Consultar ensayos de calidad


El fenómeno criminal



El fenómeno criminal

Panorama de la delincuencia.

En el conjunto de la criminalidad de nuestra época encontraremos hechos que son perseguidos por las autoridades, y otros que no lo son. Entre estos hay desde injurias, amenazas, calumnias, difamaciones y otros que acontecen diariamente sin que san castigados.

Ante esta situación de desmoralización oficial y privada muy generalizada en unos países e incipiente en otros en que se manifiestan formas delictuosas protegidas por el poder publico.

Además, en los establecimientos penales se resiente la falta de atención a los reclusos porque el estado no acepta políticamente las orientaciones de los técnicos en penología o en ciencia penitenciaria, también por escases de recursos o carencias de técnicas.















Algunos criterios sociales sobre ladelincuencia.

La forma de actuar de la sociedad ante el crimen es a su vez causa de otros fenómenos, por lo que examinaremos opiniones que representan reacciones de dos importantes sectores:



Los juristas: tratan de la delincuencia como de la más grave perturbación del orden jurídico, y piensan que tanto la ley como la autoridad deben invertir para restablecerlo. Sin embargo, esto no es sino una aspiración a menudo sin contenido, porque el llamado restablecimiento del orden jurídico no es sino una teoría que en nada beneficia a la sociedad.

La policía: trata a los delincuentes en una lucha ruda, frente a frente; ignora causas motivos, y se siente legalmente autorizada para cometer contra ellos toda clase de violencias y de abusos, salvo en algunos países. Recientemente, ante el aumento de la antisocialidad juvenil, queriéndole dar una solución simplista, ha hecho guerra sin cuartel contra los menores infractores, pero no contra el fenómeno, que requiere el concurso de otros órganos técnicos. Específicamente los adolecentes, pasando por la edad en que el individuo se siente prepotente y ve a los adultos como gente sin gran importancia, se ven obligados a unirse para defenderse, y de ello resulta que quienes no formaban parte de las pandillas, pasen a disciplinarse a ellas.

El resto de los sectores sociales, frecuentemente incoloros, a menudo ignoran que le problema de la delincuencia es muy complejo y tienden a culpar solo al delincuente y al gobierno que “no lo combate”.



Dificultades de los estudios etimológicos.

Hemos afirmado que no se han hecho suficientes estudios etiológicos adecuados para descubrir lascausas que influyen en la criminalidad, desgraciadamente tampoco es posible hacerlos, hasta ahora, con el valor universal, pues se tiene la convicción de que los referentes a una época y a un lugar podrán ser solo de valor limitado para otros lugares y épocas.

Mucho se ha dicho también que las infracciones juveniles son, en lo general, antecedentes de la delincuencia adulta. En la conducta delictiva como manifestaciones psico-social, ya hemos visto que influye una complicada gama casual. Su estudio podría hacerse con la técnica estadística para poder cuantificar los fenómenos desde los ángulos más diversos, lo que implica un esfuerzo científico complicadísimo, difícil, costoso, y en que deben colaborar personas de las diversas formaciones profesionales.



No es verdad que se prevenga la delincuencia específicamente considerada, pues la mayoría de los países se rigen todavía por lo que un gobernante, de conocimientos forzadamente limitados, quiere

la prevención especial, se fundan patronatos para menores o ex presidiarios, y sociedades de beneficencia que pretenden evitar las tragedias derivados de las grandes tenciones familiares de tipo económico o social; se establecen colaboraciones entre los padres de familia, los maestros de las escuelas, o sociedades para el estudio del niño.

En muchos países se a desvirtuado tan altos fines convirtiendo en punitivas sus funciones, en México los consejos tutelares han hecho renacer las funciones protectoras y orientadoras, ajenas a toda represión

El IX congreso Internacional de la Defensa Social toma en cuenta los factores educativo, sanitario, laboral, económico, etc. Como uno de los senderos importantes para la prevención del delito

Lasmedidas especificas de prevención criminal no tienen éxito forzosamente, pero disminuye la incidencia del fenómeno a pesar de ser poco profundas o tardías, quedan comprendidas entre estas las expediciones de leyes y reglamentos, la realización de medidas administrativas y la creación de instituciones y actividades.

Hay categorías especiales de delincuentes entre los que hallamos a quienes padecen anomalías físicas o psíquicas, los menores aunque estén sanos, los ansíanos y las mujeres en ciertas situaciones. En todos ellos puede mas un programa preventivo, que la represión pos delictiva

La mas eficiente labor preventiva de la criminalidad se ha hecho donde se puso as efectiva atención a los factores familiares, ya que es el hogar donde se gestan los mas importantes conflictos que fácil mente conducen al delito.

Kate Friedlander señala

las dificultades de comprender los hechos ajenos y respetarlos, la incapacidad de obedecer a los métodos comunes de disciplina, la dificultad de adaptarse a la vida de la comunida, el desinterés en las materias escolares y de estudio en general ,una fuerte actitud de revelen ión contra la autoridad ,etc.

Cuidar los métodos de enseñanza,Evitar la deserción escolar,Investigar el ambiente hogareño,Modificar este con la participación e los familiares ,Formar clubes,Orientar la actividad profesional,Educar la sexualidad ,Separar a los individuos dañinos ,Crear clínicas de orientación infantil,hacer correcta labor entre los tribunales he instituciones para adultos y menores,Son pasos que tuvieron éxito preventivo de la anti sociedad

Desde 1929 en México existe la “Dirección Generalde Servicios Coordinados de Prevención y Readaptación Social”

Organizaciones como la ONU tienen un importante papel en la prevención general de la delincuencia, especialmente, cuando intenta elevar los niveles de vida, de cultura, de salud, de educación, de preparación para el trabajo y disminuir los índices de vicio, de parasocialidad y de precisiones innecesarias, en la convivencia de la gran ciudad. Igualmente cuando y tiende a organizar plenamente los servicios públicos, y los de la justicia para hacerla pronta, expedita, eficaz y gratuita, evitando así que alguien ser agá justicia por su propia mano

La Legislación

Quienes no profundizan en los fenomenos sociológicos, han creído con el solo hecho de expedir una buena y aventajada ley, aunque no este muy adaptada al medio en que ha de regir, se impedirá el incremento delictivo. Cuando se han de expedido leyes extremosas muy duras o muy suaves que imponen penas inadecuadas contra las diversas manifestaciones delictuosas, suelen caer en desuso, a menos que se comentan, a su sombra, serios atentados .

Desde otro punto de vista, a menudo los legisladores no están consientes de los efectos que puede causar una ley, en principio indiscutible: prohibir drásticamente el trabajo prematuro de los niños, resulta criminógeno en un miserable país del tercer mundo, donde hay menores abandonados a sus propias fuerzas, que no pueden subsistir si no trabajan ya que los servicios asistenciales les son ajenos. Los ejemplos pueden multiplicarse

La Policía

Representa los brazos del estado en actividades y tienen a su cargo la vigilancia de las ciudades y del campoen los mas variados aspectos, la aprehensión de los delincuentes en flagrante delito y la investigación del acontecer de la antisocialidad en general. Se ha dado gran importancia a los cuerpos de policía, tanto en la prevención de la criminalidad, cuanto en su represión.

En pocos lugares se ha atendido a todo lo que es necesario: estado físico, psíquico, familiar y social, y formación profesional. En ellos se mantiene el orden sin tener una numerosa policía.

En México hay policías común y sus auxiliares, policías federales, judicial, de mig












Probables variaciones de la delincuencia.

Sabido es que la delincuencia significa, sintomáticamente, una manifestación de debilidad y de inferioridad para resolver conflictos presentes, por lo que es normal que varié en intensidad estadística con las diversas edades que, de acuerdo con sus intereses y posibilidades, le rinden un variado tributo, opuesto al grado de evolución personal, o de involución de la vejez, en la trayectoria de la interacción individuo-medio y adecuado al grado de inadaptación del sujeto.

También varía con el sexo, lo que parece corroborar las diferencias entre el varón y la mujer adultos. Alfonso Quiroz Cuaon expresa que de cada 100 presuntos delincuentes. 11 son mujeres, y que por cada mujer hay 3 hombres.

Se ha dicho por diversos autores que el primer acto antisocial que todos los hombres, cometemos latransgresión al principio de propiedad, durante la tercera infancia, teniendo como causa importante la recepción de los estímulos del medio exterior, posiblemente abandonada con situaciones de desorganización familiar.











Política de privacidad