Consultar ensayos de calidad


Comentario: Aloys Winterling - calígula



Comentario sobre:
Calígula (Aloys Winterling)

Aloys Winterling, en esta biografía sobre Calígula, comienza cuestionando la famosa locura que, a través de los siglos y de las fuentes bibliograficas, nos ha llegado y nos ha representado a este emperador romano como un loco.
Entre las fuentes que han llegado hasta nuestros días, y mediante las cuales conocemos los tan irracionales actos y decisiones de Calígula, Winterling menciona tales como Plinio el Viejo, Flavio Josefo, Séneca y Tacito entre otros.
Todas estas fuentes antiguas se han encargado de difundir los trastornados y dementes actos del emperador y su supuesta enfermedad mental. El autor de esta obra contrasta las fuentes antiguas y modernas, y haciendo una mirada crítica a trabes de la historiografía, cuestiona la veracidad de ciertas fuentes, ya que no todas tienen por qué ser verídicas.


Así pues, el contraste entre fuentes de la Antigüedad y estudios modernos concluye en que sería posible que Calígula no fuese tal ser despreciable y demente y que, tras actos incomprensibles por la aristocracia romana de la época, se hallaran racionalidad y sensatez tras el ambiente de odio, mentiras y conspiraciones que le rodeaba.


El primer capítulo trata sobre la infancia y juventud de Calígula, cuyo nombre era Cayo César Germanico, hijo de Germanico y Agripina.
Se crió y creció en el seno de unafamilia imperial, con complicadas relaciones familiares en cuanto a temas sucesorios de Augusto, su bisabuelo.
Winterling nos resume el principado de Augusto y las complicaciones familiares a la hora de elegir sucesor, que al final, se centraron sobre su hijastro Tiberio hijo de su esposa Livia, y sobre Calígula.
El tiempo de Tiberio en el poder marcaría la juventud de Calígula.
Tiberio no supo, o no pudo, ejercer su poder sobre el imperio y le vino grande la herencia de Augusto. Tiberio no cumplió a la perfección su papel de emperador y su retirada de Roma, y por consiguiente el aumento de poder del prefecto del pretorio Sejano, y su repliegue respecto a la sociedad aristocratica marcaron su fracaso.

Sus atenciones para su sucesión acabaron centrandose en sus nietos Tiberio Gemelo y Calígula, tras la muerte de su adoptado y padre de Calígula, Germanico, posteriormente murió su hijo Druso II y sus nietos mas aptos.


Calígula por aquel entonces había vivido cómo su familia era poco a poco eliminada, tal vez por Sejano, que aspiraba al poder imperial, aunque las fuentes no especifican el motivo de tan dramaticas muertes de la familia de Germanico.
Entonces Calígula fue llamado a Capri por Tiberio en los años 30, iniciandose así una nueva vida para él, a pesar de que su destino no estaba claro, se sospechaba su sucesión pero en ese caso rivalizaría con TiberioGemelo. Calígula debía sobrevivir a toda costa para poder llegar a optar a la sucesión en un ambiente difícil dentro y fuera de su familia. En este ambiente de animadversión hacia él y su familia, Calígula supo ocultar sus sentimientos y simular ante Tiberio para consolidar su posición en Capri.
Fue el 28 de Marzo a los 24 años de edad cuando, con el apoyo del prefecto del pretorio Macro, consiguió ser nombrado señor absoluto del Imperio Romano tras haber muerto Tiberio el 16 de Marzo del 37, anulandose su testamento.
El segundo capítulo se centra en los dos años como Princeps de Calígula. A su llegada a Roma, según Suetonio, fue el Emperador mejor recibido, siendo alargadas las celebraciones por tres meses.
Calígula intentó ganarse el afecto de todos, incluso del Senado prometiéndoles respetar el poder que les era propio, y ademas haciendo donaciones generosas al pueblo y soldados.
Los primeros meses del gobierno de Calígula eran una copia del Principado de Augusto, proclamando un reparto de poderes entre el Príncipe y el Senado, y ademas pedía que se le tratase como un aristócrata mas.
En el octavo mes de su gobierno, Calígula enfermó gravemente y Macro y Silano, los dos hombres mas influyentes, prepararon a Gemelo como sucesor por una posible muerte del Emperador. Calígula había sido obligado a adoptar a Gemelo como sucesor, pero éste, ante suenfermedad, nombró heredera de todos los bienes del Imperio a su hermana Drusila, y así su marido Emilio Lépido se convertiría en sucesor.
Pero Calígula se recuperó de su enfermedad y destituyó a Macro y a Silano por su comportamiento durante su enfermedad, y también llevó a cabo algunas medidas políticas: limitó la posibilidad de apelación a su persona, creó una quinta decuria de jueces, restableció las elecciones de las magistraturas que volvían a recaer sobre el pueblo de Roma, y también organizó juegos de gladiadores.
Calígula pretendía agradar a las distintas capas sociales con los cambios políticos y económicos, pero en realidad estas medidas privaban en parte, los privilegios de los que disfrutaba el Senado.
El joven Calígula estableció su poder eliminando a sus oponentes y junto con una habil política, supo marcar su dominio frente a las clases dominantes de la sociedad.
La aristocracia le reprochaba si derroche de dinero, pero es cierto que aquella sociedad acostumbraba a banquetes y a espectaculos sociales como fiestas en ciscos. Y ademas, Calígula también dedicó dinero para obras públicas importantes.
Tenía un gran interés en los combates de gladiadores y espectaculos teatrales, llegando incluso a participar él mismo, mostrando así una faceta muy cercana al pueblo. Pero parece ser que en alguna ocasión sobrepasó los límites que debía respetar por suposición social y política.
A la muerte de Drusila, su querida hermana, Calígula mostró una gran consternación, llegando incluso a deificarla. Este hecho dejaba de nuevo abierto el tema de sucesión, ya que anteriormente la había hecho heredera.
En cuanto a su dedicación al Imperio, los actos de Calígula eran respetables ya que mantuvo amistades con reyes de Oriente y reorganizó las legiones orientales fronterizas, amplió el orden ecuestre y mejoró las infraestructuras de Roma; hechos que le otorgaron el respeto del pueblo y sus súbditos.




Pero fue a comienzos del año 39 a.C. cuando tuvo lugar una conspiración y muchos hombres de primer rango fueron asesinados. Casio Dión es la única fuente que tenemos de esta época pero no detalla estos hechos, ni tampoco otras fuentes como Suetonio o Filón, por lo tanto esta laguna de tiempo queda desconocida para nosotros. Lo que queda claro es que en este tiempo un grupo de aristócratas conspiraron contra él y fueron asesinados.


Calígula pronunció entonces un discurso en el Senado que marcó un antes y un después (reescrito por Dión). En este importante discurso, reprochó a los senadores y a toda la aristocracia su hipocresía y mentira, dejando al descubierto su participación en la conspiración y su posterior voto para la sentencia de muerte de sus compañeros. Calígula aireaba así los trapos sucios de la aristocracia, yles dejaba claro que conocía perfectamente sus intenciones y cual era la relación ente emperador y aristocracia.


Al Senado no le quedó mas remedio que seguir manteniendo esa falsa relación con el emperador y con esa teatralidad heredada de los tiempos de Augusto. Calígula anunció así el fin del Principado, inclinandose hacia la monarquía. Humilló y ridiculizó de una forma indirecta a la aristocracia, dando rienda suelta a la ironía y al cinismo tratando esa “amistad” como si fuese real.
Entre sus actos de humillación hacia la aristocracia, Casio Dión y Suetonio nos cuentan como quiso hacer cónsul a su caballo favorito, Incitatus, dotandole de todo lujo. Este hecho, que muchos han calificado de demente, tiene un doble sentido ya que con esto, Calígula dejaba mas claro todavía que de él dependían únicamente los cargos en la sociedad. Ademas se burlaba de los altos gastos económicos a los que la aristocracia acostumbraba para demostrar su nivel social, y al mismo tiempo les comparaba con animales.
Pero todos estos desprecios no iban a tardar en tener consecuencias nefastas para el emperador.
En el año 39 Calígula se casó con Milonia Cesonia y tuvo una hija, Julia Drusila, con la cual las opciones de Lépido de heredar el trono y de Agripina de convertir a su hijo en emperador se veían obstruidas. Esto desencadenó una nueva conspiración.
Esta vez participabanLépido y Gertúlico, comandante jefe de Germania Norte, y también sus hermanas Agripina y Livila. Pero Calígula supo de esta conspiración y partió inmediatamente hacia Germania. Allí sorprendió a Gertúlico y le dio muerte, el resto de participantes fueron desterrados.


Esta vez Calígula se veía rodeado de conspiración incluso dentro de su familia, lo que le llevó a una desconfianza total hacia los que le rodeaban. Por esto, estabilizó las fuerzas militares reorganizando las tropas del Alto Rin. Ademas, el 1 de Enero del año 40, asumió su tercer consulado que duraría hasta el 12 del mismo mes, cuando dimitió, rompiendo toda relación con el Senado.
Dado el ambiente inestable, el Emperador ya no podía confiar en nadie, lo que provocó que fuera acumulando el poder en él mismo, aislandose de sus círculos mas cercanos, pero lo que no imaginó era que tanto poder en su persona podía resultar un arma de doble filo.
Calígula renovó sus círculos mas próximos y se dio cuenta también e la gran paradoja que planteaba su propio rango social, ya que su posición de emperador era nombrada por el Senado, que le colocaba por encima de la ley, pero seguía vinculado a él. Por esta razón prohibió que el Senado le tributase honores, dando otro paso hacia la monarquía.
Se encargó de demostrar su supremacía y su nivel por encima de todo el mundo y se propuso acabar con el Senado yla aristocracia a través del miedo y la represión, dejando que se autodestruyeran. Los senadores y gentes mas influyentes se encontraron inmersos en una espiral de servilismo de la que no eran capaces de salir por el momento.
Todos estos actos de “locura” a los que las fuentes aluden, podrían tener su razón de ser en la necesidad de venganza de Calígula debido a las conspiraciones.
Es destacable también otro acto de humillación dejando que le veneraran como a un Dios, exagerando la veneración al emperador que ya existía desde tiempos de Augusto, para autodegradar aún mas a los aristócratas.
Todos estos actos de Calígula acabaron por volverse en su contra, cuando según las fuentes, Casio Caerea y Cornelio Sabino le asesinaron.
Los soldados de la guardia pretoriana habían planeado su asesinato con tota exactitud.
El día 24 de Enero, un día antes de que Calígula marchara hacia Alejandría, se llevó a cabo esta conspiración final.
Caerea esperó en el palacio imperial del Palatino a la llegada de Calígula de uno de los espectaculos a los que solía acudir, junto con otros oficiales conjurados. Calígula entró escoltado por Caerea y Sabino al palacio donde le esperaban unos griegos para representarle algo. Existen varias versiones de su asesinato, Suetonio comenta que mientras Calígula hablaba con los griegos, Caerea le golpeó por la espalda. Séneca dice quedecapitó a Calígula, y Josefo sostiene que Sabino le remató.
Respecto a la sucesión parece ser que pronto se encontró sucesor, poniéndose de acuerdo el pueblo y el Senado en que su tío Claudio era el mas indicado.

Winterling, replantea el problema histórico que este emperador ha ocasionado entre los historiadores de todas las épocas. Tras contrastar fuentes antiguas y modernas, avisa al lector de que no siempre hay que creer al pie de la letra lo que se nos transmite, ya que como ha demostrado, las fuentes se contradicen y en numerosas ocasiones pueden estar tintadas de cierto partidismo.
Calígula ha pasado a la historia como un loco demente, que torturó y humilló a la aristocracia romana queriendo centralizar en él todo el poder, pero los hechos bien contrastados y estudiados pueden revelarnos los motivos de tan “locos” actos. Dentro de la locura de Calígula puede hallarse racionalidad y cordura, si tenemos en cuenta que muchos de los autores que han denunciado la enfermedad mental del emperador, eran parte de la aristocracia contra la que actuaba. Así pues, lo que Calígula pretendía era demostrar a cada uno lo que realmente era, desenmascarar a las clases sociales codiciosas y a sus conspiradores y dejar claro que él, desenmascarandose también, era quien tenía todo el poder imperial.

Marina Agulló Jiménez
Universidad de Murcia – Historia del Arte.





Política de privacidad