Consultar ensayos de calidad


Bienestar social



SI LAS LEYES DE TIPO NATURALES O ESAS LEYES POSITIVAS TAL COMO LO PLANTEAN LAS TEORIAS, SIEMPRE VAN A CONLLEVAR A UN BIENESTAR SOCIAL O SI POR EL CONTRARIO DEBERIAN EXISTIR ALGUNAS RESTRICCIONES A ESA LIBERTAD INDIVIDUAL.
En el siglo XVIII, la fe en la perfección humana y en el progreso impulsó a los intelectuales franceses a propagar sus ideas y a librar a los hombres de la ignorancia y la opresión, mediante la aplicación de la razón. Ellos se opusieron al conocimiento y a los regímenes políticos irracionales basados en la revelación, lo sobrenatural o la tradición y esto los llevó a pensar en el ideal de lograr un régimen político para reemplazar la monarquía absoluta legitimada por la irracional gracia de Dios.


Ademas, los logros científicos del siglo XVIII patrocinaron la adopción de


nuevas técnicas agrícolas mas racionales (drenado y adecuación del terreno, roturación profunda, rotación de cultivos, siembra mecanica, etc.), de nuevos cultivos (papa, maíz, etc.) y de invenciones en la industria (lanzadera volante, maquinas de hilar, etc.).


En ese ambiente pre-revolucionario francés, a mediados del siglo XVIII, surgió una inquietud económica, un movimiento cultural centrado en la economía que pretendió el desarrollo económico de Francia concediendo primacía ala agricultura en régimen de libertad, la Fisiocracia1. Este movimiento consideraba que toda la riqueza venía de la tierra y que, de todas las demas ramas de la actividad, sólo la agricultura producía mas de lo que se necesitaba para mantener a los que se ocupaban de ella.
Para los fisiócratas la intervención del estado es inútil, pues no haría otra cosa que interferir ese orden esencial. De allí nace la célebre expresión: 'laissez faire, laissez passer' (dejar hacer, dejar pasar) que durante un siglo mantendría su influencia.
Esta corriente es la que planteó las leyes de tipo naturales y leyes positivas como método para llegar a la riqueza y poder de un país. Para los fisiócratas, una armonía perfecta de la sociedad, que se logra gracias a que la naturaleza revela sus propias leyes al hombre y éste las deduce mediante el raciocinio, supone la felicidad y el crecimiento del ser humano.


También, Adam Smith estuvo de acuerdo con el orden natural, (teoría de Laissez Faire) donde el proceso de mercado se lleva a cabo por “la mano invisible” es decir, que el gobierno no interviene en el proceso de intercambio, hace que Sus teorías tengan influencia de las de los fisiócratas.

Podría decir, teniendo en cuenta la pregunta del inicio, que estaría sólo un poco de acuerdocon el pensamiento fisiócrata, es decir, que la aplicación de la teoría de las leyes naturales no siempre llevaran a un bienestar social, o por lo menos no lo haran independientemente ni por el simple hecho de que se aplique.
Quiero decir con esto, que para que exista un bienestar social la economía debería fundamentarse en las leyes naturales, pero también en la influencia de algunas leyes dadas por el ser humano. No se puede dejar que todo funcione sencillamente por inercia y que no exista un control sobre los procedimientos e intercambios.
En la época primitiva, los seres humanos dejaban pasar la vida regida por la naturaleza, ellos solamente utilizaban lo necesario para sobrevivir, sin ninguna preocupación por acumular capital y no maltrataban la naturaleza, que gracias a la tierra, el agua y el sol, principalmente, era la que les brindaba los recursos para producir sus medios de sobrevivencia. Hoy en día todo es muy diferente, en los últimos 50 años se han destruido mas recursos naturales que lo que desapareció entre los cientos de años anteriores. Vivimos en una época donde el despilfarre de las tierras, la acumulación de riqueza y el poder, son lo único que conmueve a los individuos a realizar una actividad económica. La teoría mercantilista, por ejemplo,considera que el estado aparece para la expansión de los mercados y para proteger los intereses comerciales de las naciones como un todo. Las practicas mercantilistas, todavía usadas en el mundo de hoy, incluían la regulación de los intereses y de los salarios, el otorgamiento de privilegios y concesiones monopólicas a las industrias, el proteccionismo y diversas otras restricciones al libre movimiento de los bienes y de los factores productivos. Estas restricciones perduran hasta el día de hoy (algunas) y contribuyen al buen manejo de la economía. Pero el problema que percibo en la aplicación de la mayoría de estas restricciones es que se realizan en exceso y de mala manera. Países como Colombia donde los impuestos son demasiado costosos y se le ponen a cualquier servicio o bien, y los salarios muy bajos, estan destinados a que se piense en las restricciones como un obstaculo para el progreso, pues no proporcionan a la sociedad una calidad de vida satisfactoria. En una medida adecuada, la intervención del gobierno en el flujo del comercio, contribuiría al estado de una sociedad mas organizada, con un bienestar social en perfectas condiciones, sin desigualdades.

Entonces, a todas estas, lo que concluyo es que ni las leyes naturales ni las restricciones a estas, conllevan aun bienestar social; es la combinación de las dos formas de pensar, en cierta medida justa, la que proporciona que, a través de la historia, la economía de un mundo cause un buen efecto debido a que proporciona un bienestar a toda la humanidad. Digo que la combinación de las dos porque así como cuando hay un camino para llegar a un lugar, cada una de esta teoría o forma de intercambio vendría siendo un carril de la carretera, como el derecho y el izquierdo, que sólo a sabiendas de que el otro existe, uno de ellos puede funcionar y los dos llegar al camino que se busca, que en este caso sería el equilibrio económico de la sociedad en cuanto a bienestar se refiere.
Esta combinación se puede manifestar a través del tiempo, habra unas épocas donde sea mejor dejar actuar por las leyes naturales, y habra otros momentos donde el gobierno tenga que intervenir. Si permito por mucho tiempo que todo intercambio ocurra libremente, es muy probable que las empresas privadas saquen partido en esta situación aprovechandose del uso de las tierras y malgastando los recursos del mundo, como ha sucedido últimamente en la historia.


En este punto tendra que intervenir el gobierno a interponer ciertas normas para que el flujo del comercio se lleve de manera justa y con ello se pueda alcanzarequilibrio en la economía mundial. Pero si el estado implanta unas leyes y restricciones, sin garantizar la honestidad y legalidad de estas, el intercambio de bienes se convertira en una explotación del poder a conveniencia del mismo estado, y esto no es lo que buscamos.
Cabe añadir, que en lo que a libre cambio se refiere, tendría algunas cosas que compartir con el pensador Adam Smith y su obra “La riqueza de las Naciones” publicada en 1776. En este libro Smith plantea también la teoría del “Laissez Faire”, pero también propone la idea de la “división del trabajo, que consiste en especializar a cada trabajador en un aparte de la producción para minimizar costos y tiempo. Con esta propuesta, es bien vista la idea de dejar que la actividad económica se realice libremente o gracias a “la mano invisible” porque el hombre se ve influenciado gracias a su egoísmo individual, que lo conduce a pensar en su propio bienestar y con esto contribuir al bienestar social.
No solo son curvas, graficas y fórmulas las que determinan el desarrollo de la actividad económica, también la interrelación que tiene el ser humano con la naturaleza al saber que ella puede proporcionar toda clase de riqueza y que por tanto puede ser la fuente de acumulación de capital y un bienestar social.

.





Política de privacidad