Consultar ensayos de calidad


La caída 'oficial' del Imperio Romano de Occidente - Rómulo Augústulo, último emperador Romano




El año 476 los mercenarios barbaros asentados en el norte de Italia se rebelaron contra el imperio romano, proclamaron rey a su caudillo, Odoacro, y marcharon sobre Ravena.
Allí depusieron al emperador niño Rómulo y dieron muerte a los principales miembros de su corte. En Roma, se persuadió al Senado, que se había transformado en una camara representativa de los terratenientes mas ricos de Italia, para que enviara las insignias de la dignidad imperial de Occidente a Constantinopla y reconociera al rey barbaro como representante del emperador en la península italica.
Tanto para los cronistas orientales como occidentales, estos acontecimientos representaron 'el fin del imperio romano de Occidente'. Muchos historiadores modernos han adoptado ese mismo criterio. La significación simbólica del episodio esta fuera de duda: a partir de aquel momento, los emperadores de una Constantinopla que hablaba griego se convirtieron en los únicos herederos legítimos de Augusto y Constantino. Durante algo mas de tres siglos nadie compartió el título con ellos. La Romanía occidental se transformó en un mosaico de reinos independientes con una clase dominante de origen germanico, una cultura polarizada por la Iglesia y moldes administrativos y económicos significativamente diferentes. No obstante, este proceso llevaba ya muchos decenios en curso y en él sólo influyeron de manera marginal los acontecimientos de Italia.




Durante 400 años los romanosfueron “vecinos” y en parte aliados de algunos pueblos barbaros. Si bien no convivieron bajo las mismas normas, sus relaciones no eran malas pero de todos modos saquearon Roma varias veces, aprovechando los conflictos internos que padecía el otrora gran imperio de Occidente. 

Hablaremos a modo general de las invasiones barbaras pues lo ideal es comprender qué fue lo que sucedió antes del 476. La hermana del emperador Honorio, Gala Placidia, logró sellar una alianza con los visigodos en el 412 aproximadamente. Ahora bien ¿por qué se acercaron tanto a Roma? 
 

Cuando hablamos de las invasiones barbaras olvidamos citar una causa muy importante, los Hunos liderados por Atila. En el año 451 los hunos comienzan a avanzar en los territorios de la Galia e Hispania, llegando incluso a Roma. Los barbaros, que siempre habían convivido en los límites de Roma, vieron este avance muchos años antes y solicitaron en reiteradas ocasiones asilo a los romanos. 
Los romanos con cientos de inconvenientes internos, revueltas sociales y conflictos varios, jamas aceptaron ingresarlos a su Imperio pues no podrían controlarlos bajo ningún concepto. No podían hacerlo con sus propios ciudadanos, tratar de limitar a decenas de pueblos diferentes entre sí sería una empresa imposible de llevar adelante. 



Odoacro, líder hérulo que depuso al último emperador romano 
Los barbaros, principalmente los visigodos, advirtieron a Roma que no podrían sostener por mucho tiempo el imperio y les ofrecieron un “pacto“. Romamantenía el poder de todo el Imperio, pero les cedían a los barbaros el poder militar para que ellos lo organicen pues ellos se constituirían en el nuevo ejército romano
Roma no aceptó jamas esta propuesta pues sería perder el control del Imperio de todos modos y por ello se sucedieron los ataques constantes. Los vandalos aprovecharon la debilidad de Roma y su falta de ejército para saquear varias veces la ciudad pero su motivo principal no era querer conquistarla, sino que cada vez estaban mas presionados por los Hunos quienes cercaban toda esta región. 
En el año 451 Atila llega al Imperio Romano destruyendo y saqueando todo a su paso, pero una alianza entre los romanos, los visigodos, los francos y los alanos lograron detenerle en la Batalla de los Campos Catalaunicos. Sin embargo un año mas tarde los Hunos se recuperan y llegan a las puertas de Roma, siendo detenidos por el Papa León I quien logró entrevistarse con Atila.  

Hasta el año 455 pudo mantenerse todo en pie, pero tras la muerte del emperador romano Valentiniano III el imperio se vio sumido en un caos interno muy grande y los vandalos liderados por Genserico aprovecharon la ocasión para comenzar a conquistar todo el imperio. Ninguno de los emperadores posteriores logró detener su avance al no tener medios para hacerlo (su ejército no tenía casi ninguna fuerza). 
Finalmente, en el año 476 se da la caída Imperio Romano cuando su emperador Rómulo Augústulo es depuesto, asumiendo en su lugar Odoacro, el jefe de los hérulosponiendo fin a uno de los imperios mas grandes de la historia. 

Rómulo Augústulo, último emperador Romano 
Como curiosidad queda el decir que el fundador de Roma y su último emperador llevaban el mismo nombre. Rómulo fue su fundador y Rómulo Augústulo es depuesto por el hérulo Odoacro. 
La caída del Imperio Romano no sólo marca el fin de una de las civilizaciones mas poderosas de la Historia, sino que su fecha es empleada en la historiografía para delimitar el final de la Época Antigua y el comienzo de la Edad Media. 



IGLESIA IMPERIAL DEL MEDIEVO
Es primariamente una designación de la Iglesia del imperio franco-germanico, construida sobre bases romano-cristianas y germanicas, en el tiempo que va desde su fundación por Carlomagno hasta la guerra de las investiduras. Esta Iglesia, incorporada a la organización señorial del imperio, estaba bajo la protección y soberanía del sacro imperio romano-germanico, era generalmente tenida por elemento constitutivo del mismo imperio y reconocida como única legítima; ella continuaba conscientemente la tradición universal de la Iglesia del bajo imperio romano. Con el nombre de Iglesias imperiales del Medievo se designan también las que, dentro de un círculo mas limitado, estan en una relación semejante con el poder civil de los otros reinos de la alta edad media europea, sobre todo la Iglesia de Francia (ecclesia gallicana), desprendida del imperio desde fines de la época carolingia, y la Iglesia anglonormanda de Inglaterra (ecclesiaanglicana), que en la segunda mitad del siglo xi nació de la Iglesia regional anglosajona. Las Iglesias imperiales de la edad media encarnan el orden mundial del primitivo occidente, en que el imperio y el sacerdocio (regnum et sacerdotium) estaban unidos entre sí de la forma mas íntima como componentes de la Ecclesia.
I. Antecedentes en el bajo imperio romano
La formación de una Iglesia imperial franco-germanica fue una consecuencia mediata de la política del emperador Constantino 1 el Grande (t 337), que concedió a los cristianos la libertad religiosa y la capacidad jurídica de sus comunidades. Constantino fue tenido en la edad media por modelo de emperadores; pues, movido por la conciencia de su misión como soberano, aspiró a la armonía entre el imperio romano y la Iglesia (era de --> Constantino). La colaboración entre estas dos sociedades correspondía a la idea, vigente desde siempre en el mundo romano, de la relación esencial entre la religión y el Estado, así como a las necesidades políticas del siglo iv. Cuando Teodosio i proclamó el principio de la unidad religiosa y prohibió definitivamente (391) todos los cultos paganos, se acabó de poner el fundamento de la Iglesia imperial romana, con la plena armonía de imperio e Iglesia; no obstante, a la vez subsistieron Iglesias particulares, con límites territoriales o étnicos, p. ej., las Iglesias orientales y las de los reinos germanicos sobre suelo romano (inicialmente arrianas en su mayoría).


II. La Iglesia territorial del imperiofranco
La organización de la Iglesia territorial merovingia estaba caracterizada por la institución, de origen germanico, de las iglesias propias, en virtud de la cual la iglesia particular estaba de tal forma sometida a la familia de los fundadores, que éstos no sólo disponían de los asuntos financieros, sino que tenían también un poder pleno en lo espiritual (U. Stutz). En lo sucesivo, la idea de iglesia propia influyó también en el señorío eclesiastico practicado por los reyes merovingios, que, sin embargo, decayó abiertamente en el siglo vii junto con la constitución metropolitana de los francos y el sistema tradicional de los sínodos imperiales y provinciales.

III. La Iglesia imperial de Alemania durante los siglos X-XII
Prosiguiendo e intensificando la tradición franca, Otón i el Grande (936-973) fundó el llamado sistema otónico-salico de la Iglesia imperial, el cual era una combinación de soberanía temporal con ideas derivadas del régimen de las iglesias propias, y cuadraba con la concepción germanica del derecho; ese sistema tenía ademas el fin político de asegurar la monarquía germanica contra los poderes de los duques particulares. Ahora la Iglesia fue incorporada mas estrechamente todavía a la organización estatal, pues los obispos y abades del imperio investidos por laicos, amén de los derechos del ministerio espiritual, recibían también en medida creciente bienes y poderes de orden temporal, a cambio de lo cual las Iglesias estaban obligadas a servicios y prestacionesmateriales (espolios, derechos de regalía).
IV. La Iglesia nacional franca
Durante la alta edad media pervivieron en Francia las dos tradiciones que operaron ya en la época carolingia: la del señorío real sobre la Iglesia y la de la libertad eclesiastica. Sin embargo, a diferencia de Alemania, no se formó una soberanía general de los capetos sobre la Iglesia, pues sólo una parte de los obispados -sobre todo las archidiócesis de Reims y Sens con sus sufraganeas - estaban de hecho sometidos a la monarquía (obispados de la corona), mientras los otros estaban bajo la total influencia de la alta nobleza (episcopados señoriales). Ya a fines del siglo ix había enmudecido en el occidente de Francia toda protesta contra el poder real sobre la Iglesia, y los señores de los siglos x y xi reclamaron como derecho indiscutible el nombramiento y la investidura de los obispos en forma muy parecida al feudalismo
V. La Iglesia nacional anglonormanda de Inglaterra
Después de la conquista del reino anglosajón por el duque normando Guillermo el Conquistador (1027/28-1087), esta Iglesia nació mediante la unión de la tradición anglosajona de la Iglesia regional con el espíritu y practica de la Iglesia señorial normanda, rígidamente organizada. Guillermo, basandose en los principios del régimen de iglesias propias, dispuso libremente sobre la provisión de los obispados ingleses, incorporó la Iglesia inglesa al sistema feudal de cuño normando, el cual era basico para el Estado, y trató de transformar la constitucióneclesiastica de las islas britanicas en una especie de patriarcado independiente en gran parte y sustraído a las directrices papales.








Cruzadas
Las cruzadas fueron una serie de campañas militares impulsadas por el papado y llevadas a cabo por gran parte de la Europa latina cristiana, principalmente, por la Francia de los Capetos y el Sacro Imperio Romano. Las cruzadas, con el objetivo específico inicial de restablecer el control cristiano sobre Tierra Santa, se libraron durante un período de casi doscientos años, entre 1095 y 1291. Mas tarde, otras campañas en España y Europa oriental, de las que algunas no vieron su final hasta el siglo XV, recibieron la misma calificación. Las cruzadas fueron sostenidas principalmente contra los musulmanes, aunque también contra los eslavos paganos, judíos, cristianos ortodoxos griegos y rusos, mongoles, cataros, husitas, valdenses, prusianos y, principalmente, contra los enemigos políticos de los papas. Los cruzados tomaron votos y se les concedió la penitencia por los pecados del pasado, a menudo llamada indulgencia.

Primera Cruzada
Al Papa Gregorio VII se debe la idea de que los países cristianos se unieran para luchar contra el común enemigo religioso que era el Islam.

El Papa Urbano II (1088-1099) fue quien la puso en practica. En 1095, la invitación a la lucha contra los turcos arribaría en embajadas francesas e inglesas a las cortes de las naciones europeas medievales masimportantes: Francia, Inglaterra, Alemania y Hungría(Hungría no se unira a las primeras cruzadas por guardar el luto de tres años del recientemente fallecido rey San Ladislao I de Hungría (1046-1095), quien antes de morir habría aceptado participar en la campaña de Urbano II). El llamamiento formal de Urbano II sucedió en el penúltimo día del Concilio de Clermont (Francia), jueves 27 de noviembre de1095, cuando proclamó, al grito de ''Dieu lo volti''(¡Dios lo quiere!), la denominada primera cruzada (1096-1099).



Segunda Cruzada
Artículo principal: Segunda Cruzada.
Gracias a la división de los Estados musulmanes, los Estados latinos (o francos, como eran conocidos por los arabes), consiguieron establecerse y perdurar. Los dos primeros reyes de Jerusalén, Balduino I y Balduino II fueron gobernantes capaces que expandieron su reino a toda la zona situada entre el Mediterraneo y el Jordan, e incluso mas alla. Rapidamente, se adaptaron al cambiante sistema de alianzas locales y llegaron a combatir junto a estados musulmanes en contra de enemigos que, ademas de musulmanes, contaban entre sus filas con guerreros cristianos.
Sin embargo, a medida que el espíritu de cruzada iba decayendo entre los francos, cada vez mas cómodos en su nuevo estilo de vida, entre los musulmanes iba creciendo el espíritu de jihad o guerra santa agitado por los predicadores contra sus impíos gobernantes, capaces de tolerar la presencia cristiana en Jerusalén e incluso de aliarse con sus reyes. Este sentimiento fue explotado por una serie de caudillos que consiguieronunificar los distintos estados musulmanes y lanzarse a la conquista de los reinos cristianos.



Tercera Cruzada
Artículo principal: Tercera Cruzada.
Las intromisiones del Reino de Jerusalén en el decadente califato fatimí de Egipto llevaron al sultan Nur al-Din a mandar a su lugarteniente Saladino a hacerse cargo de la situación. No hizo falta mucho tiempo para que Saladino se convirtiera en el amo de Egipto, aunque hasta la muerte de Nur al-Din en 1174 respetó la soberanía de éste. Pero tras su muerte, Saladino se proclamó sultan de Egipto (a pesar de que había un heredero al trono de Nur al-Din, su hijo de sólo 12 años que murió envenenado) y de Siria, dando comienzo la dinastía ayyubí. Saladino era un hombre sabio que logró la unión de las facciones musulmanas, así como el control político y militar desde Egipto hasta Siria.
Como Nur al-Din, Saladino era un musulman devoto y decidido a expulsar a los cruzados de Tierra Santa. El Reino de Jerusalén, regido por el Rey Leproso, Balduino IV de Jerusalén, quedaba rodeado ya por un sólo Estado. Balduino se vio obligado a firmar fragiles treguas seguidas por escaramuzas, tratando de retrasar el inevitable final.
Cuarta Cruzada
Artículo principal: Cuarta Cruzada.
Tras la tregua firmada en la Tercera Cruzada y la muerte de Saladino en 1193, se sucedieron algunos años de relativa paz, en los que los Estados francos del litoral se convirtieron en poco mas que colonias comerciales italianas. En 1199, el Papa Inocencio III decidióconvocar una nueva cruzada para aliviar la situación de los Estados cruzados. Esta Cuarta Cruzada no debería incluir reyes e ir dirigida contra Egipto, considerado el punto mas débil de los estados musulmanes.
Al no ser ya posible la ruta terrestre, los cruzados debían tomar la ruta marítima, por lo que se concentraron en Venecia. El dux Enrico Dandolo se coaligó con el jefe de la expediciónBonifacio de Montferrato y con un usurpador bizantino, Alejo IV Angelo para cambiar el destino de la cruzada y dirigirla contra Constantinopla, al estar los tres interesados en la deposición delbasileus del momento, Alejo III Angelo.
Las cruzadas menores
Tras el fracaso de la cuarta, el espíritu cruzado se había apagado casi por completo, pese al interés de algunos papas y reyes por reavivarlo. Si los Estados francos sobrevivieron hasta 1291 fue por la intervención de los mongoles que ,al acabar con el califato Abbasíen 1258 y conquistar la región de Oriente Medio, dieron un respiro a los latinos, al no ser los mongoles hostiles al cristianismo.
Quinta Cruzada
Artículo principal: Quinta Cruzada.
La V Cruzada fue proclamada por Inocencio III en 1213 y partió en 1218 bajo los auspicios de Honorio III, uniéndose al rey cruzadoAndrés II de Hungría, quien llevó hacia oriente el ejército mas grande en toda la Historia de las Cruzadas. Como la IV Cruzada, tenía como objetivo conquistar Egipto. Tras el éxito inicial de la conquista de Damieta en la desembocadura del Nilo, que aseguraba la supervivencia de losEstados francos, a los cruzados les pudo la ambición e intentaron atacar El Cairo, fracasando y debiendo abandonar incluso lo que habían conquistado, en 1221.
Sexta Cruzada
Artículo principal: Sexta Cruzada.
La organización de la VI Cruzada fue un tanto audaz. El papa había ordenado al emperador Federico II Hohenstaufen que fuera a las cruzadas como penitencia. El emperador había asentido, pero había ido demorando la partida, lo que le valió la excomunión. Finalmente, Federico II (que tenía pretensiones propias sobre el trono de Jerusalén) partió en 1228 sin el permiso papal. Sorprendentemente, el emperador consiguió recuperar Jerusalén mediante un acuerdo diplomatico. Se autoproclamó rey de Jerusalén en 1229 y también obtuvo Belén y Nazaret.
Séptima Cruzada
Artículo principal: Séptima Cruzada.
En 1244 volvió a caer Jerusalén (esta vez de forma definitiva), lo que movió al devoto rey Luis IX de Francia (San Luis) a organizar una nueva cruzada, la Séptima. Como en la V, se dirigió contra Damieta, pero fue derrotado y hecho prisionero en Mansura (Egipto) con todo su ejército.
Octava Cruzada
Artículo principal: Octava Cruzada.
Vuelto a Francia, el mismo rey emprendió la llamada VIII Cruzada (1269) contra Túnez, aunque en realidad era un peón en los intereses de su hermano Carlos de Anjou rey de Napoles, que quería evitar la competencia de los mercaderes tunecinos. La peste acabó con el rey Luis y gran parte de su ejército en Túnez (1270).

Guerras con la calificación de Cruzada enterritorio europeo
Las cruzadas balticas
Artículo principal: Cruzadas balticas.
Fueron una serie de campañas emprendidas por los líderes cristianos de Alemania, Dinamarca y Suecia, entre los siglos XII y XVI, con el objetivo principal de subyugar y convertir a los pueblos paganos de la cuenca del Baltico y contra otros pueblos cristianos considerados igualmente infieles. Uno de los actores principales de dichas campañas fue la Orden Teutónica, que había sido previamente creada en Palestina.
Las cruzadas en el Baltico responden a un movimiento social desarrollado en el Imperio Aleman a mediados del siglo XII. Este movimiento se conoce como Drang nach Osten.
Cruzada contra los albigenses
Artículo principal: Cruzada albigense.
En 1209 el Papa Inocencio III proclamó la cruzada albigense con el fin de eliminar la herejía de los cataros y erradicarlos del sur de Francia.
Cruzada Aragonesa
Artículo principal: Cruzada contra la Corona de Aragón.
La Cruzada contra la Corona de Aragón fue declarada por el Papa Martin IV contra el Rey de Aragón Pedro III el Grande, en 1284 y 1285.
Cruzadas en la Reconquista española
Artículo principal: Reconquista.
Algunos momentos del período final de la Reconquista recibieron del Papa la calificación de cruzada, dada su condición de enfrentamiento de reinos cristianos contra reinos islamicos. No obstante, la motivación de la búsqueda de tal denominación no era tanto el interés por lograr la presencia de nobles europeos del otro lado de los Pirineos (muypoco importante), como la de obtener algún tipo de derechos fiscales para la monarquía (sobre los ingresos del clero o como Bula de Cruzada). Las ocasiones principales fueron la batalla de las Navas de Tolosa (1212), en la que estuvieron presentes casi todos los reyes cristianos peninsulares, y laGuerra de Granada (1482-1492).



La cruzada de Segismundo de Hungría
Artículo principal: Batalla de Nicópolis.
Esta cruzada es considerada la última de magnitud paneuropea que se libró contra el Imperio otomano. En 1396, el rey Segismundo de Hungría organizó una cruzada para asediar la ciudad de Nicópolis, por entonces bajo control turco otomano. Los ejércitos del príncipe Mircea I de Valaquia y del duque Juan I de Borgoña avanzaron bajo la dirección del rey Segismundo decididos a expulsar a los otomanos de los territorios de los Balcanes.
Cruzada de Juan Hunyadi, regente de Hungría
Artículo principal: Sitio de Belgrado.
El avance turco sobre el Reino de Hungría resultaba inminente. El fracaso de los ejércitos cruzados del rey Segismundo de Hungría en la Batalla de Nicópolis de 1396 y la derrota de los ejércitos húngaros en la Batalla de Varna en 1444 en la cual murió el rey Vladislao I de Hungría le dio fortaleza al Imperio otomano.
Guerra civil española
Artículo principal: Cruzada del 36.
Con objeto de dar un sentido católico al denominado Movimiento Nacional la guerra civil española fue declarada cruzada. Así se denominó oficialmente durante la dictadura de Franco.





Política de privacidad