Consultar ensayos de calidad


Comentario del libro 'El maestro rural'



Este documento sera un comentario en general de todo el libro, ya que las anécdotas recolectadas tienen muchas semejanzas y creo que todas van dirigidas hacia el mismo punto.


Empezaré por hablar de los inicios de la escuela rural mexicana. El surgimiento de estas escuelas fue después de la revolución y su objetivo o finalidad era el civilizar y homogenizar el medio rural, esto quería decir que ademas de enseñar a leer y escribir, había una intención implícita que era el de liberar a los campesinos, no mas esclavitud y humillación para ellos. En ese período (sexenio de Lazaro Cardenas) la mayor parte de la población del país se ubicaban en pueblos o comunidades situados en zonas serranas o a las orillas de los mares.


Al inicio se buscaban hombres y mujeres dispuestos a prestar de sus servicios, se carecía de preparación académica, pero a fin de cuentas lo que se quería, era la voluntad de servir. Sin embargo, el maestro aún sin preparación en lo que fue su profesión, era tomado como la luz de esperanza del pueblo o comunidad y por ello, se sentía comprometido de forma real en la búsqueda de progreso, sintiéndose parte de la misma.


Ademas de cumplir con su tarea como maestro en la escuela,convivía el resto del tiempo con las personas de la comunidad abarcando otras tareas, algunos mencionan talleres impartidos por ellos mismos sobre corte y confección, huertas en los patios, sólo por mencionar. Otro punto a rescatar es que el maestro rural también luchó por el mejoramiento de las condiciones higiénicas y sanitarias, buscando la forma de tener algunos servicios tales como el agua potable, campañas de salud, juegos deportivos, etc.
Cuando se habla de escuela socialista, muchas personas no entendían a que se refería con esto, hubo quienes malinterpretaron y la veían como algo satanico. Se menciona que la implementación de la educación socialista no fue en todos los sentidos implementada por el bien de la población, sino mas bien fue inclinado al sentido económico.





Caracter

Aunque no es ofensivo, es hostigoso. Generalmente hace bromas con las cuales se burla de las personas, carcajeandose sonoramente. De igual manera, se ha escuchado mencionar en la lengua salvadoreña que cuando una chica es objeto de su hostigamiento, la solución para alejarlo es comer en el baño, frente a la taza de un inodoro; esto debido a que se supone que él siente asco facilmente con los malos habitos de las personas; por lo que se supone que ésta es la solución mas efectiva cuando una mujer esta siendo objeto de sus hostigamientos.



Autores salvadoreños le han dedicado parte de su obra. Miguel Angel Espino, en su libro Mitología de Cuscatlan cita:

Han pasado los tiempos. El mundo ha cambiado, se han secado ríos y han nacido montañas, y el hijo de la Siguanaba aún tiene diez años. No es raro que esté, montado sobre un lirio o escondido entre el ramaje, espiando a las muchachas que se ríen a la vuelta del río

Salarrué, por su parte, en su libro Trasmallo incluye un cuento llamado El Cipe, donde enun dialogo entre dos personajes de la campiña salvadoreña se le describe:

- Usté ¿nua visto nunca al Cipitiyo, Culapio?
- ¡ En jamas, don Agrelio!
- Yo lei visto una tan sola, en Jalponga, comiéndose a hora dianimas los elotes diuna milpa. Veya usté : lleva un sombrerón deste calibre; un calzón blanquiyo, shuco,shuco, y amarrado poraquí con un mecateplatano. Su estatura es menor quel diun chumpe y va jumandose un purote. El caidizo del sombrero le tapa toda la carita, menos la jetía puntuda y con sus tres pelos como el nance. La camisona le varrastrando por el suelo, toda rompida y los caites liacen : plash, plash…Yo lice enviteporque estaba bolo, y cuando quise echarle pesca, se iscabuyó el hijuepuerca entre las milpas, dejando un tufito, ansina como el del zorriyo.9

El escritor Manlio Argueta, publicó en 2006 una adaptación de la leyenda 'El Cipitío', en el que suaviza su perfil de duende y lo adapta a un niño. Ilustrado por Vicky Ramos, 'El Cipitío' de Manlio Argueta narra lo esencial de la leyenda a un nivel infantil.

El Cipitío es un duende nahuatl que nunca dejara de ser niño. Su madre, la Siguanaba, lo abandonó en el recodo de un río cuando el dios Tlaloc la condenó por trasnochadora y viciosa a vagar para siempre por los montes. Era esposa de Cipitl, gran tirador de flechas

Lo que la escuela socialista buscaba era, promover los valores nacionales; que la educación fuese igual para todos; que fuese funcional y activa, eso quiere decir que funcionara a partir de las exigencias y necesidades de los alumnos.
A manera de conclusión se puede observar que lo que la escuela socialista tenía como finalidad era que fuese igual para todos, luchando contra el fanatismo y siempre obrando en pro de los pobres.





Política de privacidad