Consultar ensayos de calidad


Estroma tumoral



Estroma tumoral
Sin células neoplásicas no hay tumor, pero un tumor, excepto en los estadios iniciales. no es sólo una colección de células sino que además contiene un soporte conectivo y vascular y un infiltrado inflamatorio, que en conjunto forman lo que se denomina la estroma del tumor. a. Soporte conectivo Los tumores tienen un soporte conectivo variable. Se han descrito factores de crecimiento (FC) de los tejidos que probablemente actúan sólo localmente y en diferente grado para cada tumor. Algunas sustancias como insulina, prolactina, trombina o transferrina pueden actuar también como reguladores del crecimiento. En algunos carcinomas. llamados escirros por su dureza, el tejido conectivo de su estroma puede corresponder a más del 90% de su masa tumoral. En otros tumores como, por ejemplo, los linfomas, la estroma puede estar reducida a unas pocas fibras de reticulina. La estroma está formada por miofibroblastos. En algunos tumores se puede producir una proliferación de fibroblastos tan importante que la estroma adopta un carácter seudosarcomatoso. b. Células inflamatorias Salvo en casos excepcionales, las células de la inflamación son una parteproporcionalmente poco importante de la masa tumoral. Los linfocitos, probablemente de origen inmune, son parte esencial de algunos tumores de glándulas salivales, timo, retrofaringe, ovario y testículo. Los leucocitos polimorfonucleares neutrófilos, macrófagos y células plasmáticas aparecen en algunos tumores infectados, especialmente en carcinomas ulcerados de superficies, y en algunos tumores que liberan sustancias quimiotácticas específicas. Pueden también formar parte de la estroma células gigantes por reacciones de cuerpo extraño contra sustancias por el propio tumor. Los eosinófilos son abundantes en algunos linfomas. Los tumores son especialmente susceptibles a las infecciones, principalmente por gérmenes anaerobios. c. Vasos Los vasos son necesarios para el crecimiento y metástasis de los tumores. Mientras que el carcinoma in situ, que es un tumor avascular, puede permanecer durante años sin crecer, los tumores bien vascularizados crecen ininterrumpidamente. Los vasos de los tumores se forman por la liberación del TAF (tumor angiogenic factor), y que corresponden a factores de crecimiento. Los vasos de un tumor pueden sufrir alteraciones circulatorias como congestión, edema, hemorragia, trombosis e infartos, favorecidas por la anormal vascularización, compresiones, discontinuidad del endotelio, invasión vascular por el tumor y daño del endotelio. El aumento del número de la densidad de la microcirculación en los tumores se asocia a una disminución de la supervivencia en pacientes con cáncer de ovario, mama, pulmón, próstata, cabeza y cuello, recto, testículos, vejiga y piel (melanomas).






No se conoce con exactitud la etiología del mastocitoma; diferentes factores hereditarios, víricos e inflamatorios se han relacionado con la aparición de este tumor, pero en ningún caso se ha podido encontrar una relación directa causa - efecto. Aunque el mastocitoma puede aparecer en cualquier raza, se describe una mayor incidencia en perros de raza Boxer, Boston terrier, Bulldog, Setter, Labrador y Golden Retriever y Teckel. No existe predisposición de sexo. Suele diagnosticarse en perros de edad media o avanzada, pero no debe descartarse su aparición en animales más jóvenes. La edad media de presentación en los casos atendidos en el Hospital Clínico Veterinario es de 9 años. Un 12% de los casos, sin embargo, eran perros menores de 5 años. Todos estos animales jóvenes fueron diagnosticados de mastocitomas bien diferenciados. En el perro, el mastocitoma se localiza fundamentalmente en piel o tejido subcutáneo. Las localizaciones más

frecuentes son: 50% en la piel de tronco y región perineal, 40% en las extremidades y 10% en cabeza y cuello. Un 11% de los casos son múltiples. Estas formas múltiples son más frecuentes en la raza Boxer. Las localizaciones extracutáneas sin representación en piel son raras. La forma más frecuente de presentación es la aparición de nódulos intradérmicos, de consistencia firme y tamaño variable que puede oscilar entre 1 y 10 cm, aunque, en ocasiones, las masas tumorales pueden ser de mayor tamaño. Pueden aparecer encapsulados y bien circunscritos o infiltrar el tejido subcutáneo o, incluso, alcanzar la capa muscular. La superficie tumoral puede estar ulcerada oeritematosa y, a veces, existe un historial previo de prurito; con frecuencia la zona está alopécica y en los tejidos adyacentes aparece eritema y/o edema. En esta forma intradérmica, el mastocitoma puede adoptar, menos frecuentemente, forma de placa no encapsulada y pobremente demarcada con ulceración, eritema, edema e inflamación.





Política de privacidad