Consultar ensayos de calidad


Bordetella Pertussis - Serología



Bordetella pertussis
La coqueluche o tos ferina es una infección aguda de las vías respiratorias, mas grave en niños pequeños, causada por la bacteria Bordetella pertussis.
Existe una enfermedad clínicamente similar, denominada síndrome coqueluchoide producida por Bordetella parapertussis, Bordetella bronchiseptica, Micoplasma pneumoniae, Clamydia trachomatis, Clamydia pneumoniae, virus sincicial respiratorio y adenovirus.
Bordetella pertussis es un cocobacilo gramnegativo inmóvil, patógeno humano obligado, que se presenta solo o en pares. Su cultivo exige condiciones especiales. Produce factores biológicamente activos, responsables de los signos y síntomas de la enfermedad, cuya clara capacidad inmunogénica es la base de las vacunas acelulares: toxina pertussis (TP), hemaglutinina filamentosa, adenilciclasa, citotoxina traqueal, aglutinógeno fimbrial, toxina dermonecrótica, pertactina. Como otras bacterias gramnegativas, posee una endotoxina que, probablemente, es responsable de la fiebre.Después de la exposición a Bordetella pertussis, la patogenia de la enfermedad depende de cuatro etapas: fijación, evasión de defensas del huésped, daño local y enfermedad sistémica. La aparición de la enfermedad, que implica la unión al epitelio respiratorio, la existencia de lesiones locales y la absorción sistémica de toxinas depende de la alteración y desaparición de los mecanismos de defensa del huésped (cilios y neutrófilos). En realidad, la bacteria no atraviesa las capas epiteliales, es la toxina laque ingresa al torrente sanguíneo y produce los efectos locales o sistémicos propios de esta patología. La enfermedad pertussis sería una infección mediada por toxina.


Bordetella pertussis es de distribución universal y el ser humano es el único reservorio. Produce una enfermedad altamente contagiosa que se transmite por secreciones respiratorias, con una tasa de ataque secundaria que puede alcanzar el 100% en convivientes susceptibles. La transmisión del agente es maxima en el período catarral y durante las dos primeras semanas desde el inicio de la tos; el período de transmisibilidad se abrevia a 5 días si se administran macrólidos. El contagio sería por contacto con individuos sintomaticos; la diseminación de la enfermedad a través de personas asintomaticas sería de escasa importancia. El período de incubación es generalmente de 7-10 días, con un intervalo de 5-21 días. Las manifestaciones clínicas dependen, en alguna medida, de la edad y del estado de inmunización del huésped. La evolución clínica de la enfermedad tiene una duración clasica de 4-6 semanas y se divide, tradicionalmente, en 3 etapas sucesivas: catarral, paroxística y de convalecencia. En general, los pacientes no presentan fiebre o ésta es de bajo grado.
La complicación mas frecuente es la neumonía, responsable de mas de 90% de los óbitos en niños menores de 3 años, que puede ser causada por Bordetella o por sobreinfección por otras bacterias (lo mas frecuente). También puede producirse: otitis media, atelectasias, roturaalveolar (con enfisema o neumotórax), alteraciones del sueño o de la nutrición, deshidratación, alcalosis metabólica, hemorragias (como epistaxis, melena, hematoma subdural), convulsiones, encefalopatía, coma y muerte. El pronóstico de esta enfermedad guarda relación directa con la edad del paciente. En niños mayores, el pronóstico es bueno. En lactantes existe un riesgo significativo de muerte (6-9%) o de daño cerebral por encefalopatía. La enfermedad es mas grave en los menores de 6 meses, particularmente en niños prematuros, no inmunizados o con inmunización incompleta.


En relación al diagnóstico etiológico, el cultivo se considera aún el método de referencia (“gold standard”) en el diagnóstico de laboratorio de Bordetella pertussis. Requiere una técnica adecuada con obtención de la muestra de nasofaringe por aspiración o con hisopo (de dacrón o alginato-calcio), transporte en medio de cultivo (Regan-Lowe modificado) y medio de cultivo especial (Bordet y Gengou o agar Regan-Lowe modificado). La especificidad es del 100%; puede ser negativo en pacientes inmunizados, en los que han comenzado tratamiento antibiótico o en los que llevan mas de 3 semanas de evolución de la tos. La negatividad del cultivo no excluye el diagnóstico.
La reacción en cadena de la polimerasa (PCR, por su sigla en inglés) para diagnóstico de Bordetella pertussis se utiliza cada vez mas como método de diagnóstico, debido a su rapidez y mayor sensibilidad. Requiere que se tome la muestra de nasofaringe por lavado nasal ocon hisopo de dacrón; deben evitarse los hisopos de alginatocalcio ya que inhiben la PCR. La desventaja es que algunos laboratorios tienen altas tasas de resultados falsos positivos.
Serología: es posible establecer un diagnóstico sero lógico de tos ferina si se demuestra un aumento del título de anticuerpos específicos entre el suero de la fase aguda y el de la fase de convalecencia (par serológico). Tiene las desventajas de requerir dos muestras de sangre y de que el diagnóstico no es temprano. En cuanto al tratamiento, los agentes antimicrobianos administrados en la etapa catarral pueden mejorar la enfermedad. En la fase paroxística no tendrían efecto discernible sobre la evolución de la enfermedad; sin embargo, estan indicados para limitar la diseminación del agente. El tratamiento antibiótico como la profilaxis pos exposición erradican a Bp de la nasofaringe de personas infectadas (sintomaticas o asintomaticas).
Los macrólidos (eritromicina, claritromicina y azitromicina) son el tratamiento de elección para la coqueluche en mayores de 1 mes de vida. Para los menores de 1 mes se prefiere azitromicina. Trimetoprima-sulfametoxazol (TMS) es una alternativa cuando los macrólidos estan contraindicados o existe intolerancia o los gérmenes son resistentes (raro). TMS esta contraindicado en menores de 2 meses o debe administrase en neonatos que no presenten ictericia (riesgo de kernicterus). La dosis es de 8 mg/kg/día de trimetoprima y 40 mg/kg/día de sulfametoxazol, dividido en 2 dosis, por 14 días.







Política de privacidad