Consultar ensayos de calidad


Osteosarcomas



OSTEOSARCOMAS


El osteosarcoma, también denominado sarcoma osteogénico y sarcoma periosteal es un tumor que deriva del hueso y que produce hueso. Es el tumor óseo más común del perro. Tiene un alto grado de malignidad que se desarrolla principalmente en los huesos largos, aunque puede afectar a los huesos planos y a tejidos blandos. Un 77% de los osteosarcomas se originan en los huesos largos (radio cúbito, húmero, tibia peroné‚ y fémur principalmente) y un 23% en los huesos planos. El 24% se encuentra en el esqueleto axial, con el 50% localizado en la cabeza - el boxer es la raza que se afecta con más frecuencia por sarcomas osteogénicos del cráneo - y el otro 50% en las costillas y vértebras (32%). Es uno de los tumores más frecuentes de la pared torácica y, por lo general, se presenta en la unión costocondral; representa el 12% de los tumores mandibulares y maxilares; en la columna vertebral es el tumor más frecuente. Los sarcomas osteogénicos extraesqueléticos son raros.


La metástasis se localiza principalmente hacia los pulmones en un tanto por ciento muy elevado, que varía dependiendo de los estudios y autores consultados, aunque durante los estadios iniciales no se observa metástasis pulmonar. Hay que tener presente que la mayoría de perros con osteosarcomas aparecen libres de metástasis pulmonar si estas se valoran mediante radiografías oultrasonografías a pesar del hecho de que los focos metastasicos microscópicos existen. También se han descrito metástasis óseas, así como a otros tejidos. Por otra parte, sobre el 15% de los perros con osteosarcomas tienen metástasis en el ganglio linfático regional además de la diseminación hematógena a los pulmones. Los osteosarcomas son tumores que presentan numerosas células inmaduras y polimorfas junto a las trabeculas óseas, así como células gigantes matrices alineadas al azar con osteonecrosis y/o producción de nuevo hueso. Es un tumor maligno en el que la estroma de las células fusiformes que proliferan produce hueso osteoide o inmaduro. Su aspecto es muy heterogéneo y a efectos didácticos y de clasificación se subdividen en tipos: osteoblástico, condrobástico, fibroblático, osteoclístico, mal diferenciado y telangiectasicos. Según algunos autores es factible confundirlos histológicamente con condrosarcomas, fibrosarcomas y hemangiosarcomas; sobre todo con técnicas citológicas o en biopsias muy pequeñas.



La gastroenterocolitis que resulta del uso de agentes antiblásticos es excepcional. La fluidoterapia de sostén y el tratamiento con dosis terapéuticas de productos que contengan subsalicilato de bismuto suelen ser eficaces para controlarlo. En ocasiones, en perros que reciben por ruta parenteral L-asparaginasa o doxorrubicina y en aquellos tratados con etopósido EV, se producen reacciones de hipersensibilidad tipo I agudas. El tratamiento de las reacciones dehipersensibilidad aguda engloba cese inmediato de la administración del agente, administración de antihistamínicos H1 , dexametasona sodio fosfato EV, y líquidos si se consideran necesarios. En felinos se deben utilizar con mucha precaución los antihistamínicos H1 EV. En los animales pequeños la toxicidad dermatológica no es frecuente. Pueden darse tres tipos de complicaciones: necrosis tisular local (originada por extravasación), alopecia/demora en crecimiento piloso, e hiperpigmentación (rara tanto en perros como en gatos)





Política de privacidad