cambiando
El crecimiento del número de usuarios y la propia evolución social obliga a las bibliotecas a hacer un esfuerzo de adaptación, ampliando sus servicios y multiplicando la oferta de información en diferentes soportes (libros, publicaciones periódicas, discos, vídeos, CD-ROM, etc.). Aumenta el interés por la difusión de la información y existe una mayor preocupación por la comunicación con los lectores, así como por su formación como usuarios de los servicios. Las nuevas tecnologías se generalizan en las bibliotecas, lo que contribuye a la mejora de la gestión interna y a una ampliación de la oferta de documentos en nuevos soportes. Ademas, favorecen la apertura al exterior con la oferta de servicios en línea, (consultas del catalogo por Internet; reservas y desideratas a través de correo electrónico; servicios de biblioteca a domicilio, etc.). Aparecen las bibliotecas digitales, también denominadas bibliotecas virtuales, que prestan todos sus servicios a través de la red como, por ejemplo, la de la Universitat Oberta de Catalunya (https://www.uoc.es) o de bibliotecas que solamente existen en la red, a travésde la cual se pueden consultar los textos de documentos digitalizados; por ejemplo la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (https://www.cervantesvirtual.com) o la Biblioteca Virtual Lluís Vives (https://lluisvives.com). Por otro lado, la creciente oferta de recursos en la red Internet esta dando lugar al nacimiento de un nuevo tipo de bibliotecas cuyos fondos no son ni libros, ni revistas, ni documentos audiovisuales, sino recursos en la red; un ejemplo de esto es la Internet Public Library (https://www.ipl.org). La automatización de las bibliotecas amplía la tradicional cooperación entre las mismas. Actualmente, a ninguna biblioteca o centro de documentación le interesa trabajar de forma aislada. La cooperación es un factor esencial para ofrecer buenos servicios de difusión de la información y de la cultura pues permite compartir recursos y simplificar las tareas técnicas. El préstamo interbibliotecario, la catalogación centralizada o compartida y los catalogos colectivos son ejemplos de cooperación interbibliotecaria. Otro aspecto destacable es que las bibliotecas se relacionan cada vez mas con su entorno, ofreciendo actividades culturales que atraigan a los lectores (cuentacuentos, exposiciones, animación a la lectura de niños y adultos); saliendo de los muros de la biblioteca (con servicios de bibliobús o llevando libros a las piscinas, a los mercados, a la calle); colaborando con los centros escolares, casas de cultura, asociaciones de vecinos, etc.

3. El Sistema Español de bibliotecas
Según datos de la encuesta elaborada en 1994 por el Instituto Nacional de Estadística, existían en España 6.531bibliotecas de titularidad pública o privada. Estas bibliotecas contaban en aquella


fecha con 88 millones de libros (77% de los fondos), publicaciones periódicas (6’3%), vídeograbaciones (6’6%), grabaciones sonoras (0’9%), y otros materiales como manuscritos, combinados audiovisuales y material informatico (6'5%).2 El esfuerzo realizado en los últimos años, también se refleja en los datos estadísticos: de las 6.531 bibliotecas censadas por el INE, un 50% se crearon después de 1980, 28% entre 1960 y 1979, 12% entre 1940 y 1959 y 11% antes de 1940. Sin embargo, estos datos globales no deben hacernos olvidar que las bibliotecas españolas presentan situaciones muy heterogéneas en cuanto a instalaciones, dotación y servicios al público. Los profesionales de este sector continúan trabajando intensamente para ofrecer un servicio público de bibliotecas equiparable al de otros países europeos. Las bibliotecas españolas forman una red definida en el Sistema Español de Bibliotecas3, que se configura como elemento esencial de cooperación bibliotecaria. Los elementos del Sistema son:



La Biblioteca Nacional , que es la cabecera del sistema y conserva ejemplares de todas las publicaciones impresas del país, por medio del Depósito Legal4, que obliga a la entrega de un número determinado de copias de todo trabajo impreso de venta al público (desde libros a postales, cromos, folletos, mapas, carteles publicitarios, discos, partituras, programas de ordenador etc.). Entre sus funciones se encuentran la elaboración de una bibliografía nacional, ser centro nacional de información bibliografica y elaborar catalogos colectivos.



•Las Bibliotecas Públicas del Estado, que estan situadas en todas las capitales de provincia (a excepción de Barcelona, Bilbao, Ceuta, Pamplona y San Sebastian) y en otras importantes ciudades españolas (Gijón, Mahón, Orihuela y Santiago de Compostela). Son 51 bibliotecas de titularidad estatal y cuya gestión corresponde a las administraciones autonómicas en la mayoría de los casos. Todas ellas son depositarias de un ejemplar de las obras impresas en sus respectivas provincias, mediante el Depósito Legal. Las Bibliotecas dependientes de los Ministerios y Organismos Autónomos, excepto las bibliotecas escolares, que hasta el momento estan excluidas del sistema, lo que no impide que se puedan beneficiar de algunos recursos generados gracias a la cooperación interbibliotecaria. Las Bibliotecas de las Universidades públicas. Las redes o sistemas de bibliotecas de instituciones públicas o privadas o las bibliotecas de excepcional interés que se incorporen al Sistema mediante Convenio con el Ministerio de Educación y Cultura.



• •


En los últimos años se ha realizado un gran esfuerzo de normalización para facilitar la cooperación interbibliotecaria, especialmente en lo referente a la utilización de formatos normalizados de catalogación y de intercambio de registros bibliograficos automatizados. La publicación de catalogos bibliograficos automatizados de caracter nacional, que permiten la copia de registros, han reducido mucho las tareas de catalogación. La Biblioteca Nacional (BN) y las Bibliotecas Públicas del Estado (BPE) han sido el motor de dichas experiencias, que estan cambiando el panorama bibliotecarioespañol. La BN es miembro de la Asociación Española de Normalización (AENOR) y desempeña una función normalizadora para el resto de las bibliotecas. Es el organismo encargado de la adaptación a nuestro país de la normativa internacional para la catalogación y para su automatización, así como para el intercambio de registros bibliograficos automatizados.5 Desarrolla una importante función como servidor informatico de todo el sistema con su base de datos ARIADNA, que gestiona mas de 800.000 registros bibliograficos de todo tipo de materiales, 1.500.000 registros de autoridad y 8.754 registros de datos de bibliotecas españolas. Se puede acceder a ella a través de Internet o mediante la consulta de distintos CD-ROM que se han ido publicando6. Por otro lado, elabora el Catalogo Colectivo Nacional de Publicaciones Periódicas, que ofrece datos de las bibliotecas o centros donde existen ejemplares de cada una de las publicaciones. Ademas, la BN gestiona el Centro Nacional de Acceso al Documento (CNAD), que posee un ejemplar de todas las obras publicadas en España, pudiendo actuar como centro de préstamo interbibliotecario para las bibliotecas españolas y extranjeras. Con esta colección, compuesta actualmente por 7.000.000 de piezas, se amplían los recursos del resto de las bibliotecas españolas, que tienen a su disposición los fondos modernos duplicados de la Biblioteca Nacional. También se pueden obtener fotocopias o microformas de documentos antiguos y de publicaciones periódicas.7 Las Bibliotecas Públicas del Estado (BPE) iniciaron en 1987 el proyecto de informatización de su red (PROINRED), con el fin de modernizar su gestión,agilizar los procesos técnicos, fomentar la cooperación y mejorar e incrementar los servicios a los usuarios. Este proyecto ha desembocado en una interesante experiencia de catalogación cooperativa, con la creación de la base de datos REBECA. Esta base se inició con registros procedentes de varias BPE y de la Bibliografía Española de la BN. Las BPE emplean REBECA para catalogar sus fondos, copiando los registros que ya se encuentran catalogados en la misma. También se benefician de este proyecto otras bibliotecas españolas, como las pertenecientes a los sistemas autonómicos y municipales de bibliotecas que tengan convenios para la utilización de los datos. REBECA contiene mas de 210.000 registros de los siguientes tipos de documentos o materiales: libros, artículos de revistas, mapas y planos, vídeograbaciones, grabaciones sonoras, partituras y material grafico (fotografías, carteles, etc.). A partir de 1997, cualquier biblioteca que disponga de Internet, independientemente de su localización geografica y adscripción administrativa, podra utilizar REBECA para catalogar los fondos de su biblioteca, copiando los registros correspondientes.8 Las bases de datos ARIADNA y REBECA ofrecen a las bibliotecas españolas un conjunto considerable de registros bibliograficos normalizados, que facilitan notablemente la catalogación de los documentos nuevos y la transformación de los catalogos manuales ya existentes, en catalogos automatizados. Estos recursos estan favoreciendo la modernización de las bibliotecas españolas. Las bibliotecas escolares también tendran acceso a estos recursos mediante el proyecto de automatización de lasmismas desarrollado por el Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (PNTIC) del MEC, actualmente Centro Nacional de Información y Comunicación Educativa (CNICE).

4. Servicios de las bibliotecas públicas


El sistema público de bibliotecas garantiza 'el acceso a la cultura en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos a través de la lectura'.9 Según la legislación vigente, las BPE deben prestar al menos los siguientes servicios: lectura en la biblioteca, incluyendo una sección infantil y una sala de publicaciones periódicas; préstamo individual, colectivo e interbibliotecario e información bibliografica. Por lo que respecta a las bibliotecas municipales, las situaciones son muy diversas y cada una presta diferentes servicios según sus posibilidades, pero la mayoría de ellas cuentan con servicios de lectura en la propia biblioteca -o lectura en sala- y préstamo. Pocas personas piensan en la biblioteca pública cuando desean leer los periódicos del día, escuchar un disco, buscar un artículo de una revista, consultar un anuario, buscar información general para preparar un viaje, etc.; pero, como hemos visto, las bibliotecas estan haciendo un esfuerzo para responder a los intereses de los lectores, diversificando la oferta de materiales y ofreciendo espacios de lectura donde los lectores encuentren aquello que demandan. Las bibliotecas nos dan la posibilidad de disponer durante un periodo de tiempo de libros infantiles y para adultos, así como de otros materiales (discos, vídeos, etc.), mediante el servicio de préstamo. Ademas, muchas de ellas prestan a las bibliotecas de loscentros educativos lotes de libros para complementar sus fondos temporalmente. Otro servicio de préstamo muy interesante es el interbibliotecario: nuestra biblioteca nos puede conseguir un documento aunque no lo tenga, solicitandolo a otra biblioteca nacional o extranjera. Ademas, las bibliotecas desarrollan una importante labor cultural organizando actividades de formación de usuarios, animación a la lectura, conferencias, proyecciones, recitales, cursos, congresos etc. Son verdaderas instituciones culturales: centros de comunicación y de transmisión de la cultura, con una función educativa complementaria de la de los centros de enseñanza. Las bibliotecas escolares no pueden trabajar de forma aislada, sino que deben aprovechar los recursos generados por las redes de cooperación bibliotecaria, así como los servicios que ofrece la red pública de bibliotecas a los centros educativos. La colaboración entre sistema educativo y sistema bibliotecario es imprescindible para la formación lectora de los alumnos, que sera mas completa si se apoya también en la biblioteca del barrio o de la localidad. Por otro lado, no deberíamos olvidar que la formación a lo largo de toda la vida no sera siempre reglada y, por tanto, puede tener importantes aliados en las bibliotecas y centros de documentación e información.

Las bibliotecas escolares en el contexto educativo1
En este capítulo se analizan en profundidad los objetivos y funciones de la biblioteca escolar, considerada como recurso fundamental para el desarrollo del currículo y para la formación integral de los alumnos y las alumnas. Asimismo, se profundiza en el papel que debedesarrollar el bibliotecario escolar y se destaca la importancia de la colaboración con otras bibliotecas.

1. La biblioteca escolar en las leyes de educación
Las últimas leyes de educación publicadas en nuestro país: la Ley de Ordenación General del Sistema Educativo (1990), la Ley de Calidad del Sistema Educativo (2002) y la Ley Organica de Educación (2006) intentan esencialmente adaptar la estructura y el funcionamiento del sistema educativo a las transformaciones producidas en la sociedad, para lograr una enseñanza cualitativamente mejor y mas ajustada a las demandas sociales. Todo cambio educativo es propicio para que afloren demandas y problemas a los que es necesario dar respuesta. Parte de estas demandas ha afectado a las estructuras y la ordenación de la educación, pero otra gran parte de ellas se ha referido a los contenidos, es decir, al tipo de experiencias y oportunidades de aprendizaje que la escuela debe ofrecer a sus alumnos y alumnas.


Entre las exigencias que se han formulado al sistema educativo, la formación lectora así como la formación documental ocupa un espacio importante. En efecto, desde distintos sectores de la sociedad se ha llamado la atención sobre el papel que la escuela debe asumir en relación con la formación de los jóvenes lectores. La enseñanza escolar debe contribuir a crear lectores competentes en la utilización de diversos tipos de textos, a promover actitudes reflexivas y críticas ante los distintos medios de transmisión y difusión de la cultura escrita y a despertar interés por la lectura como medio de entretenimiento y como actividad importante de ocio. Por otro lado, debeofrecer una formación lo suficientemente versatil como para adaptarse a una sociedad cambiante, en la que la recogida, selección, recuperación y transmisión de información son aprendizajes imprescindibles y en la que el alumno debe disponer de las estrategias precisas para aprender por sí solo. No obstante, la formación de los niños y de los jóvenes lectores es una responsabilidad que la escuela comparte con otras instancias sociales y que, por tanto, reposa sobre el trabajo conjunto de muchas personas: bibliotecarios, libreros, profesores, escritores, familias La influencia decisiva de las familias y de los medios de comunicación, o el papel que pueden asumir libreros y bibliotecarios, deberían ser objeto de reflexión para contribuir desde un planteamiento común al logro de fines semejantes. Sin embargo, el sistema educativo no puede eludir el papel que debe desempeñar proporcionando un amplio conjunto de oportunidades de aprendizaje en relación con la formación lectora y la formación de futuros usuarios de diversas fuentes de información. La escuela debe comprometerse con el objetivo de capacitar a los estudiantes para resolver por sí solos los problemas de esta índole que se les plantearan a lo largo de su trayectoria personal y profesional.

2. Biblioteca escolar y currículo
El currículo aborda, en todas las areas y en todos los niveles de la enseñanza, los conceptos basicos relativos a la lectura entendida en un sentido amplio: lectura de distintos tipos de textos (literarios, técnicos, funcionales); lectura con finalidades diferentes (aprender, entretenerse, informarse); lectura de códigos diversos einterrelacionados (verbales, icónicos, sonoros y audiovisuales); medios de comunicación; fuentes de información y tratamiento de la misma; nuevos soportes y medios técnicos para su lectura (cintas de audio y vídeo, soportes informaticos).


Asimismo, se insiste en la adquisición de procedimientos como la lectura crítica y comprensiva, la utilización de variadas fuentes de información y documentación, la adquisición de técnicas de trabajo científico y el desarrollo de estrategias de búsqueda, recuperación y transmisión de la información. Por último, se destaca la necesidad de desarrollar determinados valores en relación con la abundancia de información que ofrece nuestra sociedad: actitudes de consumo selectivo, analisis crítico de los mensajes, contraste con la realidad, postura activa ante los medios de comunicación, formación de un criterio propio y de valores personales. Por otra parte, se debe destacar la importancia otorgada a: la actividad del propio alumno, la atención a la diversidad, la relevancia de la interacción y la importancia de desarrollar estrategias para el aprendizaje autónomo o lo que se ha acuñado ya como 'aprender a aprender'. Propuestas de este tipo tienen relación, sin duda, con muchas de las demandas que se han venido haciendo al sistema educativo desde hace tiempo y sugieren una intervención educativa atenta y comprometida con la lectura, y por extensión, con toda la documentación en general. De hecho, muchos de los Proyectos Educativos de los centros exponen una serie de carencias detectadas en el alumnado: deficiencias de formación basica; deficiencias generales de comprensión, tantoescrita como de otros códigos no verbales; deficiencias generales de expresión escrita; deficiencias en el tratamiento de la información; falta de habito de estudio, etc. Esta problematica obliga al centro educativo a prestar especial atención a la formación lectora y documental, que dotaran al alumnado de estrategias de aprendizaje basicas para superar las diferentes etapas educativas. En este contexto, la biblioteca escolar se perfila como nuevo e importante ambito educativo: espacio de comunicación e intercambio idóneo para la investigación y para la lectura. Pero para que la biblioteca escolar pueda ser utilizada como un recurso pedagógico de primer orden, es fundamental que esté integrada en los Proyectos Educativo y Curricular del centro educativo, mediante unos objetivos específicos.


El proceso de integración curricular de las bibliotecas escolares debería ser realizado en todas las areas, partiendo de la detección y el analisis de las carencias de los alumnos, para definir posteriormente los objetivos a alcanzar de manera individual y diversificada, así como los medios y los recursos documentales que se utilizarían para paliar las deficiencias detectadas y para conseguir los objetivos propuestos. Las intervenciones consensuadas deberían ser desarrolladas en los diferentes proyectos curriculares de etapa y concretadas en las programaciones de aula. Para facilitar esta labor se ofrece un analisis de las implicaciones de la integración curricular de la biblioteca en cada tipo de centro educativo y una serie de propuestas para su realización.

Integración curricular de la biblioteca escolar:
Diseñar unprograma de integración curricular de la biblioteca escolar de manera global y unificado es de todo punto imposible si atendemos a la estructuración administrativa de nuestro sistema educativo:

• • • • • • •

Educación Pre-escolar e Infantil. Educación Primaria. Educación Secundaria Obligatoria Educación Secundaria Postobligatoria: Bachillerato y Formación Profesional. Educación Especial. Educación de Adultos. Enseñanzas de régimen especial: Idiomas y Enseñanzas Artísticas.

En todos y cada uno de los niveles mencionados la selección minuciosa y cuidada de la documentación en general, el tratamiento riguroso de la misma y su óptima explotación deben proporcionar una sólida base de recursos que apoyen y respalden las diferentes metodologías aplicadas en el aula, que impulsen el interés y motivación hacia el aprendizaje y la investigación y, por último que ofrezcan un amplio abanico de posibilidades para el ocio y el entretenimiento. A medida que el centro escolar consiga determinar, programar y evaluar los ítems anteriormente expuestos, se conseguira un mayor grado de integración curricular de su centro de recursos documentales o biblioteca escolar. Es evidente que los factores a tener en cuenta en cada uno de los niveles educativos pueden llegar a ser totalmente dispares, si bien todos ellos se comprometen con objetivos comunes, fundamentalmente, la atención prioritaria a la formación integral del alumnado y favorecer el autoaprendizaje a través de la experimentación y reflexión.



Instrucciones para el responsable de la Biblioteca (Anexo 1).



Requisitos mínimos de los centros no universitarios (Anexo2).

3. La comunicación en el centro educativo
En cualquier centro docente, como en cualquier grupo en el que sus miembros participen en los fines, en los recursos y en la organización, se produce una intensa circulación de informaciones por diferentes canales y medios. La consecución de los objetivos educativos y la calidad de la oferta educativa se basan, en gran medida, en la existencia de una fluida red de comunicación. 'La comunicación es un rasgo esencial de la persona y de las sociedades; por consiguiente es un componente basico de la educación. En un centro docente, por ser una sociedad estructurada y por ser, al mismo tiempo una institución educativa, la comunicación es una de sus piedras angulares.'2 El sistema de información de un centro educativo es relativamente complejo y se estructura en torno a dos tipos de relaciones: las externas y las internas. Las relaciones externas se establecen principalmente con instituciones: Administración educativa, Administración local, centros de formación del profesorado, otros centros docentes, instituciones culturales, sindicatos, Universidad, empresas de productos educativos (editoriales, mobiliario, etc.), mundo laboral y entorno social en general. Las relaciones internas implican al equipo directivo, órganos colegiados, profesorado, alumnos, familias y al personal de administración y servicios o personal no docente. Las relaciones externas se traducen fundamentalmente en una entrada de informaciones en el centro, entre las que podemos distinguir aquéllas que llegan espontaneamente y aquéllas que hay que solicitar. Las relaciones internas se suelen concretar enuna producción de documentos e informaciones elaboradas por los distintos miembros del centro, ya sea individualmente o en equipo. Estos documentos reflejan la experiencia acumulada y, en cierto modo, la historia del centro educativo. La comunicación con el exterior es muy abundante y sobre todo en el sentido fuera-dentro. El centro es sobre todo receptor de una información de caracter informativo o administrativo, que debe llegar a sus destinatarios potenciales. Pero, sin restar importancia a lo anterior, lo verdaderamente fundamental es la comunicación interna, el intercambio y la difusión de la información entre los miembros de la comunidad educativa, para lograr una participación efectiva de todos en un proyecto común. La relación comunicativa no se limita a establecer contactos con organismos o personas; supone una estrategia de comunicación para el tratamiento y la difusión de la información.3 Es fundamental crear una red por la que circulen las informaciones con fluidez y lleguen a sus destinatarios. Esta red puede utilizar diversos medios (escritos, orales, informaticos, etc.) según la finalidad. En una comunidad educativa, los objetivos de su red de comunicaciones deben ser, según Z. Ramo, 'informativos, instructivos y educativos'. Cita, entre otros:

• • • •

Recopilar, sistematizar y transmitir toda la información necesaria para la buena marcha de la comunidad. Garantizar la correcta difusión y recepción de la información transmitida. Servir de instrumento para el conocimiento de los fines, resultados y normas de la comunidad entre todos los miembros. Coadyuvar a alcanzar los objetivos educativos de lacomunidad.4


Como unidad especializada en el tratamiento, selección y difusión de la información, la biblioteca escolar no puede ser ajena a estos procesos y debe situarse en el centro de la red de comunicación del centro educativo.

4. Un nuevo concepto de biblioteca escolar
Hasta ahora, la biblioteca escolar en nuestro país se ha concebido como un servicio opcional y complementario a las tareas docentes, ligado fundamentalmente al area de Lengua y Literatura; en muchos casos, se ha limitado a ofrecer una simple colección de libros mas o menos organizada. Sin embargo, los sistemas educativos mas avanzados conciben la biblioteca escolar como un dinamico centro de recursos y un activo servicio de información que cumple un papel esencial en relación con el aprendizaje de los alumnos, con las tareas docentes y con el entorno social y cultural del centro. Para responder a este planteamiento, la biblioteca escolar debería mantener un estrecho contacto con el conjunto del sistema bibliotecario e integrarse en una red de documentación educativa. La biblioteca escolar se configura de esta manera como un elemento basico para establecer una verdadera cultura comunicativa y de aprendizaje permanente en los centros. Una biblioteca escolar así concebida se puede definir como un espacio educativo, que alberga una colección organizada y centralizada de todos aquellos materiales informativos que necesita el centro para desarrollar su tarea docente, bajo la supervisión de personal cualificado, y cuyas actividades se integran plenamente en los procesos pedagógicos del centro y se recogen, por tanto, en el Proyecto Educativo deCentro, Proyecto Curricular de Centro y Programación General Anual. La biblioteca proporciona múltiples servicios de información y ofrece acceso - por diferentes vías -a fuentes de información y materiales complementarios que se encuentran en el exterior. Constituye, ademas, un lugar favorable al estudio, a la investigación, al descubrimiento, a la autoformación y a la lectura.


Un nuevo lugar de aprendizaje
La principal razón de ser de la biblioteca escolar es la de apoyar la totalidad del currículo. Debe ser un nuevo lugar de aprendizaje en el que alumnos y profesores tienen a su alcance una gran diversidad de recursos educativos y pueden poner en practica una metodología mas activa y participativa. La biblioteca escolar se transforma así en un lugar de encuentro, un espacio de comunicación e intercambio en el que desarrollar experiencias interdisciplinares y abordar los contenidos transversales al currículo. La utilización de la biblioteca escolar plenamente integrada en el proceso pedagógico del centro favorece la autonomía y la responsabilidad de los alumnos en su aprendizaje. Es el lugar idóneo para la formación de los escolares en el uso de las diversas fuentes de información y para fomentar la lectura como medio de entretenimiento y ocio.

No sólo libros
De acuerdo con su función, el fondo de la biblioteca escolar debe incluir todo tipo de materiales informativos. La exclusividad de la palabra impresa como soporte de la información ha dejado de ser una realidad hace muchos años. Por consiguiente, ademas de libros, revistas, periódicos y otros materiales impresos, la biblioteca debera disponer defotografías, diapositivas, transparencias, mapas, globos terraqueos, graficos, discos, cintas, películas, juegos, objetos tactiles, etc. Todo ello, sin olvidar los soportes introducidos por las nuevas tecnologías: discos compactos, CD-ROM, vídeo interactivo, programas de ordenador, bases de datos en línea, acceso a Internet, etc.

Gestión centralizada
La biblioteca debe reunir todos los materiales informativos del centro. No obstante, la falta de espacio o el acuerdo sobre otros criterios de ubicación puede obligar en muchos casos a distribuir sus fondos por diferentes lugares del centro. En cualquier caso, la gestión debe estar centralizada en la biblioteca, bajo la supervisión del responsable, de manera que se garantice la organización y disponibilidad de todos los materiales. Esta concepción de la biblioteca escolar como servicio centralizado difiere mucho de la organización de bibliotecas de aula o de departamento, que no pueden ser consideradas como bibliotecas en sentido estricto, sino que son fundamentalmente rincones de lectura habilitados en el aula o pequeñas colecciones de documentos de consulta para un equipo de docentes. La creación de la biblioteca de centro no implica la desaparición de las numerosas bibliotecas de aula existentes, sino su transformación con una nueva perspectiva. Para acercar los libros a los alumnos y estimular la lectura, la biblioteca del centro presta lotes de materiales a las aulas por un periodo de tiempo. Siguiendo un plan establecido, estos lotes circulan por las clases de un mismo ciclo o nivel, permitiendo a sus alumnos acceder a mayor número de documentos a lo largo del curso. Cuandonecesiten materiales de consulta sobre diversos aspectos del currículo, pueden recurrir a los fondos mas completos de la biblioteca del centro, lo cual no es comparable a las limitaciones de una biblioteca restringida al aula. Las bibliotecas de departamento también se deben transformar paulatinamente y sus colecciones deben pasar a ser gestionadas por la biblioteca del centro. Esto no impide que algunos documentos pueden permanecer prestados al departamento durante un curso entero, si es necesario. La gestión centralizada permite saber en todo momento de qué documentos se dispone y dónde se encuentran, así como hacer una mejor selección para la compra de nuevos documentos, evitando que se dupliquen innecesariamente. Esto es imprescindible para crear una colección equilibrada que responda a las necesidades reales y que aproveche al maximo el presupuesto disponible.

Abierta al exterior
La biblioteca escolar, como el centro del que forma parte, no puede permanecer aislada. Es preciso que se relacione con su entorno social y cultural colaborando, por ejemplo, con bibliotecas de su barrio o localidad, asociaciones culturales e instituciones públicas y privadas, para organizar actividades en común y procurarse informaciones y documentos que interesen a la comunidad educativa.


Ademas, para poder responder a todas las peticiones de documentación de alumnos y profesores, sobre todo las que se refieren a documentación muy especializada, sera necesario recurrir en ocasiones al préstamo interbibliotecario, contando con los recursos existentes en las bibliotecas públicas, los Centros de Profesores y de Recursos y otroscentros de documentación educativa. Por otro lado, y como ya hemos visto, la utilización de las nuevas tecnologías esta dando lugar a formas de cooperación entre las bibliotecas, cuyo objetivo es simplificar el tratamiento documental. Esto aporta ventajas evidentes a la biblioteca escolar, pues permite al responsable de la misma dedicar mas tiempo a su función pedagógica.

5. Objetivos y funciones de la biblioteca escolar
Desde esta nueva perspectiva, la biblioteca escolar ha de ser concebida no sólo como una institución para la promoción de la lectura, sino también como un espacio de aprendizaje. Según el manifiesto de la UNESCO (Anexo 3), ha de responder a los siguientes objetivos5:

• • • •

Apoyar y facilitar la consecución de los objetivos del proyecto educativo del centro y de los programas de enseñanza. Crear y fomentar en los niños el habito y el gusto de leer, de aprender y de utilizar las bibliotecas a lo largo de toda su vida. Ofrecer oportunidades de crear y utilizar la información para adquirir conocimientos, comprender, desarrollar la imaginación y entretenerse. Enseñar al alumnado las habilidades para evaluar y utilizar la información en cualquier soporte, formato o medio, teniendo en cuenta la sensibilidad por las formas de comunicación presentes en su comunidad. Proporcionar acceso a los recursos locales, regionales, nacionales y mundiales que permitan al alumnado ponerse en contacto con ideas, experiencias y opiniones diversas. Organizar actividades que favorezcan la toma de conciencia y la sensibilización cultural y social. Trabajar con el alumnado, el profesorado, la administración del centroy las familias para cumplir los objetivos del proyecto educativo del centro. Proclamar la idea de que la libertad intelectual y el acceso a la información son indispensables para adquirir una ciudadanía responsable y participativa en una democracia. Promover la lectura, así como los recursos y los servicios de la biblioteca escolar dentro y fuera de la comunidad educativa.

• • • •



Para alcanzar sus objetivos, la biblioteca escolar debe cumplir las siguientes funciones:

• • • •

Recopilar toda la documentación existente en el centro, así como los materiales y recursos didacticos relevantes, independientemente del soporte. Organizar los recursos de tal modo que sean facilmente accesibles y utilizables. Hacer posible su uso cuando se necesiten, mediante un sistema de información centralizado. Establecer canales de difusión de la información en el centro educativo, contribuyendo a la creación de una fluida red de comunicación interna. Difundir entre alumnos y profesores información en diferentes soportes para satisfacer las necesidades curriculares, culturales y complementarias. Ofrecerles asistencia y orientación.



Constituir el ambito adecuado en el que los alumnos adquieran las capacidades necesarias para el uso de las distintas fuentes de información. Colaborar con los profesores para la consecución de los objetivos pedagógicos relacionados con este aspecto. Impulsar actividades que fomenten la lectura como medio de entretenimiento y de información. Actuar como enlace con otras fuentes y servicios de información externos y fomentar su uso por parte de alumnos y profesores.

• •

6.Funciones del bibliotecario escolar
El nuevo concepto de biblioteca escolar supone una ampliación de las funciones del responsable: es el encargado de recopilar y tratar la documentación y de gestionar los recursos; ademas, debe comunicar y hacer circular informaciones tanto administrativas como pedagógicas y culturales. Cumple, ademas, una importante función pedagógica pues, en colaboración con los otros docentes del centro, ha de ofrecer a los alumnos nuevas oportunidades de aprendizaje en lo que se refiere al uso plural de las fuentes de información y al acceso a la lectura como forma de entretenimiento y medio de enriquecimiento personal. Ejerce, finalmente, una importante labor para establecer cauces de comunicación entre la biblioteca escolar, por un lado, y centros documentales externos y otras instituciones del entorno social y cultural del centro, por otro. Las Órdenes de 29 de junio de 1994 por las que se aprueban las instrucciones que regulan la organización y el funcionamiento de las escuelas de Educación Infantil y de los colegios de Educación Primaria (B.O.E. 6-7-94) y de los institutos de Educación Secundaria (B.O.E. 5-7-94) supusieron un paso adelante en la definición de la figura del responsable de la biblioteca. En ellas se detallan las funciones que debería desarrollar:

• • • • • •

Asegurar la organización, mantenimiento documentales y de la biblioteca del centro.

y

adecuada

utilización

de

los

recursos

Difundir, entre los maestros y los alumnos, materiales didacticos e información administrativa, pedagógica y cultural. Colaborar en la planificación y el desarrollo del trabajoescolar, favoreciendo la utilización de diferentes recursos documentales. Atender a los alumnos que utilicen la biblioteca, facilitandoles el acceso a diferentes fuentes de información y orientandoles sobre su utilización. Colaborar en la promoción de la lectura como medio de información, entretenimiento y ocio. Asesorar en la compra de nuevos materiales y fondos para la biblioteca.

Diversos autores han estudiado las funciones que debe desempeñar el bibliotecario escolar, partiendo de un analisis de la practica diaria. Una lectura detenida de sus conclusiones (Anexo 4) puede contribuir a perfilar una función todavía poco extendida en nuestro país.


7. Colaboración entre bibliotecas escolares y bibliotecas públicas
El apoyo de las bibliotecas públicas y de otros centros de documentación educativa ha resultado esencial para dar un impulso al desarrollo de las bibliotecas escolares en otros países, proporcionandoles recursos y ayuda para facilitar su trabajo. Así, en Dinamarca, Francia, Bélgica, Inglaterra, Escocia e Italia existen una serie de centros de documentación o de recursos pedagógicos que, en diferentes ambitos territoriales, ofrecen algunos servicios dirigidos específicamente a los centros educativos y canalizados a través de sus bibliotecas. En otros casos, son principalmente las bibliotecas públicas las que prestan dichos servicios. Así, en Suecia, Alemania, Holanda e Inglaterra las bibliotecas públicas ofrecen asesoramiento y ayuda para la selección y adquisición de fondos, para la organización de las bibliotecas escolares, etc. También esta bastante extendida la practica de constituir un fondodocumental centralizado para su utilización por todas las escuelas de un municipio. En las bibliotecas públicas suele haber un personal específico, a menudo el responsable de la sección infantil, que se encarga de las relaciones con los centros educativos de su entorno. También existen algunas experiencias de este tipo en nuestro país. En general, entre las funciones que cubren estos servicios externos a los centros educativos se encuentran:

• • • • • • • •

Información y asesoramiento para la selección de materiales. Compra centralizada y tratamiento técnico de los materiales, que se envían a los centros listos para su colocación en las estanterías. Préstamo de materiales caros o de uso poco frecuente para complementar las colecciones de los centros. Asesoramiento para la organización y gestión de la biblioteca y su inclusión en el currículo. Asesoramiento para mejorar la calidad de los servicios. Redes telematicas que difunden bases de datos para el mundo educativo. Información y documentación para el profesorado. Edición, difusión y venta de publicaciones de caracter didactico.

Ninguna biblioteca puede tener unos fondos tan completos que le permitan dar respuesta a todas las demandas de sus usuarios. Por ello es siempre necesario establecer redes de cooperación con otras bibliotecas y centros de documentación o servicios de información. Esto permite beneficiarse de todas las ventajas de la cooperación: préstamo interbibliotecario, intercambio de información, simplificación de las tareas de catalogación, etc. Para consolidar estas redes de cooperación, 'la biblioteca escolar debe mantener una estructura similar ala de las bibliotecas públicas, favoreciendo así el desarrollo de actividades de colaboración y formando usuarios de ambas bibliotecas (ahora) y futuros usuarios adultos de la biblioteca pública.'6 Las bibliotecas públicas comparten objetivos con los centros en lo relativo a la promoción de la lectura y a la formación de usuarios. Un buen conocimiento de los fondos de la biblioteca pública del barrio o localidad permitira orientar a los alumnos hacia ella cuando sea necesario.7 También se puede establecer una relación de ayuda mutua y de complementariedad. Por ejemplo:



Organización de actividades con los alumnos, aprovechando las instalaciones y servicios de la biblioteca pública. Esto es especialmente interesante en aquellos casos en que se desea dar a conocer espacios (sala de consulta, sala de publicaciones periódicas, sección infantil) o utilizar instrumentos con los que no cuenta el centro (planos de la biblioteca, señalización, catalogos de autor, título y materias, catalogos automatizados, etc.)

• •

Organización de actividades dirigidas al profesorado del centro (conocimiento de la biblioteca pública, servicios al profesorado, formación de usuarios, etc.). Participación en actividades en la biblioteca pública (exposiciones, cuentacuentos, programa para la formación de usuarios dirigido a centros educativos, etc.)

Estos ejemplos son tan sólo una muestra; las iniciativas cada vez mas novedosas de las bibliotecas públicas, junto con las de los propios centros educativos, son las que enriquecen y amplían las posibilidades de trabajo conjunto. Dichas iniciativas pueden inspirar, a su vez, aotros.8

Instalaciones
Este capítulo tiene como objetivo ofrecer unas pautas y orientaciones practicas sobre la distribución y acondicionamiento del espacio de una biblioteca escolar, así como sobre la organización física de los documentos, procurando que las ideas expuestas sean facilmente aplicables a cualquier centro educativo. A partir de estas pautas generales cada centro podra realizar las adaptaciones necesarias para conseguir las instalaciones mas adecuadas a sus características, o bien gestionar la creación de un espacio específico para la biblioteca escolar en el caso de que éste aún no existiera. Son éstas las primeras actuaciones que se pueden emprender, puesto que tienen una gran incidencia sobre la biblioteca. Una mejor distribución del espacio, una buena señalización y una organización clara de los documentos son inmediatamente percibidas por alumnos y profesores y contribuyen a que la biblioteca sea un espacio mas atractivo y acogedor, en el que uno se puede orientar con facilidad y acceder libremente a los documentos. Aunque este capítulo aborde el tema de la clasificación, que se tratara en profundidad en el capítulo F (Proceso Técnico), las tareas aquí planteadas en relación con la misma se pueden realizar sin necesidad de catalogar los documentos.

1. Organización del espacio
Una biblioteca escolar no es sólo una colección organizada de documentos en diferentes soportes, sino que es también un lugar, un espacio, cuya distribución debe hacerse con criterios pedagógicos, adaptando al entorno escolar las directrices y recomendaciones existentes en este terreno. El espacio de la biblioteca, susituación en el centro educativo y las características del mobiliario y de los equipos necesarios deben facilitar el cumplimiento de los objetivos de la biblioteca escolar. El servicio de biblioteca e información debería estar situado en un lugar facilmente accesible desde el maximo número de puntos del centro. Se suele aconsejar que esté situada en un lugar donde haya silencio, pero se debe dar prioridad a la accesibilidad. Es recomendable que no sea una sala de doble uso, ya que tiene que estar disponible a lo largo de todo el día para ser utilizada por individuos y grupos. También sería deseable que tuviese un buen acceso desde la calle para el reparto de libros, materiales y equipos, y para posibilitar su utilización fuera del horario escolar. La biblioteca escolar debe contar con espacio suficiente para que los alumnos trabajen, tanto en grupos como individualmente. Las diferentes posibilidades de uso de la biblioteca deben ser tomadas en consideración a la hora de organizar el espacio. Algunos tipos de actividades son1:

• • •

Lectura, audición, visionado o realización de búsquedas de alumnos y profesores, ya sea individualmente o en grupo. Elaboración de materiales, trabajos, etc., de alumnos y profesores. Trabajo técnico de los responsables de la biblioteca.

Es importante diversificar los espacios de la biblioteca, creando diferentes zonas que respondan a estas posibilidades (zona de lectura relajada, zona de estudio, zona de audiovisuales, etc.)


Otro aspecto de gran importancia en la biblioteca escolar es el decorativo, pues influye en la imagen que se ofrece a los usuarios. Se debe procurar crear unclima calido y acogedor en el que influyen la distribución de espacios, el mobiliario, el color de las paredes, la iluminación, la señalización, la decoración con plantas, con dibujos de personajes gigantes elaborados por equipos de alumnos, etc. En la decoración de la biblioteca pueden participar los profesores de Educación Plastica y Visual, los alumnos e, incluso, algunos padres o madres.

2. Equipamiento y mobiliario
La biblioteca debe contar, dentro de sus posibilidades, con mobiliario y equipos adecuados para ofrecer diferentes servicios. En una biblioteca ideal, que ofreciera múltiples servicios y actividades, se podrían distinguir los siguientes espacios, con su correspondiente equipamiento2:



Atención a los usuarios, préstamo e información: mostrador, espacio para el trabajo técnico, lugar para los equipos informaticos, tablones o paneles para anuncios, expositores. Actividades de documentación: mobiliario para el trabajo personal de alumnos y alumnas, estanterías, mobiliario especial para revistas, ficheros, equipos informaticos. Habra que tener en cuenta las adaptaciones de acceso al ordenador para los alumnos y las alumnas con discapacidad motora o visual, a fin de favorecer su autonomía personal (emuladores de ratón, cobertor de teclado, ) Lectura recreativa: zona con mobiliario y ambiente acogedores que inviten a la lectura relajada. Otras actividades: zonas complementarias como sala aneja para trabajo colectivo, sala audiovisual, almacén y archivo, etc.



• •


Se debe contar como mínimo con las mesas y sillas necesarias para acoger a un grupo completo de alumnos dedicado a algúntrabajo colectivo. No conviene utilizar mesas grandes, corridas, que ocupan demasiado espacio. Las mesas de lectura para cuatro personas son las idóneas, ya que permiten realizar trabajos colectivos o tareas individuales. Una condición basica para fomentar el habito lector entre los alumnos y alumnas es permitirles un contacto directo con los libros. Esto supone eliminar todas las barreras como, por ejemplo, las estanterías cerradas con llave o cualquier otro elemento que dificulte el acceso directo a la colección. El celo por 'conservar' los documentos en buen estado puede conducir a que no se utilicen, lo que se contradice con la propia vocación de la biblioteca de difundir sus fondos. Si se puede elegir, las estanterías seran preferiblemente metalicas ya que no se deforman con la humedad o las oscilaciones de temperatura y no albergan plagas de insectos o microorganismos. Los estantes o baldas seran móviles. En una biblioteca escolar no deben instalarse estanterías de mas de 1,80 m. de altura. Cinco baldas por estantería, con una profundidad de 25/30 cm., sera lo idóneo. Es importante no ocupar por completo el espacio de las baldas, para facilitar la incorporación de nuevos volúmenes; pero, al no ocuparlas por completo, los libros corren el riesgo de doblarse, deformarse o caerse; para evitarlo, es preciso instalar sujetalibros, de los que existen diferentes modelos en el mercado, siendo los mejores aquellos que estan incorporados al estante mediante un sistema de carril o similar. Para los materiales audiovisuales, es preciso utilizar armarios cerrados con cajones o gavetas deslizables, ya que el polvo u otros elementospueden afectar gravemente las condiciones idóneas de audición y visionado. Los ficheros son los muebles donde se colocan los catalogos manuales o en fichas. Deben instalarse en un lugar accesible para los alumnos, para que sean realmente útiles. Esto es igualmente aplicable a los catalogos automatizados, cuyos terminales de consulta se deberan situar en lugares apropiados para facilitar su uso.

El rincón de los pequeños
En los centros de Educación Infantil y Primaria hay que tener en cuenta que los alumnos mas pequeños han de tener su propio espacio dentro de la biblioteca con estanterías a su alcance, mesas y sillas de su tamaño, una alfombra con cojines y todo aquello que les facilite una estancia


mas agradable y acogedora en la biblioteca. Existen diversas soluciones sencillas y baratas para conseguir crear un espacio apropiado para los pequeños en la biblioteca.

Las estanterías no han de sobrepasar los 1'30 metros. Para que los libros no pasen desapercibidos en las baldas, es importante colocar algunos mostrando las portadas. Para ello, es interesante contar con expositores o adaptar las estanterías colocando listones de madera en el borde externo a modo de soportes de libros.


Unas cajas de madera o plastico con ruedas o patas y en distintos colores pueden servir también para que los alumnos puedan ver las cubiertas de los libros.


3. Organización de la colección
La organización de la colección o clasificación tiene como objetivo en la biblioteca escolar, como en cualquier biblioteca, facilitar a los lectores el libre acceso a los libros y documentos. Es una de las primeras tareas que se debenabordar para permitir a los alumnos las búsquedas por exploración directa de los estantes. Estas búsquedas se enriqueceran posteriormente con la utilización de los catalogos, cuya elaboración es mas compleja y, por lo tanto, pasara un largo periodo de tiempo antes de que estén disponibles. Para conseguir la autonomía de los alumnos en las búsquedas es indispensable:

• • • •

Organizar los fondos mediante sistemas de clasificación coherentes, simplificados al maximo para que sean asequibles para los alumnos. Ofrecer ayudas pedagógicas para que comprendan dichos sistemas. Las ayudas deben incluir formación del alumnado y señalización de la biblioteca. Que todos los profesores conozcan el sistema de clasificación utilizado en la biblioteca. Que los documentos estén colocados en estanterías abiertas y bajo ningún concepto en muebles cerrados con llave, con la única excepción de los materiales audiovisuales u otros de gran valor.

A la hora de clasificar los documentos podemos optar por varios métodos:



Clasificación adaptada a un sistema de clasificación. Se parte de las categorías establecidas en un sistema concreto y se ordenan los documentos de acuerdo a ellas. Los sistemas de clasificación mas extendidos en las bibliotecas son los sistemas decimales: la Clasificación Decimal Universal (CDU) y la Clasificación Decimal Dewey (CDD). Estos dividen el conocimiento en diez clases que a su vez se subdividen en diez subclases y así sucesivamente. Las bibliotecas públicas utilizan estos sistemas, estando mas generalizada la Clasificación Decimal Universal. Clasificación por centros de interés. Se presentan dosartículos sobre este tipo de clasificación y el modelo adoptado por el Centro Internacional del Libro Infantil y Juvenil de Salamanca para organizar los libros destinados a los lectores de 0 a 6 años.



4. Señalización de la biblioteca
Es uno de los elementos mas importantes en cualquier biblioteca, ya que sirve para orientar a los usuarios desde que entran en sus instalaciones que, en principio, les resultan desconocidas. Ademas, fomenta la utilización autónoma de los documentos. Por ello, señalizar con carteles atractivos es una de las primeras tareas que se deben emprender tras la clasificación de los documentos. Podemos distinguir tres tipos de señales, que ilustramos con ejemplos de la señalización utilizada en las Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid3: 1. SEÑALES DE UBICACIÓN Y ORIENTACIÓN. Éstas pueden ser, a su vez, internas o externas. Las externas son aquellas que orientan al lector hacia la biblioteca desde diferentes puntos del centro educativo. Las internas son aquellas que orientan a los alumnos dentro de la biblioteca, informandoles sobre las distintas areas en que ésta se divide y la ubicación de los distintos servicios que se ofrecen.


2.

SEÑALES NORMATIVAS. Informan sobre aspectos tales como: horario de atención a los lectores, condiciones de acceso y requisitos para el mismo, plano del local y carteles sobre normas de uso (prohibido fumar, silencio, etc.). Deben situarse en lugar bien visible y próximo a la entrada.

3.

SEÑALES DE CONTENIDO. Son aquellas que facilitan información sobre los fondos bibliograficos y su ordenación.


En general, se distinguen tres apartados:•

Zonas: Ayudan a distinguir las diferentes zonas de la biblioteca.



Estanterías: Indican el contenido por materias de los libros ubicados en cada estantería. Se trata de una división general, donde se haran constar los grandes grupos tematicos en los que se clasifican los libros de acuerdo con el Plan de clasificación adoptado por la biblioteca. Estantes: Dan información mas precisa sobre lo que el lector hallara en cada balda, y siempre en relación con la signatura topografica inscrita, sobre un tejuelo o etiqueta, en el lomo de los libros.



¿Cómo señalizar una biblioteca escolar ordenada por la CDU?4
Se sugiere leer antes el apartado Clasificación del capítulo Proceso técnico, donde se explica en detalle la estructura de la CDU y su adaptación al ambito escolar.

Independientemente del absolutamente necesario diversos medios, algunos aplicables a cualquier otro

sistema de clasificación utilizado en la biblioteca escolar, es que los alumnos lo comprendan y lo sepan usar. Para ello existen de los cuales expondremos en este apartado referidos a la CDU, pero sistema de clasificación.

Los sistemas de clasificación decimal encierran una gran complejidad, pero su propia estructura ofrece varios niveles de profundización que nos permitiran una utilización acorde con el nivel evolutivo de los alumnos y alumnas. Ademas, la sistematización que presentan tanto la CDU como la CDD, permite la elaboración de herramientas pedagógicas relativamente sencillas, pero esenciales para que los alumnos lleguen a comprender dichos sistemas. Para ello se pueden utilizar los siguientes elementos de señalizacióny equipamiento de los documentos:



Margarita de 10 pétalos de cartulina de colores diferentes, los cuales representan las clases de la CDU. A éstos se asocian una cifra y una palabra clave, que es una adaptación


de los términos de la CDU a las posibilidades de comprensión de los alumnos. Esta margarita debe estar situada en lugar visible a la entrada de la biblioteca.

• •

Dibujos o pictogramas para representar las subclases de la CDU. Signatura elaborada con la combinación del color de la clase y el pictograma de la subclase.

• •

Tejuelo o etiqueta sobre la que se escribe la signatura alfanumérica, del color correspondiente a la clase de la CDU. Esta etiqueta se pega en el lomo del documento. Señalización de las estanterías mediante los colores de las clases, los pictogramas de las subclases, las cifras y las palabras clave correspondientes.





Plano de la biblioteca que utilice los mismos colores y pictogramas para indicar la localización de los documentos.



Tabla de clasificación expuesta en lugar visible. Puede tomar diversas formas, según la edad de los alumnos: cifras de un dígito de color, acompañadas de las palabras-claves simplificadas e ilustradas con los pictogramas correspondientes; tabla que incluya clases y subclases asociadas a su código numérico de uno o dos dígitos y redactadas de forma simplificada; tabla que incluya códigos numéricos asociados a clases y subclases con la redacción propia de la CDU (Anexo 5) , etc. Índice alfabético de la CDU expuesto en lugar visible. Todos estos elementos de señalización y equipamiento de los documentos se pueden complementarcon la introducción de elementos visuales en los catalogos manuales. Por ejemplo:

• •

o

Catalogos para los mas pequeños elaborados con una fotocopia de la cubierta en la que se pega una etiqueta del color correspondiente a la clase de la CDU y el pictograma correspondiente a la subclase. Por detras se puede escribir el nombre del autor y el título para poder utilizar el catalogo con alumnos de varias edades. Catalogos de títulos y materias en cuyas fichas se pega una etiqueta del color correspondiente a la clase.

o

Todas estas herramientas resultaran ineficaces si no se acompañan con actividades de formación de usuarios que aborden el conocimiento de la biblioteca con una metodología adaptada a cada edad. En lo que se refiere a la comprensión de la clasificación, debemos considerar varias etapas evolutivas, que determinaran los objetivos perseguidos y la metodología utilizada.


En las etapas de Educación Infantil y Primaria podemos distinguir tres fases en las que se pueden ir introduciendo paulatinamente a los alumnos y alumnas en el conocimiento de la organización de los documentos de la biblioteca:

• • •

Fase de los primeros contactos con los libros y las bibliotecas (de 2 a 5 años). Fase de adquisición de la lectura autónoma (de 5 a 8 años). Fase de profundización en la lectura de libros de conocimientos y de literatura infantil (De 8 a 11 años). Esta etapa se caracteriza por un aumento progresivo de la capacidad de trabajo autónomo.

La primera fase correspondería aproximadamente al segundo ciclo de Educación Infantil. Los objetivos que se deben perseguir son:

• • •

Iniciar a losalumnos en el concepto de clasificación de los libros por temas, asociandolo al concepto general de clasificación abordado en la etapa. Facilitar a los alumnos la comprensión de la organización espacial de la biblioteca y el acceso libre a los documentos. Profundizar progresivamente en los códigos utilizados para representar dichos temas, empezando por la apropiación de los colores y los pictogramas.

La segunda fase corresponde a los cursos primero, segundo y tercero de la Educación Primaria. Es el momento de introducir nuevos elementos didacticos para la comprensión de la CDU, con los siguientes objetivos:

• •

Ayudar a los alumnos a afinar el conocimiento de la ordenación de la biblioteca. Profundizar en la búsqueda de los documentos a partir de la simple exploración de los estantes, iniciandoles en el uso de herramientas progresivamente mas complejas como, por ejemplo, las cifras y las palabras-claves asociadas a cada clase y subclase.

La tercera fase corresponde a los cursos cuarto, quinto y sexto de Educación Primaria. El objetivo es profundizar en la búsqueda de los documentos a través de los códigos numéricos de la clasificación, las palabras-claves, los índices alfabéticos de éstas, los catalogos manuales o automatizados, la signatura alfanumérica de dos cifras, etc En la etapa de Educación Secundaria Obligatoria, el objetivo sera la profundización en las búsquedas de documentos, mediante un buen conocimiento del sistema de clasificación que, debido a una mayor diversificación de los fondos, presentara una complejidad superior en las subclases. También tendran que ir dominando el resto de losinstrumentos de recuperación de la información (índice alfabético, tabla de la CDU, signatura, consulta de catalogos manuales y automatizados, etc.). Los alumnos y alumnas de esta etapa deben empezar a utilizar los términos exactos de la CDU, familiarizandose con la clasificación que encontraran en las bibliotecas públicas. No obstante, habra que seguir haciendo un esfuerzo en lo referente a la señalización de la biblioteca, utilizando los códigos de color ya expuestos y todo tipo de ayudas para la localización de los documentos. Se ofrecen dos ejemplos de señalización apropiada para alumnos de estas edades: una ilustración de la CDU y una experiencia desarrollada en la Biblioteca Pública del Estado de Guadalajara.

Tareas de una biblioteca
El objetivo de este capítulo es proporcionar una panoramica general sobre las operaciones que se realizan en una biblioteca o centro de documentación, así como la relación existente entre todas ellas y sus respectivos objetivos. Por otro lado, se ofrece una información basica sobre la automatización de dichas operaciones.


1. Introducción a las fases de la cadena documental
Los profesionales de las distintas unidades de información trabajan para facilitarnos la dura tarea de encontrar rapidamente la información o los documentos que necesitamos en circunstancias muy diversas. 'La actividad documental es fundamentalmente una secuencia de operaciones para hacer ganar tiempo a aquél que busca información o documentos'.1 El trabajo documental se convierte, pues, en una tarea de facilitación. Como consecuencia, los bibliotecarios y documentalistas deben ofrecer instrumentos y productosque respondan a las necesidades de los usuarios y que favorezcan en gran medida el acceso a los documentos. Esto conlleva una reflexión sobre la actividad de documentación puesta al servicio de los lectores, lo que cobra especial importancia en el caso de las bibliotecas escolares. El papel del especialista es preparar o extraer la información útil contenida en cualquier documento - dandole la forma apropiada para su difusión - para poder recuperarlo cuando alguien lo necesite. Tradicionalmente, se utiliza el concepto de cadena documental para representar la secuencia de las operaciones realizadas en las unidades de información, centros de documentación y bibliotecas, con el fin de facilitar el acceso a la información y a los documentos. Las diferentes tareas se realizan en un orden determinado en el que cada una depende de la anterior.

Las operaciones de la cadena documental son:

• • • • • •

Selección de documentos una vez identificados y evaluado su interés para la biblioteca. Adquisición de los documentos seleccionados para incluirlos en la colección. Tratamiento material: verificación, anotación en el libro de registro (sólo en caso de que no esté automatizada la catalogación) y sellado, clasificación previa, elaboración del tejuelo con la signatura. Tratamiento intelectual o catalogación : Descripción bibliografica,analisis del contenido de los documentos (clasificación, indización y resumen) y memorización de los datos en ficheros manuales o automatizados (bases de datos). Búsqueda y recuperación de un documento o información, ya sea por el bibliotecario o por un usuario. Difusión de la información(consulta de los documentos, préstamo, guías de lectura, etc.). La difusión es la culminación de todas las tareas anteriores, que no tendrían sentido si no estuvieran orientadas a este objetivo.


2. Las nuevas tecnologías en las bibliotecas
La contribución de las tecnologías de la información y la comunicación a la mejora de los servicios prestados por las bibliotecas y centros de documentación es indiscutible. Sus aportaciones son múltiples:
FUNCIONES Recogida de datos TECNOLOGÍAS CLASICAS Escritura manual Maquina de escribir Almacén Depósito de ficheros Catalogo de Fichero manual Correo Teléfono papel NUEVAS TECNOLOGÍAS Reconocimiento de voz dictado automatico Scanner Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR) Memoria Memoria Bases de datos Búsqueda Teledocumentación Fax Soportes Soportes Fibra Redes Satélites a maquina Fotocopia Procesador de Autoedición Edición Autopistas de información magnética óptica automatizada

Archivo

Investigación y consulta Intercambio de información

magnéticos ópticos óptica telematicas

Difusión de información

Listado Imprenta

textos electrónica

• •

La oferta de documentos en nuevos soportes, junto con los equipos necesarios para leer la información que contienen, ha aumentado de forma importante. La combinación de la informatica y las telecomunicaciones abre las bibliotecas al exterior, facilitando su presencia en las redes telematicas con nuevos servicios, así como el acceso a informaciones y servicios externos a la biblioteca. Las nuevas tecnologías amplían los medios de transmisión de la información. La introducción de la informatica permite mejorar la eficaciadel proceso técnico, simplificando algunas tareas rutinarias; ademas, permite mejorar la gestión interna, prestar nuevos servicios a los usuarios y facilita la cooperación con otros centros. La informatica cambia notablemente el trabajo documental. Por ejemplo, los datos sólo necesitan ser tecleados una vez, aunque sean necesarios para diversas tareas y en diferentes formatos; el sistema los reutilizara cuando sea necesario, dandoles el orden o el uso adecuado a cada operación. La informatica no necesita, ni debe, reproducir fielmente todas las operaciones manuales, sino que hay algunas que desaparecen, puesto que el sistema las realiza automaticamente (por ejemplo, el registro).





Las operaciones de la cadena documental a las que se pueden aplicar las nuevas tecnologías son:



Selección y adquisición de documentos mediante la consulta de bases de datos y de catalogos de otras bibliotecas (por ejemplo, el ISBN o las de editores y libreros). En España, ya son muchas las bibliotecas que hacen sus adquisiciones a través de la red. Gestión de las publicaciones periódicas.





Tratamiento material. El libro de registro desaparece con la automatización, pues se realiza automaticamente al introducir los datos de cada documento en el catalogo. La elaboración de la signatura se simplifica con la ayuda de los sistemas automatizados. Tratamiento intelectual. La catalogación se simplifica con la posibilidad de recuperar los registros elaborados por otras bibliotecas, siempre que se utilice un formato normalizado. Difusión. Incluye el control de la circulación de los documentos (consulta en sala,préstamo, etc.), la consulta del catalogo automatizado y la edición de productos para la difusión (guías tematicas, catalogos ordenados según diferentes criterios, listados bibliograficos, etc.). Los sistemas automatizados ofrecen asistencia en la redacción de los puntos de acceso al registro bibliografico.

• •

Ademas de las operaciones relacionadas con el tratamiento de los documentos, se puede automatizar la gestión de la biblioteca: contabilidad, gestión del personal, inventarios, trabajos administrativos, estadísticas, etc. No obstante, todas estas aportaciones y ventajas no deben hacernos olvidar la complejidad de todo proceso de automatización o de sustitución de un sistema ya instalado. Nunca se insistira suficientemente sobre la importancia de la planificación. Los resultados podrían estar muy alejados de las expectativas si no se planifica y organiza el trabajo adecuadamente. De hecho, la utilización de una metodología apropiada es tan importante para el resultado como la calidad del sistema informatico.

3. La automatización de las bibliotecas escolares
La automatización de una biblioteca escolar plantea una problematica algo diferente a la de otras bibliotecas, debido a sus especiales características y funciones. En primer lugar, la biblioteca escolar tiene una función esencialmente educativa. Entre sus principales objetivos se encuentra capacitar a los alumnos para buscar y utilizar informaciones y documentación en fuentes diversas, con el fin de que desarrollen una autonomía de aprendizaje que les acompañe toda su vida. Por lo tanto, la biblioteca escolar debe contar con instrumentos de investigacióneficaces que permitan a los alumnos encontrar y utilizar aquellos documentos que necesitan. En segundo lugar, la biblioteca debe ofrecer recursos a los profesores tanto para la enseñanza como para la innovación pedagógica. La automatización debe tomar en consideración estos aspectos y debe integrarse en un proyecto educativo global, ya que el proceso no consiste tan sólo en informatizar el trabajo documental manual, sino que supone asimismo una transformación de la metodología empleada para formar a los alumnos. Habra que establecer, por consiguiente, unos criterios pedagógicos de partida. Estos se deben referir a aspectos tan distintos como las prioridades en el proceso de automatización o el lugar de instalación de los equipos. Las contribuciones de las nuevas tecnologías a la biblioteca escolar se pueden analizar en torno a varios aspectos:



Cooperación interbibliotecaria. Una de las principales aportaciones de la informatica a las bibliotecas escolares es la posibilidad de recuperar los registros bibliograficos procedentes de otras bibliotecas, sin necesidad de catalogar cada documento. La creación del catalogo exige un trabajo y un tiempo extraordinarios, que en una biblioteca escolar deben ser dedicados principalmente a la actividad pedagógica y a la atención de los alumnos. Acceso a fuentes de información externas y correo electrónico, todo ello a través de las autopistas de información. Mejora de la gestión de los recursos documentales del centro, ofreciendo información inmediata sobre su disponibilidad y localización, cuando estén catalogados. Ademas, si se instala una red local, se pueden realizar lasconsultas desde los terminales situados en diversos puntos del centro.

• •



Mejora de la gestión de la biblioteca, simplificando algunas tareas. Permite, entre otros, aprovechar los datos de los ficheros de matriculación de alumnos para automatizar el préstamo, que se agilizara enormemente. Ademas, se pueden realizar estadísticas de uso que orienten a la hora de comprar nuevos documentos. Así se podran adaptar las adquisiciones a los objetivos educativos y a las necesidades reales, sacando mayor partido a unos presupuestos generalmente limitados. En cuanto a la actividad pedagógica, objetivo esencial de la biblioteca escolar, las nuevas tecnologías permiten familiarizar a los alumnos con la consulta automatizada de información, enriqueciendo las posibilidades de investigación al romper con la tradicional búsqueda por autor o título, para realizar búsquedas por temas o materias. La pantalla de consulta para los alumnos debe estar presente en la biblioteca y su utilización se debe incluir en la formación de los mismos. Ademas, surgen nuevas posibilidades: elaborar catalogos adaptados a la edad de los lectores imprimiéndolos en formatos simplificados; confeccionar bibliografías tematicas; ofrecer ayudas técnicas para los alumnos con necesidades educativas especiales; implantar un servicio de difusión selectiva de información, etc. Por último, la introducción de las nuevas tecnologías hara posible la utilización de documentos en nuevos soportes y una ampliación de la oferta para los alumnos con necesidades educativas especiales.





4. Herramientas para automatizar la cadena documental: equipos yprogramas
Antes de lanzarnos a automatizar la biblioteca, debemos tomar una serie de decisiones importantes. Para ello, es conveniente tener una idea clara sobre algunos conceptos basicos relacionados con los equipos, los programas y los requisitos que ambos deben cumplir para aprovechar las ventajas de la cooperación bibliotecaria. Para automatizar cualquier proceso, necesitamos contar con unos equipos (hardware) y unos programas (software), que se suelen adquirir por separado. La oferta de ambos es muy amplia y se renueva constantemente. Mucha gente utiliza su ordenador como aparato independiente, es decir sin conectarlo con otros ordenadores. Esto puede ser todo lo que se necesita en una biblioteca pequeña y es una buena forma de empezar, alternando el uso de la aplicación para las consultas y para la catalogación o el préstamo. Sin embargo, unir ordenadores significa que varias personas pueden usar simultaneamente un mismo programa. En una biblioteca, el bibliotecario puede estar catalogando o prestando libros mientras los usuarios realizan búsquedas en el catalogo automatizado. Si se opta por esta solución, habra que instalar una red local y habra que contar al menos con dos ordenadores en red: uno para realizar los trabajos de la biblioteca y otro como terminal de consulta.


También es posible la instalación progresiva de una red local en el centro, que se puede ir ampliando poco a poco con terminales desde los que se podría consultar el catalogo de la biblioteca y documentos electrónicos diversos. Para esto, sera necesario instalar en el centro los cables que unen unos ordenadores con otros (esto se denominacableado). Por otro lado, si deseamos comunicarnos con el exterior, necesitaremos contar con una línea telefónica y un módem.

Los diferentes tipos de programas de aplicación que se pueden utilizar para automatizar los procesos de un centro de documentación o biblioteca son: los sistemas de gestión de bases de datos (SGBD), los sistemas de archivo electrónico y los sistemas de gestión de bibliotecas. Los sistemas de gestión de bases de datos permiten la creación, mantenimiento y consulta de bases de datos así como la elaboración de productos de difusión a partir de las mismas (listados ordenados, fichas, catalogos etc.). Los SGBD mas extendidos responden a dos tipologías:



SGBD documentales, que se adaptan mejor a la gestión de registros de longitud variable con campos de longitud variable también. Ofrecen la posibilidad de consultar cualquier término que aparezca en cualquier campo (búsqueda en texto libre), con operadores lógicos o de proximidad. Este tipo de programas es el mas adecuado para la mayor parte de los datos tratados en las bibliotecas y centros de documentación. Algunos ejemplos de SGBD documentales son MICRO-ISIS, KNOSYS, TEXTO, BRS, BASIS, entre otros. SGBD relacionales, que sirven para gestionar registros simples y breves, con campos de longitud fija en muchos casos. Permiten operar con la información (calculos de fechas, cantidades, etc.). Son relacionales: D-BASE, ACCESS, ORACLE, INFORMIX, entre otros.



Los sistemas de archivo electrónico hacen posible el almacenamiento y la gestión de las imagenes digitalizadas de los documentos. Un complemento de estos sistemas son los programas dereconocimiento óptico de caracteres (OCR), que permiten la conversión de la imagen de un documento escrito en texto propiamente dicho. Los sistemas de gestión de bibliotecas permiten gestionar todas o parte de las tareas de una biblioteca, incluyendo varias bases de datos y otra serie de utilidades necesarias para la gestión. Las principales opciones que se encuentran a la hora de elegir un software comercial de gestión de bibliotecas son:



Sistema integrado, que reúne en un sólo producto todas las funciones necesarias para el completo funcionamiento de la biblioteca. Las informaciones son comunes a todas las funciones, se actualizan automaticamente en todas ellas y el bibliotecario puede pasar de una función a otra desde su pantalla. Existe una variante de estos sistemas, que son los sistemas integrados modulares que pueden ser instalados y adquiridos por módulos que se van superponiendo unos a otros. ABIES, la aplicación distribuida por el CNICE, es un sistema integrado de gestión bibliotecaria.



Sistema especializado en una de las funciones de la biblioteca (préstamo, adquisiciones, catalogo etc.).

Ademas de estos programas sera necesario contar, al menos con un procesador de textos. Por otro lado, si hemos decidido instalar una red local, necesitaremos un programa de red. Del mismo modo, si deseamos comunicarnos con el exterior, necesitaremos un programa navegador como, por ejemplo, Netscape, Explorer, etc.

La Colección
El objetivo de este capítulo es dar a conocer la gran variedad de documentos y soportes que deben incluirse en la biblioteca escolar, abordar de forma practica el proceso decreación y mantenimiento de la colección, aprender a localizar y manejar los catalogos de editores, repertorios bibliograficos, etc. y transmitir los criterios basicos para la valoración de los documentos.

1. La colección de una biblioteca escolar
El nuevo currículo insiste en que los alumnos tengan acceso directo a una amplia gama de recursos. Por otro lado se invita a los profesores a utilizar recursos muy diversos en su tarea docente, lo cual implica acceder a una mayor variedad de equipos y de materiales. El conjunto de materiales y recursos documentales reunidos en la biblioteca debe responder al menos a:

• •

Las necesidades del programa escolar, contando cada una de las areas curriculares y las materias objeto de las mismas con representación adecuada y suficiente. Las necesidades de lectura de los alumnos, así como sus intereses en cuanto a ocio y aficiones, incluyendo materiales que estimulen la imaginación y el pensamiento crítico.

El fondo debera incluir también:

• • •

Materiales adecuados a las necesidades especiales de los alumnos (cuentos y libros en sistemas aumentativos: SPC, bliss, braille, lenguaje de signos). Recursos que respondan a las necesidades informativas y formativas del profesorado en su actividad docente y actualización profesional. Producciones de la propia escuela (dossieres, informes, memorias de actividades, trabajos).

Los fondos de la biblioteca escolar estaran constituidos de ordinario y en su mayor parte por libros; sin embargo, el concepto de recurso documental no se limita a los libros sino que abarca todo tipo de materiales que aporten información y seanútiles en las actividades escolares, desde documentos impresos hasta los mas sofisticados documentos electrónicos, aparatos para su lectura, objetos, etc. e integra toda suerte de materiales didacticos audiovisuales y especiales comúnmente custodiados en departamentos, armarios o cuartos fuera de la biblioteca. Se introducen así en el ambito de la biblioteca escolar los conceptos de mediateca y de biblioteca multimedia como colección organizada de medios de comunicación del conocimiento en diferentes soportes al servicio de la escuela. Algunos ejemplos son: monografías y libros de referencia, folletos, periódicos y revistas, carteles, fotografías, postales, discos y cintas, mapas, globos terraqueos, graficos, películas, diapositivas, transparencias, juegos, objetos tactiles, etc. Se excluyen los recursos relacionados con las areas de Ciencias de la Naturaleza, Tecnología, Música, etc., pues se considera que deben localizarse en


el laboratorio, sala de música, etc.. No se descarta, sin embargo, que la biblioteca pueda contar con información sobre los mismos.

2. Características de la colección
La colección de una biblioteca escolar debe responder a los siguientes requisitos:

Adecuación a los alumnos
La colección debe atender prioritariamente a las necesidades de los alumnos, ya que el profesorado puede tener acceso a otros centros de documentación mas especializados (Centros de Profesores y de Recursos, Centro de Investigación y Documentación Educativa, bibliotecas universitarias, etc.).

Variedad
La colección de la biblioteca no debe limitarse a libros u otros materiales impresos sino que ha de incoporarademas todo tipo de documentos audiovisuales y electrónicos que respondan a las necesidades informativas, formativas y de ocio de sus usuarios. Es necesario que la biblioteca cuente con una amplia variedad de materiales y recursos en cuanto a su contenido (obras de ficción y de información), temas tratados, soportes (impresos, audiovisuales y electrónicos) y lenguas empleadas (lenguas del Estado, lenguas minoritarias presentes en el centro, lenguas extranjeras, etc.).

Equilibrio
Los organismos internacionales aconsejan que se guarde un equilibrio entre obras de ficción y de información para que la biblioteca pueda asumir adecuadamente sus funciones. Existen diversas pautas que pueden utilizarse como referencia para la constitución de colecciones adaptadas a un centro educativo, pero como referencia general suele aconsejarse que la proporción sea de un 70% de obras información y un 30% de ficción.

Actualización
Los fondos de la biblioteca escolar deben ofrecer a sus usarios una información actualizada que abarque todos los ambitos del conocimiento. Para ello no sólo es necesario que se incorporen periódicamente nuevos documentos sino también realizar un expurgo de los ya existentes. Esto permitira que la colección sea algo vivo, atractivo para los lectores y en constante renovación.

Adaptación al currículo
El fondo de la biblioteca debe responder adecuadamente a las necesidades derivadas del desarrollo del currículo en los centros. En este sentido es importante que la colección contemple de manera equilibrada todas las areas curriculares, temas transversales y materias comunes, específicas y optativas de lasdiversas modalidades formativas que se imparten en el centro.

Interés
Ademas de los documentos mas directamente relacionados con el aprendizaje de los alumnos en los distintos ambitos formativos, deberían considerarse otros que reflejen sus aficiones e intereses, destinados a favorecer la lectura recreativa y de ocio.


Atención a la diversidad
La biblioteca escolar debera ofrecer materiales adecuados para atender las necesidades educativas especiales de los alumnos y alumnas (cuentos y libros de sistemas aumentativos: SPC, bliss, braille, lenguaje de signos).

Construida entre todos
Para que sea verdaderamente útil, la colección ha de concebirse como algo propio. Por eso deben existir cauces para que toda la comunidad educativa participe en su configuración. La persona responsable de la biblioteca debe tomar iniciativas en este sentido y coordinar y valorar las propuestas realizadas por todos los usuarios. Ademas, el fondo debera dar cabida a las producciones de la propia escuela.

Calidad
En la colección se debe primar la calidad sobre la cantidad. Esto quiere decir que el fondo sera variado, equilibrado y actualizado.

3. Tipología de los documentos según su soporte y contenido
Atendiendo a su contenido, todos los documentos pueden inscribirse en dos grandes grupos: obras de información y obras de ficción. Unas y otras deben tener una presencia equilibrada en la biblioteca escolar.

EL CONTENIDO DE LOS DOCUMENTOS
INFORMACIÓN OBRAS DE REFERENCIA CONCEPTO OBRAS DOCUMENTALES FICCIÓN

• •



Cubren las necesidades puntuales de información

• •

Facilitan la formación Estimulan lainvestigación

Reflejan un universo imaginario Estimulan la investigación

CONCEPTO

EJEMPLOS

• • • • • • • •

Anuncios Enciclopedias Diccionarios Atlas Guías Bibliografías Catalogos Directorios

• •

Manuales Monografías de caracter histórico, científico, técnico, geografico Reportajes

Obras de:

EJEMPLOS

• • • • • • •

Literatura (narrativa, teatro, poesía) Cine Cómics Fotonovelas Libros de imagenes Fotografía artística Creaciones




EL CONTENIDO DE LOS DOCUMENTOS
musicales

• •

Tipología de las obras de consulta (Anexo 6) Tipos de obras documentales (Anexo 7)

En la actualidad se presentan en los mas diversos soportes. La biblioteca escolar debe incorporar a sus fondos una amplia gama de materiales y recursos entre los que se deben considerar: documentos impresos, audiovisuales, electrónicos y otros materiales didacticos.
DOCUMENTOS IMPRESOS

• • • • • • •

Libros Publicaciones periódicas Literatura gris y material efímero Carteles Mapas Fotografías Dibujos

DOCUMENTOS AUDIOVISUALES

• • • •

Diapositivas y diaporamas Transparencias Cintas y discos compactos vídeograbaciones

DOCUMENTOS INFORMATICOS O ELECTRÓNICOS

• • • • • •

Disquettes CD-Audio CD-Rom CD-I CD-Foto vídeotex, BBS, Infovía, Internet

OTROS MATERIALES

• • •

Maquetas Globos terraqueos Juegos didacticos

Documentos impresos
Se consideran materiales impresos todos aquellos que se presentan en soporte papel, ya sean textos escritos, materiales graficos o una combinación de ambos.


LIBROS
El libro es el mas importante soporte documental y el que mas presencia tiene en todos los ambitos.Sus características permiten una utilización autónoma y no precisa de aparatos técnicos para su lectura. En el mercado existe una gran oferta de libros de todo tipo:



Libros de imagenes o albumes y libros-juego destinados a Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria (libros animados, libros con ventanas, libros acordeón, libros giratorios, libros-teatrito, cuentos tridimensionales, libros para recortar, etc.). Estas obras son fundamentales para la formación lectora de estos alumnos y atienden también al desarrollo sensorial y cognitivo ya que estan diseñados para su manipulación. Libros de lectura - cuentos, novelas, leyendas, poesía, teatro, etc.. Son obras de ficción o imaginación en las que un autor desea hacer al lector partícipe del universo imaginario que él mismo ha creado. Libros de información. Las obras de información tienen como finalidad fijar el conocimiento en los diversos ambitos del saber y divulgarlo o aproximarlo a los lectores. Se considera que, frente a las obras de ficción, tratan de presentar el conocimiento de manera objetiva. A la vez, pretenden estimular la curiosidad del lector por saber mas acerca del tema o asunto tratado. Entre las obras informativas se deberían incorporar a la biblioteca tanto las de referencia o consulta como las documentales o de conocimiento. Estos documentos pueden encontrarse también en soporte audiovisual o electrónico.







Obras de referencia o consulta (diccionarios, enciclopedias, anuarios, catalogos, etc.). Son obras de caracter general que proporcionan información variada y precisa para completar un aspecto concreto, conocer undato o disipar una duda puntual. En una misma obra se concentra un número amplio de informaciones, organizadas de modo que pueda accederse a ellas de manera autónoma. Se deberían considerar tanto las que proporcionan una información directa (enciclopedias (Anexo 8); diccionarios: de la lengua, de sinónimos y antónimos, de dudas, bilingües; diccionarios enciclopédicos; gramaticas, libros de estilo, directorios, anuarios, repertorios biograficos, atlas, etc); como las que remiten a otras fuentes de información (bibliografías, catalogos, índices, boletines de sumarios, etc.).



Obras documentales o de conocimientos Las obras documentales informan de los conocimientos sobre una materia o asunto particular, comunican hechos precisos y documentan determinados aspectos de la realidad. Proporcionan información amplia sobre un tema y permiten profundizar sobre diversos asuntos relacionados con el mismo. Suelen emplearse en la realización de trabajos de investigación o proyectos. Son obras documentales los manuales, las monografías, etc.

Estas obras comunican hechos de caracter técnico, científico, histórico, geografico, etc., y tienen como finalidad ayudar a los alumnos en el conocimiento del mundo que les rodea, por lo que intentan reflejar la realidad de la forma mas objetiva posible. La gran diversidad de documentos de caracter informativo que acabamos de ver (libros de información, obras de referencia o consulta y obras documentales o de conocimientos comparten, en gran medida, las siguientes características:



En el caso de los materiales impresos es frecuente la oferta de colecciones mono omultitematicas. Existe una amplia variedad de temas: naturaleza, geografía e historia, fotografía, cocina, viajes, deportes, juegos, etc.. La edición de este tipo de obras en nuestro país presenta un elevado número de traducciones de materiales extranjeros, por lo que conviene comprobar su adaptación a nuestro contexto, así como la calidad de la traducción.





Los soportes en los que se presentan esto documentos se estan diversificando: existen materiales impresos, audiovisuales y electrónicos. Estos últimos estan cobrando cada vez un papel mas relevante ya que permiten una actualización mas facil y rapida que los materiales impresos. A la hora de tomar una decisión sobre la compra de una obra de consulta en versión impresa o electrónica habra qué tener en cuenta este dato. Presentan la información organizada en diferentes niveles: texto principal y textos complementarios que aclaran, ejemplifican o completan la información central. Para marcar estos distintos niveles informativos se emplean recursos diversos: color, tipografía, tamaño de letra, distribución del texto en la pagina o en la pantalla, etc..





Casanova, M.A.; Reyzabal, M.V. El cofre de las palabras. Mi primer diccionario. Madrid: Akal, 1992.



Esto hace que tengan varios niveles de lectura (Anexo 9) y puedan ser utilizados por alumnos de distintas edades. Así, en una enciclopedia, mientras que los mas pequeños pueden consultar dibujos, fotos e ilustraciones, los mayores pueden utilizar el conjunto de textos e imagenes para elaborar sus trabajos. Del mismo modo, un album destinado a los pequeños puede servir a alumnos de niveles superiorespara comprender mejor un concepto a través de las imagenes. Generalmente no se suele realizar una lectura continuada de este tipo de documentos. Se utilizan casi siempre para consultas parciales, excepto en los casos en los que se emplean para una primera aproximación a un tema o en el caso del soporte vídeo. Los elementos graficos (Anexo 10) ocupan un lugar muy importante. Las fotografías, los dibujos, los esquemas, los diagramas, las graficas, etc. sirven para precisar, aportar nuevos datos, ilustrar o ejemplificar los contenidos presentados. En ocasiones, el objeto de la consulta puede ser una información grafica y no escrita, por lo que la presencia de este tipo de elementos puede contribuir significativamente a la calidad de un documento.





Incluyen herramientas de consulta para facilitar el acceso a la información (introducciones explicativas, reglas de presentación y clasificación de la información, sumario, índices de materias, autores, títulos, etc.). La inexistencia de este tipo de elementos es una grave carencia de la obra. La combinación de todos estos elementos (textos complementarios, elementos graficos, herramientas de consulta, etc.) posibilita la realización de diferentes usos e itinerarios de lectura en función de distintas necesidades informativas del usuario. La escasa oferta de obras de referencia infantiles y juveniles no nos debe hacer olvidar que la selección se debe realizar en función de los alumnos que van a utilizar los documentos. No se deben adquirir materiales que no sean aprovechables por la mayor parte de los alumnos del centro.





PUBLICACIONES PERIÓDICAS
Sonaquellas que aparecen de forma regular: diarios, periódicos o revistas. Destacan las publicaciones de información general, la prensa especializada y las publicaciones locales. Estas últimas se han desarrollado mucho en los últimos años y se ofrecen de forma gratuita: guías de espectaculos, de servicios, etc. Se caracterizan por:

• • • • • • • •

Ser publicaciones en curso, no unitarias, de caracter acumulativo y duración indefinida. Ofrecer una información actualizada. Son testimonio inmediato de la realidad social. Incluir los mas diversos contenidos: informativos, de actualidad y de divulgación sobre temas variados; recreativos o de caracter lúdico (cuentos, historietas, pasatiempos). Estructurar estos contenidos en secciones distintas y habituales. Publicar textos de los diferentes autores y colaboradores. Son obras de autoría colectiva e indeterminada. Contar con una amplia y rapida difusión. Tener una gran facilidad de acceso: al venderse en los quioscos estan mucho mas cerca del ciudadano, que no necesita acudir expresamente a una librería. Permitir, aunque de forma limitada, la participación del lector, a través de secciones como correo del lector, cartas al director o anuncios por palabras.

La variedad de contenidos sitúa a estas publicaciones a medio camino entre las obras de información en sentido estricto y las de ficción o entretenimiento. Las publicaciones periódicas mas adecuadas para la biblioteca escolar son:

Los diarios de información general
El centro escolar debería estar suscrito a mas de un diario de información general , ya sea de ambito nacional o regional. Este constituye unrecurso de primer orden para organizar hemerotecas escolares, ficheros de noticias, dossieres de prensa, etc. Casi todos publican suplementos variados sobre temas de interés para la escuela (ciencia, literatura, arte, tecnología) y muchos de ellos ofrecen a los lectores mas jóvenes suplementos escolares o recreativos. Por otra parte, en virtud del Convenio Prensa- Escuela que el MEC firmó con la Asociación de Editores de Diarios Españoles (A.E.D.E.), podían llegar a los centros con un 40% de descuento sobre el precio inicial e interrumpir la suscripción durante los periodos de vacaciones. La existencia en la actualidad de diarios electrónicos puede permitir la consulta puntual de datos e informaciones a través de redes telematicas. Este aspecto puede ser interesante en


aquellas bibliotecas que cuenten con medios técnicos para la consulta. No obstante, su uso tendría un caracter complementario y no podría sustituir al periódico en papel.

Las publicaciones periódicas dirigidas a la población infantil y juvenil
Tradicionalmente ha existido cierta oferta para el público juvenil: revistas deportivas, musicales, de informatica, etc. En los últimos años han aparecido algunas publicaciones dirigidas a los lectores mas pequeños. Los temas y la orientación de estas revistas responden a criterios variados que van desde una intención meramente distractiva a otra claramente educativa. Estas publicaciones tienen una gran aceptación entre niños y jóvenes. Es interesante realizar una adecuada selección, atendiendo a la calidad de sus contenidos y a sus valores didacticos. Ofrecen una serie de ventajas que hay que tener encuenta:

• •

Pueden ser un elemento de atracción de lectores a la biblioteca. Por su adecuación a un determinado grupo de edad y por la propia disposición del contenido (informaciones destacadas a distintos niveles: titulares, textos, elementos graficos) permiten diferentes niveles de lectura. Pueden ser un instrumento muy útil en el desarrollo de habitos de lectura. En el caso de lectores remisos al libro pueden ser el paso intermedio entre albumes de imagenes o historietas y lecturas mas largas e informaciones mas estructuradas.



Tebeos o historietas
Forman un grupo bien diferenciado de publicaciones dirigidas al público infantil y juvenil. Son especialmente atractivos para los usuarios de la biblioteca escolar. Sus posibilidades de uso son muy variadas: parecen idóneos para la lectura recreativa, para servir de apoyo pedagógico en areas como Lengua Castellana y Literatura, Educación Artística o Expresión Plastica y Visual, Comunicación Audiovisual, Imagen y Expresión, Procesos de Comunicación, etc.; y pueden facilitar el tratamiento de la transversalidad. El número de publicaciones de este tipo es muy amplio, y su contenido también muy variado: existen algunas inspiradas en las narraciones de aventuras clasicas, aquellos cuyos héroes han surgidos del universo americano - Superman, Popeye, Batman, o todos los de la fabrica Disney -, tebeos con protagonistas nacidos del lapiz de autores europeos como el francés Tintín o los españoles Mortadelo y Filemón, etc., e historietas que ofrecen un contrapunto crítico a la sociedad y a los valores establecidos, como las aventuras de Mafalda y sus amigos.

Otraspublicaciones periódicas
En el ambito de la Educación Secundaria podemos integrar en los fondos documentales aquellas publicaciones que, por su caracter divulgativo, pueden tener un gran interés para los alumnos, los profesores u otros miembros de la comunidad educativa. Muchas de ellas también suscribieron en su día el Convenio Prensa- Escuela y se ofrecían a los centros con las mismas ventajas en el precio y las condiciones de suscripción.

Publicaciones para los docentes
Hay que señalar, finalmente, que existe un gran número de publicaciones periódicas especializadas de caracter educativo de gran utilidad para los docentes. En muchas ocasiones son recursos que ya llegan a los centros pero que, al no tratarse documentalmente, son infrautilizados. Muchas revistas ofrecen índices en disquete, lo cual ayuda mucho a la búsqueda de artículos. Las bibliotecas públicas del Estado estan realizando el vaciado de algunas de estas publicaciones y las referencias de los artículos correspondientes aparecen en sus catalogos. Las publicaciones periódicas deben formar parte del fondo de una biblioteca escolar, pues, por su actualidad, completan y actualizan la información presentada en las monografías y pueden constituir un buen complemento al libro documental.


Es fundamental que la disponibilidad de todas estas publicaciones periódicas sea casi inmediata, para lo que sera necesario no sólo recopilar toda la información pertinente sobre las mismas, sino también elaborar listados informativos actualizados que podemos publicar en los tablones de anuncios.

MATERIALES GRAFICOS (carteles, mapas, fotografías, dibujos)
Estosdocumentos graficos se utilizan habitualmente en los centros educativos, por sus posibilidades de aplicación didactica en todas las areas y niveles de enseñanza: los mapas, carteles, las colecciones de fotografías o postales, las reproducciones de obras de arte, los posters de formulaciones químicas, los cuadros cronológicos de historia, etc.. La oferta comercial no es demasiado amplia, por lo que no hay que olvidar las posibilidades que ofrecen los materiales elaborados por el propio centro.

LITERATURA GRIS y MATERIAL EFÍMERO
El término literatura gris englobaría tanto documentos elaborados en el propio centro por profesores o alumnos, como diversos materiales realizados por otros centros, instituciones, asociaciones, etcétera), que se difunden principalmente por medio de fotocopias. El centro escolar genera una serie de materiales específicos. La propia biblioteca debera producir, como cualquier centro de información y documentación, una serie de documentos de referencia para que los usuarios conozcan mejor la colección. Estos documentos referenciales, o documentos secundarios, facilitan al usuario el acceso a los documentos originales o documentos primarios. El mas importante de los documentos secundarios es el catalogo de la biblioteca, ya sea en forma de fichero manual, de base de datos o de listados impresos. Éste, a su vez, puede complementarse con bibliografías tematicas, boletines de novedades o guías de lectura sobre determinados temas o autores. Junto a los documentos elaborados en la propia biblioteca, puede ser de gran utilidad centralizar en la biblioteca escolar los materiales elaborados por losprofesores o alumnos en diferentes soportes. La colaboración y el intercambio de información entre los profesores es de vital importancia para el centro en su conjunto y la biblioteca puede contribuir a ello de forma importante. Otro tipo de materiales de gran importancia en una biblioteca son los dossieres documentales. No es rara la ocasión en que la biblioteca de un centro educativo no puede dar respuesta a las peticiones de los usuarios porque no hay nada editado sobre ese tema, bien por su inmediata actualidad (un conflicto bélico que acaba de estallar, un festival de cine, por ejemplo) o por sus propias características tematicas (muy localista, marginal ). Para hacer frente a estas carencias, se puede recopilar material informativo sobre un tema de interés potencial y estructurarlo en índices tematicos o cronológicos por medio de capítulos, sumarios, etcétera, con el fin de poner a disposición de los lectores un dossier completo sobre el tema. Hay diversos tipos de dossieres según los materiales recopilados, pero los mas conocidos son los dossieres y archivos escolares de prensa, que hacen un seguimiento de un asunto en la prensa diaria y semanarios. Por otro lado, es interesante que numerosos documentos de corta extensión y vida efímera (folletos, trípticos, hojas informativas, etc.), habituales en los centros educativos, sean debidamente organizados y difundidos. Para ello, también la biblioteca escolar es el espacio idóneo para centralizar su conservación mientras estén de actualidad.

DOCUMENTOS AUDIOVISUALES
Se incluyen en este apartado aquellos documentos que utilizan el código visual, el sonoro, oambos, y que necesitan de diferentes medios técnicos para su reproducción: diapositivas, diaporamas y transparencias, cintas y discos, películas y vídeograbaciones. Tiene interés para la biblioteca escolar porque:

• • • •

Poseen un valor informativo propio. Comunican un mensaje que difícilmente puede sustituirse por un texto impreso los diferentes soportes de información. Son materiales de enorme difusión social y muy atractivos para los alumnos. Constituyen un recurso muy útil y eficaz tanto para actividades pedagógicas como para la dinamización de la biblioteca y la formación de los usuarios. Resultan imprescindibles para que los alumnos lean todo tipo de lenguajes y utilicen de forma autónoma diferentes soportes de información.

DIAPOSITIVAS, DIAPORAMAS Y TRANSPARENCIAS

Las diapositivas
Han sido utilizadas tradicionalmente en los centros educativos como apoyo didactico y la oferta del mercado es bastante amplia: existen colecciones relacionadas con las distintas areas del currículo. Los diaporamas son una combinación de imagenes fijas y sonido: uno o mas proyectores se sincronizan con un aparato reproductor de sonido por medio de un dispositivo electrónico. Actualmente compiten con el vídeo, frente al cual ofrecen una mayor calidad de imagen.

Las transparencias
Son laminas de acetato que con ayuda del retroproyector permiten proyectar imagenes, graficos, fotografías, etc.. A pesar de sus indudables ventajas - no hace falta oscurecer la sala, se pueden corregir las laminas por medio de rotuladores especiales, reproducir textos e imagenes por fotocopiado, superponer figuras, etc.. En la actualidadempieza a haber cierta oferta editorial, hasta ahora no demasiado amplia ni variada.

CINTAS Y DISCOS COMPACTOS
Pese a la extraordinaria importancia didactica y lúdica del sonido, su capacidad de evocación y la fuerza con que puede sugerir imagenes, situaciones o emociones, los documentos sonoros no han sido demasiado numerosos en las bibliotecas escolares. Los diferentes registros en diversos soportes pueden configurar un archivo sonoro de gran utilidad para la enseñanza de idiomas o Lengua y Literatura, para la formación musical de los alumnos y alumnas o para la educación especial; pero también para el resto de las areas. Hay que destacar, ademas, que los medios técnicos que permiten la reproducción de los mensajes sonoros son de facil manejo, y cada vez mas, de tamaño reducido y precios asequibles.

VIDEOGRABACIONES
Los documentos audiovisuales en formato vídeo se utilizan en los centros educativos como recurso didactico desde hace unos años: producciones comerciales, vídeos institucionales o de elaboración propia. Pese a ello, no se suele ser consciente de la necesidad de que se integren en la colección de materiales de la biblioteca escolar. El vídeo es un sistema de registro y reproducción de imagenes por procedimientos electromagnéticos. Sirve para reprodudir cine, televisión, diapositivas, transparencias, fotografías, etc.. Existe en el mercado una amplia oferta: películas representativas de la filmografía nacional o extranjera, vídeos didacticos, series de televisión de contenido literario (como, por ejemplo, El Quijote, La Regenta, Cañas y barro) o documentales científicos (del tipo El hombre y la tierra,Cosmos, National Geographic, etcétera). Son productos de excelente calidad en su mayor parte accesibles en venta directa.

DOCUMENTOS INFORMATICOS O ELECTRÓNICOS
Presentan información elaborada y/o procesada informaticos, en forma legible por ordenador. electrónicamente, por procedimientos


Documento electrónico es también la transposición a un soporte informatico de cualquier tipo de información, textual, sonora, fotografica, audiovisual, contenida tradicionalmente en otros soportes. Con el documento electrónico la informatica ha introducido características innovadoras en el concepto de documento :

• • •

En cuanto al soporte, permite enormes posibilidades de almacenamiento y difusión de información. En cuanto al mensaje informativo, permite integrar información textual e información visual, fija o móvil, y sonora, gracias a la tecnología digital. En lo referente a las posibilidades de transmisión, permite nuevas formas de edición, y con la generalización de los ordenadores y las telecomunicaciones, nuevas formas de difusión y de acceso a la información, mas alla de todo tipo de barreras (geograficas, físicas y lingüísticas).

Por otra parte la tecnología óptica ha permitido la presentación única de documentos, independientemente de la naturaleza de la información que contienen, esto es, el soporte único de información, el documento multimedia. En el caso de los programas de ordenador se han desarrollado múltiples aplicaciones con una amplia oferta de productos :

• • •

Programas informaticos de caracter instrumental y herramientas de trabajo (procesadores de textos, hojas de calculo, bases dedatos). Programas educativos para las diferentes areas curriculares, para alumnos y profesores. Programas de experiencias específicas (música, robótica, electrónica), cursos formación en micro-informatica, de alfabetización, talleres de lectura, de diseño, etc. de

Los soportes ópticos, gracias al desarrollo de la tecnología laser y de la fibra óptica, han hecho posible la mencionada presentación única de documentos, junto con nuevas formas de almacenamiento y de edición. La tipología de documentos informaticos es cada vez mas amplia y continúa en aumento, por lo que cualquier indicación sobre sus características puede quedar desfasada incluso en meses. Actualmente asistimos a una proliferación de soportes de la 'familia' de los CDs (compact disc) para distintas aplicaciones: CD-Audio, CD-Rom, CD-Interactivo, CD-Foto en una progresión continua hacia la sustitución de los soportes analógicos por los basados en la tecnología digital. Ademas del CD-ROM existen otros soportes electrónicos, tanto grabables como no grabables, siendo los mas usuales los disquetes y los discos magneto-ópticos. El CD-ROM (Compact Disc Read-Only Memory), en concreto, ha mostrado enormes ventajas como soporte documental y parece haberse impuesto como soporte alternativo del papel y las microformas para el almacenamiento masivo de datos, permitiendo ademas una facil y rapida recuperación. Su capacidad (unos 600 Mb) es equivalente a 270.000 paginas de texto, 10.000 imagenes fijas, 32 minutos de vídeo o 60 minutos de sonido estereofónico. En el ambito comercial, el CD-ROM también parece haberse impuesto como forma alternativa de edición,contando con una considerable oferta de productos (obras de consulta y educativas, guías, catalogos, directorios, periódicos, etc.), tanto versiones de obras ya existentes en papel como diseñados para ser editados únicamente en CD-ROM. Por sus ventajas en el almacenamiento y recuperación de información resulta especialmente adecuado para la edición de bases de datos documentales (jurídico-administrativas, medicina, ingeniería, técnica), repertorios bibliograficos (Bibliografía Nacional Española desde 1976 ; ISBN ) y obras de consulta y referencia en general en (Enciclopedia electrónica Durvan, Enciclopedia Activa Multimedia de Plaza & Janés, Diccionario de la lengua española de la RAE, Diccionario de usos del español de M. Moliner, Directorio de bibliotecas españolas, etc.).


La combinación de la informatica y las telecomunicaciones ha dado lugar a un gran desarrollo de los sistemas de acceso a la información a distancia a través de las autopistas de la información El acceso a bases de datos lleva camino de ser algo muy corriente en la vida cotidiana y el mundo laboral por lo que el centro educativo no debe permanecer ajeno a ellos. Son muchas las posibilidades didacticas que ofrecen estos sistemas y existen fuentes de información referencial dirigidas expresamente al mundo educativo. Por otra parte, son los medios que, técnicamente, pueden ofrecer una mayor actualización de la información.

4. Planificación de la colección: Creación y mantenimiento.
Para crear un colección equilibrada, es importante establecer un proceso sistematico de selección y adquisición de los recursos, con criterios consensuados y evaluables.Cada centro educativo debe contar con un plan a corto y medio plazo sobre financiación, adquisición, selección y evaluación de los recursos didacticos. La política de adquisiciones esta relacionada con el plan general de la biblioteca que, a su vez, debe responder a las prioridades establecidas en los Proyectos Educativo y Curricular. Los elementos basicos de una política de adquisición para una biblioteca escolar son:

• • •

El analisis de los fondos existentes. La evaluación de las necesidades de la biblioteca. Los criterios para la selección de documentos y para la revisión periódica de los fondos.

El mantenimiento de la colección requiere un conocimiento lo mas exhaustivo posible de lo que ya se tiene. La selección de nuevos fondos sera mas facil y mas efectiva si se cuenta con un analisis de los fondos existentes y de su utilización. Este primer analisis es fundamental para cualquier toma de decisión sobre nuevas adquisiciones o sobre eliminación de fondos. Como complemento del mismo, se debe proceder a la localización de todos aquellos fondos que el centro escolar tenga, en su caso, diseminados entre los distintos Departamentos, Ciclos, bibliotecas de aula, sala de audiovisuales o informatica, etc., para evitar compras duplicadas y para facilitar su conocimiento y su utilización por todo el equipo docente. Para obtener datos sobre la utilización y aceptación de los fondos, así como detectar lagunas, puede ser útil realizar encuestas tanto a los usuarios reales como a aquellos que pudiendo usar la biblioteca escolar no la usan. También son de utilidad, si se cuenta con ellos, los datos estadísticos sobreutilización de los fondos, préstamo de cada título, etc.. La colección debe ir evolucionando con las necesidades derivadas de las actividades del centro educativo. Habra, por tanto, que evaluar las necesidades, detectar lagunas y decidir sobre la adquisición de nuevos fondos. También se pueden realizar analisis comparativos con los de otras bibliotecas similares o contrastar nuestros fondos con bibliografías especializadas. Una forma interesante de hacer participar a todos en esta evaluación son las propuestas de compra tanto de los profesores como de los alumnos. A la hora de evaluar estas necesidades, hay que partir de criterios cuantitativos y cualitativos. Los primeros hacen referencia, por un lado, a la cantidad de documentos en relación al número de usuarios y, por otro, a la proporción entre documentos de contenidos diferentes y en diversos soportes. En lo referente a la cantidad de documentos, el Documento marco: La biblioteca escolar en el contexto de la Reforma Educativa establece unas pautas elaboradas a partir de diversas recomendaciones internacionales y que cubren todos los tipos de materiales, intentando adaptarlo a nuestro contexto. Según las mismas, la colección inicial debería contar con 12 volúmenes por alumno, incluyendo libros de ficción, materiales audiovisuales, obras de referencia, publicaciones periódicas y documentos informaticos, materiales de consulta en papel y CD-ROM: diccionarios, enciclopedias, etc.. Esta cantidad se debe distribuir entre aquellos documentos relacionados con


las areas del currículo y los temas transversales y aquellos otros que cubren los intereses, las aficiones yel ocio de los alumnos y alumnas.

LA CANTIDAD DE DOCUMENTOS
ETAPA DISTRIBUCIÓN DEL FONDO POR ALUMNO Documentos relacionados con las areas curriculares E. INFANTIL Documentos relacionados con intereses, aficiones RENOVACIÓN ANUAL

12(*) 9-10 documentos impresos 2-3 juegos didacticos, documentos audiovisuales o informaticos 6(*) 5 document os impresos 1 juego didactico, document o audiovisua lo informatic o 8 6 document os impresos 2 juego didacticos, document os audiovisua les o informatic os 2 7-8 document os impresos 2-3 juego didacticos, document os audiovisua les o informatic os Cada dos alumnos: 3 documentos impresos y 1 documento audiovisual o informatico 6(*) 5 documentos impresos 1 juego didactico, documento audiovisual o informatico

Aprox. 5%

• •

E. PRIMARIA

Aprox. 5%



• •



E.S.O.

4 3 documentos impresos 1 juego didactico, documentos audiovisuale so informaticos

Aprox. 5%



• •



BACHILLERATO Y MÓDULOS FORMATIVOS

10

Aprox. 5%








(*)La globalización que caracteriza estas etapas impide establecer límites precisos entre los dos tipos de documentos propuestos y las propias areas curriculares

Los documentos relacionados con las areas curriculares tienen mas peso según se avanza en las etapas educativas, ya que los alumnos van adquiriendo mayor autonomía para asistir a otras bibliotecas que pueden contar con una mayor cantidad de documentos que respondan a sus intereses personales. Es importante que en el conjunto se intente respetar la proporción de 2/3 de obras de información y 1/3 de obras de ficción. En Educación Infantil, y en el primery segundo ciclo de Educación Primaria hay que tener en cuenta que muchos de los libros de información pueden ser albumes o libros de imagenes, con lo que la proporción anterior debería atender a este hecho. El calculo por número de alumnos no es siempre aplicable. Así, en centros pequeños hay que garantizar una colección mínima que ofrezca suficiente variedad de recursos para cubrir las necesidades derivadas del currículo y de los intereses de los alumnos. Del mismo modo, algunos expertos consideran que los fondos superiores a 7500 ejemplares en Educación Primaria y 16500 en Educación Secundaria pueden ser contraproducentes pues las dificultades que experimentaran 1 los alumnos para localizar material relevante seran grandes.

La cantidad de documentos es importante para garantizar a los lectores una mínima oferta que satisfaga sus necesidades. Sin embargo, es sólo un criterio orientativo, que no puede hacer olvidar otros como la proporción de documentos relativos a cada area curricular. El estudio de este aspecto ayudara a determinar, con la participación de todo el equipo docente, las lagunas existentes y, por tanto, las prioridades de compra. Pueden diseñarse instrumentos de evaluación (Anexo 11) de la dotación adaptadas a las distintas etapas educativas que se imparten en el centro. El calculo cuantitativo y el analisis cualitativo permitira a los centros establecer su situación respecto a las orientaciones que aquí se ofrecen. En caso de que se detecten lagunas en la colección, el siguiente paso sera identificar lo que esto supone en términos de presupuesto y cómo se podra llegar a completarla. Ya hemos vistolos criterios de caracter general que deben inspirar cualquier proceso de creación de la colección en una biblioteca escolar. Estos pueden constituir el punto de partida común para todos los centros, pero habra que incluir otros criterios específicos para la selección y revisión de los fondos, dependiendo de la propia oferta educativa. Corresponde, por tanto, a cada centro concretar dichos criterios en el marco de su autonomía pedagógica, de tal forma que sean fruto del consenso entre todos. Unos criterios de selección aprobados por todo el equipo docente contribuiran a que el proceso sea objetivo. Se debe definir qué tipos de documentos va a ofrecer la biblioteca (libros de texto, literatura gris, 'best-sellers', libros de bosillo, periódicos, etc.). También habra que decidir las lenguas de los documentos, las adquisiciones y exclusiones sistematicas. Igualmente, llegado el momento se debera realizar el expurgo de aquellos documentos que por su falta de uso, pérdida de interés o actualidad ya no sean útiles en la biblioteca.

5. La selección de los fondos

5.1. Instrumentos de selección
A la hora de realizar la selección, ante la gran cantidad de documentos existentes, el bibliotecario escolar debera recurrir a diversas fuentes de información, elaboradas por especialistas. Son instrumentos de selección:


Las ferias
Las ferias del libro ofrecen una interesante visión de conjunto del panorama editorial, y una posibilidad de consulta directa de los materiales. En algunos casos, los catalogos de las ferias reúnen una información completa sobre la oferta existente.

Los catalogos de editoriales
Las editorialesenvían gratuitamente sus catalogos que, en algunos casos, facilitan una información bastante completa e incluyen fotografías de cubiertas e interiores. Suponen la fuente mas fiable en cuanto a la disponibilidad del documento pero conviene complementarla con otras, ya que la información que ofrecen suele tener caracter comercial. Algunas editoriales publican guías de lectura de literatura infantil sobre sus colecciones, con una información mucho mas amplia que los simples catalogos: edad recomendada, temas, datos de los autores, propuestas de actividades, estudios complementarios. Igualmente, los catalogos de las distribuidoras especializadas en materiales audiovisuales e informaticos, suelen ofrecer también una información muy completa.

Las revistas especializadas
Las secciones bibliograficas o de recursos de las revistas especializadas constituyen una de las fuentes mas fiables, útiles y actualizadas para la selección de documentos. Su especialización en bibliotecas escolares, en literatura infantil, en materiales audiovisuales o informaticos, o en cualquier otro ambito del conocimiento, aporta una información precisa sobre el tipo de documento que puede interesar en cada caso.

Las bibliografías
La elaboración de una buena bibliografía constituye una herramienta de gran utilidad para el bibliotecario, ya que supone un importante trabajo de localización y selección se documentos que tratan sobre un tema determinado. Es importante que estén actualizadas y que incluyan comentarios, ya que muchas veces los títulos pueden llevar a engaño.

Las bases de datos
La difusión de información bibliografica en soportesdigitales ha adquirido un gran auge en los últimos años y constituye un complemento importante del resto de los instrumentos. Se puede señalar, entre otras, las bases de datos de Documentos de Educación (DOC.E), las del Programa de Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (P.N.T.I.C.), las de la Fundación German Sanchez Ruipérez (F.G.S.R.) y el I.S.B.N.

Los premios
Pueden aportar pistas sobre materiales interesantes. Los premios de narrativa infantil y juvenil son los mas numerosos y conocidos, pero existen también otros, como los convocados por instituciones y editoriales modestas o los premios especializados en otros géneros, materias o soportes de información.

5.2. Procedimientos de selección de fondos
La selección debera estar presidida por la objetividad lo que implica contrastar recursos y necesidades, (considerar la utilidad del material su valor informativo y cultural desde el punto de vista del usuario), actuar con neutralidad y evitar cualquier tipo de arbitrariedad que pueda conducir a una selección caprichosa.


La difícil tarea de la selección no debe recaer exclusivamente en la persona responsable de la biblioteca escolar. Es imprescindible la colaboración de otros miembros de la comunidad educativa: profesores, padres, y, sobre todo, los usuarios de la propia biblioteca. Con este fin se pueden establecer cauces de participación y comunicación entre unos y otros. Algunos de ellos son los siguientes:

Los Comités de lectura
Son grupos estables formados por profesores, padres y alumnos que cooperan con la biblioteca, tanto en la selección documental como en otro tipo deactividades: conferencias y debates, elaboración de bibliografías o guías de lectura, exposiciones tematicas, etc. El punto de partida para su creación pueden ser las aficiones o intereses de los distintos miembros de la comunidad educativa. Es importante conseguir que el profesorado, con su formación específica en diversos ambitos, colabore con ellos. Algunas de las posibles tareas del responsable de la biblioteca en relación con los comités de lectura serían: crear el grupo; proporcionarle información útil sobre el ambito tematico de selección; darle a conocer las características de la colección existente y recoger, valorar y canalizar (y en su caso, rechazar) las proposiciones de compra.

Las peticiones de los lectores
Las peticiones, desideratas o buzón de sugerencias de los lectores, no se han de concebir como una cortesía sino como un servicio mas que la biblioteca debe proporcionar a sus usuarios. Constituyen un instrumento de orientación muy útil para el bibliotecario que puede conocer así los intereses de su público. El bibliotecario no debe limitarse a esperar las peticiones sino que ha de buscarlas y promoverlas. Tendra en cuenta no sólo a los usuarios habituales de la biblioteca sino también a los potenciales, a aquellos que pudiendo acudir no lo hacen. Las aulas o los tablones de información situados en los pasillos pueden servir para atraer a estos futuros lectores. Otro sencillo procedimiento puede ser la observación: analizar las reacciones de los usuarios ante los documentos permitira conocer mejor el grado de aceptación que tienen.

5.3. Criterios de selección y valoración de documentos
En este apartadose ofrecen pautas para seleccionar obras de información y de ficción, así como algunos documentos en soportes que por sus características necesitan criterios específicos. Estos criterios son de caracter general y corresponde a cada centro concretarlos de acuerdo con sus Proyectos Educativo y Curricular, la situación de partida, la edad y características del alumnado, así como los recursos locales accesibles al préstamo.

Criterios para la selección de obras de información

He aquí algunos criterios que pueden ser considerados a la hora de seleccionar obras de información:

Contenido y tratamiento del mismo.
Tema, cobertura, prestigio del autor o editor, interés y entusiasmo en la transmisión, actualidad, rigor, objetividad, diferencia entre opinión e información, adaptación a los destinatarios y a sus conocimientos, ausencia de omisiones, sobreentendidos y prejuicios, motivación hacia la profundización, regularidad en las puestas al día.


Estructura interna.
Organización del contenido (capítulos bien delimitados, apartados y subapartados con títulos explícitos, claridad en la presentación de la información en varios niveles, relación equilibrada entre el texto principal y los complementarios), lógica en la presentación de los contenidos, progresión en la introducción de nuevos conceptos, existencia de herramientas de consulta (sumarios, índices, glosarios), posibilidad de uso autónomo por parte de los alumnos.

Texto y estilo.
Título interesante y con 'gancho' relacionado con el contenido, calidad de la redacción o de la traducción, nivel del vocabulario y de la sintaxis, adaptación al nivel decomprensión de los destinatarios.

Aspectos visuales.
Tipografía clara, texto manuscrito o de imprenta, maquetación adecuada, legibilidad, relación equilibrada y coherente entre los textos y las imagenes, pertinencia e interés de los elementos visuales, calidad de las imagenes, presencia y claridad de esquemas y graficos.

Aspectos materiales.
Aspecto atractivo y estimulante, suficientes datos de identificación externa; tamaño, peso, calidad del papel, encuadernación resistente adecuada a los usuarios.

Relación calidad/valor/precio.
Grado en que satisface las necesidades de la biblioteca, posibilidad de usos diversos, posibilidad de uso por el maximo número de alumnos.

Criterios para la selección de obras de ficción
Una primera aproximación a la oferta de obras de ficción revela los datos siguientes: La oferta es muy amplia ya que incluye los clasicos que pertenecen a la tradición cultural y que siguen conectando con los lectores y, por otro lado, obras contemporaneas. Esto se puede aplicar tanto a la literatura destinada a niños y jóvenes como a las obras adultos, muchas de las cuales tienen cabida en una biblioteca para Educación Secundaria. En su mayor parte se trata de obras en soporte impreso, aunque existen ediciones sonoras y audiovisuales y se observa una tímida introducción de los soportes electrónicos en este campo. En cuanto a los géneros, predominan los textos narrativos frente a la poesía y el teatro, sobre todo en la oferta para Educación Primaria. En la medida de lo posible, la biblioteca escolar debe buscar un equilibrio entre los diversos géneros. En narrativa existe una gran variedad detemas, tratados desde muy diversos puntos de vista (misterio, fantasía, aventuras, realismo, humor, vida cotidiana). También en lo que se refiere a estilos, propuestas creativas, posibilidad de participación del lector, el abanico es muy amplio. La oferta de poesía para niños es muy escasa y no refleja la gran renovación en temas y recursos expresivos observada en el género narrativo. Con respecto al teatro infantil, el panorama en nuestro país es similar. A pesar de la proliferación de espectaculos destinados a niños (marionetas, teatro de sombras, etc.), la creación de textos teatrales es verdaderamente pobre en cuanto a cantidad. Ante la falta de obras teatrales, los centros que realizan actividades de teatro se ven obligados a crear las obras o a adaptar cuentos y narraciones cortas.


Los albumes, libros-juego y relatos ilustrados son fundamentales en los primeros niveles. La oferta es suficientemente amplia, con materiales cada vez mas sofisticados, para permitir una selección que responda a los objetivos educativos. Aunque las editoriales suelen ofrecer una indicación sobre la edad recomendada de las obras, este criterio no debe, en ningún caso, interpretarse de forma rígida. El conocimiento del profesor sobre el nivel de competencia lectora, junto con los intereses del alumno, deben orientar la selección. Las pautas para seleccionar las obras de ficción no son tan claras como las que pueden existir para elegir una obra de información. Entre otras razones, porque hay que juzgar la calidad artística, lo cual no responde a parametros cuantificables. Para evitar que los gustos estéticos y tematicos delseleccionador limiten la selección, es importante intentar objetivarlos y, ademas, contrastarlos con otras personas o fuentes. Algunos criterios que pueden tenerse en cuenta a la hora de seleccionar obras de ficción son los siguientes:

El contenido y su tratamiento.
Tema atractivo; adaptación a los intereses de los destinatarios; transmisión de valores positivos; ausencia de prejuicios, estereotipos, tópicos, etc.

Estructura interna.
Complejidad del argumento: existencia de acciones diversificadas, saltos espaciales y temporales, presencia de diversas voces narrativas o de cambios en el punto de vista, todo ello adecuado a la competencia lectora de los destinatarios; organización en capítulos; estímulo de la anticipación y la predicción.

Texto y estilo.
Título con 'gancho', calidad de la redacción o de la traducción, nivel del vocabulario y de la sintaxis, adaptación al nivel de comprensión de los destinatarios, registro lingüístico apropiado; recursos estilísticos adecuados a la competencia lectora (ironía, doble sentido, etc.).

Aspectos visuales.
Tipografía clara, texto manuscrito o de imprenta, maquetación adecuada, legibilidad, relación texto-imagen (complementariedad, apoyo o contraste), calidad de las imagenes.

Aspectos materiales.
Aspecto atractivo y estimulante, suficientes datos de identificación externa; tamaño, peso, calidad del papel, encuadernación y resistencia adecuados a los usuarios.

Relación calidad/valor/precio.
Grado en que satisface las necesidades de la biblioteca, asegurando la satisfacción de intereses lectores diversos y la atención a experiencias literarias diferentes. Otro delos aspectos importantes que se deben tener en cuenta al realizar la selección de obras de ficción son los intereses de los lectores. No existen criterios rigurosos para seleccionar, pues los gustos de los niños y jóvenes no responden a esquemas rígidos ni a edades prefijadas.

La selección de material audiovisual


La selección y adquisicion de los materiales audiovisuales se debe realizar teniendo en cuenta los siguientes aspectos:



Es importante que los datos de identificación del documento (autor, editor, fecha de edición, duración, datos técnicos, etc.) aparezcan claramente consignados en las caratulas, cubiertas externas, etiquetas adheridas al documento, etc.. La lectura de estos documentos requiere una serie de equipos (magnetófonos, magnetoscopios, ordenadores ), por lo que la selección habra de tener en cuenta los aparatos técnicos con los que cuenta el centro. Es importante que los documentos audiovisuales presenten una adecuada calidad de imagen y sonido y que estén realizados con medios profesionales o semiprofesionales (los vídeos, por ejemplo, deberan utilizar los sistemas Betacam, HI-8, Super V, S-VHS). Los contenidos han de estar presentados de forma didactica. Debe haber una mezcla de analisis y síntesis: síntesis en las exposiciones, para abstraer las ideas generales; y analisis en la explicación de procesos, para desarrollar aspectos conceptuales. La imagen debe aportar información por sí misma y no ser un mero apoyo al texto escrito u oral. Ademas es importante que sea clara, significativa y motivadora. En el caso de las transparencias las imagenes y textos han de tener el tamañosuficiente para que puedan verse desde el fondo del aula. Una buena forma de comprobar que se cumple este criterio es poder leer, estando de pie, una transparencia colocada en el suelo. A la hora de analizar documentos en vídeo hay que olvidarse de la estructura lineal del libro y tener en cuenta otros elementos: Se puede codificar el mensaje distribuyéndolo en bloques de contenido o siguiendo una estructura en espiral; no se sigue el tradicional esquema planteamiento-nudo-desenlace, en ocasiones cada secuencia presenta una serie de contenidos que se repiten cíclicamente. En cualquiera de los casos la estructura del documento debe estar clara.







• •



La selección de material informatico
La selección de material informatico entraña cierta complejidad debido a la gran variedad de materiales existentes, con diversidad de soportes, objetivos y usos, así como a las características formales y técnicas. Algunos criterios que habría que tener en cuenta a la hora de seleccionar este tipo de materiales son:

• • •

Existencia en el centro de los equipos y programas necesarios para su uso. Adecuación al nivel educativo al que va destinado. Facilidad de uso: conocimientos previos para su instalación, grado de destreza necesario, grado de interactividad con el usuario, calidad y eficacia de las ayudas, posibilidades de control sobre la secuencia del programa (entrada y salida, volver a un punto determinado, etc.). Adaptación del programa a las capacidades de los alumnos (distintos itinerarios de lectura, varios niveles de dificultad, inclusión de refuerzos para el aprendizaje, estímulo a la actividad,etc.). Diversidad en las actividades que propone al usuario (pasividad, respuesta a preguntas, recogida de información, diseños de estructuras, modelos, objetos, calculos, etc.). Adecuación de la metodología que permite desarrollar al profesor, inclusión de propuestas de evaluación de las actividades. Documentación que acompaña al programa (guía del profesor, guía del alumno, otros materiales)





• •


Algunos de estos criterios son validos también a la hora de contratar los servicios para acceso telematico a servidores de bases de datos de educación o de otro tipo.

6. La adquisición
Los libros y otros documentos son productos comerciales que se mueven dentro de una estructura de mercado (Anexo 12) similar a la de otras mercancías.

6.1. Sistemas de adquisición

La compra a librería, distribuidor o editorial.
Es el sistema normal de abastecimiento de fondos documentales. Debe hacerse, al menos, una compra anual de fondos (Anexo 13) que incremente la colección, siguiendo lo mas posible las recomendaciones internacionales.

El intercambio de publicaciones con otras bibliotecas e instituciones
Es interesante para dar salida y recibir publicaciones institucionales (boletín de la biblioteca, guías de lectura, revista escolar..), informes, ponencias de cursos, etc., así como ejemplares duplicados, pero no por ello inútiles.

Las donaciones
Permiten obtener fondos de forma gratuita. Las donaciones institucionales, ya sean lotes seleccionados o subvenciones para adquisiciones, constituyen en muchos casos una fuente de incremento importante. En ocasiones, sin embargo, los materiales donados no reúnenlas características adecuadas para los usuarios de una biblioteca escolar. Con las donaciones de particulares hay que ser especialmente selectivos y no aceptar aquello que no compraríamos. Así se evitara que la biblioteca se convierta en depósito de materiales obsoletos o deteriorados. En este sentido, la persona responsable de la biblioteca debera valorar la utilidad de estas donaciones para aceptarlas, rechazarlas, o, en su caso, canalizarlas hacia otras bibliotecas.

6.2. Otras formas de abastecimiento de fondos

La información local
Bajo esta denominación se agrupan los documentos referidos a la historia y la situación del entorno mas próximo. Es un material interesante y valioso para la biblioteca que en estos últimos años comienza a tener una mayor presencia. El material puede ser de lo mas diverso: guías administrativas, guías turísticas, mapas y planos, carteles, fotografías, grabaciones sonoras y material efímero como folletos, calendarios, programas de actos, hojas informativas, etc.. Algunos canales para recoger este tipo de materiales de ambito local pueden ser las publicaciones periódicas y las instituciones locales.

Los depósitos documentales
Es frecuente que las bibliotecas públicas grandes y los centros coordinadores de bibliotecas tengan establecido un servicio de préstamo colectivo para los centros educativos de varios meses de duración. En algunos casos se cuenta con un fondo amplio destinado a este fin, del cual las bibliotecas escolares pueden pedir en préstamo hasta cien títulos.


Algunas bibliotecas públicas ofrecen, también, a los centros educativos un servicio de informaciónbibliografica: los centros informan a comienzos de curso sobre los temas que se van a trabajar y la biblioteca facilita bibliografías o dossieres sobre ellos.

Los documentos elaborados en el centro
Otro interesante canal para formar una colección lo mas completa y rica posible es el de la documentación generada por el propio centro. Una comunidad educativa es una gran productora de documentación, elaborada tanto por los profesores como por los alumnos, así como la que debe generar también la propia biblioteca para una mejor difusión del fondo y para suplir lagunas de información. Numerosas actividades o programaciones realizadas por el equipo docente suelen concretarse en la elaboración de un material documental que puede servir a su vez, en cursos posteriores o en otros centros, como base para realizar iniciativas similares que puedan irse mejorando con el tiempo. En una línea similar puede ser interesante crear en la biblioteca otro tipo de fondos de producción propia como:

• • • •

Bancos de imagenes que recojan fotografías, dibujos, viñetas, anuncios publicitarios, infografías, etc. Colecciones de diapositivas o transparencias. Ficheros de noticias o hemeroteca escolar y periódicos escolares. Colecciones de registros sonoros: fragmentos de radio comercial, recitaciones, dramatizaciones, narraciones orales de cuentos, juegos verbales, programas de radio escolar, entrevistas a autores literarios, documentos sonoros del folklore local, etc.. vídeotecas escolares que recojan para uso didactico documentos seleccionados por alumnos y profesores o elaborados por ellos mismos: fragmentos de la programación general detelevisión, emisiones de la televisión educativa, dramatizaciones, entrevistas o reportajes, etc.. Aplicaciones y documentos informaticos.





Los fondos de elaboración propia constituyen un recurso de gran utilidad para realizar lectura de imagenes, abordar contenidos relacionados con los temas transversales, diseñar actividades lúdicas y creativas o trabajar contenidos de las distintas areas. Esta documentación, convenientemente organizada en la biblioteca escolar, la enriquecera y revalorizara su imagen ante sus usuarios.

7. El expurgo
Ademas de la selección de materiales, es fundamental realizar una revisión periódica de los mismos, denominada expurgo, que consiste en apartar materiales de la biblioteca, momentanea o definitivamente, con el fin de dar mayor operatividad y eficacia a la gestión de la colección, ajustando ésta a las necesidades reales de los usuarios. El expurgo debe integrarse entre las labores habituales de la biblioteca, siendo conveniente realizarlo de forma permanente. Esta es una tarea difícil puesto que practicamente no hay orientaciones sobre su realización, mientras que sí existen para la compra de nuevos materiales. Por ello es fundamental que cada centro defina unos criterios propios. Las personas que lo realicen deben tener una visión de conjunto de la colección y actuar bajo la responsabilidad del bibliotecario. Ademas, es aconsejable que la decisión última sea compartida por varios profesores.


En cuanto a los criterios de realización mas generales, podemos señalar:

• •

Los cambios introducidos en un centro por la reforma educativa en cuanto a la edad de los alumnosescolarizados en el mismo. El desfase científico del contenido, así como la pérdida de relevancia en relación con el currículo. Este criterio es variable según las materias, ya que en algunas la duración de una obra es mucho menor que en otras. El estado físico de los documentos. El deterioro no debería implicar siempre la eliminación del documento. Podría significar que tiene una gran demanda y por lo tanto sería necesaria la reposición del mismo . La existencia de ejemplares duplicados que no reportan ninguna ventaja. Otros criterios pueden ser la existencia de ejemplares mutilados o incompletos, de documentos sobre temas pasados de moda o de publicaciones periódicas carentes de interés. El expurgo ofrece numerosas ventajas para el buen funcionamiento de la biblioteca: Ahorro de espacio y dinero en encuadernaciones, reparaciones, estanterías, ficheros suplementarios y otros gastos indirectos de mantenimiento. Ahorro de tiempo para el usuario y para el responsable de la biblioteca. Es mas difícil localizar o colocar un libro en estanterías demasiado llenas. Actualización de los fondos y, en consecuencia, mayor fiabilidad de la información. Su realización periódica permite tener una mayor información sobre los fondos existentes, localizar y corregir sus lagunas, y en definitiva, reevaluar la colección.



• •

• • • • •

La revisión de la actualidad de los fondos es una actividad en la que pueden participar también los alumnos. Comprobar si un mapa político esta actualizado o si datos de historia contemporanea estan recogidos en un documento no deja de ser una actividad de aprendizaje o de refuerzo de losconocimientos. Aunque a veces la eliminación sea la única solución, se deben buscar otras soluciones imaginativas y baratas que permitan completar la información de aquellos fragmentos que hayan quedado obsoletos (por ejemplo, remitiendo a un fichero de prensa o a un fichero de datos actualizados). El expurgo no significa una destrucción directa de los materiales que no interesen en la biblioteca escolar, ya que esos materiales, en algunos casos, pueden ser de utilidad en otro tipo de centros. Algunas soluciones adoptadas por centros educativos son: la donación o préstamo permanente de los fondos correspondientes a 7º y 8º de E.G.B. a los Institutos de Educación Secundaria o a las secciones donde se imparta el primer ciclo de la E.S.O.; el intercambio de fondos duplicados con otros centros; la organización de exposiciones de fondos antiguos en el propio centro. Por último, la donación de libros a O.N.Gs que participan en programas de cooperación con otros países, puede ser una posibilidad interesante siempre que se haga una selección apropiada de documentos, eliminando los inservibles.

Proceso Técnico
Se llama proceso técnico al conjunto de operaciones que se realizan sobre cada documento que ingresa en la biblioteca con el fin de ponerlo a disposición de los lectores. El proceso técnico consiste fundamentalmente en elaborar herramientas que permitan la identificación del documento, su posterior recuperación y el control del mismo cuando esté en circulación. En el capítulo anterior se ha hablado del circuito que sigue el documento y de la incidencia que la automatización tiene en los trabajos de la biblioteca. Eneste capítulo se pretende proporcionar gradualmente las habilidades basicas del proceso técnico, de forma practica y sencilla, para que sean trasladables a la biblioteca escolar. Recordemos brevemente el circuito del documento mediante el siguiente grafico:


Baró, M.; Maña, T. Formarse para informarse. Madrid: Celeste/MEC, 1996

1. Recepción de los fondos, registro y sellado
Una vez que se reciben los documentos en la biblioteca, hay que incorporarlos al fondo o colección de manera que queden marcados y en cualquier momento se pueda demostrar su pertenencia a la biblioteca. La 'marca de propiedad' se compone de dos elementos: el número de registro y el sello de la biblioteca. El número de registro es un número o de inventario que se asigna a cada documento en el momento en que ingresa en la biblioteca. Puede ser un número correlativo sin mas, o recomenzar en 1 cada año; en este último caso, el año (o, al menos, los dos últimos dígitos del mismo) forman parte del número de registro. Por ejemplo:

• •

R. 1123 (forma parte de una secuencia correlativa simple) R. 97-1123 (es el documento 1123 que ingresa en la biblioteca en 1997)

La función del número de registro es doble:

• •

indicar cuantos documentos hay en la biblioteca; distinguir los ejemplares en los préstamos, recuentos, etc.

Al registrar hay que tener presente que a cada documento individual, es decir, a cada ejemplar, le corresponde un número de registro. Así pues, los ejemplares idénticos del mismo documento llevan distinto número de registro, mientras que los volúmenes o partes de una obra llevan un número de registro único. El número deregistro se escribe en el propio documento, generalmente precedido de R. Si se trata de un libro, se escribe en la portada; en las publicaciones periódicas, en la cubierta; en los discos, casetes, vídeos y disquetes, en la etiqueta adherida al documento y en la caratula o funda de


papel que acompaña al envase. En los mapas, fotografías, diapositivas y otros materiales graficos también conviene que el número de registro figure tanto en el documento mismo (en un lugar donde no dañe las imagenes) como en el envase.

Junto al número de registro se estampa el sello de la biblioteca, que también se aplica -en el caso de los libros- en una pagina determinada, elegida arbitrariamente. La razón de sellar un libro siempre en el mismo lugar es que, si el sello fuera borrado, su rastro serviría para demostrar que el libro es propiedad de la biblioteca. Conviene que el sello sea de pequeño tamaño y que no dañe, al aplicarse, las ilustraciones ni el texto del documento.

El registro manual
Las bibliotecas que utilizan procedimientos manuales disponen de un libro de registro, en el que se consignan -junto al número de registro y la fecha de entrada- los datos esenciales de la obra registrada: autor, título, lugar de publicación, editor y año, forma de adquisición, precio, etc.


Carrión, M. Manual de bibliotecas. Madrid: Fundación German Sanchez Ruipérez, 1987.

Las grandes bibliotecas tienen varios libros de registro, uno para libros y otro para el resto de los materiales. Con este sistema se puede saber de forma inmediata cuantos documentos de cada tipo tiene la biblioteca en un momento dado. Sin embargo, también escorrecto -y resulta mas sencillo- registrar todos los documentos en un único libro indicando el tipo de material cuando no se trate de un libro. Caso aparte lo constituyen las publicaciones periódicas, que siempre se registran por separado. Cada diario o revista debe llevar un único número de registro, que se escribe en la cubierta de todos y cada uno de los números recibidos, así como en la ficha donde se lleva el control de lo que se va recibiendo. Se trata de una ficha especial de cartulina, cuyo formato puede variar ligeramente en función de la periodicidad de la publicación que en ella se describe. Un modelo estandar es el que vemos a continuación:


En la parte superior de la ficha se escriben los datos de identificación de la revista: título, editor o distribuidor (con dirección completa), forma de adquisición, periodicidad, número de registro, etc. En la parte inferior hay una cuadrícula donde se va anotando la llegada de cada ejemplar. Con este sencillo sistema se controla constantemente el estado de la colección de revistas y se dispone de información precisa para efectuar las reclamaciones si no se recibe algún número. Las fichas se suelen ordenar alfabéticamente -lo mismo que las propias revistas en las estanteríasen cajas especiales llamadas Kardex (el nombre de la marca que las comercializó con mas éxito).


También pueden ordenarse en cuadernos de anillas o en un cajón-fichero del tamaño adecuado. El conjunto de fichas ordenadas constituye el catalogo de publicaciones periódicas.

El registro automatizado
Las bibliotecas que disponen de un sistema informatico no necesitan un libro de registro yaque el programa de ordenador se encarga de llevar esta contabilidad, asignando automaticamente el primer número disponible a cada ejemplar que se da de alta en el sistema. Por otra parte, la identificación de ejemplares no se hace sólo mediante el número de registro sino también por medio de un código de barras, que tiene la ventaja de ser imprimido y leído por el ordenador. La probabilidad de error es en este caso practicamente nula. En los sistemas automatizados, la asignación del número de registro y del código de barras no se realiza en el momento de la catalogación del documento, sino después, al introducir la información correspondiente a cada ejemplar. Podemos verlo en la pantalla correspondiente de la aplicación ABIES:

Cuando la automatización no es completa, es decir, cuando afecta solamente a una parte del fondo de la bilioteca, pueden compaginarse los dos sistemas, el manual y el automatizado. Por ejemplo, supongamos que nuestro sistema informatico permite catalogar libros, vídeos, discos y casetes, pero no revistas, diapositivas, mapas, etc. En este caso deberemos disponer de un libro de registro manual para estos últimos y otro para las publicaciones periódicas que, como ya hemos visto, siempre se registran por separado.

2. Catalogación
Se llama catalogación al conjunto de operaciones que sirven para describir un documento (ya sea libro, revista, vídeo, disco, etc.) de una manera abreviada.


El resultado es una representación del documento denominada asiento bibliografico -la popular ficha- que sirve para identificar el documento, facilitar su control y búsqueda, y asegurar su difusión. Podríamosdecir que la ficha es el 'carnet de identidad' del documento. La ficha incluye tres tipos de datos, que iremos analizando en este capítulo:

• • •

Datos que describen externamente la publicación, es decir, que la identifican. Estos datos constituyen la descripción bibliografica propiamente dicha. Datos que describen internamente la publicación, es decir, su contenido. Son los descriptores, encabezamientos de materias y códigos de clasificación. Datos que indican dónde se encuentra el documento en la biblioteca, es decir, lo localizan dentro de la colección. Se trata de la signatura topografica.

Nos ocuparemos ahora de la descripción bibliografica propiamente dicha, que constituye el conjunto mas voluminoso de datos dentro de la ficha. Acabamos de definir la descripción bibliografica como una descripción externa de la publicación. Ahora bien, ¿Qué aspectos del documento debemos reflejar en ella? ¿Cómo debemos expresarlos?. La practica bibliotecaria de muchos años ha demostrado la necesidad de que la descripción se atenga a unas normas que garanticen la uniformidad, la simplicidad y la coherencia de los registros.

La normativa
Las normas vigentes en la actualidad, elaboradas en los años 70 y actualizadas permanentemente, se llaman ISBD (International Standard Book Description) y abarcan, en sus diferentes versiones, todo tipo de materiales: Versiones de la norma ISBD (International Standard Book Description)

• • • • • • •

ISBD(M) para monografías. ISBD(S) para publicaciones seriadas. ISBD(CM) para materiales cartograficos. ISBD(NBM) para materiales audiovisuales. ISBD(PM) para música impresa. ISDB(A)para monografías antiguas. ISBD(CF) para archivos de ordenador.

Las normas ISBD han sido establecidas a nivel internacional para favorecer el intercambio de información por encima de las barreras de lengua y alfabeto. Utilizandolas en nuestra biblioteca, enseñaremos a nuestros alumnos a interpretar la mayoría de los catalogos y bibliografías que se elaboran hoy día en el mundo, puesto que la descripción que se hace de un documento en Japón, en Finlandia o en España es exactamente la misma. Las normas ISBD han sido traducidas y adaptadas en España por la Biblioteca Nacional y publicadas con el título Reglas de catalogación. Las Reglas establecen qué características o elementos del documento deben ser incluidos en la descripción, en qué orden y con qué sintaxis. Ademas, dado que no todas las bibliotecas son iguales ni tienen las mismas necesidades, las normas permiten realizar la descripción con mas o menos detalle, con mayor o menor profundidad, pero siempre respetando los mismos principios. Una biblioteca escolar, por su pequeño tamaño y por las características de sus usuarios, requiere descripciones sencillas de los documentos. Por eso nos moveremos en el nivel basico o primer nivel de descripción, que incluye como maximo los siguientes elementos:

• •

Autor o autores. Título.

• • • • • •

Nº de edición. Lugar, editor y año de publicación. Caracteres físicos (paginas, ilustraciones, etc.). Serie. Notas bibliograficas. ISBN.

Con el fin de ahorrar espacio y trabajo al catalogar, los elementos de la descripción se identifican por su posición absoluta o relativa dentro de la ficha y por determinadossignos graficos que, si bien coinciden con algunos signos de puntuación tradicionales, en este contexto adquieren un significado nuevo, totalmente convencional. Una descripción ISBD (Anexo 14) tendría el siguiente aspecto:

Título : subtítulo / autor(es). - Edición. - Lugar de publicación : editor, año - Caracteres físicos - (Serie ; nº) - Notas - ISBN

El significado de los signos utilizados en la descripción bibliografica es el siguiente: Separa las areas de la descripción. A veces se sustituye por un salto de línea. Indica elemento complementario del anterior (subtítulo respecto del título, editor respecto de lugar de edición). Indica repetición de la misma clase de elemento (otro título, otro autor, otro tab editor). En algunas areas precede a la numeración. Indica repetición del mismo elemento bajo distinta forma (título en otro idioma). Indica responsabilidad respecto del título). Indica serie o colección. Indica omisión parcial de un elemento. Indica información tomada fuera de la fuente principal o interpolaciones del catalogador. respecto del elemento precedente (autor

. -: ; = / () []

Tambien es frecuente el uso de abreviaturas (Anexo 15), tales como: b. y n. col. ed. et al. il. n. = blanco y negro. = color, colaborador. = edición, editor. = et alii (y otros). = ilustraciones. = número.

p.,pag. = paginas. t. = tomo.

v., vol. = volumen.


Hasta ahora hemos hablado de cómo describir documentos, pero también es factible describir de forma independiente una parte de una obra: por ejemplo, un artículo publicado en una revista o una colaboración individual que constituye un capítulode un libro. La catalogación de una parte de una obra se denomina catalogación analítica y popularmente, vaciado. En una ficha analítica, la descripción bibliografica consta de tres partes:

• • •

La descripción de la parte analizada: autor y título del artículo, o autor y título del capítulo. Un elemento de enlace: por lo general la preposición En destacada tipograficamente. La descripción abreviada del documento fuente: si es una revista, el título y los datos de identificación del número que contiene el artículo; si es una monografía, los datos de autor, título, edición y publicación. En ambos casos, como último elemento, las paginas que ocupa la parte que se esta describiendo.

A continuación se muestra un ejemplo de descripción de un artículo de revista:

Fidelidad de la descripción
No se debe inventar nada al catalogar: todo lo reseñado en la descripción debe corresponder a lo que aparezca en el documento. La fidelidad es aquí tan importante porque el objetivo de la descripción es identificar el documento de la forma mas inequívoca posible, diferenciarlo de cualquier otro por similar que éste sea. Si se va a describir un libro, la fuente principal de información sera la portada, aunque a veces también se toman datos de los preliminares, el colofón o de la obra completa.

En los demas materiales, al no existir un equivalente de la portada, los datos hay que buscarlos en distintas partes del documento, como son las etiquetas adheridas al mismo, o en el material impreso que lo acompañe. En las revistas, los datos se toman de la cabecera lo mismo que en películas y vídeograbaciones. El documento sedescribe en su propia lengua, salvo lo relativo a la descripción física y las notas, en que se utiliza la lengua de la biblioteca que lo cataloga.


3. Los puntos de acceso y el catalogo
El objetivo de la ficha no es solamente identificar el documento, sino también facilitar su búsqueda y recuperación. La herramienta mas importante que tiene la biblioteca para buscar y recuperar es el catalogo, ya sea manual o automatizado, constituido por el conjunto de los asientos bibliograficos ordenados según una serie de criterios que expondremos a continuación. Imaginemos a un lector que busca un libro. Normalmente conoce algún dato de él: el autor, el título, la colección, el tema del que trata y, naturalmente, intentara buscarlo partiendo del dato que conoce. Cada uno de los posibles caminos o vías de búsqueda constituye un punto de acceso el cual, situado en la parte superior de la ficha, permite ordenar ésta dentro de un catalogo. Por su posición en la cabeza de la ficha, los puntos de acceso también reciben el nombre de encabezamientos. Una vez incorporados los encabezamientos la ficha ISBD esta practicamente completa. Basta con añadir la signatura y estara dispuesta para ser ordenada en el catalogo. El aspecto que presenta es el siguiente:

1 2 3 4

Signatura topografica. Encabezamiento principal. Descripción registro). bibliografica propiamente dicha (cuerpo del

Encabezamientos secundarios.

Carrión, M. Manual de bibliotecas. Madrid: Fundación German Sanchez Ruipérez, 1987. Las normas internacionales y nacionales pretenden que los caminos o vías de acceso a los documentos sean idénticos o similares en todas lasbibliotecas y de ahí que establezcan un doble control, por un lado en la elección de los encabezamientos y por otro en la forma o redacción de los mismos. Para empezar, como se observa en el ejemplo anterior, existen dos tipos de encabezamientos:


Encabezamiento principal (Anexo 16) Es el primero o mas importante, generalmente el autor por el que es conocida la obra. Se coloca siempre delante de la descripción bibliografica, en la primera línea del asiento, y queda indisolublemente unido a ella. El encabezamiento principal es casi siempre un nombre de persona, pero a veces también puede tratarse de un nombre de entidad o de congreso. En ciertos casos -cuando la obra es anónima o es producto de la colaboración de mas de tres personas- la ficha no lleva encabezamiento principal, funcionando entonces el título como punto de acceso principal. Encabezamientos secundarios (Anexo 17) Son todas las demas vías de acceso al documento, que suelen indicarse -a modo de resumen- al pie de la ficha. Los encabezamientos secundarios pueden ser nombres de persona, de entidad y de congreso, títulos de la obra y de la serie, pero también términos o códigos de un lenguaje documental utilizado para describir el contenido del documento. En un apartado posterior de este capítulo nos ocuparemos de analizar con detenimiento qué son y para qué sirven los lenguajes documentales. En resumen, una vez asignados los encabezamientos, en una ficha o registro bibliografico en formato ISBD podríamos distinguir los elementos siguientes:

1 2 3 4

Signatura topografica. Encabezamiento principal. Descripción registro). bibliografica propiamentedicha (cuerpo del

Encabezamientos secundarios.

Carrión, M. Manual de bibliotecas. Madrid: Fundación German Sanchez Ruipérez, 1987.


Uniformidad de los puntos de acceso: las autoridades
Para cumplir el objetivo de recuperar agrupados todos los documentos que tengan un punto de acceso común, es necesario controlar de manera estricta la redacción de éste. El único punto de acceso al que no se da uniformidad es el título, que permanece como el elemento individualizador por excelencia. Veamos un ejemplo: un alumno busca obras de Pérez Galdós. La biblioteca posee varias, en cuyas portadas aparece el nombre del autor, si bien esta escrito de diferentes maneras: Benito Pérez Galdós, Pérez Galdós, Galdós, B. Pérez Galdós, etc. Las descripciones bibliograficas de estos documentos incluyen la información sobre el autor tal como figura en las portadas, pero el encabezamiento principal, en cambio, expresa el nombre del autor siempre de la misma forma: Pérez Galdós, Benito. Gracias al encabezamiento uniforme, el alumno sólo tendra que mirar en un punto del catalogo para encontrar todas las obras que hay en la biblioteca de este autor: su búsqueda es mas rapida y mas completa, es decir, mas eficaz. El catalogador debe, pues, agrupar en una misma entrada todos los asientos que contengan una información común, independientemente de cómo se exprese esa información en el documento. La forma que la biblioteca elige para redactar el encabezamiento se llama autoridad y el conjunto de los encabezamientos aceptados o autorizados por la biblioteca se denomina lista, fichero o catalogo de autoridades.

4. La catalogación manual
Enbibliotecas que no disponen de sistemas informaticos los documentos se describen, a mano o a maquina, en fichas de cartulina (de ahí que a los asientos o registros bibliograficos se les llame vulgarmente así). Las fichas tienen un tamaño normalizado para poder colocarlas en los cajones de un fichero.

El procedimiento comienza con la redacción de un registro completo, con todos los elementos de los que hemos hablado y con la puntuación y redacción establecidas por las normas ISBD; esta ficha se denomina ficha principal. A continuación se hacen tantas copias exactas de ella como entradas secundarias se hayan reseñado al pie de la ficha; en cada una de las copias se escribe -en la parte superior, por encima


del punto de acceso principal- uno de los encabezamientos secundarios. Se obtiene así un juego completo de fichas que se intercalaran en los diversos catalogos de la biblioteca.

La biblioteca debe proporcionar la posibilidad de encontrar los documentos por diversos puntos de acceso. Sin embargo, dado que la intercalación de fichas en los catalogos es una labor muy costosa en términos de tiempo, cada biblioteca debe valorar sus posibilidades en este sentido teniendo en cuenta los medios y personal con que cuente. En bibliotecas de caracter general suelen existir los siguientes catalogos:


Catalogo alfabético de autores y obras anónimas.
Este catalogo responde a la pregunta: ¿tiene la biblioteca tal obra de tal autor? o bien: ¿Qué obras tiene la bilioteca de tal autor? o bien: ¿tiene la biblioteca tal obra, que es anónima?. Esta formado por todas las fichas -principales y secundarias- cuyo encabezamiento esel nombre de un autor o colaborador, ya sea persona, entidad o congreso. Los casos de seudónimos y cambios de nombre se solucionan mediante referencias. También se ordenan en este catalogo las fichas cuyo punto de acceso principal es el título (obras anónimas o escritas por mas de tres personas). Estas fichas se ordenan alfabéticamente por la primera palabra del título que no sea artículo,

Catalogo alfabético de títulos.
Esta formado por las fichas secundarias de título (título del documento, título de la serie). Su ordenación es alfabética, por la primera palabra del título que no sea artículo. Permite buscar documentos de los que se conoce el título pero no el autor, salvo las obras anónimas y las obras escritas por mas de tres autores, que se localizan por título en el catalogo de autores y obras anónimas. Para evitar esta dispersión de los títulos en dos catalogos diferentes, en muchas bibliotecas se funden ambos en uno, que se denomina catalogo general de autores y títulos.

Catalogo alfabético de materias.
El catalogo de materias responde a la pregunta: ¿tiene la biblioteca algún documento que trate sobre tal tema? Esta formado por las fichas secundarias de materia. En este catalogo son muy importantes las fichas de referencia, que orientan al usuario enviandole de encabezamientos rechazados a los equivalentes admitidos y de éstos a otros que estén próximos a su tema. La ordenación de este catalogo es alfabética.

Catalogo-diccionario.
Algunas bibliotecas sustituyen los tres catalogos anteriores por uno solo, que reúne en una sola serie alfabética todas las fichas cuyo encabezamiento es un autor, untítulo o una materia. Es una fórmula con mas probabilidad de éxito en bibliotecas pequeñas que en grandes, pues en éstas la ordenación alfabética de fichas resulta muy complicada y el catalogo se vuelve confuso.

Catalogo sistematico.
Esta formado por las fichas cuyo encabezamiento es un código o notación de la CDU. En las bibliotecas de libre acceso, en las que el fondo se organiza siguiendo los números de este sistema de clasificación, el catalogo sistematico es también topografico, es decir, reproduce la colocación de los documentos en las estanterías. La ordenación de los registros es numérica y decimal. El catalogo topografico es indispensable para hacer el inventario de los fondos de la biblioteca.



5. La catalogación automatizada
En el capítulo anterior hemos hablado de los cambios globales que los sistemas informaticos introducen en los procedimientos de trabajo de la biblioteca. Ahora pretendemos explicar con mas detalle la incidencia de la informatica en las operaciones relacionadas con la catalogación. En el ambito de la catalogación, la informatica proporciona herramientas que agilizan bastante algunas tareas relacionadas con la elaboración de los registros bibliograficos. Los aspectos mas afectados son:

La introducción de los datos
Suele realizarse en pantallas que presentan campos con etiquetas, de manera que no es necesario saber de memoria el orden de los elementos de la descripción ni la puntuación ISBD; basta con ir rellenando los campos de la base de datos que aparecen en la pantalla. El programa se encarga luego de editar la información en distintos formatos, tanto en formato ISBD-poniendo automaticamente los distintos elementos en el orden y con la puntuación prescrita- como en otros formatos que se hallen definidos en la aplicación. Entre ellos suele haber formatos etiquetados, similares a las pantallas de entrada de datos, formatos legibles por ordenador, etc.


Así son las pantallas de entrada de datos de la aplicación ABIES:


La redacción de los puntos de acceso
Para facilitar la uniformidad de los encabezamientos, los programas informaticos ofrecen la posibilidad de consultar en pantalla las listas de autoridades y capturar las entradas que sean validas para el documento que se cataloga. Con ello no sólo se ahorra tiempo, sino que también se evitan muchos errores. Veamos ahora una pantalla de la aplicación ABIES con una lista de autoridades:


El almacenamiento de la información
Los datos quedan almacenados en la memoria del ordenador, generalmente en forma de ficheros de registros, -que contienen datos bibliograficos y datos relativos a ejemplares- y ficheros de índices -que contienen datos relativos a los puntos de acceso. Sobre estos ficheros informaticos se realizara posteriormente la búsqueda y recuperación de la información. Con este nuevo sistema de almacenamiento, el catalogo de la biblioteca es la propia base de datos, de modo que resulta innecesario -desde el punto de vista de la gestión de la biblioteca- el mantenimiento de catalogos en fichas. No obstante, puede haber casos en que, por una u otra razón, interese mantener algún catalogo en fichas. Por ejemplo, en una biblioteca escolar puede ser útil un catalogo manual de autores o de títulos con fines pedagógicos (parapracticar la alfabetización, para enseñar a los alumnos cómo se busca en un fichero, etc.). Para estos casos los programas informaticos permiten imprimir juegos de fichas idénticos a los manuales.

El intercambio de información
La información contenida en la base de datos se puede importar y exportar, es decir, se puede intercambiar entre distintas bibliotecas. Esto permite un ahorro considerable de trabajo y tiempo en el proceso técnico gracias al aprovechamiento de la catalogación realizada en otros centros. Para que el intercambio se pueda realizar con facilidad, es necesario que las bibliotecas utilicen sistemas compatibles y programas que den a los registros un formato normalizado y legible por ordenador. El mas extendido hoy día es el formato MARC (Anexo 18).

6. ¿Cómo expresar el tema de un documento?
Se llama analisis o descripción del contenido al conjunto de operaciones mediante las cuales se expresa el tema o asunto del que trata un documento.


Frente a la descripción externa o bibliografica, la descripción interna o de contenido requiere un proceso intelectual mas complejo y conlleva una mayor dosis de subjetividad. Como consecuencia, el grado de normalización de estas operaciones es menor que el de la descripción bibliografica. El analisis del contenido puede realizarse a varios niveles, en función de las características de cada biblioteca: el tipo de usuarios, el grado de especialización del fondo, los medios humanos y materiales de que se disponga, etc. determinaran la profundidad del analisis que la biblioteca pueda realizar. Las técnicas clasicas para describir el contenido de un documento sonlas siguientes:

Clasificación
Clasificar consiste en describir el tema principal del documento mediante un código -generalmente numérico o alfanumérico- que pertenece a un sistema ordenado de clases y subclases. En la biblioteca escolar, la clasificación es un elemento de suma importancia porque permite -utilizando el código clasificatorio como primer elemento de la signatura- ordenar los documentos por materias en las estanterías.

Indización
Indizar consiste en describir el contenido del documento mediante palabras del lenguaje natural que han sido sometidas a un control semantico. La indización es muy recomendable en las bibliotecas escolares porque permite describir una multiplicidad de temas o de facetas de un tema, por lo que amplía notablemente las posibilidades de recuperación de cada documento.

Resumen
Resumir consiste en elaborar un texto breve en el que se destacan los aspectos fundamentales del contenido del documento. Hay distintos tipos de resumen, en función de su extensión y detalle, de la presencia o no de crítica, del lenguaje utilizado, etc. pero su elaboración requiere en cualquier caso mucho tiempo, por lo que su uso en la biblioteca escolar se limitara a las practicas que se puedan organizar con los alumnos.

Los lenguajes documentales
Las técnicas de analisis del contenido tienen en común la utilización de lenguajes especiales, convencionales, que se denominan lenguajes documentales. Pueden ser alfabéticos (como los lenguajes de indización) o numéricos (como casi todas las clasificaciones). Veremos ejemplos de ambos en los apartados siguientes. La función del lenguaje documentalconsiste en actuar como intermediario entre el lenguaje que utiliza el documento y el lenguaje que utiliza el usuario de la biblioteca; es decir, ayuda a que la comunicación sea mas eficaz introduciendo en ella un cierto grado de normalización. Los lenguajes documentales se emplean en dos momentos distintos de la cadena documental:

• •

en el proceso técnico del documento, es decir, durante las operaciones de entrada de la información bibliografica en el sistema; en la búsqueda de información, es decir, durante las operaciones de salida o recuperación de la información.

En el grafico siguiente vemos cómo actúa el lenguaje documental en estos dos procesos:


7. La clasificación
Clasificar es sencillamente representar el contenido de una obra mediante un signo o código de signos, generalmente numérico o alfanumérico, que simboliza una clase o categoría dentro de un sistema de clases y subclases. Una clasificación bibliografica divide el conocimiento humano -o una parte de él- en unas cuantas categorías y sirve para adscribir los documentos que integran nuestra biblioteca a alguna de esas categorías. Como ya hemos mencionado, en las bibliotecas escolares y otras bibliotecas de acceso directo, los documentos se colocan en las estanterías ordenados por materias, y para ello se utiliza la clasificación. El procedimiento lo veremos en el apartado dedicado a la signatura topografica. Existen distintos sistemas de clasificación; algunos, los llamados universales, abarcan todos los conocimientos; otros, los especiales sólo algún sector o campo de dichos conocimientos.Dentro de los sistemas universales, el que mastrascendencia ha tenido a nivel mundial es la C.D.D. (Clasificación Decimal de Dewey), elaborada por un bibliotecario norteamericano a fines del siglo XIX. Esta clasificación bibliografica, que aún se utiliza en algunas bibliotecas, sirvió de punto de partida para el sistema mas extendido hoy día: la C.D.U. (Clasificación Decimal Universal). Las características principales de la C.D.U. son:



Es un sistema universal, que comprende todos los ambitos del conocimiento.

• • •

Es un sistema jerarquico tanto en su notación como en su estructura, que va de lo general a lo particular. Es un sistema de base decimal, donde los conocimientos se dividen en diez grupos que, a su vez, se dividen en otros diez, etc. Usa notaciones de tipo numérico por lo que es comprensible en todo el mundo.

La C.D.U. divide el conocimiento humano en diez clases principales, cuyos contenidos son sumamente amplios:

0 1 2 3 4 5 6 7 8 9

GENERALIDADES. FILOSOFÍA. RELIGIÓN. CIENCIAS SOCIALES. pendiente de desarrollar.1 CIENCIAS EXACTAS y NATURALES. CIENCIAS APLICADAS. ARTE. MÚSICA. DEPORTES. LINGÜÍSTICA. LITERATURA. GEOGRAFÍA. HISTORIA.

Cada clase principal (número de un dígito) se divide en diez subclases (números de dos dígitos), cada una de estas subclases en diez mas, y así sucesivamente.

Basado en: LEFORT, G. Savoir se documenter. Paris: Les Éditions dórganisation, 1994.

Como consecuencia de la estructura decimal y jerarquica, resulta que un código o notación de dos números representa un concepto mas específico que un código de un solo número; un código de tres números, otro nivel mas específico aún, etc. Por ejemplo: 6 61616 616.3 Ciencias aplicadas. Medicina. Medicina clínica. Enfermedades de los órganos


digestivos. 616.31 Boca y cavidad bucal.

Los números principales de la CDU pueden complementarse con números auxiliares (Anexo 19) y combinarse utilizando diversos signos. En la biblioteca escolar su uso no es recomendable -salvo en casos excepcionales- porque dificultan la ordenación de los documentos y, por tanto, tambien su localización.

Adaptación de la CDU a la biblioteca escolar
La aplicación detallada de la CDU (Anexo 5) , o de cualquier otro sistema de clasificación, es una tarea compleja, la mas especializada sin duda dentro del proceso técnico, y exige un nivel relativamente alto de preparación y destreza. Pero, para las necesidades de una biblioteca escolar, puede utilizarse una versión simplificada de la CDU, que resulte mas accesible tanto a los alumnos como a los profesores encargados de estas bibliotecas. La simplificación propuesta consiste en limitar el uso del sistema hasta los dos primeros dígitos y, sólo en algunos casos, hasta los tres primeros. De esta manera, las necesidades de una biblioteca escolar quedaran cubiertas y el principio de aplicación del sistema clasificatorio, respetado. En cualquier caso, las subclases contempladas en la tabla propuesta tienen caracter orientativo y en ningún caso su uso es obligatorio: cada biblioteca debe seleccionar las subclases que necesite en función de sus fondos, siendo recomendable utilizar una subclase solamente cuando permita agrupar un número significativo de documentos; en otros casos es preferible utilizar el número correspondiente a la clase principalde la CDU de que se trate (que representa un tema mas general). Como consecuencia, al importar registros bibliograficos de otras bibliotecas, es necesario adaptar la clasificación a la tabla que se utilice en la biblioteca receptora. En el caso de que ésta sea una biblioteca escolar, hay que simplificar la notación de la CDU que traigan los registros reduciéndola a 1, 2 o 3 dígitos como maximo. La utilización de una tabla simplificada debe complementarse con otras ayudas pedagógicas para que los alumnos aprendan a 'leer' los números de la clasificación y puedan moverse de forma autónoma por la biblioteca. Sólo así se cumplira el objetivo de facilitar a los lectores el libre acceso a los documentos. Un método sencillo y eficaz para ayudar a entender la C.D.U. consiste en utilizar:



Palabras-clave

Es conveniente asociar cada código o número de la C.D.U. (tanto los números principales como los que representan las subclases) a una palabra clave-adaptada al nivel de comprensión de los alumnos. Estas palabras acompañan al número en los rótulos de las estanterías y cualquier otro rótulo de información sobre la clasificación que haya en la biblioteca. Hay que tener presente que la propia tabla de la clasificación presenta, junto al número, una palabra o epígrafe simple que explica su contenido: por ejemplo, la palabra agricultura que acompaña al número 63. Estos epígrafes son palabras-clave pero no son siempre apropiados para los alumnos. Ademas de adaptarlos a su nivel de comprensión, puede confeccionarse con ellos un índice que remita a los códigos numéricos, para que los alumnos y profesores no tengan queaprendérselos de memoria.



Colores

Los diez números principales de la clasificación se asocian con diez colores diferentes. Estos colores se utilizaran en las estanterías y en los libros que se coloquen en ellas. Por ejemplo: si la clase 6 -correspondiente a las ciencias aplicadas- se asocia con el color azul, éste debe aparecer en los rótulos y también, de una u otra forma, en los tejuelos de los libros.



Pictogramas


Otra posibilidad consiste en asociar las subclases o números de dos-tres dígitos con dibujos sencillos o pictogramas alusivos al tema representado por el número. Por ejemplo, la subclase 63 -correspondiente a agricultura- se podría representar con un campo de espigas. Este dibujo podría aparecer tambien en el rótulo de la estantería y en los tejuelos de los libros. Gracias a estas ayudas pedagógicas, los alumnos comprenden de manera progresiva el concepto de clasificación. Un desarrollo mas pormenorizado del uso de estas herramientas se ofrece en el capítulo 'Instalaciones': Señalización de la biblioteca.

La signatura topografica
Es un signo formado por números, letras o imagenes, o por una combinación de ellos, que se pone en un libro y en su ficha o registro bibliografico para indicar el lugar que ocupa en la biblioteca: de este modo, cuando se localiza en el catalogo la ficha de un documento que nos interesa, basta con tomar la signatura que figura en la ficha para localizar inmediatamente el documento en la estantería. En el registro o ficha, la signatura suele aparecer en la parte superior izquierda o superior derecha; en el libro, la signatura se coloca en la parte inferior dellomo, sobre una etiqueta adhesiva llamada tejuelo. En documentos con otros formatos, el tejuelo puede pegarse en cualquier zona plana del envase que sea bien visible.

La elaboración de signaturas no es algo normalizado, y bien puede adaptarse al nivel de comprensión de los alumnos y a la señalización general de la biblioteca. La adaptación que se realice de la C.D.U. tiene una incidencia directa en el aspecto de los tejuelos, que pueden incluir colores, pictogramas y, naturalmente, los números de la clasificación, en función de la edad para la que estén pensados. A continuación presentamos algunos ejemplos de tejuelos para niños de Educación Infantil y Primaria:


En centros de Educación Secundaria, en los que los alumnos tienen una mayor capacidad para comprender los principios del sistema de clasificación, las signaturas pueden elaborarse como en las bibliotecas públicas y en la mayoría de las bibliotecas de acceso directo ordenadas por la C.D.U. En este caso la signatura se compone de números y letras, según el esquema siguiente:

• •

Código de clasificación del documento (número de la C.D.U., simplificado o adaptado en el caso de la biblioteca escolar). Tres primeras letras del encabezamiento principal (es decir, del apellido del autor y, en su defecto, del título), en letras mayúsculas. Si se trata de una biografía, se toman las tres primeras letras del apellido del personaje biografiado. Tres primeras letras del título, en letras minúsculas. Este elemento no es necesario en bibliotecas pequeñas, pero a veces conviene utilizarlo (al menos en las obras de creación literaria), porque permite ordenaralfabéticamente las obras de un autor.



Algunos ejemplos de tejuelos con signaturas construidas por este procedimiento son:


8. La indización
Indizar consiste en describir el contenido del documento mediante palabras del lenguaje natural que han sido sometidas a un control semantico. Los términos elegidos constituyen puntos de acceso secundarios de la ficha o registro bibliografico, y se utilizan cuando el lector no busca un documento concreto, sino que esta interesado en un tema y quiere documentos que traten de él. Las términos de indización -llamados coloquialmente materias- son pues, términos del lenguaje natural que representan de forma sintética el asunto o tema sobre el que versa una obra. Frente a la CDU, tienen la ventaja de ser facilmente comprensibles, pero tambien presentan algunas limitaciones:



La alfabetización de los términos dispersa en el fichero las materias que intelectualmente estan próximas: la materia dibujo se alfabetiza en la letra D y la materia pintura se alfabetiza en la P (por el contrario, la CDU agrupa las dos materias, expresadas mediante números correlativos, 74 y 75 respectivamente). Los términos del lenguaje plantean problemas semanticos: hay términos iguales con distinto significado (homónimos), términos distintos con el mismo significado (sinónimos), términos cuyo significado cambia con el paso del tiempo, términos que expresan conceptos muy próximos, etc.



Para paliar estos inconvenientes, los términos que se utilicen como materias deben someterse a un control: hay que evitar los sinónimos, distinguir los homónimos, establecer relaciones entre algunos términos,evitar las palabras vacías, etc. De este modo se construye un vocabulario


limitado de términos de indización, que no es otra cosa que un lenguaje documental, un intermediario que facilita la comunicación lector-documento. En todo lenguaje de indización el control sobre los términos se establece mediante tres tipos de referencias:



Véase (V.) o Use

Remite de un término no aceptado a uno aceptado, por lo general un sinónimo o cuasi-sinónimo. Por ejemplo: Locos V. Enfermos mentales



Usado por (U.p.)

Referencia inversa a la anterior. Por ejemplo: Enfermos U.p. Locos mentales



Véase ademas (V.a.)

Remite de un término aceptado a otros términos también aceptados que tienen relación semantica con él. Por ejemplo: Endogamia V.a. Etnología Matrimonio Existen diversos lenguajes de indización, adaptados a las exigencias de los distintos tipos de bibliotecas (puesto que cada una tiene un fondo, unos usuarios y unos medios distintos). Los mas conocidos son:

Encabezamientos de materias
Es un lenguje documental en el que los términos deben combinarse formando cadenas. El primer término se llama propiamente encabezamiento y representa un tema significativo del documento que se indiza. Los términos siguientes -que se enlazan con guiones- se denominan subencabezamientos y pueden indicar cualidades, propiedades o acciones (subencabezamientos de materia), lugares geograficos (subencabezamientos topograficos), épocas o periodos (subencabezamientos cronológicos) y tipo documental (subencabezamientos de forma). Veamos algunos ejemplos:

• • • •

Arquitectura - Diccionarios (para indizar un glosario detérminos arquitectónicos). Bibliotecas - España - Directorios (para indizar un repertorio de las bibliotecas españolas). Escritores - S. XX - Biografías (para indizar una obra sobre autores contemporaneos). Lengua española - Gramatica (para indizar una gramatica del español).

Cada cadena de términos constituye un punto de acceso único y se alfabetiza en el catalogo solamente por el primer término. Esto conlleva una cierta rigidez tanto en la indización del documento como en la búsqueda por encabezamientos de materia: en ambos momentos hay que saber cómo se construye la cadena para poder elegir el término que debe ocupar el primer lugar, el segundo, el tercero, etc.. Por ejemplo, si un alumno busca la gramatica del español citada en el ejemplo anterior, no la encontrara en la G de gramatica, sino en la L de lengua española.


La sintaxis de este lenguaje documental tiene, sin embargo, una ventaja muy importante para bibliotecas que utilicen procedimientos manuales: generalmente es posible expresar el tema de la obra mediante una sola cadena, o a lo sumo, dos cadenas de términos, y eso significa que sólo hay que intercalar una o dos fichas en el catalogo de materias. Por eso los encabezamientos son imprescindibles en este tipo de bibliotecas. Existen en la actualidad distintas listas de encabezamientos de materias susceptibles de ser utilizadas en las bibliotecas escolares, fundamentalmente dos, que se complementan mutuamente: la Lista de encabezamientos de materias para las bibliotecas públicas y la Lista de encabezamientos de materias para libros infantiles y juveniles, de Alberto Villalón.

Listas de descriptoresLos descriptores son términos que se aplican individualmente en el momento de indizar el documento y se combinan -en cualquier orden- en el momento de la búsqueda, utilizando los operadores lógicos. Esto significa que un documento se puede recuperar por cualquiera de los descriptores que se han utilizado para indizarlo. Volvamos a los ejemplos anteriores:

• • • •

El glosario de términos arquitectónicos se indizaría con el descriptor Arquitectura y con el descriptor Diccionario y se recuperaría por cualquiera de los dos. El repertorio de las bibliotecas españolas se indizaría con el descriptor Biblioteca, el descriptor España y el descriptor Directorio y se recuperaría por cualquiera de los tres. La obra sobre autores contemporaneos se indizaría con el descriptor Escritor, el descriptor S. XX y el descriptor Biografía y se recuperaría por cualquiera de los tres. La Gramatica del Español se indizaría con el descriptor Lengua española y el descriptor Gramatica y se recuperaría por cualquiera de los dos.

Los descriptores son, por tanto, mas faciles de utilizar que los encabezamientos de materias y permiten una mayor flexibilidad tanto en la indización como en la recuperación, aunque la posibilidad de realizar múltiples combinaciones esta supeditada al uso de herramientas informaticas. Por ese motivo solamente pueden utilizarse en bibliotecas que cuenten con un sistema automatizado de catalogación y recuperación . No existen, por otra parte, listas normalizadas de descriptores para las bibliotecas escolares. Con motivo de este curso y del desarrollo de la aplicación ABIES se ha confeccionado una lista dedescriptores (Anexo 30) tomados de varios vocabularios preexistentes, que se espera sirva como germen de un vocabulario normalizado específico para las bibliotecas escolares.

Tesauros
Son lenguajes documentales formados por descriptores entre los que se han establecido relaciones de tipo jerarquico (entre un término general y sus términos específicos y viceversa).y de tipo asociativo (entre términos relacionados por su significado). El tesauro ofrece la misma flexibilidad en la recuperación que los descriptores y requiere obviamente el uso de un sistema automatizado. Ademas, la estructuración a que se han sometido los términos hace posible una precisión mucho mayor en el uso de éstos, tanto en el momento de indizar como en el momento de buscar. Dado que la estructura jerarquica dificílmente abarca la totalidad del conocimiento humano, los tesauros suelen ser léxicos especializados en una rama del saber. Cuentan generalmente con términos muy específicos dirigidos a especialistas que permiten expresar aspectos muy concretos del asunto del que trata una obra. Por ese motivo son lenguajes adecuados para servicios de documentación y bibliotecas especializadas.


Criterios para la indización en la biblioteca escolar
Independientemente de cual sea el lenguaje documental utilizado, la indización debe responder siempre a los siguientes principios:

Los términos elegidos deben representar todos los temas significativos presentes en el documento, pero sin multiplicar innecesariamente el número de términos. Para ello:

es preferible usar un término general que varios mas concretos:

Historia mejor que Historia moderna +Historia contemporanea.



es preferible usar un término compuesto -si forma parte del lenguaje documental que utilizamos- que dos o mas términos términos simples:

Historia de España mejor que Historia + España.

Para representar un concepto se debe elegir siempre el mismo término, y éste debe ser el menos equívoco:
Redacción mejor que Composición. (una composición puede ser escrita, pero también musical, pictórica, etc.)

Todos los términos deben pertenecer a la lengua española y ajustarse a sus reglas gramaticales:
Película mejor que Film.

Los términos deben ser de uso corriente, facilmente comprensibles por los alumnos:
Clasificación de las Peces mejor que Ictiología. plantas mejor que Taxonomía vegetal.

Las obras de ficción2
Un caso aparte lo constituye la literatura de ficción. Por su propia naturaleza -porque son obras inventadas-las obras de creación literaria no se indizan, salvo casos excepcionales como ensayos, novelas históricas o libros de viajes. Sin embargo, los usuarios de las bibliotecas escolares -niños y adolescentes- solicitan con mucha frecuencia libros de creación literaria atendiendo a sus personajes, tema, género o tratamiento, por lo que resulta de gran utilidad indizar estos aspectos como si de materias se tratara. Se recomienda utilizar diferentes categorías de términos en literatura clasica y en literatura infantil y juvenil (Anexo 20).

Recuperación de la información


La mayoría de las actividades de una biblioteca estan encaminadas a satisfacer las necesidades de sus usuarios mediante la búsqueda y localización de documentos, tanto en la propia biblioteca comofuera de ella. El objetivo de este capítulo es familiarizar a los profesores con la consulta de catalogos automatizados y bases de datos, para que sean capaces de utilizar estos servicios y de formar a sus alumnos en las habilidades necesarias para ello.

1. Instrumentos de búsqueda
En la biblioteca escolar, como en toda biblioteca de libre acceso, la búsqueda puede realizarse, sin mas, directamente en las estanterías, en las que los documentos se encuentran ordenados por temas según un sistema de clasificación. Esta búsqueda es la mas primaria y directa, y solamente requiere una buena señalización que ayude a los alumnos a interpretar los números o códigos del sistema de clasificación utilizado para representar los distintos temas.El libre acceso es de suma importancia porque permite el contacto físico de los niños y adolescentes con los libros, propiciando el descubrimiento y desarrollo de la vocación lectora. En el capítulo 'Instalaciones', apartado: 'Señalización de la biblioteca' se explican las técnicas mas eficaces para facilitar el libre acceso en una biblioteca escolar y garantizar la apropiación del espacio de la biblioteca por parte del alumnado. Mas eficaz -en el sentido de mas completa y mas precisa- es la búsqueda en el catalogo, es decir, en el conjunto de registros bibliograficos o fichas que representan a los documentos de la biblioteca. Tradicionalmente se considera que un catalogo de biblioteca tiene los siguientes objetivos: 1. 2. 3. 4. Permitir que cualquiera encuentre un documento si conoce su autor, su título o el tema de que trata. Mostrar lo que posee una biblioteca de un determinado autor, deun determinado tema o de un determinado tipo de literatura. Ayudar en la elección de una obra, por razón de su edición, de su tema, o de cualquier otra de sus características físicas o intelectuales. Localizar las obras dentro de la colección de la biblioteca.

La búsqueda en catalogos manuales se realiza a través de los puntos de acceso clasicos: autores, título, materias. La búsqueda se orienta hacia uno u otro en función de las necesidades de cada usuario. Por ejemplo:



Una obra de la que se conocen datos concretos como el título o el autor se busca directamente en el catalogo respectivo. Basta una acción de búsqueda para saber si la biblioteca dispone o no del documento solicitado. Cuando se buscan obras sobre un tema -y, por tanto, no se conocen datos concretos sobre ellas- sera necesario consultar el catalogo de materias. Es posible que la búsqueda sea mas laboriosa, pues pueden existir varios puntos de acceso que respondan al interés del lector. Este debe dejarse guiar por las fichas de referencia existentes en el catalogo, que le envían de las entradas no admitidas a las aceptadas, y de éstas a otras que puedan estar relacionadas con ellas.



La búsqueda en un catalogo automatizado responde a los mismos principios generales que la que se realiza en un catalogo manual, pero las posibilidades que ofrecen las herramientas informaticas hacen que resulte mucho mas rica y flexible. En el proceso de recuperación de la información, el catalogo automatizado ofrece tres ventajas fundamentales respecto del catalogo manual:



La actualidad de la información. El catalogo es la base de datos misma y,por tanto, su actualización se produce en el momento de catalogar el documento. Por el contrario, en catalogos manuales siempre existe un desfase entre ambas operaciones debido a la necesidad de intercalar las fichas en los distintos catalogos. La interacción entre el catalogo y el usuario. El catalogo automatizado entra en un dialogo con el usuario, por lo general de un modo bastante sencillo y directo. A veces esto




supone un esfuerzo para personas que no estan acostumbradas a manejar ordenadores, pero a cambio reporta mayor satisfacción con los resultados de las consultas.



La flexibilidad de acceso a los registros. En un catalogo automatizado existen mas puntos de acceso que en el manual: muchos sistemas ofrecen la posibilidad de recuperar información de casi todos los campos definidos en la base de datos. Ademas, es posible recuperar registros por cualquier palabra, independientemente de la posición que ésta ocupe dentro del campo. Por último, la búsqueda se puede plantear sobre varios términos a la vez, en el mismo o en distintos campos, siendo posible afinarla o extenderla según los resultados que se van obteniendo.

2. La localización de los documentos en la biblioteca
Una vez que se han encontrado en el catalogo uno o varios registros bibliograficos que responden al interés del lector, hay que anotar su signatura topografica para poder localizar los documentos en las estanterías. La signatura figura siempre en el registro (aunque el lugar concreto varía de unos catalogos a otros) y también en el documento, sobre una etiqueta adhesiva llamada tejuelo. En bibliotecas que tienen depósitoscerrados, el lector debe rellenar una papeleta con la signatura topografica y con las primeras palabras del título y/o el autor del documento. Después entrega la papeleta a un empleado de la biblioteca que se encarga de buscar el libro en el depósito. En este tipo de bibliotecas, denominadas de acceso indirecto, la signatura suele ser un número correlativo, a veces con alguna letra por delante que identifica la sala o el mueble donde se encuentra el documento. Evidentemente, en estos depósitos los libros no se colocan por materias, sino por orden cronológico de llegada a la biblioteca. En bibliotecas que tienen depósitos abiertos al público, llamadas también de acceso directo o de libre acceso, las signaturas son mas elaboradas, pues se forman -como ya se ha explicado en el capítulo anterior- con códigos numéricos o alfanuméricos que representan temas del conocimiento humano, y que forman parte de un sistema de clases y subclases que denominamos clasificación bibliografica. Gracias a este procedimiento, y al complemento de una buena señalización, los documentos se ordenan por temas y resultan faciles de localizar tanto a través del catalogo y la signatura como buscando directamente en las estanterías.

3. Cómo buscar información en un OPAC
Hoy día la practica totalidad de los sistemas informaticos para gestión de bibliotecas ofrecen un catalogo en línea de acceso público (OPAC=Online Public Access Catalog).No existen normas sobre las características o funciones de estos catalogos. Sin embargo, a pesar de que cada sistema o aplicación ofrece posibilidades distintas, existen unas condiciones de búsqueda comunes a todosellos. De ellas nos ocuparemos a continuación.La recuperación automatizada exige una reflexión previa sobre lo que se desea buscar. Esta reflexión debe tener en cuenta algunos factores, relativos tanto a las condiciones generales de la consulta como a cuestiones mas técnicas, tales como elegir las palabras que se van a utilizar en la pregunta y relacionar estas palabras entre sí, de modo que el ordenador -que no comprende nuestro lenguaje- pueda entender lo que queremos decirle. El fruto de esta reflexión previa es la elaboración una estrategia de búsqueda, que podríamos definir de forma sencilla como una 'pregunta formulada en términos comprensibles por el ordenador'. Las condiciones generales de la consulta El primer factor que incide en la elaboración de un estrategia de búsqueda se refiere a las condiciones generales de la consulta, en concreto aspectos como los siguientes:



Quién formula la pregunta: un alumno de primer ciclo, un alumno de tercer ciclo y un profesor pueden estar interesados en un mismo tema, pero su nivel de comprensión y su


punto de vista son muy distintos, por lo que en realidad necesitan documentos muy diferentes.

• • •

Qué uso pretende dar a la información: no es lo mismo buscar un libro para leer que para consultar un dato o para hacer un resumen. De qué plazo dispone: si sólo se dispone de una semana para hacer un trabajo no se podra profundizar tanto como si se dispone de un mes. Qué sabe ya del tema: hay que procurar que la información contenida en los documentos sea relevante o interesante para quien hace la pregunta, y para ello hay que tener en cuenta su nivel previo deconocimientos. Qué idiomas puede leer: evidentemente no ofreceremos al alumno o profesor documentos en lenguas que desconozca.



Técnicas o procedimientos de búsqueda
En cuanto a las técnicas o procedimientos de búsqueda, existen algunas específicas de cada OPAC, y otras mas generales que examinaremos a continuación:

Búsqueda por palabra-clave
Los OPAC permiten la búsqueda por términos significativos (o palabras-clave) que aparezcan en cualquier lugar de unos determinados campos del registro bibliografico, generalmente los campos de autor, título y materias. Algunos OPAC llegan incluso a buscar por palabras-clave en todos los campos del registro. Por ejemplo, en el OPAC de la biblioteca escolar, un alumno podría encontrar el registro bibliografico de la obra Don Juan Tenorio, de Tirso de Molina, por cualquiera de los siguientes términos: - Tirso, Molina (en el campo autor) - Juan, Tenorio (en el campo título)Teatro, español, S.XVII (en el campo materia). La búsqueda por palabra-clave tiene la ventaja de la flexibilidad: no hay que conocer la totalidad ni el orden exacto de los términos que componen un punto de acceso, basta con conocer uno cualquiera de ellos. Sin embargo, tiene la desventaja de que se recuperan muchos registros que en realidad no interesan en absoluto al usuario: por ejemplo, la palabra Molina en el campo autor nos recuperaría todos los registros en los que figure este apellido, la mayoría de los cuales nada tienen que ver con Tirso de Molina y su Don Juan. Este fenómeno se denomina ruido entre los bibliotecarios. Un caso de búsqueda por palabra-clave que merece atención especial es el de labúsqueda por temas o materias. Recordemos que en el momento de catalogar los documentos habíamos utilizado, para expresar su contenido, un lenguaje de indización, es decir, un vocabulario limitado de términos que se han sometido a un control semantico (descriptores o encabezamientos de materia). El mismo lenguaje que se utilizó para indizar los documentos debe ahora usarse para recuperarlos; es decir, para buscar hay que volver a indizar, pero ya no los documentos, sino la pregunta formulada por el usuario. De esta manera el lenguaje documental usado en la indización actúa como intermediario, tanto en la fase de entrada de la información en el sistema (catalogación) como en la de salida (recuperación), garantizando una comunicación eficaz entre el lector y los documentos.


Operadores lógicos
La mayor parte de los OPAC permiten que el usuario combine dos o mas términos de búsqueda mediante el uso de los llamados operadores lógicos o de Boole:



Y (intersección)

Enlaza dos términos que deben estar presentes en el documento para que éste sea recuperado. Es el operador mas habitual por su capacidad para establecer los límites generales de la consulta. Por ejemplo: Animales Y América recupera documentos que contengan ambos términos a la vez



O (unión)

Enlaza dos términos, debiendo hallarse uno u otro, o ambos, en el documento para que éste sea recuperado. Permite plantear búsquedas amplias. Por ejemplo:Animales O Fauna recupera documentos que contengan uno de estos dos términos, o ambos a la vez



NO (excepción)

Enlaza dos términos, de los cuales uno debe estar presente y otro ausente enel documento para que éste sea recuperado. Permite afinar la búsqueda eliminando un subconjunto del conjunto principal. Por ejemplo: Animales NO España recupera documentos que contengan el primer término pero no el segundo.


Algunos OPAC permiten plantear estrategias de búsqueda mas complejas, por ejemplo:



Búsquedas que combinan operadores:

o •

(Animales O Fauna) Y América

Búsquedas que combinan términos en diferentes campos:

o •

(Título=América O Materia=América)

Búsquedas que combinan términos en diferentes campos y operadores distintos a la vez:

o

(Materia=Animales O Materia=Fauna) Y (Título=América O Materia=América) Las relaciones establecidas entre los términos de búsqueda por los operadores lógicos se representan con 'diagramas de Venn', en los cuales: cada círculo representa un conjunto de elementos que tienen un determinado término en común; las porciones de los círculos que se superponen representan la coordinación o intersección entre conjuntos de documentos; el rectangulo en el que los círculos se inscriben representa el campo cubierto por la biblioteca o unidad de información.

Otros operadores: truncamiento, proximidad
Algunos OPAC permiten el truncamiento de los términos de búsqueda, es decir, recuperan todos los términos que contengan una serie de caracteres (la raíz de una palabra, por ejemplo). Así, la entrada por el término 'prehist' recuperaría documentos que contuvieran las palabras 'Prehistoria', 'prehistórico', 'prehistórica', 'prehistoriador', etc.Por lo general, el truncamiento debe ser indicado explícitamente por el usuario mediante un caracter especialcomo el asterisco (*) o el signo de interrrogación (?), aunque hay casos en que el truncamiento es implícito, es decir, iniciado por el sistema sin indicación del usuario. En cualquier caso, el efecto neto del truncamiento es la ampliación del conjunto de registros recuperados. Otra posibilidad que ofrecen algunos OPAC consiste en definir la proximidad de los términos de búsqueda: se pueden buscar o bien términos adyacentes, o bien términos separados por un número determinado de palabras, o bien términos presentes en una misma frase. Se aplica sobre todo en campos de texto libre, es decir, campos como el título o el resumen en los que se utiliza el lenguaje natural sin un control semantico como el aplicado en la indización. Por ejemplo: Diversificación ADJ Curricular recupera registros en los cuales ambos términos aparezcan juntos y en el orden indicado.


Búsqueda mediante puntos de acceso adicionales y calificadores
También es posible que el OPAC permita recuperar registros mediante algunos elementos de la descripción bibliografica distintos de los puntos de acceso tradicionales (como el ISBN, el nombre del editor, etc.) y mediante calificadores (como la lengua y la fecha de publicación). Estos últimos se utilizan para limitar o acotar una búsqueda excluyendo documentos escritos en determinados idiomas o documentos demasiado antiguos.

El dialogo entre el usuario y el catalogo
Gracias a todas estas técnicas, el acceso a los registros en un catalogo en línea es muy amplio con respecto a lo que tradicionalmente han ofrecido los catalogos manuales, y estos beneficios van acompañados de nuevas formas de relaciónentre el catalogo y el usuario. El catalogo en línea es interactivo, es decir, entra en dialogo con el usuario. La secuencia de este dialogo es muy similar en todos los OPAC, y se produce de la siguiente manera: - Usuario: introduce la orden para empezar una sesión de búsqueda. - OPAC: reconoce la orden y presenta la pantalla de consulta. - Usuario: introduce los términos de búsqueda en el campo o campos correspondientes. - OPAC: recupera los registros que responden a la estrategia de búsqueda planteada, y permite su visualización (en lista o individualmente). - Usuario: reajusta la búsqueda en función de los resultados obtenidos.- OPAC: recupera los registros que responden a la búsqueda reajustada y permite su visualización. - Usuario: introduce la orden de finalizar la sesión. - OPAC: reconoce la orden y sale del módulo de consulta. Observamos que la búsqueda se realiza en buena parte mediante una serie de ensayo y error, es decir, la estrategia de búsqueda puede modificarse una y otra vez hasta que el resultado sea satisfactorio. Para ello existen varios métodos:

• • • • •

la adición o supresión de un término de búsqueda; la sustitución de un término por otro mas general o mas específico; la modificación de un operador lógico; la utilización de truncados; la división de la consulta en varias preguntas autónomas, etc..

4. El acceso a documentos de otras bibliotecas. teledocumentación y el préstamo interbibliotecario

La

Una biblioteca dispone de recursos limitados, por lo que no puede ofrecer una respuesta satisfactoria a todas las peticiones de información que se le hacen. Para solucionar estedéficit, el encargado de la biblioteca o el mismo lector pueden recurrir a consultar los catalogos de otras bibliotecas y, si encuentran la reseña del documento buscado en alguno de ellos, pueden solicitarlo en préstamo para que sea enviado a la biblioteca y consultado allí.Tanto la búsqueda en


catalogos externos como el préstamo interbibliotecario son servicios anteriores a los ordenadores. La primera tiene un precedente en los boletines de adquisiciones y en los catalogos impresos en forma de libro que muchas bibliotecas -sobre todo las de caracter científico e institucionaldistribuían a otros centros para dar a conocer sus fondos. Del mismo modo, para el préstamo interbibliotecario, las bibliotecas se valían del teléfono y el correo para conseguir que les fuera suministrado un documento.

Las búsquedas en bases de datos en línea:
Con la llegada de las nuevas tecnologías, un número creciente de bibliotecas comenzó a complementar -y finalmente sustituir- los boletines y catalogos impresos por ediciones en nuevos soportes, primero la microficha y mas tarde el CD-ROM. La búsqueda en CD-ROM contaba ya con la flexibilidad de los sistemas automatizados, pero la actualización de la base de datos no era inmediata: cada tres o seis meses se distribuía un nuevo disco que sustituía al anterior e incluía los fondos incorporados en ese periodo.Finalmente se ha impuesto el acceso en línea a las bases de datos. Para ello se utiliza la telematica, que es una combinación de la informatica y la tecnología de las comunicaciones. La aparición de Internet ha consagrado sin duda este tipo de consulta a distancia y en directo, pues haceposible acceder al catalogo de cualquier biblioteca que esté conectada a la red en cualquier rincón del mundo. Actualmente una desventaja de Internet -que también las tiene- es la gran dispersión de recursos, que muchas veces lleva a perder tiempo buscando aquí y alla sin saber a ciencia cierta si la consulta se esta orientando en la dirección correcta. Para paliar este inconveniente, cada biblioteca debe buscar aquellos recursos que puedan ser interesantes para sus usuarios. En el caso de la biblioteca escolar, se ha publicado ya una selección de recursos de caracter general que puede servir como punto de partida.

Los catalogos colectivos:
Entre las bases de datos a las que se puede acceder por vía telematica merecen mención especial los catalogos colectivos. Un catalogo colectivo reúne varios catalogos de bibliotecas individuales, presentando en cada registro bibliografico información sobre las bibliotecas que poseen el documento descrito. Algunos no contienen los catalogos completos de los centros participantes, sino una selección de registros en razón de un determinado tema (medicina, ciencias sociales, etc.) o de un determinado tipo de documento (catalogos colectivos de publicaciones periódicas, de tesis, etc.).Por lo general los catalogos colectivos se producen en cooperación entre varias bibliotecas del mismo tipo y con fines comunes, y su consulta resulta indispensable en operaciones como las adquisiciones cooperativas y el préstamo interbibliotecario.

El préstamo interbibliotecario:
Es una continuidad lógica de la teledocumentación: una vez que se ha localizado un documento interesante para un ususarioen el catalogo de otra biblioteca, es factible solicitarlo a ésta y recibirlo por correo en un plazo de tiempo razonable.Una vez recibido el documento, es la biblioteca depositaria la que se responsabiliza del uso que se le vaya a dar y de su devolución en buenas condiciones dentro del plazo que se haya marcado para el préstamo.Los pedidos se han hecho tradicionalmente por correo, utilizando impresos especiales, si bien hoy día se esta generalizando el uso del correo electrónico para hacer llegar las solicitudes. Existen también aplicaciones informaticas específicas administrativos relacionados con este servicio. que gestionan todos los tramites

En el capítulo dedicado a los servicios de la biblioteca escolar se trata mas ampliamente el tema del préstamo interbibliotecario y se ofrecen sugerencias concretas de colaboración con otros centros tales como Centros de Profesores y Recursos y Bibliotecas Públicas. Los beneficios de los servicios de búsqueda en línea y préstamo interbibliotecario son obvios:

• •

acceso a un número mucho mayor de fuentes bibliograficas; ahorro de tiempo y esfuerzo del usuario, que no necesita desplazarse a otra biblioteca;



mejora de la imagen de la biblioteca al extender el alcance de sus servicios.

Sin embargo, la introducción de estos servicios obliga a tomar decisiones de tipo organizativo, referentes a la propia gestión de las búsquedas y de las solicitudes. Por lo que respecta a las búsqueda en línea, suele ser un profesional de la documentación quien se encarga personalmente de esta operación en la mayoría de las bibliotecas, pues el usuario medio -hoy por hoy-tiene dificultades para encontrar la información que busca. Y es precisamente en este aspecto, el de la formación de usuarios, donde la biblioteca escolar tiene un importante papel: el de familiarizar a los profesores y alumnos del centro con el uso de sistemas automatizados de recuperación, empezando por el OPAC de la propia biblioteca y siguiendo después con los sistemas utilizados por otras bases de datos con acceso en línea.

La difusión: organización de servicios bibliotecarios
Para cualquier biblioteca, la difusión de sus fondos es la culminación de todas las tareas analizadas en los capítulos anteriores. Para ello debe organizar diversos servicios a los lectores que seran mas o menos complejos según los recursos disponibles. El objetivo de este capítulo es exponer aquellos servicios basicos que puede ofrecer una biblioteca escolar y dar ideas sobre su vertiente pedagógica.

1. Los servicios de la biblioteca
Los servicios que debe ofrecer la biblioteca han de estar relacionados con los objetivos que pretende conseguir. De todos ellos habría que destacar dos:

• •

Ha de ser un lugar donde la comunidad escolar pueda recurrir en búsqueda de cualquier tipo de información . Debe articular todas las actividades de formación de lectores.

Atendiendo a estos dos aspectos, la biblioteca escolar debe desarrollar los siguientes servicios: Aquellos encaminados a favorecer el acceso a la biblioteca.Servicios encaminados a difundir directamente los contenidos de su colección:

• • •

La lectura en la propia biblioteca. El préstamo de fondos. La difusión de información en el centro.

Los dirigidos a crear en loslectores habitos que les permitan aprovechar al maximo los documentos del fondo para su propio provecho, tanto lúdico como formativo. Estos servicios son muy importantes y se relacionan directamente con un adecuado uso pedagógico de la biblioteca escolar, por lo que se les dedica un lugar en otros apartados de este curso:

• •

La formación de usuarios La animación a la lectura

Los usuarios principales de los servicios de la biblioteca son los que forman la comunidad escolar, fundamentalmente alumnos y profesores. Cuando la biblioteca escolar es el único centro biblotecario de su entorno, puede ser adecuado plantearse la prestación de servicios al resto de la población, en caso de contar con medios adecuados. Para ello, habría que articular previamente algún tipo de convenio con el Ayuntamiento, lo que facilitaría el intercambio de servicios entre las dos instituciones.


2. Acceso a la biblioteca: el horario de apertura
Una condición esencial para que la biblioteca escolar pueda prestar sus servicios es que ofrezca a sus usuarios un amplio horario de apertura. Lo ideal es que sea superior al horario lectivo, pero esto no es posible en la mayoría de los centros escolares por lo que hay que organizar el maximo de servicios en el horario lectivo.Puede distribuirse el horario de la biblioteca de forma fija asignando unas horas a cada curso, o puede articularse un sistema de acceso libre; en cualquier caso se debe asegurar que los usuarios puedan acceder a la biblioteca de forma regular.Mónica Baró y Teresa Maña1 consideran lo mas idóneo para la biblioteca escolar un sistema mixto que combine las dosalternativas, pues esto permite un aprovechamiento óptimo de los recursos.

Fuente: Baró, M.; Mañà, T.. Formarse para informarse. Madrid: Celeste / MEC, 1996.

3. Lectura y consulta en la biblioteca
La consulta es la utilización de la colección en el espacio de la propia biblioteca. Para el desarrollo de la lectura de una manera positiva se han de cumplir ciertas condiciones que motiven a los alumnos:

• •

De caracter físico y espacial. De caracter ambiental, ya que cada actividad y cada edad lectora necesitan unas condiciones diferentes. Para solucionar esta cuestión se pueden arbitrar varias soluciones:

- La división espacial: 1. 2. Zona de trabajos en común, donde se posibilite un cierto movimiento y nivel de ruido. Zona de lectura o estudio, donde individualmente se puedan concentrar los alumnos que lo necesiten.

- La división temporal: 1. 2. Horario de estudio y lectura individual. Horario de actividades (trabajos en grupo y animación).


La tradicional falta de espacio de las bibliotecas escolares hace que sea mas factible la división temporal que la espacial.

3.1. La sala de consulta y de lectura
La mayoría de las bibliotecas escolares suelen contar con un único espacio que es al mismo tiempo sala de consulta y lectura, lugar en el que el profesor bibliotecario realiza las funciones técnicas, zona de depósito de libros, etc. La lectura libre en la biblioteca implica una acción voluntaria por parte de los alumnos, por lo que se debe garantizar que las condiciones para el desarrollo de esta actividad sean las idóneas exigiendo a los lectores el respeto a las instalaciones y a los demas usuarios.Paralos lectores de Educación Infantil y Primer Ciclo de Enseñanza Primaria es fundamental la existencia en la biblioteca de un rincón específico de lectura. En este entorno los alumnos podran ir adquiriendo una serie de estrategias basicas relacionadas con la lectura. Para ello necesitaran la ayuda del maestro-bibliotecario que debera escoger, presentar y dinamizar los materiales adecuados. Los alumnos mas pequeños deben aprender también a guardar todas las normas de la biblioteca. Ademas de informarles adecuadamente habra que disponer en la biblioteca de carteles atractivos que les recuerden el mantenimiento de silencio, el orden, etc..

3.2. Visionado de vídeos y audiovisuales o audición de documentos sonoros
Al ser la biblioteca un centro de recursos el acceso no se debe limitar a sus fondos bibliograficos: hay que proporcionar sistemas de consulta de otros materiales en diferentes soportes.Si el centro dispone de zonas propias para la reproducción específica de materiales sonoros, audiovisuales, informaticos, etc., el acceso a estos fondos se realizara en esos espacios teniendo en cuenta que, en última instancia, la gestión de esos materiales debe estar centralizada en la biblioteca.Cuando el visionado o audición de fondos se tenga que realizar en el propio espacio de la biblioteca, hay que buscar el modo de evitar en lo posible la alteración de otros servicios. Esto se puede lograr determinando unos horarios fijos de proyección de vídeos o audición de música.El acceso a los documentos en soporte audiovisual se puede programar de la siguiente forma:



Proyección o audición programada de obras de tematicavariada, cada mes a horas establecidas previamente: recreos, horas de tutoría; o incluso en horario no lectivo, en el caso en que la biblioteca escolar ofrezca este servicio. Proyección o audición en fechas determinadas, a petición de los docentes y en relación con la programación didactica. Proyección o audición individual a petición de cualquier usuario o grupo de usuarios.

• •

3.3. Consulta de documentos en soportes informaticos
Aunque no todos los centros pueden hacerlo, es aconsejable el acceso directo de los alumnos a los ordenadores. Para ello es preciso que los alumnos cuenten con un mínimo de preparación. Algunas ideas practicas son las siguientes:



En los últimos cursos de ESO y Bachillerato se pueden dejar los ordenadores del centro para que los alumnos utilicen diversos programas: procesadores de textos, hojas de calculo, diseño grafico, bases de datos o programas específicos de caracter educativo. Tras usar la aplicación cada alumno puede grabar información en su propio disquete o disponer de un archivo personal (siempre que las posibilidades del sistema lo permitan). Una buena precaución es instalar un programa de antivirus, para evitar contagios de virus informaticos que pueden dañar seriamente el sistema. Si el centro esta conectado a redes de información y se plantea el acceso de los alumnos a ellas, es preciso tener en cuenta la diversidad de informaciones a las que puede acceder y los contenidos de éstas. Los docentes pueden sacar un gran rendimiento de las redes de información: acceder a paginas profesionales o de información específica de cada materia, acceder a bases de datosbibliograficas nacionales e internacionales y copiar archivos, etc.

• • •



• •

Para el resto de los usuarios es mejor plantear la posibilidad de una búsqueda asistida por el profesor o el bibliotecario. El propio centro puede crear su pagina de correspondencia con otros centros por esta vía. información y también mantener

4. El servicio de información
El principio basico del aprendizaje activo es la búsqueda y elaboración de la información. Esta información ha de ser completa y comprensible para permitir que se extraigan unos conceptos claros.Así, proporcionar el acceso a la información es hoy en día, junto con la promoción de la lectura, una finalidad basica de la biblioteca escolar. El acceso a la información que proporciona la biblioteca se canaliza a través del servicio de información.

4.1. El bibliotecario informador
Informar a los usuarios es una de las funciones esenciales del profesor bibliotecario. Para ser un buen informador el bibliotecario escolar debe cumplir dos requisitos basicos: poseer una base sólida de conocimientos documentales - los cuales le permiten manejar los documentos y fuentes de información, tanto de su propia biblioteca como los de otros centros de documentación- ; y contar con los conocimientos pedagógicos que le permitan difundir esta información de una manera clara y sencilla. Se ha de informar de forma agil y eficaz y esta labor debe ser prioritaria con respecto a las demas tareas de la biblioteca: un alumno que requiera una información no debe esperar a que se termine de catalogar un libro.

4.2. Tipos de información que se ofrecen desde la biblioteca de centroInformación sobre la propia biblioteca
Los usuarios deben tener información puntual de todos los servicios y actividades que va a desarrollar la biblioteca. Para ello el bibliotecario puede poner en marcha distintas estrategias. Se trata de proporcionar a los usuarios una información breve y clara sobre la biblioteca, el contenido de sus fondos, su organización, sus servicios y las actividades que realiza. Se pueden organizar exposiciones de los fondos, elaborar planos, guías de lectura, boletines de novedades, etc..

Información bibliografica
Otras de la labores del bibliotecario o la bibliotecaria es conseguir una amplia difusión de los fondos de la biblioteca con el fin de que los usuarios sepan que pueden consultarlos. Así, el responsable de la biblioteca debera facilitar el acceso a los catalogos, ya sean manuales o automatizados y formar a los alumnos en su utilización, orientar a los alumnos en sus lecturas y dar informaciones precisas que les ayuden a encontrar un libro o a utilizar los instrumentos de búsqueda.

Información de referencia
El bibliotecario escolar debera responder a preguntas concretas de los alumnos sobre el tipo de obra de referencia que puede dar solución a sus necesidades. Así, por ejemplo, si un alumno necesita información sobre el clima de un lugar en una época concreta se le puede aconsejar que recurra a distintas obras de referencia: un diccionario enciclopédico, un atlas geografico, etc.

Información general
La biblioteca debe ser el centro al cual se acude para buscar todo tipo de informaciones con los intereses de sus usuarios. Para ofrecer un servicio de información general, sedeberan seguir los siguientes pasos:



Estudiar los temas que resultan de interés para los estudiantes. Para ello se puede realizar una encuesta entre los lectores sobre el tipo de información que les interesa: música, deportes, actividades culturales, ecología, sexualidad, transportes, intercambios, trabajos, cooperación, universidad, integración, igualdad, becas, etc. Establecer contactos con las entidades y personas que pueden proporcionar estas informaciones: Areas de Juventud y Deportes de la Junta de Distrito o del Ayuntamiento de la localidad, organismos pertinentes de la Comunidad Autónoma, asociaciones de mujeres, federaciones deportivas, grupos ecologistas, etc. Recepción de la documentación y organización física de la misma en tablones o carpetas tematicas. Realizar la actualización periódica de todas las informaciones expuestas. Dar a conocer las informaciones a través de diferentes sistemas: un simple tablón de anuncios, carpetas organizadas por temas de interés, bases de datos informatizadas, etc.



• • •

Para dar este servicio a los alumnos de los primeros ciclos de Educación Primaria se pueden habilitar grandes cartelones con la información especifica para ellos: la hora del cuento; actividades de ocio apropiadas para el fin de semana como cine, teatro, etc.; información sobre bibliotecas públicas, museos, etc..

Información para la investigación
A la vez que el bibliotecario realiza una tarea de información bibliografica o de referencia, debe ir iniciando a los alumnos en las técnicas de investigación, a través de explicaciones sobre la utilización de las fuentes mas apropiadas y laactividad investigadora.

Difusión selectiva de la información
Este servicio sólo pueden ofrecerlo aquellas bibliotecas que tengan suficientes recursos materiales y humanos para realizarlo. Se trata de enviar a ciertos usuarios información periódica sobre los nuevos fondos que ha recibido la biblioteca, teniendo en cuenta sus necesidades y preferencias. Para ofrecer este servicio es necesario definir previamente las necesidades de información de los destinatarios. Este servicio se suele prestar en bibliotecas automatizadas, pues la informatica simplifica el proceso, pero el sistema de gestión debe estar preparado para gestionar la difusión selectiva.Los pasos para su creación son los siguientes:

• • • • • • •

Analizar si se cuenta con medios para ofrecer el servicio. Decidir a qué colectivos se va a prestar (profesores, delegados de alumnos, alumnos, etc.). Ofrecer a los destinatarios seleccionados el servicio y explicar sus posibilidades. Citarles y definir de mutuo acuerdo los asuntos concretos que les interesen. Intentar unificar los diferentes perfiles de interés, lo cual agilizara el servicio sin deteriorarlo. Establecer la periodicidad con la que se va a informar. Introducir los datos en el ordenador. Si se realiza manualmente, buscar artículos de prensa, informes, información de otros centros, redes de información Buscar no solo contenidos sino también referencias de novedades bibliograficas sobre el tema en revistas, bibliografías, catalogos, etc. Esta modalidad exige gran cantidad de trabajo. Si se realiza de forma automatizada, generar e imprimir periódicamente los informes sobre las últimasnovedades entradas en la biblioteca. Esta modalidad es mas limitada pero también mas asequible. Reunir la información y difundirla en fotocopias.






La información destinada a los mas pequeños
La información para los alumnos de los primeros niveles de enseñanza ha de reunir los mismos requisitos que para el resto de los usuarios, pero teniendo en cuenta las edades de los destinatarios. Muchos de los alumnos mas pequeños no saben leer por lo que toda la información destinada a ellos ha de apoyarse en códigos visuales.El niño ve en el bibliotecario a un sabio que conoce el mundo magico de los libros. Por eso es importante que éste no se le defraude: debe estar dispuesto siempre a responder a sus preguntas y tener muy claro el material del que se dispone para ellos. Son importantes los carteles con los anuncios de los últimos libros recibidos, pero, en el caso de los pequeños, no hay que limitarse a escribir la reseña: se incluira una fotocopia de la portada, a ser posible a todo color. El mismo procedimiento ha de seguirse con las guías de lectura: ademas de la reseña, se incluira una fotografía de la portada de los libros para que los niños y las niñas puedan buscarlos en su estante correspondiente (los catalogos informativos de las editoriales nos pueden servir para confeccionar estos carteles).

5. El préstamo de fondos
Es el servicio mediante el cual la biblioteca difunde su colección fuera de lo que es su marco físico y temporal habitual. Los usuarios del préstamo son prioritariamente los alumnos y los docentes, si bien, como ya se ha comentado, en casos muy concretos el servicio puede ampliarse a otroscolectivos, tanto relacionados con el centro (padres, ex-alumnos, personal no docente, etc.), como ajenos a él. Esta ampliación del servicio se puede asumir ante una grave carencia de bibliotecas en la zona, o bien con el deseo de integrar aún mas la escuela en el barrio haciendo de su biblioteca un recinto abierto a todos. Existen tres tipos de préstamo:

• •

Individual. Es aquél mediante el cual se permite a los usuarios de la biblioteca sacar un documento para su lectura durante un determinado periodo de tiempo. Colectivo. Es aquél en que se trata a un grupo como si fuera un individuo y se le prestan documentos, generalmente en mayor cantidad y durante un periodo mas largo de tiempo. En un centro educativo el préstamo colectivo va dirigido a las aulas, a los departamentos, a los equipos de ciclo, etc.. Interbibliotecario. Es aquél que se realizan las bibliotecas entre sí. Para la biblioteca escolar es un servicio muy útil, ya que le permite acceder a fondos que, bien por ser difíciles de conseguir o por su alto coste, no pueden adquirirse o no son adecuados para formar parte de la colección de la biblioteca. Este tipo de préstamo exige al bibliotecario mantener una adecuada relación con otros centros de documentación. Préstamo desde la biblioteca pública Es habitual que las bibliotecas públicas tengan, de manera mas o menos reglada, un servicio de préstamo a los colegios interesados. Este puede consistir en lotes de libros que se prestan durante un tiempo mayor que el habitual. El centro educativo se compromete a cumplir todos los requisitos propios de este sistema: cuidar los libros, reponerlos en caso deperdida y devolverlos en el tiempo pactado. Préstamo desde otros centros Algunos C.P.R. tienen también un sistema de préstamo a colegios que llaman 'Las maletas viajeras'. Consisten en lotes de libros de diferente tipo (documentales, ficción, poesía etc..) adecuados a las diferentes edades y niveles de enseñanza. Es interesante estar relacionados con otros centros educativos de la zona e intercambiar ideas y materiales: realización de exposiciones tematicas conjuntas, intercambio de determinados fondos, etc. Así se hace un mejor uso de los recursos existentes y un mayor número de alumnos puede beneficiarse de las iniciativas que se lleven a cabo.




5.1. Principios del préstamo Difusión
La finalidad del préstamo es difundir la información contenida en el fondo de la biblioteca y motivar la lectura lúdica, por lo que siempre deben primar los conceptos de apertura frente a los de conservación de la integridad del fondo. Hay que evitar que el miedo a que los documentos se pierdan o deterioren limite su uso y difusión. En otras palabras, toda biblioteca debe contar con que se va a ver privada de cierta cantidad fija de fondos por pérdida o deterioro.

Limitación selectiva
Aun partiendo del principio anterior, existen ciertos fondos que deben estar fuera de las condiciones normales de préstamo por su caracter de frecuente consulta, imposibilidad de reposición, previsión de consulta masiva, características físicas, etc.. Éstos son:

• • • •

Obras basicas de referencia. Fondo antiguo o precioso (ejemplares protegidos por la legislación de patrimonio, obras con grabados o laminas de imposible reposición o facildeterioro). Materiales creados en el centro (trabajos, dossieres, etc.). Obras cuya materia sea objeto de un trabajo de investigación por un gran número de alumnos y de la que la biblioteca carece de fondos para ofrecer a todos en préstamo individual. En estos casos hay que retirar temporalmente del préstamo algunas obras de esta materia para no crear una laguna temporal.

5.2. Organización del préstamo
Independientemente del tipo de préstamo que se realice, es importante llevar un control adecuado de los fondos prestados desde la biblioteca. El préstamo se puede gestionar de forma manual o de forma automatizada. En ambas el control se basa en:

• • •

Identificar el documento que se va a prestar. Identificar al lector que se lo lleva. Relacionar los datos del documento con los del lector mientras dure el préstamo.

Estas operaciones se pueden hacer de forma manual, con varias modalidades, pero practicamente todas las aplicaciones informaticas para la gestión automatizada de bibliotecas incluyen un módulo de préstamo, que permite realizar las operaciones del mismo de un modo rapido y sencillo. Para ello utilizan la base de datos del catalogo, que contiene los datos de los documentos y ademas permiten crear otra con los datos de los lectores. Los documentos y los carnés de lector se equipan con códigos de barras. En los libros este código se pega en el angulo superior derecho de la portada, para facilitar su lectura.


Mediante un lapiz óptico se leen ambos códigos y se obtiene información sobre el lector (cuantos libros tiene prestados, si tiene alguna penalización por retraso o pérdida, etc.) y sobre eldocumento (si se puede prestar o no, si esta reservado, etc.). Se crea un registro que relaciona al lector con los documentos que se lleva y que permanece archivado en la memoria del ordenador hasta la devolución de los documentos. Las ventajas de la gestión automatizada del préstamo son evidentes:

• • •

Rapidez en el procedimiento. Control de los lectores y los fondos. Elaboración automatica de estadísticas.

La única salvedad respecto a este procedimiento consiste en recordar que estos sistemas no proporcionan al lector ningún elemento material que le indique la fecha límite de devolución. Aunque el lector sepa en teoría la duración maxima de un préstamo, resulta conveniente incorporar al ejemplar que se presta un recordatorio en el que se escriba la fecha de devolución.


5.3 Normas para el préstamo
Todas las bibliotecas establecen un conjunto de normas para el préstamo de sus fondos, que se suelen denominar política de préstamo y que regulan diversos aspectos. La biblioteca escolar debe definir una política de préstamo que responda a las características y necesidades de sus lectores, con el objetivo de ofrecerles un buen servicio. Para ello habra que tomar decisiones sobre:



Tipos de lectores. Es posible distinguir varios tipos de lectores, para los que se pueden establecer diferentes condiciones de préstamo en cuanto al número de documentos que


se pueden llevar y a la duración. En un centro educativo se podría distinguir entre alumnos de diversos ciclos, profesorado, personal no docente, familias, ex-alumnos, etc..



Duración del préstamo. La duración puede variar para los diferentes tipos dedocumentos y de lectores. La duración habitual es de 7 a 15 días, pero este periodo suele ser largo si se trata de material audiovisual. Se puede establecer un préstamo de fin de semana para documentos que normalmente no se prestan. Del mismo modo, durante los periodos de vacaciones se puede alargar la duración del préstamo. Siempre se puede prorrogar el préstamo durante al menos un nuevo periodo, pero habra que evitar que los materiales queden estancados y no circulen. Número de volúmenes. Generalmente se prestan un maximo de dos volúmenes, pero esto puede variar en función de los tipos de lectores que se establezcan. También en periodo de vacaciones se puede ampliar esta cifra. Reserva de documentos. Es un servicio complementario del de préstamo y consiste en apartar un documento que ha sido reservado por un lector en el momento en que es devuelto a la biblioteca. Es necesario establecer el número maximo de documentos que puede reservar cada tipo de lector. Retrasos en las devoluciones. A los que tardan en devolver un ejemplar se les puede sancionar con la retirada del carnés durante tantos días como se sobrepase el periodo autorizado. Esto también puede presentar variaciones dependiendo del tipo de lector. Pérdidas y deterioros de documentos. Para evitar las pérdidas de documentos, hay que concienciar a los usuarios de la necesidad de cuidar el material de la biblioteca. En los casos de deterioros leves es mejor pedir a los alumnos que lo comuniquen a la biblioteca y no intenten arreglarlo por su cuenta. Cuando se produzca un deterioro serio, o una pérdida, sera necesario que se reponga la obra. Para ello habraque facilitar las direcciones de lugares próximos donde pueda adquirirla. Préstamo a los alumnos pequeños. En Educación Infantil y primer ciclo de Educación Primaria el préstamo se puede realizar siguiendo las mismas normas que para el resto de los alumnos, pero adaptandolas. El carnés de lector se puede sustituir en estas edades por una lista de la clase en la que cada nombre va seguido de su código de barras. Los pequeños necesitan menos tiempo para leer un libro, por lo que el periodo de préstamo de los documentos puede acortarse para ellos. Préstamo colectivo. Para conseguir una gestión centralizada de los recursos documentales del centro educativo, las colecciones de libros existentes en las aulas y en los departamentos deben ser tratadas como préstamos colectivos realizados por la biblioteca del centro. En estos casos habra que considerar a cada colectivo como un tipo de lector mas, para el cual se establecen unas normas determinadas en lo relativo al periodo de préstamo, número de ejemplares, reservas, etc. que tendran que ser muy superiores a los aplicados al préstamo individual. Para las aulas se puede considerar que un lote de entre veinticinco treinta ejemplares prestados durante un mes puede ser suficiente, siempre que se renueven los títulos mensualmente, circulando los lotes por las diferentes aulas. En el caso de los departamentos, la duración y los ejemplares dependeran de las necesidades y tendran que ser valorados por el bibliotecario, teniendo en cuenta que puede ser necesario realizar un préstamo permanente (sin fecha límite) en algunos casos.













6. Evaluación de losservicios
La utilidad de la evaluación radica en que permite conocer el grado de cumplimiento de los objetivos marcados y reorientar los servicios prestados, si fuera necesario. Se pueden utilizar diversos instrumentos para realizar dicha evaluación:



Estadísticas: Se han de planificar de forma general unos modelos de estadística que permitan una evaluación rapida de los diferentes servicios: préstamo, información, lectura en sala, etc.. La principal estadística que se ha de realizar es la relativa al servicio de préstamo. Sus


objetivos son: evaluar el interés de los alumnos por los diversos materiales, apreciar si ha sido acertada la política de compras, constatar qué materias y géneros escogen los distintos grupos de edades. Con estos datos se puede reorientar la política de adquisiciones o potenciar mediante actividades algunos tipos de fondos de calidad que posea la biblioteca y no hayan tenido éxito. También se pueden apreciar los gustos de los lectores de las diferentes edades y cuanto uso hacen de la biblioteca.La informatica simplifica mucho la elaboración de distintos tipos de estadísticas sobre los libros que mas se prestan, organizados por diversos criterios (temas, géneros, edad de los alumnos que se los llevan, etc.). Se pueden realizar estadísticas mensuales y trimestrales en las que se apreciaran las tendencias de evolución del servicio.



Contacto directo: El contacto directo del bibliotecario con los lectores es una buena forma de apreciar las opiniones reales de cada uno y el uso real de cada servicio. Por ello, suelen resultar muy útiles para corregir las malas interpretaciones quepuedan desprenderse del analisis de las estadísticas. Por ejemplo, el contacto directo del bibliotecario puede servir para apreciar que la consulta y el préstamo masivo de materiales que tratan sobre animales fósiles puede deberse al estreno de una película sobre dinosaurios, lo cual indica una moda pasajera. Por tanto, lo reflejado por la estadística en la materia de Ciencias Naturales no representa una evolución real de los gustos lectores y, gracias a la apreciación personal, se puede atemperar lo que podía desembocar en una política de préstamo errónea. Encuestas: Es conveniente realizar encuestas sobre aspectos concretos relacionados con los servicios de la biblioteca: horario, instalaciones, normas de préstamo, dificultades físicas para la utilización del fondo, etc. También es interesante que los lectores se puedan manifestar sobre la composición del fondo para saber si responde a sus necesidades e intereses. Buzón de sugerencias: Es un medio clasico para conocer la opinión y las propuestas de los lectores. Este recurso debe apoyarse en una permanente actitud de dialogo. Valoración global: Después de recoger información por diferentes medios sobre el funcionamiento de los servicios, el paso siguiente es la valoración global, que se debe realizar a través de una memoria de lo que ha sido la vida de la biblioteca durante el curso. Esta memoria se debe presentar al claustro y sus conclusiones serviran de base para el proyecto general de biblioteca del curso siguiente.



• •

 





Política de privacidad