Consultar ensayos de calidad


Perspectivas, enfoques o teorias del desarrollo



PERSPECTIVAS, ENFOQUES O TEORIAS DEL DESARROLLO

Antes de comenzar a describir las características del adulto, cabe mencionar en forma sintética algunos de las principales enfoques que han dedicado esfuerzos para comprender el desarrollo de los humanos, tanto en forma individual como en su posición dentro de un
proceso social.
La perspectiva mecanisista o conductista
Aunque sus antecedentes seubican en las aportaciones de Thorndike y Pavlov, los personajes que más renombre ha tenido en nuestros tiempos son J. B. Watson y B. F.
Skinner. Este último con otros seguidores, postuló que el comportamiento del hombre, como animal, esta supeditado a las consecuencias que recibe del medio ambiente sean estas reforzantes o castigantes. Otro personaje ubicado en esta perspectiva es A. Bandura con su afirmación sobre el aprendizaje social. Según Bandura, aprendemos con base a lo que observamos le sucede a otras personas por su comportamiento.



La perspectiva organicista o psicogenética
El defensor más destacado de este enfoque fue el biólogo suizo Jean Piaget quién afirmó que
el pensamiento de los individuos se va formando como consecuencia de la misma formación de estructuras cognitivas que, al reunirse, forman a su vez esquemas más complejos. Estos mismos esquemas se relacionan con otros constructos y/o con otros esquemas y la complejidad del proceso intelectual se convierte así en un estado dinámico de un intercambio constante de información entre el sujeto y el medio; es decir, se combina la maduración y la experiencia del sujeto.. De acuerdo con este enfoque, el humano pasa por las siguientes etapas: sensorio motriz, pre operatoria, operatoria concreta y operatoria formal (La etapa operatoria formal corresponde al adolescente y al adulto).
Como parte de este proceso cognitivo también se incluye el desarrollo de la moral, en la que los valores de “bueno y malo” se van modificando de acuerdo a las experiencias que el individuo tiene con la comunidad ya las expectativas que esta tiene sobre sus integrantes. Una aportación muy importante de uno de los seguidores de este contexto es la de Ausubel quien propuso que en el proceso de desarrollo de los individuos se manifiesta constantemente el aprendizaje significativo.

La perspectiva psicoanalítica o psicodinámica
Como ya se mencionó, S. Freud -médico vienés- es considerado el pedestal del psicoanálisis. Esta postura manifiesta que contamos con una energía psicosexual y que su constante presión por manifestarse permite a los individuos permanecer activos; por otro lado, su infraestructura psíquica limita la expresión desmedida de esa energía. Los estados emotivos del hombre juegan un papel primordial en este punto de vista. Considerando que esta energía se centra en diferentes partes del cuerpo, se asume que las etapas de desarrollo son: oral, anal, fálica, latencia y genital. Esta última inicia en la pubertad y continua a lo largo de la vida. Otro personaje muy relacionado con la postura de Freud fue E. Erikson quien propuso que el hombre rige su vida en la lucha por ubicarse en algunas de las ocho etapas críticas.



La perspectiva humanista
En 1982 un grupo de psicólogos fundó la Asociación de Psicología Humanista como reacción contra las posturas mecanicistas de la teoría conductista y, según ellos, de la psicoanalítica. Los humanistas, como los organicistas, consideran que las personas tienen en sí mismas la habilidad para manejar sus vidas y propiciar su propio desarrollo. Además, estos teóricos destacan las capacidades individuales paralograrlo en forma saludable y positiva, mediante las cualidades específicamente humanas de selección, creatividad, evaluación y autorrealización. Esta perspectiva se fundamenta en la creencia de que la naturaleza humana básica es neutra o buena, y que cualquier característica negativa es resultado de la interacción con la influencia negativas del contexto del individuo. El humanismo no hace diferenciación clara de etapas o estadios en el transcurso de la vida, sólo hace una distinción entre los períodos anterior y posterior a la adolescencia. Uno de los personajes inscritos en este enfoque es Carls Rogers por sus ideas con relación a los valores y al proceso de adaptación social del individuo.
Dos personajes más del humanismo son Abraham Maslow y Charlote Buhler, quienes
postularon que existen estadios secuenciales en el desarrollo del individuo. En este sentido, la teoría describe el crecimiento psicológico de la persona. Abraham Maslow identificó una jerarquía de necesidades que motivan el comportamiento humano, de tal forma que cuando una persona ha satisfecho las necesidades más elementales, se esfuerza por satisfacer las del siguiente nivel, y así sucesivamente, hasta que se logra satisfacer el orden más elevado de requerimientos. La persona que satisface las necesidades más elevadas es para Maslow, la ideal, la “persona autor realizada”.
De acuerdo con Maslow, el orden ascendente de estas éstas necesidades son: Fisiológicas: de aire, alimento, bebida y descanso, para lograr el equilibrio
dentro del organismo.
ô€ƒ˜Seguridad: de protección, estabilidad,para verse libre de temor, ansiedad y
caos, mediante una estructura que establece leyes y límites. Minimización de
estados de ansiedad por carencia de oportunidad de manifestarse como ser
productivo. Tranquilidad de contar con las condiciones mínimas de
subsistencia (casa, vestido)
􀃘 Pertenencia y amor: de afecto e intimidad, proporcionados por la familia, los
amigos y personas que nos aman.
ô€ƒ˜ Estima: de auto respeto y respeto de los demás.
ô€ƒ˜Autorrealización: el sentido de que la persona hace lo que es capaz y está
satisfecha y preparada para “ajustarse a su propia naturaleza”. A reserva de respetar las diferentes posturas y aprovechar algunas de las aportaciones relacionadas con el contexto educativo de los adultos, cabe señalar que existen diversas opiniones acerca de la forma en que se puede sub dividir el desarrollo humano para su estudio y comprensión. En forma general podemos afirmar que las mayoría de los enfoques o
perspectivas coinciden en la siguiente fragmentación, aclarándose que esta sólo persigue poder identificar momentos notables del continuo desarrollo:
Primera Infancia, niñez temprana, niñez intermedia, adolescencia, juventud, adultez
temprana, adultez tardía y senectud.








Política de privacidad