Consultar ensayos de calidad


El urbanismo contextualista



.

La continuidad del contextualismo se manifiesta sobre todo en experiencias urbanas, que han tomado como banco de pruebas al tejido histórico de grandes ciudades, modernizándolas.

A lo largo de los 80 dos ciudades han destacado: Berlín y Barcelona.

Berlín.
Con el impulso del programa de IBA, han servido de modelo para la intervención en otras ciudades europeas, con unas propuestas válidas tanto para remodelaciones de manzanas semiconsolidadas, como para la realización de importantes obras de nueva planta. Ha aportado un gran repertorio tipológico, debido al hecho de haber invitado directamente o mediante concursos a una buena muestra de los arquitectos de mayor prestigio internacional.

Las intervenciones han sido de muy diversos tipos.



En un extremo destacan Aldo Rossi y Rob Krier, que se han basado en la reconstrucción perimetral de las manzanas y en la recreación de las tipologías, morfologías y lenguajes de la ciudad histórica europea.

En otro extremo, P. Eisenman que se basó en explicitar una complicada red de superposiciones y pretendidas pervivencias arqueológicas, y J. Hejduk que erigió torres independientes y antropomórficas basadas en el programático juego deformas simples que ha desarrollado en la Cooper Union.

Barcelona.
Destaca por la política de creación de nuevos espacios públicos con soluciones de muy diversos tipos. De esta gran variedad algunos son realmente modélicos, como la Plaza de los Países Catalanes de Viaplana, Piñón y Miralles. Las primeras intervenciones, hacia 1982, se basaron en remodelar plazas ya existentes en tejidos históricos consolidados. Hacia 1985 proliferaron operaciones más ambiciosas, de mayor tamaño y en áreas periféricas o en núcleos urbanos de menor carácter.

A principios de los 90, se ha vuelto hacia un urbanismo minimalista, basado en la perfección de los detalles de aceras, vados, iluminación, suelos, etc.

Destaca también la definición de las cuatro áreas urbanas donde se realizaron los Juegos Olímpicos de 1992. La intervención más importante es la de la Villa Olímpica, que ha permitido recuperar una buena porción de franja costera, a la vez que se crea un nuevo barrio residencial. Sin embargo, ni


En los 50, una obra de Wright volvió a presentarse como paradigma de la arquitectura: el Museo Solomon R. Guggenheim de Nueva York. Esta obra debe situarse dentro de la línea de proyectos experimentados a base de la figura del círculo y la espiral: toda una serie de casas unifamiliares (Casa Llewelly Wright, Friedman), tiendas y edificios públicos (Club Hungtinton Hartford). Y aunque ésta sea una obra urbana, su carácter antiurbano y antárquico es proclamado, expresando su pertenencia al repertorio de las formas orgánicas.

Aquí se sintetizan dos de los aspectos esenciales de la obra de Wright, aparentemente contradictorios y fruto de la gran diversidad de influencias
- Referencia a lo sólido, a lo tectónico, a las rocas y cavernas, plasmado en el interior introvertido del edificio.
- Búsqueda de la dinamicidad, de las formas puente y las plataformas, de las formas esbeltas en movimiento, en sintonía con el neoplasticismo, expresado en la rampa interior y en las granjas helicoidales que van creciendo en el exterior.

Situada en Manhattan, rechaza cualquier relación tipológica de escala y de modulado con el entorno urbano. En forma de espiral la base del volumen es másestrecha que la cubierta. La gran cúpula acristalada rememora el óculo del Panteón de Roma.

Como en el “Nautilus”, la primera experiencia la constituye el ascensor que deposita en el inicio de la suave pendiente helicoidal que irá empujando hasta llegar a nivel del suelo.

Respecto a la pretendida antifuncionalidad que surge al utilizar el museo de forma convencional, debe aclararse que Wright no pensó en un museo tradicional sino en un lugar dedicado a la experimentación y a la tradición artística.

En ciertos aspectos rememora la tradición de espacio público del Panteón. En un reducido espacio urbano recrea la nueva forma de volúmenes articulados sobre plataformas.

Wright también sorprende con obras como el Centro Cívico de Marin County en S. Rafael (California, 1957-1964) en el que el exceso de formalismo parece anunciar pastiches postmodernos.

La obra de Wright causó influencias directas en obras de Paul Rudolph, e indirectas en obras de Robert Venturi y en ideas de Christopher Alexander.


FORMALISMO Y ECLECTICISMO DE EERO SAARINEN.

Nació en Finlandia, emigrando a EEUU en 1923, estudiando arquitectura en Yale y trabajando bastantes años en el despacho de su padre (también arquitecto). En casi sólo 10 años desarrolla una actividad febril. Había viajado por Europa, interesándose en especial por el sistema estructural de la arquitectura gótica. Su obra a pesar de basarse en la arquitectura moderna, y de difundir el Estilo Internacional en EEUU, se mueve entre dos polos muy diversos
- Obras estrictamente racionalistas a base de formas rectas y simples, de ascendencia miesiana.
- Obrasexageradamente expresionistas, simbolistas y ornamentadas, basadas en el alarde estructural, en las formas libres y orgánicas.

Para sus proyectos experimenta una multitud de soluciones diversas.
En el primer caso podemos encontrar obras como los cubos y primas del Centro Técnico de la General Motors, o como el Centro John Deere, concluido por K. Roche.
En el segundo caso encontramos las terminales de aeropuerto TWA en el aeropuerto Kennedy de Nueva York, Terminal del Dulles Internation Airport, los edificios colectivos y deportivos en centros universitarios





Política de privacidad