Consultar ensayos de calidad


Cuanto vale tu tiempo?



Hace apenas unos días, después de muchísimos años gerenciando empresas, planeando el trabajo de otros, dirigiendo las ejecutorias de subalternos, ocupandome de fortalecer el flujo de caja de la empresa, de cómo redefinir la estructura de costos, de cómo impulsar mas eficientemente las ventas, de cómo rescatar las cuentas incobrables…ademas de hallar lugar para estar lo suficientemente informado del acontecer político, económico y social de mi región, de mi país y del mundo; les decía que hace algunos días, después de dedicarme por muchos años a ser mejor profesional y mejor analista del mundo, cambié mi percepción y mi conocimiento del tiempo…Ocurrió un episodio en mi vida que me hizo valorar el tiempo desde una óptica muy diferente a cómo, hasta ese entonces, lo concebía. Me di cuenta que el tiempo empleado en aquellas cosas sobre las cuales no tengo control alguno, resultan inútiles e inoficiosas. Me di cuenta que el tiempo que uso en aquellas cosas que otros pueden hacer por mí, no merecen mi total entrega. Me di cuenta que la empresa puede funcionar sin mí, porque a mi alrededor hay personas iguales o mejores en capacidad que pueden resolver sin que yo esté todo el tiempo al frente. Me di cuenta que estar todo el tiempo alfrente es sólo una manera de justificar mis ingresos y posicionar mi presencia. Pero también me di cuenta que para las cosas mas importantes de mi vida…no disponía de tiempo…Me he perdido de compartir los pequeños triunfos y logros de mis hijos. De asistir a sus actos culturales, deportivos y sociales y así fortalecer su desarrollo con mi apoyo presencial. Me he perdido de la emoción que produce observar cómo mi mujer elabora los ricos platos que a diario degusto y sobre los cuales evidencio a diario mi indiferencia. Me he perdido la sonrisa de complacencia que mis hijos esbozan cuando medio dormidos reciben la bendición de buenas noches. Nunca me ha alcanzado el tiempo para apagar la televisión y sentarme en la sala con mi familia a escucharle sus relatos domésticos y personales tan cargados de buen humor y de cosas sorprendentes. La boleta de calificación de mis hijos la he observado menos que los encartados de los periódicos domingueros… porque me ha faltado tiempo. Ignoro cómo se mantiene la casa limpia y en orden porque jamas he tenido tiempo para compartir con mi esposa y mis hijos una aventura como esa de cuidar y preservar el nido.




Hace días atras mi pequeño muchacho se me acercó y con cierto dejo de timidez o tal vez detemor, porque me encontraba adelantando trabajo de la empresa, ¡en mi casa!, me preguntó: “Papa ¿cuanto cuesta una hora de tu tiempo?” hice unos calculos en el teléfono y le respondí: “Bastante mas que lo que te doy de mesada para el colegio”…Si, pero cuanto papa? Y le contesté: “…bueno algo así como 80 bolívares la hora…” Mi hijo se me quedó viendo con rostro de expectativa y me solicitó: “Papa me puedes prestar 160 bolívares”…Le dije un tanto irritado, por el tiempo que me estaba quitando: “y para qué quieres tú 160 bolívares si yo le doy a tu mama todo lo que necesitas”…El, frustrado y desilusionado se retiró de mi estudio en silencio y se marchó cabizbajo a su habitación…Luego de una pausa de mi tiempo dedicado al trabajo, sentí que había sido injusto con mi hijo. Fui a su cuarto y le di los 160 bolívares que había requerido, no sin antes darle una excusa…Su cara se iluminó de alegría y con esa emotividad que impulsa el capricho infantil me dijo: “Papa, ahora si puedo comprarte dos horas de tu tiempo para que me lo dediques exclusivamente a mí”


Desde ese momento cambié mi apreciación del tiempo y decidí proporcionarles a las personas mas importantes en mi vida, ¡toda mi pasión y todo mi tiempo!


A través del cuento podemos llegar a relacionarnos tanto con nuestros hijos, que podemos ganarnos su confianza para que así como nos cuentan sobre las cosas cotidianas que les suceden también sobre situaciones difíciles que estén viviendo, pudiéndolos orientar y apoyar.
Aunque no lo crean padres de familia, a través de lectura de cuentos nuestros hijos pueden aprender sobre historia, la vida humana y animal; letras, colores, números, palabras en otro idioma, etc. sin que les resulte aburrido.

COMO CONTARLE CUANTOS A LOS NIÑOS.
Elijan un lugar cómodo y suficientemente iluminado para leer.
Procura que el momento de leerle a tu hijo sea magico, hacerlo un rito que tanto él como tú esperen con ansia y agrado.Cuenta el cuento con alegría y entusiasmo para que atraigas la atención del niño, logre comprender la historia, y capte el mensaje. Y cuando el niño te pida que vuelvas contarselo, debes hacerlo con la misma emoción.
Sobre todo en niños muy pequeños, es importante repetir varias veces las diferentes escenas del cuento procurando utilizar las mismas palabras.
Permite que conforme se esté contando el cuento, el niño pueda ver las ilustraciones.
Mientras lees fíjate en las reacciones del niño y sus movimientos, y si es necesario haz pausas todas las veces que sea necesario para escuchar sus preguntas o para comprobar si esta entendiendo el relato.
Deja que el niño participe lo mas posible, tanto a la hora de elegir el cuento a leer (te puede dar muchas pista esa elección, sobre sus intereses o preocupaciones), como a la hora de las interrupciones.
Cuando el niño esté cansado no lo obligues a continuar, ya que dejara de ser una actividad gratificante para él.
Algunas veces lean cuentos y otras escúchenlos, esto ademas de ser diferente te ubicara a la altura del niño que escucha, y eso creara una corriente afectiva y de gran complicidad entre los dos.
En otro momento del día, pídele a tu hijo que dibuje alguno de los personajes o escenas del cuento que hayan leído el día anterior. Eso trazos que pueden parecerte garabatos tienen grandes mensajes, ya que allí quedaran expresados los miedos, las expectativasy los intereses que le mueven.
Otra forma de saber su reacción hacia el cuento es hacerle preguntas al niño relacionado con el relato, como por ejemplo si le gusto, que le pareció, quienes estaban en el cuento, etc.
Sigue estos sencillos consejos para elegir el cuento mas adecuado para tu hijo.
Para iniciarse en el mundo de los cuentos, se sugieren los que estan relacionados con la tradiciones y el folklore.
Los cuentos de hadas ahuyentan pesadillas y temores nocturnos. El niño adquiere seguridad en sí mismo cuando comprueba que el protagonista ha sido capaz de vencer al lobo o a la bruja.
Los cuentos que comienzan con la tradicional frase 'Había una vez', tienen una gran fuerza evocadora. Tienen el poder de introducir al niño en un mundo diferente.
Los libros con imagenes, viñetas o pictogramas provocan en el niño el deseo de comenzar a leer.
Los cuentos populares que tratan temas y costumbres de nuestra sociedad ayudan al niño a conocer las tradiciones ancestrales.

CUENTOS PARA CADA EDAD.
A la edad de los dos años y medio, debemos empezar con los cuentos ilustrados.
A los 3 años, debemos elegir cuentos que nos relaten historias sencillas y claras en cuanto a la idea y el lenguaje empleado. La acción debe ser lineal y no demasiado larga, ya que la capacidad de atención no esta desarrollada a esta edad. (Es importante que los cuentos no tenga un número excesivo de personajes).
4 años: Los cuentos apropiadospara esta edad son los que intervienen pers





Política de privacidad