Consultar ensayos de calidad


Dislexia - dislexia en psicopedagogía (definición, características)




DISLEXIA

INTRODUCCIÓN
Etimológicamente la palabra dislexia quiere decir aproximadamente dificultades de lenguaje.
En la acepción actual se refiere a problemas de lectura, trastorno en la adquisición de la lectura.
Una primera definición sencilla de la dislexia es la que nos dice que es el problema para aprender a leer que presentan niños cuyo coeficiente intelectual es normal y no aparecen otros problemas físicos o psicológicos que puedan explicar dichas dificultades.
Según algunas estadísticas la dislexia afecta en mayor o menor grado a un 10% o un 15% de la población escolar y adulta.
Dada la generalización de la enseñanza a toda la población de forma obligatoria y el uso prioritario de la lectura y la escritura como mediadores de la enseñanza, la cantidad de niños que tienen dificultades escolares por esta causa es un factor relevante a tener en cuenta por el enseñante.


DISLEXIA EN PSICOPEDAGOGÍA

DEFINICIÓN
La dislexia es una deficiencia de la lectura, la escritura y el aprendizaje.
Su causa es una alteración de las zonas cerebrales del lenguaje. Afecta a un 5% de los niños de 7 a 9 años, sobre todo varones. Se le atribuye una base genética y no esta relacionada con la inteligencia. Sus manifestaciones son muy variadas, dependiendo de la edad del niño y de la intensidad del trastorno. Se pueden observar déficits en las funciones relacionadas con la memoria, el vocabulario, las areas motrices y el habla. En la etapa preescolar ya se pueden detectar alteraciones significativas en el lenguaje, la motricidad, la percepción y la falta de madurez en general, por lo que,sabiendo que no se cura sólo con el paso del tiempo, se requiere de un diagnóstico temprano para poder ayudar el niño oportunamente. Por ello, los educadores no deben dudar en consultar ante las primeras sospechas de dislexia.
Una buena definición la da M.Thomson ' es una grave dificultad con la forma escrita del lenguaje, que es independiente de cualquier causa intelectual, cultural y emocional. Se caracteriza porque las adquisiciones del individuo en el ambito de la lectura, la escritura y el deletreo, estan muy por debajo del nivel esperado en función de su inteligencia y de su edad cronológica. Es un problema de índole cognitivo, que afecta a aquellas habilidades lingüísticas asociadas con la modalidad escrita, particularmente el paso de la modalidad escrita, particularmente el paso de la codificación visual a la verbal, la memoria a corto plazo, la percepción de orden y la secuenciación.

CARACTERÍSTICAS


Siendo la dislexia en principio un problema de aprendizaje, acaba por crear una personalidad característica que en el aula se hace notar o bien por la inhibición y el retraimiento o bien por la aparición de conductas disruptivas, hablar, pelearse, no trabajar, como formas de obtener el reconocimiento que no puede alcanzar por sus resultados escolares.
La dislexia va unida en ocasiones a otros problemas de aprendizaje escolar, tales como la disgrafía (dificultades en el trazado correcto de las letras, en el paralelismo de las líneas, en el tamaño de las letras, en la presión de la escritura) y en fases posteriores aparece la disortografía (dificultades para el uso correcto de lasreglas de ortografía, desde las que se llaman de ortografía natural a las de nivel mas complejo.)
En ocasiones la dislexia va unida a dificultades de pronunciación, con mayor incidencia en la dificultad de pronunciación de palabras nuevas, largas o que contengan combinaciones de letras del tipo de las que le producen dificultades en la lectura.
En el aula la dislexia se puede detectar inicialmente por el retraso en el aprendizaje de la lectoescritura, las peculiaridades que se dan cuando consigue iniciar el aprendizaje, la lentitud, la tendencia al deletreo, la escasa comprensión lectora debida a la falta de ritmo, la ausencia de puntuación. A medida que los cursos pasan, los problemas se agudizan, ya que el estudio, y el trabajo escolar en general se basa en las habilidades que el niño no tiene y se retrasa progresivamente. Así, la dificultad lectora, la escasez de comprensión, llevan a malos resultados escolares, mal autoconcepto, actitudes de desgana y conductas en ocasiones, disruptivas, perturbadoras del buen funcionamiento del clima del aula.
Ocurre con gran frecuencia que al niño se le tacha de vago, distraído y se atribuye a estas características su mal funcionamiento escolar, presionandole para que trabaje, atienda, y de alguna manera menospreciandolo por su incapacidad para aprender.
Hay que tener en cuenta que la realidad es justo al revés, ya que las características de distraibilidad es consustancial a la dislexia y si bien es una dificultad para el aprendizaje, no es algo que el niño pueda controlar voluntariamente y cuya mejora debe entrar dentro del esquema de tratamientodel problema.
La dislexia se presenta en muchos grados, desde pequeños problemas superables en breve plazo, hasta una dificultad que se arrastra de por vida y que se aproxima como en un continuo hacia la disfasia, que es un problema mas grave y profundo de todas las areas de lenguaje. De cualquier modo, con la iniciación del tratamiento con suficiente precocidad se suelen derivar resultados positivos y una clara mejora en el rendimiento escolar. La mayor o menor efectividad va a depender de factores tales como la profundidad del trastorno, el nivel de motivación, inicial o que se le consiga inculcar, grado de implicación de la familia y el profesorado, adecuado diagnóstico y tratamiento, duración y seguimiento del trabajo.
Profundizando en la detección de los niños con problemas de dislexia, de acuerdo con los criterios de la Asociación Britanica de Dislexia y con otras fuentes, los signos que pueden tener (algunos de ellos, no necesariamente todos) los niños según la edad serían los siguientes:
Niños de Preescolar (Educación Infantil)
Historia Familiar de problemas disléxicos (padres, hermanos, otros familiares)
Retraso en aprender a hablar con claridad
Confusiones en la pronunciación de palabras que se asemejan por su fonética
Falta de habilidad para recordar el nombre de series de cosas, por ejemplo los colores
Confusión en el vocabulario que tiene que ver con la orientación espacial
Alternancia de días 'buenos' y 'malos ' en el trabajo escolar, sin razón aparente.
Aptitud para la construcción y los objetos y juguetes 'técnicos' (mayor habilidad manual que lingüística, queaparecera típicamente en las pruebas de inteligencia.), juegos de bloques, lego
Dificultad para aprender las rimas típicas del preescolar
Dificultades con la palabras rimadas
Dificultades con las secuencias
Niños hasta 9 años
Particular dificultad para aprender a leer y escribir


Persistente tendencia a escribir los números en espejo o en dirección o orientación inadecuada.


Dificultad para distinguir la izquierda de la derecha.
Dificultad de aprender el alfabeto y las tablas de multiplicar y en general para retener secuencias, como por ejemplo los días de la semana, los dedos de la mano, los meses delaño.
Falta de atención y de concentración.
Frustración, posible inicio de problemas de conducta.
Niños entre 9 y 12 años
Continuos errores en lectura, lagunas en comprensión lectora.

Forma extraña de escribir, por ejemplo, con omisiones de letras o alteraciones del orden de las mismas.
Desorganización en casa y en la escuela.
Dificultad para copiar cuidadosamente en la pizarra y en el cuaderno.
Dificultad para seguir instrucciones orales.
Aumento de la falta de autoconfianza y aumento de la frustración.
Problemas de comprensión del lenguaje oral e impreso.
Problemas conductuales: impulsividad, corto margen de atención , inmadurez.
Niños de 12 años en adelante.
Tendencia a la escritura descuidada, desordenada, en ocasiones incomprensible.
Inconsistencias gramaticales y errores ortograficos, a veces permanencia de las omisiones, alteraciones y adiciones de la etapa anterior.
Dificultad para planificar y para redactar relatos y composiciones escritas en general.
Tendencia aconfundir las instrucciones verbales y los números de teléfono.
Gran dificultad para el aprendizaje de lenguas extranjeras.
Baja auto-estima
Dificultad en la percepción del lenguaje, por ejemplo en seguir instrucciones.
Baja comprensión lectora.
Aparición de conductas disruptivas o de inhibición progresiva. A veces, depresión.
Aversión a la lectura y la escritura.
La observación de que todos los trastornos que desencadenan la dislexia no se dan siempre en su totalidad, y de que sus manifestaciones no se dan siempre en su totalidad, lleva a algunos autores a pensar que existen dos matices distintos de la dislexia:
Dislexia con alteraciones fundamentalmente viso-espaciales y motrices, cuyas características serían: escritura en espejo, confusiones e inversiones al escribir, torpeza motriz, disgrafías
Dislexia con alteraciones fundamentalmente verbales y de ritmo, que se caracterizaría por trastornos del lenguaje: dislalias, inversiones, pobreza de expresión, poca fluidez verbal, comprensión baja de las reglas sintacticas, dificultad para redactar y para relatar oralmente.
Precisamente donde la dislexia se manifiesta de una forma concreta, donde se suelen empezar a detectar los síntomas y los problemas, es en la escuela , precisamente en las materias que inician fundamentalmente el aprendizaje, la lectura y la escritura, y en ocasiones también afecta el problema a los aprendizajes del calculo apareciendo una discalculia, si bien esto es menos frecuente, en especial en los comienzos, con la suma y la resta y los primeros números, pero aparece con mas frecuencia el problema aliniciarse la resta llevando, tener que memorizar las tablas de multiplicar y aprender la escritura numérica y con letras de grandes números.

En algunos estudios se agrupan los niños con este problema en tres niveles de edad o mas bien de etapas de evolución. En general el niño disléxico al superar las dificultades de un nivel, se encuentra con las dificultades propias del siguiente nivel. Sin embargo, una reeducación adecuada hace en general que las dificultades se atenúen, se enfrenten con mayor facilidad o pueden no aparecer, en función de la dificultad intrínseca del niño, nivel de motivación, éxito de la reeducación.
Niños en edades comprendidas entre los 4 y los 6 años
Este período coincide con la etapa preescolar, actualmente es el segundo ciclo de la educación infantil. Los niños se inician en la adquisición de la lectura y la escritura, mediante ejercicios preparatorios, pero todavía no se puede hablar de lectura y escritura como tales salvo al final del período. En este nivel se puede hablar de predislexia , posible predisposición a que aparezca el trastorno o indicios que hacen temer que se vaya a producir el problema. Las alteraciones tienden a aparecer mas en la esfera del lenguaje
Dislalias
Omisiones de fonemas, principalmente en las sílabas compuestas e inversas. Ocurre a veces también la omisión del último fonema. Así el niño dice 'bazo' por 'brazo', cuando no hay rotacismo o dislalia de la 'r'. O dice 'e perro' omitiendo la 'l' en vez de decir 'el perro'.
Confusiones de fonemas que a veces van acompañadas de lenguaje borroso. Puede hablar claro si se le invita a hablardespacio, pero su lenguaje espontaneo es confuso.
Inversiones, que pueden ser de fonemas dentro de una sílaba o de sílabas dentro de una palabra.
Por ejemplo: 'pardo' por 'prado' y 'cacheta' por 'chaqueta'
En general, pobreza de vocabulario y de expresión, junto a comprensión verbal baja.
Ademas de las alteraciones de lenguaje, se observa también frecuentemente
Retraso en la estructuración y reconocimiento del esquema corporal.
Dificultad para los ejercicios sensorioperceptivos: distinción de colores, formas, tamaños, posiciones.
Torpeza motriz, con poca habilidad para los ejercicios manuales y de grafía. Si se observa con detenimiento, se suele dar falta de independencia segmentaria, dificultad de mover independientemente las distintas articulaciones.
Movimientos graficos de base invertidos. Nuestra grafía requiere el giro en sentido contrario a las agujas del reloj, pero hay niños que los hacen en el mismo sentido de las agujas.
Al final del período, si consigue aprender letras y números, memorizarlos y distinguirlos, parece la escritura en espejo de letras y números, las inversiones, las confusiones, la falta de alineación de la escritura el tamaño inconstante de las grafías Cuando se ha aprendido la técnica lectora se notan vacilaciones, omisiones, adiciones, confusiones de letras con simetrías, dificultades de las descritas arriba a nivel oral a la hora de escribir.
Niños de edades comprendidas entre los 6 y los 9 años
Este período abarca los años iniciales de la enseñanza primaria, aproximadamente hasta el 4º de primaria. Es un período crucial de los niños con esteproblema. En estos primeros cursos se presta especial atención a la adquisición de las denominadas técnicas instrumentales (lectura, escritura, calculo) que deben ser manejadas con cierto dominio y agilidad al final, como instrumentos de base de futuros aprendizajes. En estos niveles de edad es cuando con mas frecuencia se detecta el problema y se solicita la ayuda del especialista. Siempre que o bien padres o profesores o alguien del entorno o el psicólogo escolar encauce adecuadamente el problema y no lo atribuyan a inmadurez, pereza, falta de voluntad, deficiencia mental o cualquier otra atribución alternativa para 'explicar' el problema.
En el lenguaje, las dislalias y omisiones del período anterior se suelen haber superado o estan en fase de superación, mas facilmente si se han abordado a tiempo y no responden a una dislalia verdadera, a veces de mas difícil superación inicial o espontanea. Sin embargo las inversiones y confusiones de fonemas aumentan. Se observa expresión verbal pobre y dificultad de aprender palabras nuevas, en especial los polisílabos, las palabras nuevas o las fonéticamente complicadas.
En general el rendimiento en las areas lingüísticas es bajo. Pese a ello, si se le explican las cosas verbalmente es mas capaz de aprender que si se le exige que adquiera los conocimientos mediante la lectura o la escritura repetida.
Michel Lobrot considera que una de las dificultades de los disléxicos esta en la función de repetición. El exceso de actividades repetitivas en el aula los aburre particularmente, mas cuando el avance del conocimiento no se produce por estas vías y nose realiza el refuerzo adecuado.

En la lectura
Las confusiones se producen sobre todo en las letras que tienen cierta similitud morfológica o fonética.
Por ejemplo a y o en las vocales manuscritas, a y e en las vocales impresas, u abierta y o a nivel fonético. A nivel fonético se produce también la confusión entre p,b y m y en ocasiones confusión también con la n.
Existe también con frecuencia la confusión entre letras que graficamente se diferencian por su simetría o pequeños detalle, en especial en letra de imprenta. Así: d/b; p/q; b/g; u/n; g/p; d/p. A esta confusión la llaman algunos autores, confusión estatica Se producen de otro lado omisiones de letras, adiciones, principalmente a final de palabra y en sílabas compuestas. Por ejemplo carte por cartel, pelo por pelos ten por tren
En las sílabas se producen sobre todo inversiones, reiteraciones y omisiones. Las inversiones pueden ser por cambio de orden de las letras dentro de una sílaba directa: lapa por pala, o en una sílaba inversa, como por ejemplo rapa por arpa. Pero es mas frecuente la inversión de letras que forman parte de una sílaba compuesta, trabada o sinfón, que de las tres maneras se denomina.
Así, por ejemplo, pader por padre o barzo por brazo.
En otras ocasiones se cambia el orden de las sílabas dentro de la palabra, en especial cuando son sílabas compuestas, así por ejemplo, drala por ladra. Esto es lo que recibe el nombre de inversiones dinamicas.
Se producen también reiteraciones de sílabas: cocicina por cocina.
Otro de los errores frecuentes es la omisión de sílabas, si bien se produce en menor grado quelas omisiones de letras y afecta sobre todo a palabras largas con sílabas compuestas, que se
'apocopan' por parte del niño con dificultades de lectura.
En las palabras se producen: omisiones, reiteraciones y sustituciones de una sílaba por otra que empieza por la misma sílaba o tiene un sonido parecido, por ejemplo, lagarto por letargo. A veces la palabra sólo tienen común la primera letra. Lo que ocurre es que el disléxico no tiene la capacidad de 'prever' lo que viene a continuación, capacidad que los buenos lectores sí tienen y que tiene que ver con los movimientos sacadicos de los ojos al leer.
En aspectos generales dentro de la lectura, ademas de los problemas concretos citados se observan unas características bastante típicas que deben guiar enseguida las sospechas hacia una posible dislexia
Falta de ritmo en la lectura
Lentitud en ocasiones exasperante. Muchas veces, como precaución, leen en voz baja antes de leer en voz alta para asegurarse la corrección, lo que no suelen conseguir y añade lentitud a la lectura.
Falta de sincronía de la respiración con la lectura, que tiene que ver con
Los signos de puntuación no se usan para las pautas que estan previstos, con lo que se amontonan las frases o se cortan sin sentido.
Hay una dificultad en seguir la lectura, que se manifiesta en saltos de línea al acabar cada línea, pérdidas de la continuidad de la lectura en cuanto levanta la vista del texto. Esto hace que en muchas ocasiones vuelva a comenzar a leer la misma línea.
Cuando se consigue la lectura correcta es mecanica, no se produce apenas comprensión de lo leído.
En laescritura
En ocasiones se producen inversiones de letras en espejo.
En algunos casos, se llega a producir una escritura total en espejo.
La alteración de la dirección de los óvalos tiende a dar una escritura vacilante e irregular, a veces las letras estan hechas de trazos sueltos y en ocasiones, pese a una letra de apariencia correcta se observa lentitud y algunos fallos debido a la inversión de los giros, que el niño ha sobrecompensado con dobles giros, trazados peculiares, etc
Presenta en muchas ocasiones confusiones de letras que se parecen por la grafía o por el sonido.
Se suelen presentar omisiones similares a las que se dan en su lectura, de letras, sílabas o palabras.
Mezcla de letras mayúsculas con minúsculas
Inversiones de letras, sílabas o palabras, pero lo mas frecuente son las inversiones en las sílabas compuestas o inversas.
Se producen agrupaciones y separaciones incorrectas, partiendo palabras o uniendo varias palabras en una sola: ' y enlacoruña viaunas olas muigrandes y mecudrian'
Mala elaboración de las frases y escritura confusa por las alteraciones de tamaño descritas y la unión en ocasiones de varios de los problemas a los que se han aludido en los parrafos anteriores.
En general en la escritura encontramos ademas una serie de características
Torpeza y coordinación manual baja.
Postura inadecuada, tanto del niño como de la hoja de papel.
Tonicidad muscular inadecuada, que puede ser por falta de presión o por exceso de la misma.
Las alteraciones graficas afectan también obviamente a los números, sin que se pueda hablar de una discalculia. Se da tambiénla escritura en espejo de los números aislados, en especial algunos de ellos con mas frecuencia (5 /6 )
Se dan inversiones de cifras en números de dos cifras, 24/42. Con números de tres o mas cifras se hace mas frecuente. Encuentran gran dificultad en diferenciar 104 de 140
Tienden a confundir números de sonido semejante (60/70), en mayor medida que la población normal.

Trastornos de caracter espacio-temporal son
Dificultades de seriación, como hemos apuntado mas arriba. Se manifiestan por ejemplo en los pasos de una decena a otra y en las seriaciones en sentido inverso, descendente.
Hay casos extremos con gran retraso en el aprendizaje de la serie de los 100 primeros números.
Las dificultades graficas y de orientación espacial se unen para dar un aspecto desordenado a las operaciones, dificulta una correcta alineación de las cifras en las operaciones, tienden en ocasiones a empezar las operaciones por la izquierda.
Niños mayores de 9 años
La variabilidad que el trastorno presenta en las características individuales que acompañan al problema fundamental de dificultad lecto-escritora, se hace mayor a medida que el niño crece, ya que la manera de interactuar los distintos elementos personales y del entorno aumenta en amplitud y complejidad.
Hay algunos factores que influyen en el estado del problema en esta edad
El nivel mental. Los niños con una capacidad intelectual alta, encuentran a veces la forma de superar los problemas, en especial si han recibido atención especializada, y/o apoyo familiar, a veces en forma de repaso insistente a nivel oral cuando se dan cuentaintuitivamente que pueden compensar su dificultad de comprensión lectora de ese modo.
La gravedad de la dislexia. Las alteraciones profundas son mas difíciles de superar que las leves.
Según algunos autores la dislexia forma un continuo con la disfasia, un trastorno del area del lenguaje mas profundo y con un mayor correlato con disfunciones cerebrales. Hay disléxicos que mantienen su dificultad de adultos pese al tratamiento.
El diagnóstico precoz y la reeducación adecuada aumenta las posibilidades de que el trastorno se supere.
La eficaz colaboración de la familia y el profesorado en el tratamiento, teniendo en cuenta la motivación y el aumento de la autoestima como factores de vital importancia en el mantenimiento y éxito del tratamiento.
En la consulta aparecen niños con características típicas de la etapa anterior, fundamentalmente por no haber recibido adecuado tratamiento, por diagnóstico equivocado, falta de continuidad del trabajo terapéutico, dificultades de diverso tipo en el desarrollo del mismo.
CAUSAS
Para entender que ocurre en el cerebro de un niño con dislexia, conviene explicar de manera sencilla cómo funciona éste y cómo se lleva a cabo el proceso de la lectura
El cerebro humano esta formado por dos hemisferios derecho e izquierdo, que se comunican entre sí. Cada hemisferio esta especializado en ciertas funciones. El hemisferio izquierdo se especializa en los procesos de lenguaje, mientras que el derecho se especializa en la información visual y espacial.
Ademas, no trabajan exactamente del mismo modo, sino que el hemisferio izquierdo procesa la informaciónsecuencialmente, o sea, unos datos tras otros, mientras que el derecho lo hace simultaneamente, o sea, muchos datos a la vez.
Al leer, se combinan los dos tipos de estrategias en el manejo de la información por ambos hemisferios. Pero en los niños disléxicos, la disfunción o fallo en el hemisferio izquierdo afecta la velocidad de procesamiento de la información, lo que incapacita al niño para procesar cambios rapidos de estímulos o sucesiones, tanto en el area visual como auditiva.
Conocer cual es la alteración concreta que causa la dislexia es mas difícil. Los enfoques cambiaron en los últimos treinta años y actualmente, los estudios se centran en la relación existente entre el lenguaje hablado y el escrito, intentando comprender la naturaleza y la calidad del analisis fonema grafema, es decir la relación pronunciación – escritura y la automatización durante la lectura. Si bien, hay distintos tipos de dislexia de acuerdo a las alteraciones presentadas, se atribuye al fallo fonológico la base patogenética de las dislexias.
Si bien, existen numerosa corrientes que explican las causas, y que en general toman la línea biologicista, aparece una línea - ya no ubicada dentro del marco epistémico médico – que subvierte las causas de la dificultad en la lectoescritura, ubicandola en dificultades de orden psíquico.
Esta línea manifiesta una fuerte influencia de la inclusión del psicoanalisis y entiende a la dislexia como una manifestación sintomatica de una dificultad en la estructuración subjetiva del niño, y del ingreso del niño al campo simbólico. Postulan que el trastorno disléxico se vaconfigurando en la misma medida en que configuran trastornos en la elaboración de la propia identidad. Caracterizan un tipo especial de relación madre - hijo, con serias dificultades para la discriminación. (Schelmenson, 2000. Firpo de Iribarne, 1999

SUGERENCIAS DIDACTICAS PARA EL ALUMNO DISLÉXICO
Enseñanza basada en métodos multisensoriales, es decir aquellos que utilizan el tacto, el movimiento y el color como canal de aprendizaje, ademas de la vista y el oído.
Adaptar el programa de estudio a las necesidades del niño.
Establecer un equipo con el niño y sus padres, para ayudarlo y acompañarlo en su dislexia.
No permitir que los compañeros se burlen del niño y explicarles lo que es la dislexia Animarlo siempre y elogiarlo por sus talentos y aptitudes, evitando ponerlo en situaciones en las que fracasara.
Favorecer el aprendizaje utilizando métodos basados en las facultades auditivas, visuales, tactiles y del movimiento, cuando su nivel académico corresponda al inicio escolar.
A medida que el niño aprenda palabras, se hace necesario el conocimiento de un código que relacione las combinaciones de las letras con los sonidos de las mismas. De esta forma el alumno lograra establecer una correspondencia entre grafemas y fonemas (pequeñas unidades sonoras en que descomponemos las palabras).
Por la vía ortografica y la identificación de las palabras, recurrira el niño a las secuencias con significado (morfemas) que tiene almacenadas en su cerebro.
Reforzar la memoria a corto plazo y a largo plazo, favoreciendo así el almacenamiento de la información y el acceso a la misma.
Utilizar latécnica de “sobre-aprendizaje” o la repetición intensiva para reforzar la nueva información que recibe el niño.
No olvidar darle copia de apuntes de lecciones y lista de lecturas obligatorias.
Recordar minimizar los deberes sobre todo de lectura y escritura por el sobreesfuerzo que le representa al niño.
Evitarle leer delante del grupo y valorarlo por sus esfuerzos, puesto que no es posible la comparación con los demas niños.
Favorecer la utilización de ordenadores para escribir los textos y utilizar procesadores, correctores ortograficos y otras tecnologías disponibles.
Durante los examenes brindarle al alumno disléxico tiempo suplementario y períodos de descanso, permitiendo el uso de ordenadores portatiles o pizarras digitales si los hubiere.









DISLEXIA EN NEUROPEDIATRÍA
La dislexia, o trastorno del aprendizaje de la lectura, es un problema con una prevalencia estimada entre el 5-10%, aunque en algunos casos se ha llegado a estimar hasta el 17,5%. A pesar de afectar a una parte importante de la población y figurar entre las causas mas preocupantes de fracaso escolar, existen distintos y controvertidos puntos de vista, no sólo sobre la etiología y los mecanismos cognitivos implicados, sino incluso sobre la ubicación categórica. No es insólito que en distintos ambitos todavía se contemple la dislexia como una enfermedad o discapacidad, respecto a la cual se le aplica el modelo clasico de lesión o disfunción cerebral. En los últimos 20 años se ha impuesto el modelo de déficit fonológico como base cognitiva que permite entender la dislexia. Dicho modelo, a la luz de lasúltimas investigaciones en genética y en psicología cognitiva, no ofrece una respuesta totalmente satisfactoria a diversos pormenores relacionados con la comorbilidad y ciertas características de la dislexia.
La genética ha mostrado que la dislexia esta vinculada a genes cuantitativos y pleiotrópicos. Ademas, la dislexia no esta vinculada a un solo gen, sino que es poligénica. Otra característica genética es la heterogeneidad, es decir, que las combinaciones genéticas que generan la dislexia pueden ser diversas. El modelo, propuesto recientemente para dar sentido y coherencia a los datos aportados por la genética y la investigación neurocognitiva, se ha denominado modelo de déficit múltiple.
CONCEPTO DE DISLEXIA
La dislexia se contempla de forma muy similar en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) y en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, cuarta edición (DSM-IV-TR).
La CIE-10 incorpora la dislexia en el apartado de trastornos específicos del desarrollo de las habilidades escolares, y adopta el término de ‘trastorno específico de la lectura’. En el DSM-IV se la denomina ‘trastorno de la lectura’,y se incluye en el capítulo de trastornos del aprendizaje. Nótese que el DSM-IV no ha incorporado la cualificación de ‘específico’.
De igual modo, existen ligeros matices diferenciales en los criterios diagnósticos de uno y otro manual, si bien en ambos casos se contempla como base diagnóstica la existencia de una discrepancia entre el nivel lector, por una parte, y la capacidad de inteligencia, la edad cronológica y la atención pedagógica, por otra.También se requiere que no exista un déficit sensorial que pudiera justificar la dificultad lectora. Si bien ambos manuales prescinden del término dislexia, el DSM-IV recoge que el trastorno de lectura también ha recibido la denominación de dislexia. Sin embargo, a pesar de estos matices, parece haberse impuesto el uso del término ‘dislexia’.
El punto mas cuestionado de las definiciones aportadas por el DSM-IV y la CIE-10 es la necesidad de que para establecer el diagnóstico debe existir una discrepancia entre el nivel de inteligencia y el nivel lector. Incluso la CIE-10 contempla como criterio de exclusión la existencia de un cociente de inteligencia (CI) inferior a 70.
La conveniencia respecto al uso de dicho criterio presenta ciertas incongruencias. Con el fin de aportar argumentos sobre la utilidad o no de utilizar la discrepancia nivel lector/CI como criterio diagnóstico, es preciso reflexionar en torno a las siguientes ideas
La practica lectora influye decisivamente, de forma general, en las habilidades lingüísticas. La lectura favorece la adquisición de vocabulario y agiliza el razonamiento verbal. Por tanto, la capacidad lectora explica una parte de la varianza del cociente verbal y, en consecuencia, del CI total. Por tanto, los diagnósticos basados en discrepancia entre nivel lector y CI verbal o CI total son excesivamente conservadores, pues excluyen precisamente los casos mas graves de dislexia, en los cuales existe un fuerte impacto sobre los niveles de inteligencia verbal o general, medidos por los test de inteligencia.
El uso de la discrepancia entre nivel lector y CImanipulativo o razonamiento perceptivo genera otras incongruencias.
Por una parte, un razonamiento perceptivo relativamente bajo excluiría de la discrepancia un considerable número de niños con bajo nivel lector. Si la premisa basica para justificar el uso de dicha discrepancia se sustenta en la independencia entre estos parametros, resultaría que el bajo nivel de razonamiento perceptivo se convertiría en un factor protector de dislexia, al ser el motivo por el cual un número de pacientes quedaría excluido del diagnóstico de dislexia. Bishop puso en evidencia que entre gemelos idénticos existía una alta coincidencia respecto al diagnóstico de trastorno específico del lenguaje, en tanto que las puntuaciones referidas al CI no verbal variaban sensiblemente entre uno y otro hermanos gemelos. Si se hubiera tomado como referencia la discrepancia nivel de lenguaje/CI no verbal, se daría la incongruencia de que un hermano gemelo homocigoto podría ser diagnosticado de trastorno del lenguaje, en tanto que el otro quedaría excluido a causa de tener un CI no verbal mas bajo.
Diversos estudios han evidenciado que las dificultades fonológicas, apreciadas tanto en disléxicos como en malos lectores, muestran una elevada correlación con las habilidades fonológicas, en tanto que el nivel de inteligencia general influye mucho menos en la adquisición de la lectura.

Otro motivo que pone en evidencia la falta de lógica para el uso de la discrepancia como criterio diagnóstico determinante proviene de la ambigüedad del concepto nivel de lectura.
Según se use un test de velocidad lectora, habilidadfonológica o comprensión lectora se pueden obtener resultados muy variables. El grado de incongruencia se incrementa al contemplar la variabilidad del CI, en un mismo individuo, en función del test de inteligencia utilizado. Por tanto, el diagnóstico de dislexia puede depender en gran medida de factoresarbitrarios.
TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO
Los trastornos del neurodesarrollo se pueden dividir en cuatro grupos. El primero comprende alteraciones genéticas bien identificadas, por ejemplo, el síndrome de Williams (deleción de unos 25 genes en un alelo del cromosoma 7). En los trastornos genéticos vinculados a una alteración estructural (deleción, duplicación, traslocación, disomía, etc.) de una parte de la secuencia genética, suele haber manifestaciones multisistémicas asociadas a la repercusión cognitiva. El segundo grupo lo conforman trastornos que sólo pueden definirse a partir de déficit cognitivos o conductuales. Algunos ejemplos son el trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH), el autismo y la dislexia.
En este grupo existe una fuerte evidencia respecto al caracter hereditario, pero todavía se sabe poco o nada sobre los genes implicados. Se piensa que estos genes no presentan alteraciones estructurales. En consecuencia, el trastorno se debe atribuir a una combinación genética desfavorable. En general, estos trastornos se definen como específicos, puesto que hacen referencia a que sólo esta afectado un aspecto cognitivo (discalculia, dislexia, trastorno especifico del lenguaje, trastorno fonológico); sin embargo, los avances en el conocimiento de dichos trastornos noparecen apuntar hacia tal especificidad.
El tercer grupo comprende trastornos, no siempre bien categorizados clínicamente, cuyas causas se desconocen. En este grupo estarían incluidos los casos de retraso mental de causa desconocida. Se supone que tienen un origen multicausal y diverso.
Los síntomas, al igual que en el primer grupo, pueden exceder el plano cognitivo. El último grupo corresponde a trastornos que tienen una causa ambiental conocida (efectos fetales del alcohol, infección del sistema nervioso, privación ambiental extrema).
La dislexia encaja claramente en el segundo de dichos grupos.
Ademas de la base genética, los trastornos del neurodesarrollo de este grupo comparten determinadas características
Los síntomas no difieren cualitativamente de los rasgos normales que se pueden apreciar en cualquier individuo. Por tal motivo, los límites entre trastorno y normalidad son muy imprecisos.
No existen marcadores biológicos que permitan confirmar o excluir un diagnóstico.
Es común la comorbilidad. Las formas puras de determinado trastorno suelen ser mas la excepción que la regla.
La expresividad del problema esta modulada por el entorno.
ETIOLOGÍA DE LA DISLEXIA. GENES COGNITIVOS
Si bien se han propuesto bases conceptuales muy diversas y contradictorias sobre la dislexia, es insensato, sobre la base de los conocimientos científicos de las tres o cuatro últimas décadas, sostener una causalidad psicológica para la dislexia. Simplemente, no merece la pena entrar en dicho debate.
Sin duda, la habilidad para la lectura esta depositada en los genes, dada la alta heredabilidad que sepone en evidencia al comparar la coincidencia entre gemelos homocigotos y dicigotos. Sin embargo, difícilmente se puede pensar en ‘genes alterados’. En este caso, los genes se supone que influiran simplemente en la facilidad o dificultad para aprender una técnica inventada por el hombre. No obstante, es coherente admitir que distintas combinaciones genéticas pueden influir favorable o desfavorablemente en la habilidad lectora. No se ha encontrado, ni, con toda certeza, se va a encontrar el gen de la dislexia.
Los genes relacionados con la dislexia tienen unas características que comparten una parte importante de los genes implicados en los trastornos cognitivos del desarrollo.
Los genes cognitivos se caracterizan por ser cuantitativos y pleiotrópicos. Ademas, en el campo de los trastornos del neurodesarrollo, dichos genes se implican de modo poligénico y con heterogeneidad.
El caracter cuantitativo de los genes significa que su expresividad no se rige por la regla de todo o nada, sino que influyen en la intensidad con la que se expresa determinado rasgo. El pleiotropismo hace referencia a que determinado gen puede tener mas de una función. El fenómeno del pleiotropismo es muy común en genes vinculados a rasgos cognitivos. El pleiotropismo contribuye a explicar la alta tasa de comorbilidad hallada en los trastornos del neurodesarrollo. La poligenicidad significa la concurrencia de varios genes en un mismo trastorno. La heterogeneidad indica que un mismo trastorno puede estar vinculado a distintas combinaciones genéticas. Estas características, ademas de favorecer la comorbilidad,explican el amplio espectro fenotípico que suelen mostrar estos trastornos. Por tanto, el modelo genético y la expresividad de los trastornos del neurodesarrollo quedan muy lejos del modelo clasico de las enfermedades genéticas conocidas, en las cuales una ‘alteración’ genética específica desencadena directa o indirectamente alteraciones estructurales o funcionales en el sistema nervioso.
CONCLUSIONES DEL DR. JOSEP ARTIGAS PALLARÈS
La dislexia es una dificultad específica, independiente de la inteligencia.
Un niño puede ser disléxico tanto si es muy listo como si no es. La categoría dislexia sólo identifica falta de habilidad para la lectura.
La dislexia no es una enfermedad, porque no se incluye entre las enfermedades codificadas en los manuales diagnósticos y porque la habilidad lectora tienen una distribución continua en la población. El límite entre dislexia y no dislexia es simplemente arbitrario o estadístico, pero no categórico.
La escritura, y consecuentemente la lectura, es un invento reciente. Si no existiera la escritura, obviamente no existiría la dislexia. Por tanto, la dislexia es una consecuencia de la cultura y la generalización de la enseñanza.
La selección natural no ha actuado sobre los genes vinculados a la dislexia, puesto que no se puede pensar que las personas disléxicas tengan menores oportunidades reproductivas que el resto de la población. Si los disléxicos han sido personas desfavorecidas socialmente, esto ocurre únicamente desde hace pocos años.
Los genes vinculados a la dislexia no son genes con una anomalía específica, sino que forman parte de las variantesgenéticas presentes en la población general. No existe ‘el gen’ de la dislexia, sino que las personas disléxicas presentan una combinación genética que determina la poca habilidad lectora, del mismo modo que otra combinación genética puede determinar una dificultad para cantar, bailar o tocar el violín.
La dislexia encaja muy bien en el modelo de déficit múltiple respaldado experimentalmente. La dislexia, como otros trastornos del neurodesarrollo, se suele presentar como un conjunto de dificultades de competencia en ambitos distintos.
Ademas, el caracter poligénico permite contemplar la dislexia como el resultado de un balance entre habilidades desfavorecidas y habilidades favorecidas compensadoras; balance que no es otro que el que se deriva de genes desfavorecedores y genes favorecedores de las habilidades implicadas.
Si bien se incluye como trastorno en los manuales diagnósticos, el DSM enfatiza la ambigüedad del término trastorno. A la vista de las ideas aportadas, parece que el término que encaja mejor con la conceptualización de la dislexia es una desventaja, una desventaja ante una imposición cultural.
CONCLUSIÓN
Hace mas de un siglo que se describió la dislexia y, en ese tiempo, han sido muchas las teorías que se han escrito, sin que tengamos todavía una teoría única y unificada sobra la misma. Por otro lado, a lo largo de este tiempo también han sido muchos los trabajos de investigación que han relacionado la dislexia con alteraciones en diferentes estructuras cerebrales, sin que, hasta el momento, tengamos tampoco una idea clara de cuales son los mecanismosneurofisiológicos implicados en la misma, aunque se apuntan como causa déficit específicos frontotemporales izquierdos o con asimetrías atípicas en las regiones perisilvianas izquierdas.
La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura, de caracter persistente y específico, que se da en niños que no presentan ningún dèficit físico ni psíquico, y cuyo origen parece derivar de una alteración del neurodesarrollo.
Los disléxicos manifiestan de forma característica dificultades para recitar el alfabeto, denominar letras, realizar rimas simples y para analizar o clasificar los sonidos. Ademas, la lectura se caracteriza por las omisiones, sustituciones, distorsiones, inversiones o adicciones, lentitud, vacilaciones, problemas de seguimiento visual y déficit en la comprensión, (OPS, 1997).
El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con nuestro sistema educativo, pues, dentro de este, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo cual el niño disléxico no puede asimilar ciertos contenidos de las diferentes materias, porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura.
El niño/a disléxico debe poner tanto esfuerzo en las tareas de lectoescritura que tiende a fatigarse, a perder la concentración, a distraerse y a rechazar este tipo de tareas. Los padres y profesores suelen procesar esta conducta como desinterés y presionar para conseguir mayor esfuerzo, sin comprender que estos niños, realizando estas tareas, se sienten como si de repente, cualquiera de nosotros, nos viéramos inmersos en una clase de escritura china.BIBLIOGRAFÍA
SCHLEMENSON, Silvia (1997): 'Tratamiento grupal en la clínica psicopedagógica'. Miño y Davila Editores, Buenos Aires.
VARELA, J. Y ALVAREZ URIA, F. (1991): 'Prólogo'. En: Foucault, M. 1991b (Op. Cit
VYGOTSKY, Lev S. (1962) 'Pensamiento y lenguaje'. Cap. VI: 'El desarrollo de los conceptos científicos en la infancia'. Editorial Willey.
https://www.fices.unsl.edu.ar/~kairos/n13/Vercellino%20Soledad.pdf
Müller, M. “Aprender para ser. Principios de Psicopedagogía Clínica”.
(1993).Editorial Bonum. Buenos Aires.
Prof. María Trinidad IGLESIAS MUSACH, Psicopedagoga. Universidad del Salvador, Buenos Aires. Autora de Temas de Psicopedagogía Infantil https://www.mipediatra.com.mx/psicopedagogia/psicopedagogia.htmIndexada a EBSCO Publishing, Ipswich. USA Email: mtrinidad@mipediatra.com mtrinidad@ciudad.com.ar.
 Revista de neurología, ISSN 0210-0010, Vol. 36, Nº Extra 1, 2003 (Ejemplar dedicado a: V Curso Internacional de Actualización en Neuropediatría y Neuropsicología Infantil), pag. 10. Autores: Alberto Fernandez Lucas, C. Amo, F. Maestú, Tomas Ortiz, A. Capilla, Francisco Javier Expósito Torrejón, P. Campo.

REV NEUROL 2009; 48 (Supl 2): S63-S69- Unidad de Neuropediatría. Corporación Sanitària Parc Taulí. b Centre Mè-dic Psyncron. Sabadell, Barcelona, España. Correspondencia: Dr. Josep Artigas Pallarès. Unidad de Neuropediatría. CorporaciónSanitària Parc Taulí. Parc Taulí, s/n. E-08208 Sabadell (Barcelona).E-mail:7280jap@comb.es© 2009, REVISTA DE NEUROLOGÍA.
https://www.publicacions.ub.es/REFS/DISLEXIA.PDF
REV NEUROL 2002; 34 (Supl 1): S7-S13. J. Artigas-Pallarés





Política de privacidad