Consultar ensayos de calidad


Crecimiento económico y política industrial en México - Los principios del Consenso de Washington y la política industrial en México



Crecimiento económico y política industrial en México

Siguiendo a Hausmann et al. (2005), se tiene que una economía experimenta una situación de crecimiento acelerado cuando el pib per capita supera el 3% por lo menos durante un periodo de diez años. Por lo que cuando una economía no cumple con esta regla empírica se puede considerar que se encuentra en situación de bajo crecimiento.
Una secuencia ininterrumpida de crecimiento pobre o negativo es lo que aquí se interpreta como bajo crecimiento económico. Esto es precisamente lo que ha estado ocurriendo en la economía mexicana durante los últimos años.

Las bajas tasas de crecimiento económico prevalecientes en el país han provocado que la economía nacional se rezague frente al resto del mundo, principalmente los Estados Unidos de Norteamérica, su principal socio comercial.




Con datos de Moreno-Brid y Ros (2009: 261), se tiene que mientras en 1981 el
pib per capita de México representaba 35.6% del americano, para 2003 representaba 24.6%, para 2005 el 25% y para 2009 el 22%. La creciente divergencia económica entre los dos países es notoria; la razón sin duda es el bajo crecimiento económico en México.

De 1982 a 1987 el decrecimiento del pib per capita fue de 1.8%, el de la industria
0.59% y el de las manufacturas 0.11%, mientras los servicios y el sector agropecuariocrecieron 0.33% y 1.05% respectivamente. De 1988 a 1993 el crecimiento del pib per capita fue de 1.5%, el de la industria 3.44%, manufacturas
3.54%, servicios 3.30% y sector agropecuario 1.41%. De 1994 a 2000, el pib per capita creció 1.6%, industria 3.92%, manufacturas 4.76%, mientras los servicios crecieron 2.58% y el sector agropecuario 1.35%. De 2000 a 2009, el crecimiento del pib per capita fue de apenas 0.42%, la industria decreció 0.21%, lo mismo las manufacturas en 0.96%, mientras los servicios crecían 1.59% y el sector agropecuario 1.91%.

Las manufacturas son un componente indispensable del crecimiento económico.
La economía mexicana se encuentra estancada, tanto en términos de pib total como per capita y junto a esto se observa un sector manufacturero que practicamente no crece (insuficiencia dinamica) y un sector de servicios informales que se incrementa.

La economía, en lo general, se mueve al ritmo que lo hacen las manufacturas, algo similar ocurre con la productividad (medida a través del pib per capita).



Como resultado del bajo crecimiento de la producción, los empleos generados cada año desde 1982 al 2010 han sido insuficientes para cubrir la demanda; a pesar de los constantes discursos a favor de la creación de mayores empleos, los resultados demuestran que ningún gobierno del periodo bajo estudio ha podidosatisfacer esta necesidad económica basica.
Durante 2009, como resultado de la crisis financiera iniciada en los EE.UU., se perdieron mas de 433 mil empleos en el sector privado, la mayoría de ellos en el sector manufacturero y de servicios, los cuales no fueron recuperados rapidamente; de hecho en 2010 apenas lograron crearse 323 mil empleos.

El empleo en México muestra una gran volatilidad y al igual que el crecimiento del producto es insuficiente para cubrir las necesidades de las personas que se agregan cada año al mercado de trabajo, el mercado laboral se encuentra deteriorado, lo que se asocia, entre otros factores, a la falta de crecimiento del sector manufacturero.
A partir de los datos se verifica que existe en México desde hace poco mas de un cuarto de siglo un marcado proceso de estancamiento ante una creciente demanda del mismo dado el crecimiento poblacional. La insuficiencia dinamica ha provocado una reducción en el bienestar de millones de mexicanos. De 1982 a 2010 el pib total creció un 2.1% promedio anual; el pib per capita 0.46%; entre 1982 y 2008 se creó un promedio anual de 354,306 empleos en el sector formal de la economía.

Los principios del Consenso de Washington y la política industrial en México

Desde mediados de los ochenta la economía mexicana opera bajo un modelo económico liberal ortodoxo, cuyas políticaseconómicas se profundizan en los años noventa con los principios del Consenso de Washington. Este modelo económico esta sustentado en dos pilares fundamentales: la estabilización macroeconómica antiinflacionaria del corto plazo y la liberalización indiscriminada del comercio internacional y de los flujos de capital.

A raíz de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, con la recesión la ime y las exportaciones comenzaron a estancarse, lo que puso en evidencia las fragilidades del sector exportador y la mayor dependencia de México de la economía norteamericana.

La principal falla del modelo económico ortodoxo liberal mexicano radica en su incapacidad estructural para generar crecimiento económico, principalmente en el sector industrial-manufacturero, Las políticas comerciales e industriales aplicadas por todos estos gobiernos, desde Salinas de Gortari hasta Felipe Calderón, han sido pasivas y han tenido como único objetivo abolir todas las barreras que no permiten la asignación eficiente de los recursos en los mercados, en el marco de una economía de “libre mercado”. Estas políticas han buscado eliminar todas las regulaciones del Estado, los monopolios de Estado, los monopolios privados, los aranceles, etcétera, bajo un escenario de competencia global en los mercados.

Ya no es el Estado nacional el que lleva elrumbo económico del país, sino es el mercado mundial el que decide de manera ciega la asignación de los segmentos de la industria que se van a localizar en nuestro territorio nacional. De manera que mientras el Estado mexicano esté subsumido a la lógica del mercado global El bajo crecimiento económico que enfrenta la economía mexicana desde hace 24 años es el resultado de una industria manufacturera que no crece adecuadamente

De 1993 a la fecha, el principal instrumento utilizado por las autoridades para fomentar a la industria ha consistido en la promoción de la apertura comercial y la firma de tratados comerciales, en el entendido de que el Estado debe retirarse de la actividad económica y únicamente crear las condiciones para una operación eficiente del mercado eliminando todo tipo de distorsión el Estado mexicano dejó de cumplir con su papel de promotor del desarrollo económico. La acción del Estado se redujo a crear las condiciones para el funcionamiento “eficiente” del mercado mediante la desregulación, desprotección, privatización, reglas, derechos de propiedad privada e infraestructura física y humana.



La política comercial e industrial aplicada por el gobierno de Felipe Calderón sigue los mismos preceptos ortodoxos y liberales de los gobiernos que lo precedieron.
Ha aplicado una política pasiva que busca eliminar lasdistorsiones del mercado, en base a los principios del libre mercado y que esta fundada en el analisis costo beneficio.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, la política industrial y comercial del gobierno actual se propone fundamentalmente resolver las distorsiones de mercado tales como las externalidades, los monopolios u oligopolios, los mercados incompletos, la información asimétrica y de coordinación de los agentes.
Ahora bien, estos principios económicos liberales se articulan en una serie de programas de fomento a la industria, tanto de caracter horizontal como vertical, que buscan fortalecer sobre todo a la Inversión Extranjera Directa (ied).
Existen cuatro grupos diferenciables de políticas de atracción de la ied: el primer tipo de políticas aplicadas combina la protección, incentivos financieros y fiscales para promover la localización de las trasnacionales en sectores nuevos y estratégicos; ejemplo de esto es el apoyo a la industria automotriz y la “naciente” industria aeronautica.

En el caso de estas últimas, el apoyo gubernamental basicamente consiste en desarrollar marcos regulatorios flexibles, que faciliten la creación y fortalecimiento de las agencias de competencia. Y con el pretexto de impulsar la competencia, el gobierno busca privatizar y eliminar lo que denomina distorsiones en el sector, contraviniendo losprincipios mismos de nuestra Carta Magna especificados en el Artículo.
La economía mexicana esta por cumplir treinta años de bajo crecimiento en promedio anual; durante el periodo que va de 1982 a 2010 apenas ha crecido un
2.1%, muy por debajo de lo alcanzado durante la etapa del desarrollo estabilizador o la etapa de crecimiento compartido. A nivel de pib per capita las cosas estan todavía peor, ya que en el mismo lapso se registra un crecimiento de 0.46% medio anual. Asociado con este magro crecimiento económico se encuentra el elevado desempleo y la precarización del empleo: entre 1982 y 2008 apenas se crearon 354,306 empleos en promedio anual en el sector formal de la economía, y entre 2000 y 2010 el número de empleos precarios se incrementó en mas de seis millones de personas. Por lo que para impulsar el crecimiento de la economía mexicana no tan sólo se requiere la aplicación de una política comercial e industrial estratégica que impulse el crecimiento de manera activa, sino que esta política debera de darse en el marco de una política económica mas amplia que promueva el desarrollo económico de México. Es decir que promueva un cambio estructural cuyo objetivo sea: mejorar los niveles de ingreso, superar los grandes diferenciales en los ingresos entre regiones y sectores al interior del país, y por ende eliminar el dualismo económico.





Política de privacidad