Consultar ensayos de calidad


LA ECONOMÍA COLONIAL DESDE EL SIGLO XVII - CARACTERISTICAS - Política Económica Española durante los siglos XVI y XVII



LA ECONOMÍA COLONIAL DESDE EL SIGLO XVII
ORGANIZACIÓN ECONOMICA EN LA EPOCA COLONIAL.

CARACTERISTICAS:

Los historiadores plantean dichas características desde diferentes puntos de vista, así José Antonio del Busto indica las siguientes:

a. Mercantilismo

Sistema que planteaba que la riqueza de un país estaba en relación directa con la acumulación de los metales preciosos (oro y plata), por esa razón España se dedicó mas a la minería [con esclavitud en las minas] y descuidó la agricultura.

b. Exclusivismo

Equivalente al monopolio comercial, por el cual España podía comerciar con sus colonias y éstas estaban prohibidas de comerciar entre ellas, y con otros países.

c. Intervencionismo

Consistió en el control y regulación directa ejercida por España sobre todas las actividades económicas de sus colonias, con una serie de prohibiciones que no permitieron el desarrollo de estas.



A partir del siglo XVII se da importancia al desarrollo de otras industrias como la naval para construir barcos mercantes y de guerra, la confección del vestido, elaboración de vinos y aguardientes, construcción de calesas o carruajes y otras.
El comercio interno seguía por el sistema de Arriaría utilizando mulas, caballos y asnos; a cambio de dinero entre criollo y mestizos pudientes y de productos agrarios o ganaderos con los indígenas.

Lahacienda real se basaba en el tributo e impuestos que pagaba el pueblo, toda vez que la nobleza propietaria estaba exceptuada;destacan el tributo personal de indio y los impuestos como el quinto real que pagaban los mineros, la alcabala de los comerciantes, el diezmo que cobraba la iglesia y otros.

El trabajo seguía bajo responsabilidad de los indígenas mediante el sistema de mita, obrajes, el yanaconaje y de los esclavos que fueron traídos por la disminución de indios, pero los esclavos negros al no acostumbrarse en la minas de la sierra fueron destinados a la agricultura en los valles de la costa y como servidumbre en las ciudades principales.



Política Económica Española durante los siglos XVI y XVII.


En los siglos XVI y XVII Europa se encontraba, desde el punto de vista económico, en el pleno desarrollo del capitalismo comercial. Adquirió un nuevo valor el concepto de riqueza, la identificación “riqueza-bienes” desplazada para ocupar su lugar la relación 'riqueza – acumulación de dinero o metales preciosos” que se obtenían de la circulación y el intercambio de mercaderías. Esta transformación fue posible con el desarrollo comercial en Europa que había dado lugar al surgimiento de un grupo social dedicado exclusivamente a esas actividades: los comerciantes y mercaderes de la Baja Edad Media. Desde entonces se había empezadoa forjar en Europa una mentalidad diferente de la medieval que va identificando a la riqueza con el dinero o los metales preciosos. Los países procuraban demostrar a los demas su fuerza y poderío y para ello se valían de la acumulación de metales preciosos. Era importante acumular oro y plata porque se entendía que los metales preciosos representaban la riqueza potencial de un país, cuando el desarrollo de otras practicas financieras se desarrollaban poco, por lo que los metales preciosos se convertían practicamente en el único medio utilizable para la circulación y para las finanzas del Estado.



Al observarse que a través del comercio se podían reunir grandes cantidades de oro y plata, se fue llegando a una conclusión que expresaba que la clave de la economía era el intercambio y los metales preciosos, fundamento de la riqueza de las naciones.
En estos términos quedaron planteados los pilares basicos de la política económica que desarrollaron los países europeos.
- La base de la riqueza de un país era: La Acumulación de metales preciosos.
- La manera de lograrlo era: prohibiendo la exportación de los mismos
- La balanza comercial favorable o sea excedente de exportaciones.
- Cada país debe procurarse todo lo necesario dentro de sus fronteras (autoavastecimiento) evitando las importaciones.

A estas ideas se les llamaron ideasmercantilistas y se practicaron en Europa durante los siglo XVI, XVII, y también en el siglo XVIII.

2El Intendente era en España un funcionario designado y dependiente del rey, que gozaba de amplios poderes y tenía como misión la recaudación de tributos y la dinamización económica, a través del control de las autoridades locales, el cuidado de las reales fabricas, el impulso del desarrollo de la agricultura y la ganadería, la realización de mapas ycensos, el mantenimiento del urbanismo, etc. Esta figura posee un sentido centralizador y absolutista, propio de las reformas de la administración introducidas por losBorbones.
Su establecimiento se remonta a la época de Felipe V. Para afrontar la situación económica que experimentaba el Imperio español a inicios del siglo XVIII, el rey solicitó asesoría a Francia, a cuyo llamado acudió desde aquel país Juan Bautista Orry, quien finalmente recomendó, entre otras medidas, la aplicación del régimen de intendencias enEspaña. Luego de algunos estudios, se decidió introducir el sistema, destinando a estos nuevos funcionarios en un primer momento a la administración financiera del ejército, debido a que el país se encontraba en el contexto de la Guerra de Sucesión Española.
Los primeros intendentes se remontan a 1711. Primero se nombraron varios funcionarios con el cargo de superintendente general delejército, para la sujección de los territorios conquistados tanto en lo que correspondía al ejército como a la hacienda y gasto público. Debido al éxito alcanzado, se consideró entonces otorgarles zonas territoriales, denominadas intendencias.
En 1718, con la Ordenanza de Intendentes de ejército y provincia1 de 4 de julio de aquel año, se convierten en intendente de ejército y provincia, que en ocasiones actuaron sólo en el ambito civil como intendente de provincia, otorgandoseles competencias en materia de justicia, hacienda, guerra y policía. Con posterioridad, se les fueron añadiendo facultades en el ambito económico (agricultura, comercio, industria, transportes) y a veces acumulaban el cargo de corregidor en la ciudad capital de su provincia (intendente corregidor). En 1724 desapareció la función de intendente de ejército en las provincias sin tropa, quedando limitados a los que dependían de cada capitanía general, a excepción de Navarra.2
En 1749, el rey Fernando VI reordenó el sistema con una intendencia por provincia, junto con el corregimiento de la capital (cargos que volvieron a separarse en 1766). Cada intendente sería auxiliado por un teniente letrado o alcalde mayor subordinados, o a veces dos, para el ejercicio de las funciones judiciales. El número y extensión de las provincias no fue estable, y se subdividieron en partidos.2







Política de privacidad