Consultar ensayos de calidad


La Historia del Cine - fnfrentarse consigo mismo para ayudar a los demás



UNIVERSIDAD DE PANAMÁ

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

ESCUELA DE DOCENCIA MEDIA DIVERSIFICADA

PROGRAMA DE EDUCACION DUAL, FLEXIBLE Y A DISTANCIA


Tema

Enfrentarse consigo mismo para ayudar a los demás

Presentado por:

Carrera, Maciel 3-719-901

Gibbs, Edgardo 8-741-753

Samudio, Cecibel 4-248-408


Fecha de entrega

Introducción

El conocerse a sí mismo es una de las responsabilidades que tenemos los seres humanos y un compromiso que adquirimos con nosotros mismos. Nadie puede hacer este proceso o llevar a cabo este conocimiento por nosotros.

En qué consiste 'conocerse a sí mismo'.

Se puede pensar que está relacionado con nuestro carácter, con nuestra personalidad, con rasgos psicológicos, debilidades, defectos o cualidades. Pero no. Es algo más que eso. Conocerse a sí mismo es conocer nuestro SER, ese núcleo que contiene nuestro “ser real”, más allá de cualquier especulación intelectual o racional. Requiere profundizar en ese núcleo, en las profundidades de nosotros mismos, a fin de saber sQuién soy? sPara qué nací? sHacia dónde voy? Las cuales constituyen el principio filosófico de la vida, y claves en la existencia del hombre y el consecuente despertar de nuestra consciencia.



Cuando no somos conscientes de nuestro verdadero ser, y es que no estamos despiertos, pero de muy difícil comprensión cuando permanecemos en estado, hipnótico o aletargados.

La Raíz de todos los males es laignorancia. Y de allí provienen todos los sufrimientos. Despejando la ignorancia de nosotros mismos, acerca de quiénes somos, nos abre un panorama mucho más amplio acerca de la concepción del Ser humano. Donde las separaciones y divisiones, son producto de una visión acotada de la realidad.

Esta apertura, significa no sólo la posibilidad de vernos como 'iguales' ante los demás, sino que, nos hace sentir UNO con todos y el TODO. Esta capacidad que se abre en la conciencia de saber quién es uno, ayuda a comprender a los demás, y a ver con compasión a quienes aún permanecen dormidos, ensoñando o ilusionando una realidad que no existe, permite la comprensión desde la empatía, al reflejarnos a nosotros mismos, antes de despertar. Donde existe un punto de inflexión entre el antes y el después de esa acción.

Objetivos


Reconocer la importancia del autoconocimiento personal, para un mejor manejo en la relación de ayuda.


La autoconciencia y la consciencia son atributos exigibles a un educador orientador que quiera establecer un proceso justo de apoyo a sus estudiantes. Desde esta óptica, el orientador debe conocerse a sí mismo, tener una justa valoración de su personalidad y estar consciente de sus limitaciones y capacidades para no optar por caminos que conduzcan al fracaso, pero también, es necesario que el orientador tome conciencia de que forma parte de un gran sistema que persigue intereses bien definidos por la política educativa a los cuales sirve, en el entendido que este sistemadelimita y controla su campo de acción y, en no pocas ocasiones, tendrá que enfrentarse con él, para lograr el pleno desarrollo de sus estudiantes.


[pic]

Cuando ayuda a los demás, uno también se ayuda, crece como persona y logran dejar huella en nosotros, es como un circuito en el cual todos ganan. Al descubrir nuestras fortalezas y debilidades podemos trabajar en nuestra aceptación personal y con ello iniciamos el proceso de reconocer que los demás también tienen fortalezas y debilidades y que debemos aceptarlos como son.
[pic]

až¢ La importancia del desarrollo personal como formador
La formación implica un compromiso en el que se ayuda a otra persona a crecer y superarse. Esta intención de ayudar a otros a ser mejores, tiene un beneficio en doble sentido, porque cuando uno se esmera por hacer crecer al otro, asimismo, crece uno también. Funciona de manera sencilla, cuando tú procuras darte a los demás, forzosamente te ves en la necesidad de “tener qué dar” a otros. Este tener qué dar implica una búsqueda propia por ser más, aprender, formarse, desarrollarse para que lo que uno dé, sea beneficioso para el que estamos ayudando a formarse.
El desarrollo personal tiene que ver con la conciencia de lo que uno es como persona, sus fortalezas, sus áreas de oportunidad, sus habilidades, sus limitaciones, comprenderlas, aceptarlas y autosuperarse. Cuando una persona está bien consigo misma y se ha esmerado por ser mejor, puede darse a otros, porque tiene qué enseñar a los demás. Por eso digo, que cuando uno busca ayudar acrecer a otro, por ende crece él también. Lo importante es tener el verdadero compromiso de aceptar que las personas que nos rodean pueden ser mejores y perfeccionarse a sí mismos, y estar dispuestos a aprender de lo que ellos por ende, van a hacer por nosotros sin darse cuenta de que se trata de crecer juntos.
¢ La relevancia de conocerse personalmente para conocer y guiar a los demás
Como he planteado anteriormente, si tú no te conoces, no sabes lo que traen tus maletas de talento, conocimiento, habilidades y emociones. Si no sabes todo eso de lo que estás equipado, no puedes compartir con los demás lo que eres. Tienes que forzosamente conocerte a ti mismo, profundamente, para con eso, guiar y conocer a los demás.
až¢ El dominio de sí mismo
Es tomar conciencia de nuestros verdaderos deseos e intenciones, saber escuchar nuestra voz interior, reconocer la realidad circundante, y aplicar nuestro esfuerzo a la concreción de objetivos, dosificándolo de acuerdo al tiempo, el lugar y la circunstancia.

Características del profesor consejero


En relación con su persona


• Es innovador
• Se manifiesta tal y como es
• Manifiesta sus sentimientos
• Es persona y no materializa porque sí los proyectos de otros
• Es participativo
• Es crítico
• Es coherente
• Es técnico
• Cree lo que dice y hace
• Es asertivo, facilitador
• Quiere resolver los problemas
• Aprende de los demás
• Le interesa todo lo que ocurre en el grupo.


El profesorconsejero que quiere ayudar al alumno a valorar y plantearse sus experiencias significativas debe primero conocerse como persona. Esto puede lograrse si el profesor aprende a conocerse a sí mismo. Debemos ser primero, orientador y consejeros de nosotros mismos, es decir, es necesario conocernos y aceptarnos a nosotros mismos, en cuanto a nuestra forma de ser, a nuestros defectos y virtudes.

Aquí caemos en un punto escurridizo y algo difícil, ya que la actitud humana en general es la de cuestionar a los demás, pero no a nosotros mismos. Estamos mejor preparados para ver hacia fuera, pero no tanto hacia dentro de nosotros mismos, con sinceridad y confianza. Aquel que es capaz de verse tal cual es en forma sincera, va a tener la capacidad también de proyectar está sana y provechosa actitud para ayudar a sus estudiantes a hacer lo mismo, corregirse por sí mismo, ayudarse a sí mismo.

Toda la conducta del profesor, afecta fuertemente las actitudes del alumno en relación a su valor como persona, toda vez que, la vida en la escuela está intensamente teñida de aprobaciones y negaciones, de orgullos y vergüenzas, de aceptación y rechazo, de éxito y fracasos. Todo cuanto vincula al profesor con el alumno, tiene un efecto significativo sobre lo que cada joven piensa y siente respecto de sí mismo.



Si quieres tener comprensión intima de los esfuerzos del estudiante y de sus problemas, el profesor tendrá que interesarse por enfrentar los mismos problemas dentro del marco de su propia existencia.

Para poder comunicarse ysimpatizar con un estudiante hostil, por ejemplo, el profesor deberá enfrentar sus propias tendencias hostiles y tratar de aspectos las implicaciones de sus enojos, de su impaciencia consigo mismo y de sus rivalidades con sus colegas, si es que estas se dan. Si queremos apreciar debidamente los tenemos ajenos, tratemos de examinar los nuestros. Enfrentándolos tal como aparece bajo su forma de renuncia a los retos, temor a la desdicha, timidez, nauseas, estado depresivo, etc.

A menos que el profesor enfrente, en cierta medida sus estudiantes. Se mostrará duro y áspero, sin saber a ciencia cierta por qué su comportamiento es así. De todo esto sacamos en claro que, mientras pretendemos ayudar a los estudiantes, estamos aprendiendo en forma constante a ayudarnos a nosotros mismos. Los ayudamos a crecer y, la relación misma nos impulsa a lo mismo. Este es el plano más elevado de la función docente y la maravilla de educar.


Por lo anteriormente expuesto, es importante reflexionar sobre las preguntas que exponemos en el siguiente cuadro.


|sTiene conflictos personales no resueltos o que no |Cuando no se resuelven o manejan los conflictos personales, fácilmente pueden hacerse |
|maneja?
|presente en la relación diaria con los estudiantes |
|sTiene hijos adolescentes?
sCómo es su relación con |Si la relación con sus hijos es buena, hay muchas probabilidades que entienda y maneje |
|ellos adecuadamente las situaciones que atraviesan los estudiantes |

|sCómo fue su periodo de adolescencia? sQué sentimientos|Estas experiencias o emociones pueden resurgir nuevamente en su relación con el estudiante y |
|o emociones recuerda mas?
|pueden contribuir a beneficiarlas y afectarlas |
|sTiene actualmente situaciones especiales en la |Las situaciones particulares difíciles pueden empañar en un momento dado sus relaciones con |
|familia: (desempleo, enfermedades, divorcio, etc.) |los estudiantes. No siempre podemos aplicar aquello de “los problemas de casa se quedan en |
casa” |
|sCómo manejas su “stress”? |El manejo inadecuado del “stress” puede llevar a una inadecuada resolución de los problemas en|
el aula de clases y en el plantel |

|sQué prejuicios o mitos tiene? |Los prejuicios impiden una adecuada orientación y apoyo a los estudiantes, pues no permiten |
objetividad.
|
|sCómo esta su autoestima Si usted como consejero tiene una autoestima sana puede infundir entusiasmo, esperanza, fe y |
fuerza para alcanzar metas. Si tienes una autoestima baja, difícilmente podrá ayudar a un |
joven que se ve fracasado o que presenta otro tipo de problema. |



Conclusión


El autoconocimiento es el proceso reflexivo (y su resultado) por el cual la persona adquiere noción de su yo y de sus propias cualidades y características. Como todo proceso, puede ser desglosado en diversas fases, como: autopercepción, autoobservación, memoria autobiográfica, autoestima, autoaceptación. No puede haber, pues, autoestima sin autoconocimiento. De ahí la importancia del autoconocimiento para el desarrollo personal.



Un punto relevante en este trabajo es el hecho de que para intentar comprender a alguien o resolver los conflictos de los estudiantes, es necesario conocerse uno mismo y resolver nuestros propios conflictos internos.


Bibliografía



https://www.uhu.es/cine.educacion/didactica/00973profesor.htm

https://uva.anahuac.mx/mace/foros/modulo14.1/186.html

https://rendezvouz.nireblog.com/post/2007/02/22/la-funcion-orientadora-del-docente

https://www.psicopedagogia.com/definicion/autoconocimiento


Guía de Aprendizaje: Orientación Educativa y Profesional





Política de privacidad