Consultar ensayos de calidad


Evolucion de estilo de desarrollo y su ventaja



La relación entre Estado y sociedad civil es uno de los principales factores a considerar a la hora de entender la historia de un país en la modernidad. Por eso, para Costa Rica, nos parece conveniente acudir a una interpretación histórica que utilice ese factor determinante al intentar establecer una periodización global de su evolución. En lo que sigue vamos a realizar un breve analisis de la historia nacional de cara al presente y al futuro, con especial atención al devenir de esta especial relación entre el Estado y la sociedad civil.

Nos parece bastante útil la introducción del concepto de estilo de desarrollo para referirse a la evolución de una sociedad particular en un período histórico específico. Este concepto engloba diferentes dimensiones económicas, políticas, culturales, sociales y generales, y no solamente una [1] Si se quiere, se puede ver el estilo de desarrollo como una resultante histórica. En particular, en el mismo interviene, entre otras cosas, el conflicto definido por la oposición política entre fuerzas sociales; es decir se trata de una situación de equilibrio dinamico donde convergen diferentes fuerzas. [2] Se suele hablar de patrón de desarrollo en contraposición a estilo de desarrollo para referirse con el primero esencialmente a la lógica socioeconómica de una sociedad. Podemos hablar, también, de modelo de desarrollo, haciendo referencia esencialmente a las dimensiones económicas. [3] Vayamos ahora a la historia de Costa Rica.El estilo 'liberal'



Con la consolidación del Estado Nacional, los liberales construyeron un estilo colectivo de desarrollo para el país con características bien definidas: economía agroexportadora (basada en el café esencialmente; el banano fue siempre un enclave), libertad de las fuerzas del mercado y un Estado centralizado de intervención mínima en la economía y la sociedad (salvo en algunas dimensiones, como la educación). A este estilo clasico se incorporaban dos valores que nos parece importantes de subrayar: la importancia de la educación en el desarrollo social, y la idea del progreso (basada en las tradiciones positivistas de la época). En la cohesión social y, si se quiere, en los mecanismos de dominación, lo ideológico, cultural y educativo ocuparon siempre un papel primordial. Este 'laissez faire' en la economía, la política y la cultura (aunque menos drastico de lo que muchos piensan), definió un estilo colectivo de desarrollo nacional que, salvo por lapsos temporales pequeños, configuró la Costa Rica previa a la Segunda Guerra Mundial. Una relación precisa entre Estado y sociedad civil se identifica en todo este período.
La intervención del Estado

El camino hacia un nuevo estilo de desarrollo, con base en un replanteo de las relaciones entre Estado y Sociedad civil, podemos decir que se manifestó por primera vez en el Gobierno de Alfredo Gonzalez Flores (aunque algunos ven en nuestro 'liberalismo' rasgos estatistas desde el siglo XIX):intervención estatal para una reforma tributaria, fundación del banco del Estado, así como la regulación de la actividad de empresas extranjeras. La reacción social de los grupos dominantes fue entonces drastica: la dictadura de los Tinoco, extrema políticamente, era prueba de que el contexto histórico nacional e internacionalmente no estaba preparado para ese tipo de transiciones.



La gran depresión del año 1929 fue un catalizador de cambios no solo en los 'bolsillos' sino, también, en las conciencias de las personas: la economía del 'laissez faire' debía modificarse. La respuesta norteamericana fue el New Deal: intervención del Estado en la creación de empleo, en las relaciones laborales, en la producción. Es decir: un llamado a una relación diferente entre Estado, economía y sociedad civil. Las consecuencias de estos hechos se extendieron a todas partes en el mundo: una fase nueva en el capitalismo o, mas adecuado, en la sociedad moderna. No debe resultar extraño que en Costa Rica, en 1933, se creara el Instituto para la Defensa del Café (que buscaba una regulación de las relaciones entre los productores y los grandes exportadores), o que, en 1935, se aprobara el salario mínimo para trabajadores agrícolas, y se hicieran, en 1936, varias reformas bancarias para facilitar el control estatal de la oferta monetaria. Debe recordarse, también, que el gobierno tuvo participación en el desenlace de la famosa huelga bananera de 1934. El asunto es claro: el resto de ladécada vio como crecían, por ejemplo, las obras públicas (multiplicadas por 3 entre 1932 y 1939). Estos últimos gastos públicos, evidentemente, generaron un déficit fiscal, pero se consideraron políticamente imprescindibles. [4

Es importante subrayar el papel del Estado durante estos años. La creación del Instituto del Café, en 1933, fue una intervención estatal nítida. En ese momento, los cafetaleros se vieron imposibilitados de fijar arbitrariamente los precios del café; se trataba de una intervención que respondía a un reclamo y a una presión de un sector social que se veía perjudicado por la crisis: los pequeños productores de café. .Otra acción de intervención fue la Ley de Abastos de 1932, que fijó precios para productos basicos. Varias otras leyes se dieron entre 1934 y 1937 y fueron ratificadas por la Ley de Subsistencia de 1939. En el mismo sentido, en varios años de la década de los 30, se hicieron acciones legales para ofrecer pequeñas parcelas para campesinos sin tierra. Finalmente, una de las reformas mas significativas, que representa también una intervención estatal: la reforma bancaria de 1936 [5 con la que nació el Banco Nacional de Costa Rica, con una serie de atribuciones importantes en las finanzas nacionales. Estas acciones de injerencia estatal se daban, sin embargo, dentro del estilo liberal de desarrollo; incluso, con gobiernos liberales 'puros'.

No debe olvidarse en este escenario la relevancia del 'asunto social' de esos tiempos. Elderrocamiento de la dictadura de Tinoco, dentro de una primera posguerra y con la presencia internacional de la Revolución Bolchevique y la URSS, había puesto en movimiento fuerzas sociales muy amplias, que se canalizaron de diferente manera en el Partido Reformista (fundado en 1923) e, incluso, luego, en el mismo Partido Comunista Costarricense (fundado en 1931). Pero había componentes socioeconómicos decisivos. Nadie desconoce que en la Costa Rica de los años 30, entre el 60 y el 65% era aportado por la economía del café. Es decir, el monocultivo cafetalero era la columna vertebral de la economía nacional. Debido a la crisis del 29 la producción del café decayó sustancialmente; lo mismo sucedió también con la producción bananera. Las dificultades económicas y sociales derivadas de la crisis amenazaron el equilibrio social costarricense; la cuestión social se volvió importante: varias huelgas y diferentes conflictos se desencadenaron entre 1932 y 1935. En general, sería este contexto el que nutriría al Partido Comunista; ya en las elecciones de 1934 los comunistas consiguieron el 12 % de los votos en San José. Tres años después de haberse fundado, en 1934, ocuparon el 5% del electorado nacional. [6] Esta relevancia de 'lo social' es lo que permite explicar las características del primer gran momento de la creación de un nuevo estilo nacional de desarrollo en los años cuarenta.



En resumen: frente a la crisis del 29 y sus secuelas económicas y sociales enCosta Rica, se realizaron una serie de acciones que solo pueden interpretarse como un intervencionismo estatal: el Estado ejercía una regulación sobre la banca, generaba empleo, regulaba salarios, realizaba acciones con relación a los productos basicos y poseía el monopolio de los combustibles en el país. Debe, ademas, recordarse que desde 1924 existía el monopolio de los seguros mediante el Banco Nacional de Seguros y se había asumido la producción de electricidad desde 1928. También, el Estado era dueño del ferrocarril del Pacífico. Se trataba de un Estado 'interventor', sin embargo, dada la Constitución de 1871, se trataba de una intervención asociada a un régimen 'presidencialista'. En consecuencia: todas estas acciones, necesarias para responder a las situaciones sociales y políticas de la época, generaron un fortalecimiento del Poder Ejecutivo sobre la sociedad. Se trataba ésta de una circunstancia muy peligrosa para el ejercicio del poder y el buen gobierno y, precisamente, éste va a ser uno de los fundamentos de las demandas planteadas por los socialdemócratas y otros grupos políticos en los años 40, cuyo desarrollo desembocaría en los acontecimientos de 1948.

De alguna manera, contexto político e ideológico 'New Deal', tensiones sociales locales y estallido de la Segunda Guerra Mundial (con implicaciones sociales, económicas, políticas), se conjuraron para coadyuvar en un salto cualitativo en las relaciones entre Estado y sociedad civil de Costa Rica.





Política de privacidad