Consultar ensayos de calidad


sA que se debe la conducta gresiva en los niños de preescolar? Resumen



CAUSA O CAPRICHO


Resumen
El mundo en el que vivimos, con tanta violencia y desesperanza, requiere que cada uno de los miembros de la familia tomemos acciones concretas y definitivas. Si una familia sustenta adecuadamente los principios y valores que a lo largo de la historia de la humanidad han prosperado, esa familia puede ser un gran ejemplo para muchas otras. El tema que nos ocupa hoy es sumamente delicado; nos referimos a los problemas de mala conducta en los hijos. Si nosotros, los padres, no centramos nuestra mente en el hecho de que nuestros hijos requieren corrección, vamos a tener muchos conflictos al enfrentar los reclamos de la autoridad o de cualquier persona que nos haga una observación sobre ellos. Es decir, debemos considerar que siempre hay cosas perfectibles en la educación de nuestros hijos, en su carácter y en su conducta.

CAPITULO I



El problema


PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA
Es normal que, para reafirmar su personalidad, el niño tenga tendencias agresivas. Esto no es malo, ya que la agresividad bien encausada resulta una cualidad. El niño necesita cierto grado de agresividad que le puede ser vital para subsistir. Iniciativa, coraje, deseo de superación, empuje y tenacidad, entre otras, son cualidades que pueden considerarse como aspectos de una agresividad positiva. Los triunfadores y líderes poseen estas cualidades.
Sin embargo, squésucede cuando esta agresividad lleva al niño hacia un deseo de dominio, de imposición y a manejar en forma destructiva los derechos de los demás para obtener lo que él desea, usando un comportamiento caprichoso, violento y sin autocontrol? Es preocupante el que, un niño sea capaz de afrontar situaciones difíciles como el que un niño, sólo golpee y destruya.
Los acontecimientos recientes en nuestro país y en el mundo entero nos dan a entender algo: este mundo está lleno de violencia. Ya no es como lo concebíamos hace algunas décadas, un mundo en el que podíamos transitar tranquilamente en la calle aún a altas horas de la noche. Actualmente, tenemos que tomar todas las precauciones necesarias cuando vamos a salir de noche. La inseguridad y la violencia se han incrementando, sobre todo en las grandes ciudades.


Uno de los grandes detonantes de la violencia que vivimos actualmente está generado por las malas conductas en los hijos, malas conductas que en la etapa incipiente no se consideraron importantes y, en consecuencia, fueron creciendo de tal manera que fue imposible frenarlas.
La palabra conducta significa, manera con que los hombres gobiernan su vida y dirigen sus acciones. Esto significa que cuando una persona tiene mala conducta, la forma en que dirige su vida es mala y, de hecho, toda su vida está gobernada por la maldad. Si una persona desde pequeña tiene tendencias a golpear y maltratar a los demás y esa conducta no se corrige, va a traer como consecuencia un caos sobre su vida y sobre la vida de quienes lerodean.
Antes de saber cómo manejar estas situaciones, hay que entender que la agresión es parte natural de la vida de todo niño saludable en tanto que es su forma de comunicación, la expresión de una de sus emociones más autenticas. Por ejemplo cuando era bebé y estaba hambriento o mojado, lloraba; luego al año, era capaz de coger los objetos y arrojarlos al suelo si es que algo lo enojaba.
Pero a partir de los dos años, los niños mejoran sus capacidades motrices como desplazarse, correr, jalar, patear, y sus capacidades lingüísticas al expresar sus necesidades, sentimientos, su cólera y sus disgustos. También, como parte de su etapa egocéntrica, sentirá que todo le pertenece, que todo gira en torno a él y es para él, se iniciarán las peleas con otros niños y empezará a expresar su agresividad de diversas maneras, golpeando, pateando, empujando o mordiendo.
Por otro lado, vemos que un niño no sólo manifiesta su agresividad golpeando o insultando a otro (agresividad directa); existe una agresividad indirecta o contenida, que se manifiesta cuando el niño grita, hace muecas o murmura su frustración, un ejemplo claro es cuando tira al suelo un rompecabezas que no logra armar.
Es en estas primeras etapas en las que, los niños necesitan ser guiados y aprender alternativas adecuadas de expresar su enojo, sin hacer daño a los demás ni a sí mismo, de lo contrario tendremos un niño con problemas en sus relaciones sociales, incapaces de cumplir normas y probablemente con una autoestima muy frágil por ser rechazado por suscompañeros e inclusive por sus propios familiares.

FORMULACIÓN DEL PROBLEMA
Pero una pregunta importante, que nos debemos hacer es sA qué se debe la mala conducta de nuestros hijos?
Una psiquiatra, María Aurelia Ramírez Castillo, menciona lo siguiente en sus apuntes de psicología:
“En una muestra de 200 alumnos de ambos sexos y de edades entre 5 y 18 años, se controlaron unas variables de comportamiento y se relacionaron con una variable muy importante: el estilo de educación que los padres les habían dado.”
Los resultados mostraron que las prácticas de crianza que utilizan los padres se relacionan íntimamente con la conducta de sus hijos. El afecto negativo, los problemas de atención y los problemas externos que afectan la conducta del menor, dentro del estilo de crianza de los padres, son factores que influyen en un grado alto para que los problemas de conducta se generen en el menor
“El control autoritario predice ansiedad y depresión, o ansiedad o depresión; produce conducta delictiva y problemas internos”, dice la autora.
Una investigación del Sistema de Salud de la Universidad de Virginia en los Estados Unidos, dice así: “Se considera que las condiciones que contribuyen al desarrollo de un trastorno de conducta son multifactoriales.” Es decir, cuando una persona tiene mala conducta no podemos achacarlo solamente al estilo autoritario del padre, sino que hay muchos otros factores que influyen para que una persona tenga mala conducta
“Niños y jóvenes que tienen problemas de conducta parecen tenerafectado el lóbulo frontal del cerebro, lo cual interfiere en su capacidad para planificar, evitar los riesgos y aprender de sus experiencias negativas”, continua diciendo el estudio.
El lóbulo frontal del cerebro es el área en la que se genera la razón y el juicio. Muchos jóvenes tienen una carencia en esta área y es por eso que les es difícil aprender de sus experiencias negativas y les es más complicado entender los riesgos. Por eso, muchos de ellos tienen conductas peligrosas. Esta investigación también dice que


“los niños y adolescentes de carácter difícil tienen mayor probabilidad de desarrollar trastornos de comportamiento. Además, los niños y adolescentes que provienen de hogares disfuncionales o desorganizados tienen mayor probabilidad de desarrollar trastornos de conducta.”
Cuando en un hogar no hay organización, no se provee lo necesario, ni hay orden, se pueden desarrollar de manera más importante los trastornos de la conducta. Se comprobó que los problemas sociales y el rechazo por parte de los compañeros también contribuyen a la delincuencia.
Dentro de esos aspectos multifactoriales hay una relación muy estrecha entre el bajo nivel socioeconómico y los trastornos de la conducta. No queremos decir que sea lo único, pero la investigación muestra que la mala conducta también es a causa de esto.
Cómo detectar la mala conducta en las etapas tempranas
La mala conducta se va generando desde etapas tempranas. Mientras que muchos niños pelean ocasionalmente, la agresión física frecuente o severa puede significarque el niño tiene serios problemas emocionales o de comportamiento que requieren la valoración de un especialista de la conducta. No podemos decir que por una sola vez que mi hijo tuvo un mal comportamiento, tiene problemas de conducta. El factor que debemos considerar es qué tan recurrente es; si es frecuente y constante, entonces requerirá la intervención de personal adecuado y ayuda profesional.
Muchos niños comienzan a morder agresivamente desde los dos o tres años y esa acción puede significar muchas cosas. Los niños tienen necesidades y eventualmente el morder no implica una mala conducta, puede ser que esté probando su poder para llamar la atención o puede estar mostrando que hay un cierto grado de infelicidad. También puede ser que esté ansioso o celoso, o puede manifestarse como resultado de una disciplina severa o por haber estado expuesto a la violencia física.
Cuando volteamos a ver el mundo en el que vivimos y notamos la ola de violencia que hay a nuestro alrededor, no podemos sino conjeturar algo: realmente no ha habido padres cercanos. Ya sea por el trabajo, por el materialismo, por egoísmo o por muchos otros factores, los padres no han estado al pendiente de sus hijos.
Dependiendo de lo que nosotros corrijamos en las etapas tempranas de sus vidas, las malas conductas se van a corregir de manera importante en el futuro. Si trabajamos con los pequeños y establecemos fundamentos para que conozcan lo que es bueno y lo que es malo, su carácter se va a ir moldeando y afirmando. Los resultados, a la larga, sonexitosos. Los pequeños y los niños de edad preescolar a menudo se pelean por los juguetes, en muchas ocasiones los padres aplauden estas conductas. Pero no debe premiarse a un niño por su comportamiento agresivo y al no reconocer que esa es una mala actitud significa una aprobación.

OBJETIVOS DE LA INVESTIGACIÓN
Objetivos Generales
* Analizar la conducta agresiva en niños de nivel preescolar.

* Reconstruir como ha sido la vida de los niños a tratar.

Objetivos Específicos
* Demostrarle a los padres y madres, lo importante de sus actitudes frente a los niños a través de charlas.

* Organizar talleres para enseñar a los padres y madres, como actuar con los niños agresivos.

JUSTIFICACIÓN
Este trabajo se hace, en base a que se puede dar a conocer que la agresividad es un factor muy relevante dentro del desarrollo educativo de los niños (as), que el docente puede ayudar mucho en mejorar el comportamiento de ellos, dando énfasis en el ámbito de convivencia para así inculcarles a los niños y niñas este comportamiento.
Los casos cercanos vistos en la práctica confirman esta conclusión, si bien los niños y niñas agresivos son un gran porcentaje en los niveles observados, estos caen en lo anterior, padres agresivos niños/as agresivos, ambiente agresivo, niños/as agresivos y los que no lo eran se ven obligados a reaccionar así debido a sus compañeros que tenían incorporada la agresividad desde su hogar.
Es por esto que está muy claro que nosotras como futuras educadoras tendremos en cuenta que no solonuestro trabajo estará enfocado en entregar aprendizajes pedagógicos, sino también inculcar valores y fortalecer la moral de los niños y niñas.

CAPÍTULO II
Marco Referencial
ANTECEDENTES
La agresividad siempre ha sido un tema de actualidad, especialmente la agresividad juvenil. Estos jóvenes que destacan por su hostilidad suelen poseer un historial de conductas agresivas que se remonta a edades tan tempranas como las del periodo preescolar
Los niños agresivos hiperactivos de 4 meses son más problemáticos que los niños agresivos, los hiperactivos y el grupo control. Las diferencias se acentúan con la edad, a los 8 años son el grupo percibido más negativamente por sus madres, con más desventajas ambientales y más problemas escolares (Sanson, Smart, Prior y Oberklaid, 1993).
Los niños agresivos retraídos tienen un peor ajuste que los niños agresivos y los retraídos. La combinación de varias conductas desadaptadas aumenta la vulnerabilidad hacia problemas de interacción. Varios autores explican estos déficits en la interacción basándose en la interpretación que hacen los demás cuando se combina la agresividad con una postura de retraimiento; también sugieren que el comportamiento retraído podría ser un marcador de otro tipo de déficit social; o la postura agresiva podría tener otras connotaciones negativas derivadas del retraimiento (son niños más persistentes en ganar, asociales, etc.…) (Ladd y Burgess, 1999)
El mal funcionamiento adaptativo, referido a la ejecución de las actividades diarias que requierensuficiencia personal y social, se considera un índice de mal pronóstico. Niños caracterizados por hiperactividad-impulsividad-inatención más agresividad y que, además, tienen una mayor disfunción adaptativa, son diagnosticados con mayor frecuencia de trastorno de conducta y depresión mayor en comparación con los niños de igual diagnóstico pero con un buen funcionamiento adaptativo. Los padres de estos niños más desfavorecidos suelen presentar conductas paranoicas y utilizar prácticas de educación menos positivas con sus hijos. (Shelton, Barkley, Crosswait et al., 1998; Greene, Biederman, Faraone et al., 1997)
Tradicionalmente se ha dicho que estos niños tienen un temperamento difícil, pueden tener pequeños problemas neurológicos, se mueven en ambientes deficitarios, en su familia hay problemas matrimoniales, éstas son familias coercitivas, posiblemente tengan una madre deprimida o con alguna otra psicopatología y hayan tenido un apego insegurose observa que el carácter activo y el humor variable correlacionan positivamente con agresividad en niñas, en cambio en niños no se hallan correlaciones significativas, únicamente una tendencia hacia la hostilidad entre los niños activos (Hinde, Tamplin y Barrett, 1993).
Los aspectos de dificultad y resistencia al control, características temperamentales observadas en bebés, son buenos predictores de conducta externalizante en edad preescolar y a los 8 años. La resistencia al control predice problemas de conducta externalizantes pero no internalizantes, mientras que el constructode dificultad predice ambas conductas problema. (Bates, Bayles, Bennet et al., 1991).
Numerosos estudios identifican el temperamento como moderador de las interacciones del niño con sus cuidadores. Siguiendo la explicación que nos aporta el modelo Biopsicosocial, la secuencia podría ser la siguiente: niños con un carácter activo, intenso, irritable, tienen más probabilidad de reaccionar de forma conductualmente inapropiada o exagerada ante cualquier pequeña dificultad. Estos niños, debido a su conducta explosiva, tienden a crear estrés en su relación con la madre. Esto puede hacer que estas madres tiendan a evitar el contacto con su hijo “difícil” y a percibir la conducta del niño como problemática; esto implicaría una interacción madre/hijo defectuosa, que puede ser el inicio del desarrollo de ciclos coercitivos que llevan a la instauración de conductas agresivas (Maccoby y Jacklin, 1980; Sanson, Oberklaid, Pedlow y Prior, 1991; Patterson, Dishion y Reid, 1992).
En esta secuencia no sólo el temperamento estaría implicado, sino también una falta de recursos familiares para responder adecuadamente a las dificultades de interacción del niño y unas circunstancias ambientales estresantes (Sanson, Smart, Prior y Oberklaid, 1993).

BASES TEÓRICAS
Dentro de las tareas del desarrollo del niño en edad escolar están las de adecuar su conducta y su ritmo de aprendizaje a las exigencias del sistema escolar, logrando así interactuar socialmente en forma adecuada con adultos de fuera del sistema familiar y con su grupo depares. El cumplimiento de estas tareas es básico para el desarrollo de una buena autoestima y actúa como elemento protector de la salud mental del niño.
En general, el desarrollo infantil normal es bastante armónico, existiendo un paralelismo en las diversas áreas del desarrollo, que permite que el niño se adapte fácilmente a las exigencias de su medio ambiente y que su conducta sea en general, relativamente predecible.
Pero, existe un grupo relativamente importante de la población infantil en que este desarrollo armónico no se da, lo que determina estilos cognitivos y conductuales diferentes. Este grupo está constituido por los niños portadores de los denominados Trastornos del Desarrollo.
Definimos Trastornos del Desarrollo como aquellas desviaciones en el patrón de desarrollo infantil que exceden el rango normal de variación porque ocurren ya sea en un tiempo, una secuencia o un grado no esperado para la edad del niño o etapa del desarrollo. Suponen, por definición, una inteligencia normal, ausencia de déficits sensoriales significativos y ausencia de lesión cerebral.
La incidencia de estos trastornos es muy variable y depende de las categorías diagnósticas en uso. Se ha informado que afectarían a alrededor del 15 % de la población infantil en edad escolar. Su intensidad también es muy variable, existiendo un continuo de dificultad, que a veces sólo se manifiesta ante exigencias ambientales demasiado altas para el niño.
Los problemas de conducta en los centros escolares es una realidad que cada vez va apareciendocon más intensidad y que supone un alto nivel de preocupación de la comunidad educativa.
El comportamiento perturbador que determinados alumnos realizan no tiene significación por sí solo, se trata de un síntoma externalizado que esconde un conjunto de signos que no tienen porque ser patológicos y que determinan dichas conductas. Su origen puede ser diferente para cada individuo a pesar de que el comportamiento sea en muchas ocasiones el mismo. Dichos factores pueden ser de naturaleza cuatridimensional, bien sean de carácter social, biológico, psicológico y/o pedagógico.
En este sentido, para el abordaje de la conducta problemática en el contexto escolar, es imprescindible realizar un diagnóstico preciso de cada alumno que presenta dichas conductas con el objetivo de poder determinar el origen de las mismas.
Con esta finalidad, el diagnóstico de los factores de riesgo de la problemática conductual en el contexto escolar es una acción imprescindible tanto para la prevención de las citadas conductas, como para el tratamiento de las mismas ; constituyendo a la vez un apartado de vital importancia en el proceso diagnóstico de dicha problemática.
En cuanto a los factores que influyen en la conducta de los niños, existen diferentes factores que afectan el comportamiento de los niños. Algunos tienen que ver con las características individuales de cada niño, su personalidad. Otro factor es el ambiente, tanto del hogar como de la escuela. Tampoco podemos pasar por alto el factor maestro y el salón. La manera en que elmaestro maneje la sala de clases, su compromiso con los estudiantes y su filosofía educativa pueden darle un giro a los problemas a los que se enfrenta a diario en el salón. Estos son algunos factores, existen muchos más. Lo importante es aceptar que la disciplina en el salón es responsabilidad del maestro y debemos manejarla de la manera más adecuada
Hablamos de agresividad cuando provocamos daño a una persona u objeto. La agresión tiene un papel importante en la interacción de todo ser humano. En el caso de los niños la agresividad se presenta generalmente en forma directa ya sea en forma de acto violento físicos (patadas, empujones) como verbal (insultos, palabrotas); los arrebatos son un rasgo normal en la infancia pero algunos niños persisten en su conducta agresiva y en su capacidad para dominar el mal genio. Este tipo de niños hace que sus padres y maestros sufran siendo frecuentemente niños frustrados que viven el rechazo de sus compañeros no pudiendo evitar su conducta.
Los problemas de conducta: Esta denominación es utilizada en relación a niños con comportamientos no habituales o maneras de comportamientos no esperadas por los adultos. Aquí cabe destacar esta distinción, porque el comportamiento de un sujeto puede ser leído desde diferentes ópticas. Así un niño podrá comportarse bien o mal dependiendo desde donde se evalúe. Puede afirmarse que los niños suelen decir mucho más de lo que aparentemente dicen con sus aptitudes, además las maneras de comportarse suelen depender de las compañías y de losámbitos donde se desarrollan

BASES LEGALES
Derechos del niño “Proclamada por las Naciones Unidas el 30 de noviembre de 1959.
El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.
El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.
El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.
El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstanciasexcepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.
El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad. El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.
El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho. El niño debe ser protegido contra las prácticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.”

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS
* Educación Preescolares el nombre que recibe el ciclo de estudios previos a la educación primaria obligatoria establecida en muchas partes del mundo.
* Agresividad: “Proviene del latín “agredí” que significa “atacar”,hace referencia a un conjunto de patrones de actividad que pueden manifestarse con intensidad variable incluyendo desde pelea física hasta los gestos o expresiones verbales que aparecen en el curso de cualquier negociación.” (Landeo, Axel, (2006
* La conducta agresiva es una manifestación básica en la actividad en los seres vivos.
Su presencia en la totalidad del reino animal y los resultados de las investigaciones sobre la misma le dan el carácter de fenómeno “multidimensional” (Hunington y Turner, 1987; Mos y Olver, 1988)”
* Engaño “el engaño es la propia palabra la que nos pone sobre la pista de su naturaleza.
Gannire significa en general producir sonidos animales, sean propios del hombre o de otros animales. Y el sustantivo gannitus nos da ya directamente gañido; su parentesco es evidente.
* Hostilidad “Se denomina hostilidad a las conductas abusivas que se ejercen en forma de violencia emocional por parte de una persona, un grupo pequeño, o un colectivo grande. La hostilidad la puede sufrir una sola persona, un grupo o un colectivo grande”.
* Impertinencia Se dice de un hecho o acto inoportuno, susceptibilidad que nade de un humor desazonado y displicente.
* Intencional “Generalmente el termino es entendido como una acción deliberada correspondiente a una intención, este término cuya etimologíacorresponde a tendencia (de in-tendere, tender hacia) denota, en primer lugar el acto de voluntad que tiende a un fin en cuando capaz de ser alcanzado por determinados medios.
* Tensión (estrés) “Estrés, (del inglés, 'stress'), 'fatiga', es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para enfrentar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

CAPÍTULO III.
Marco Metodológico.
TIPO DE INVESTIGACIÓN
El estudio es descriptivo, y analítico: es muy frecuentemente el propósito del investigador es describir situaciones y eventos. Esto es, decir cómo es y se manifiesta determinado fenómeno. Los estudios descriptivos buscan especificar las propiedades importantes de personas, grupos, -comunidades o cualquier otro fenómeno que sea sometido a análisis (Dankhe, 1986).
Miden y evalúan diversos aspectos, dimensiones o componentes del fenómeno o fenómenos a investigar. Desde el punto de vista científico, describir es medir. Esto es, en un estudio descriptivo se selecciona una serie de cuestiones y se mide cada una de ellas independientemente, para así -y valga la redundancia- describir lo que se investiga. Los estudios descriptivos miden conceptos Es necesario hacer notar que los estudios descriptivos miden de manera más bien independiente los conceptos o variables con los que tienen que ver.
La investigación descriptiva, en comparación con la naturaleza poco estructurada de los estudios exploratorios, requiere considerable conocimiento delárea que se investiga para formular las preguntas específicas que busca responder (Dankhe, 1986). La descripción puede ser más o menos profunda, pero en cualquier caso se basa en la medición de uno o más atributos del fenómeno descrito.

CAPITULO IV.
CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

CONCLUSIONES
Para concluir acerca de este tema del cual he aprendido muchas cosas. Los niños no son personas que nacen sabiendo que hacer o cómo comportarse, tal como el instinto de los animales, a contrario, necesitan ser educados, y quien mejor para eso que sus propios padres. “ser padre no es aquel que engendra, si no el que educa” mucho dice esta frase acerca de la crianza de los hijos, una educación de calidad evitara que el niño pierda control sobre sí mismo, mantenga orden en su vida, muestre disciplina y obediencia ante sus padres, y aun mas importante, transmitir esta educación a su descendencia.
Una de las grandes dificultades de los padres es saber cómo tratar la conducta agresiva de sus hijos ya que, a menudo, nos enfrentamos a la desobediencia y a la rebeldía de ellos. La agresividad es un trastorno que, en exceso, y si no se trata en la infancia, probablemente originará problemas en el futuro, cómo el fracaso escolar, la falta de socialización, dificultad de adaptación, etc.
Lograremos cambiar esto, inculcando los buenos hábitos con los cuales crecimos dando apoyo al niño para que no sienta que está solo y orientarlo cuando haga algo mal. En fin, la niñez es una de las etapas más hermosas de la vida en la que unapersona forma gran parte de su carácter, sy qué mejor que tener una buena formación en ese lapso?
RECOMENDACIONES
En muchos hogares los padres enseñan a sus hijos de forma accidental a portarse mal.
De igual forma muchos niños enseñan a sus padres a ser regañones. Lo irónico es que en muchas familias los padres sin darse cuenta premian las conductas indeseables de sus hijos e ignorar las apropiadas. En otras ocasiones es el medio que provoca el problema Para evitar lo anterior presentamos una serie de recomendaciones que pueden servir para prevenir la aparición de problemas de conducta:
* Elabore un calendario u horario de actividades.
* Organice la actividad del niño.
* Mantenga a su niño bajo observación constante.
* Para controlar la conducta del niño no utilice el castigo, al contrario debe usted premiar al niño cuando se comporte apropiadamente y cobrarle de alguna manera cuando se comporte inapropiadamente.

MARCO REFERENCIAL
Bibliográficas
* La agresividad en los niños: prevención de la violencia infantil.
Mariano González Ramírez - 2000 - 190 páginas

* Agresividad en niños y niñas: Ayudas, tratamiento, apoyos.
Alan Train - 2004 - 192 páginas - Página 86

* Psicología infantil - Página 649
Ross Vasta, Scott A. Miller - 1999 - 864 páginas

Páginas Web
www.guiainfantil.com//la_agresividad_infantil.htm
www.cosasdelainfancia.com/biblioteca-compor10.htm
www.eduquemosenlared.com//140-agresividad-ninos
www.baobabparents.com//la-agresividad-ninos/68/





Política de privacidad