Consultar ensayos de calidad


Batalla del Pantano de Vargas - La Batalla de Boyaca



BATALLA DEL PANTANO DE VARGAS
La Batalla del pantano de Vargas fue un enfrentamiento armado que se presentó en cercanías al municipio de Paipa el 25 de julio de 1819, entre las tropas patriotas y las tropas realistas en la campaña libertadora por la independencia de Colombia.
En ella, el ejército al mando de Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander pretendía cerrar el paso a las fuerzas de apoyo de José María Barreiro que se dirigían a la ciudad de Bogota. Esta batalla resultó difícil para los hombres al mando de Bolívar, que estuvieron cerca de la derrota ya que los soldados estaban agotados tras el difícil ascenso al paramo de Pisba. Sin embargo, el ataque por el flanco del destacamento de la legión britanica al mando del coronel James Rooke, y una oportuna carga de caballería de los lanceros del coronel Juan José Rondón, recién llegados al campo de batalla, revirtieron la situación. Rooke, sin embargo, resultó gravemente herido en el ataque y fallecería algunos días después. Posterior a este ataque, las tropas realistas huyeron a los Molinos de Bonza.



Gracias a esta maniobra militar, el ejército libertador llegó a Tunja el día 4 de agosto de 1819.


BATALLA DE BOYACA
La Batalla de Boyaca fue la culminación de 77 días de la campaña iniciada por Simón Bolívar para liberar el Virreinatode Nueva Granada. Tras el aplazamiento de la guerra en Venezuela por la época de lluvias Bolívar salio de Angostura, entonces capital de la República de Venezuela, hacia los llanos de Apure y después a los de Casanare sumando a sus dos divisiones la del general Santander y después invadio el territorio de la antigua provincia de Tunja. Barreiro tras ser vencido en Pantano de Vargas intentaba llegar a Bogota y unir fuerzas con el virrey Juan de Samano por la vía de Boyaca.
La Batalla tuvo lugar un sabado 7 de agosto de 1819. A las diez de la mañana Bolívar dio la orden de impedir el paso de los realistas por el puente del río Teatinos, sitio de encuentro del camino de Samaca (utilizado por los realistas) y el camino real. A las dos de la tarde los republicanos, liderados por el capitan Diego Ibarra, descienden y sorprenden a la vanguardia realista. En tanto el general Santander se enfrentaba con sus tropas a la retaguardia realista. Bien pronto se unió el grueso de las tropas realistas de Barreiro para enfrentarse a la retaguardia del general José Antonio Anzoategui.


como sucedieron, que nos aconseja de las experiencias
aleccionadoras, ciceroniamente hablando y nos proyecta
al porvenir, a un buen futuro; nos hace inferir la acepción
dada por Yanes.


Aún hay mas:
“Su objeto y el fruto de su estudio se ha de
sacar es fijar y comparar los tiempos y
acontecimientos, especificar los principales hechos, indagar las tradiciones, examinar los documentos y actos públicos y manifestar el influjo y resultado de la legislaciónde los bienes y males de los pueblos”.6
20De este modo, el autor despacha el fin de la Historia. Basta el índice de sus obras, y mas alla leer sus capítulos, para evidenciar su marcado caracter narrativo, de manera continua y cronológica, sin organización por temas o
problema, sino simplemente por año.
Si seguimos detallando su estilo veremos que es diafano,
es decir de expresión bastante clara y sencilla. También,
enfoca el hecho social de manera evolutiva, cuando afirma
que una buena historia explica los cambios que se operan
de una sociedad primitiva a las naciones modernas.
En cuanto a la adopción del método ideal en su es
tudio “Preliminar” asevera:
“es referir, unir y enlazar loa hechos con
los principios, el suceso y la aplicación, es
decir, la parte narrativa de los acontecimientos con las leyes y ordenanzas del gobierno,
principalmente aquella que constituía el sistema político y administrativo” 7
Aquí Yanes aflora la considerable importancia de
exponer “objetiva e imparcialmente” los hechos sujetos a
principios o “leyes”.
Pero otrora como hoy, casi todas las concepciones
de la Historia se acompañan del ineludible compromiso
político (pese todo la carga y el alarde cientificista que se
tenga). Yanes no fue la excepción.


La Historia no es convidada de piedra en el debate
político. No es mera indagación por decoro intelectual. Es
mejor dicho, instrumentoideológico y pieza activa en la
lucha social. Yanes, esta consciente de este principio y es
21voz agorera de los cambios urgentes:
“En los Estados monarquicos la historia se
mira como ornato de la educación liberal
de algunas clases; pero en las repúblicas,
donde todos los ciudadanos ejercen parte
de la soberanía popular, y pueden ser llamados a los primeros puestos, debe considerarse como una absoluta necesidad”.8
La Historia como prioridad de la causa republicana, dicho
de otro modo, la historia republicana es la primera, de
manera que la juventud y el pueblo en general deben conocer la realidad del régimen adoptado por sus mayores.
“La regeneración de Venezuela abraza sucesos que merecen ser conocidos en el exterior y en lo anterior su difusión jamas
podra ser harta popular”.9
La Historia Patria justificadora de la independencia y enemiga de la voragine conquistadora.
“En estos tiempos de ferocidad en que conquistar no era sino destruir, muchas personas y tribus fueron destruidas para realizar
la conquista. Y lo que es terrible azote había comenzado, lo acabó la peste de la viruela”.10
Yanes sinonimiza conquista con destrucción “ciegos de codicia y sordos de las ventajas de la industria y el
22trabajo”.11
Buscadores del Dorado, con sed de oro en el corazón y el apoyo indiscriminado de los emisarios de la paz.
Tanto en el siglo XVII en Guayana, el hambre y los gusanosfueron principios inhumanos traído por los invasores.
Ante todo el oscurantismo conquistador se asoma
a través de algún intersticio de su pluma un rayo de luz
positiva en el hispano que tiene que ver con la acción misionera y la actuación de la Guipuzcoana en el ocaso del
siglo XVII (sic).
“Así que la época de la regeneración civil
de Venezuela comienza a fines del siglo
XVII, cuando acababa la conquista” 12
Sera en el siglo XVIII cuando se dara la maduración política-social y económica para tan deseada emancipación. Según Yanes, era una necesidad imperiosa.
Venezuela debería asumir su propio destino: la tarea liberadora era impostergable. La soberanía nacional
arrebatada por las armas por los reyes de España, tenía que
re Hacia las tres de la tarde los combates entre las dos fuerzas militares estaban en todo su apogeo, pero los realistas tenían la desventaja de estar divididos en dos frentes. El coronel Juan José Rondón hizo un fuerte contraataque con loslanceros llaneros y consiguió que los realistas retrocedieran en desorden. Mientras, la tropa del Casanare al mando de José María Ruiz pudo ubicarse a las espaldas de la vanguardia realista, el general Santander lanzó sobre el puente a los batallones Cazadores y Primeros de Línea al mando de los coroneles Joaquín París Ricaurte y Antonio Obando. A estas alturas la batalla estaba completamente a favor de los independentistas y, aunque Barreiro trató de recuperarse, no le quedó otro camino que rendirse, dando por terminado el histórico momento a las 4 de la tarde.
La mala suerte de Barreiro en tierras americanas quedó sellada esa misma noche cuando un muchacho de tan sólo 12 años, Pedro Pascasio Martínez, lo hizo prisionero después de negarse a ser sobornado. El muchacho fue promovido por Simón Bolívar al cargo de teniente.
Pedro Pascasio Martínez fue un joven del pueblo de Belén Boyaca que se encargaba de cuidar los 2 caballos del Libertador. Por el heroico acto de atrapar al general Barreiro fue ascendido a sargento y se le prometieron 100 pesos que nunca fueron entregados. Junto con Negro José y muchos soldados mas fueron dejados en el río Magdalena, antes de llegar a Santa Fé.
El virrey Juan de Samano fue informado en Bogota por un mensajero secreto de la derrota realista y pudo escapar a tiempo.





Política de privacidad