Consultar ensayos de calidad


Feriamix - La nueva estrategia de FeriaMix



FeriaMix

La nueva estrategia de FeriaMix


La histórica cadena de tiendas estudia expandir su línea de productos para combatir la crisis de la industria musical, que debe competir con la piratería y los nuevos formatos digitales.Fundada en 1956 en el paseo Ahumada, la Feria del Disco -FeriaMix desde 2009- es un verdadero clasico de la música chilena y un gran ejemplo de emprendimiento, que comenzó con una tienda y hoy cuenta con una cadena de 38 tiendas a lo largo del país y con ingresos que en 2010 alcanzaron los 60 millones de dólares en ventas.


En 2006 comenzaron los proyectos de expansión, y su línea de productos se amplió a la venta de libros, video juegos, y formatos audiovisuales como videos y dvds. Ademas, el gran éxito de la empresa permitió desarrollar el Holding Feria, que controla a FeriaTicket, el sello FeriaMusic y FeriaMix.Pero la ampliación no se detiene. El grupo Feria no continuara con su internacionalización y estudia expandir su línea a productos de fotografía, artículos de electrónica e instrumentos musicales. 'Feria Mix esta ampliando su línea para cubrir los productos que la gente utiliza en su tiempo libre, lo que les permite ampliarse aún mas. Buscan hacer algo como lo que hizo Amazon, que ofrece diversos servicios y productos de la misma línea', comenta Francisca Sinn, profesora del MBA de la Universidad Adolfo Ibañez.




Por su parte,  Orlando Balboa Cardemil profesor de Microeconomía de la Usach apoya la nuevaexpansión de FeriaMix, pero advierte que también implica generar otros costos. 'Todo depende de la rentabilidad del negocio, si no es rentable habría que cortarlo. Para una empresa es mas barato comercializar una serie de productos en una mismo local, como lo hacen los bancos. Para FeriaMix no tiene un costo significatico vender estos productos, ya que implica compartir costos por parte de la administración. Eso sí, hay que aumentar el personal y tener gente capaz de orientar a los clientes en la compra'.


La industria de la música ha cambiado radicalmente por la piratería y la posibilidad de bajar canciones por intenet. Ademas de la utilización de dispositivos digitales como los Ipod o Mp3 que no implican el uso de CD's. De hecho, sólo el 20% de los ingresos totales de Feria Mix son por venta de discos y música, siendo superado por el 25% que representa la venta de libros, algo que hace diez años atras era impensado. 'La piratería de los libros es menos frecuente que la de música. No puedes comprar un libro pirata en cualquier lugar, ademas la calidad es difícil de  chequear, muchas veces los libros piratas traen menos paginas o estan mal pegadas. Entonces yo creo que es un sector menos amenazado, en este caso su amenaza son los libros digitales. Bazuca giró a los soportes digitales, telefonía, música y productos on demand', comenta Francisca Sinn. Algo que comparte Balboa, asegurando que 'la piratería lleva a divesificar el negocio. Con los cambiostecnológicos, el negocio de los cds puede ir muriendo. La clave del negocio es el costo. Si los costos son muy altos el usuario no va a comprar y va a preferir otro mecanismo. Deberían bajar costos e intentar ingresar a otros productos, como los libros digitales'.El plan de diversificación también implica una fuerte inversión en infraestructura. Se ampliaran una serie de locales y se espera abrir tiendas en regiones y una sucursal en el Costanera Center. La estrategia de FeriaMix espera obtener un crecimiento del 11% en 2011 y consolidar un nuevo plan de negocios que les permita adaptarse a los cambios de la industria musical.




|La crisis de la industria del disco y sus causas |



https://lahaine.org/musica/crisis_causas.htm


La Industria del Disco siente que su fin se acerca y que, si Dios no lo remedia, va a extinguirse del mismo modo que se extinguieron los dinosaurios. Anteriormente otros industriales prósperos y decentes, como pudieran ser los fabricantes de escupideras y orinales, tuvieron que cerrar sus puertas cuando tiempos mas higiénicos los declararon obsoletos. Nada nuevo bajo el sol, es la ley de la oferta y la demanda: cuando nadie quiere lo que tu vendes, desapareces.

Imagino que el lector debe estar pensando quela música no es lo mismo que un orinal y que, excepto los bebés, nadie necesita uno teniendo un buen cuarto de baño, mientras que la música gusta y ha gustado siempre a todo el mundo e incluso hay mucha gente a la que nos enloquece. Y el lector tendra toda la razón del mundo, pero el hecho esta ahí: la crisis de la industria del disco es la noticia mas candente y comentada del mundo musical.

Los precios abusivos de los discos, el pirateo y las paginas de intercambio de MP3 en Internet (yo añadiría el empeño de la industria y los medios por promocionar música mediocre y aburrida pero, claro, eso es una cuestión de gustos) han hecho tambalearse a una industria en apariencia inamovible. Lo curioso es que mientras iba sacando sin prisa pero sin pausa, a puñaditos, la tierra que iba a cubrir su ataúd, la industria alardeaba de unas cifras de ventas multimillonarias (millones de copias de Alejandro Sanz, un millón de Estopa, 400.000 de Ana Torroja, otras tantas de Manolo García, Jarabe de Palo, Enrique Iglesias, Ismael Serrano, Marta Sanchez, Duncan Dhu y quien se tercie) que, indudablemente, o eran falsas o de ser ciertas denotan lo absurdo de un mercado que, independientemente de los millones, esta a punto de extinguirse.
Como espectadores conscientes de las jugadas desmañadas que se estaban llevando a cabo en nombre de un mercantilismo malintencionado o ingenuo, vamos a proponer, sin ningún animo de polémica, los siguientes argumentos en relación conel tema para los que, afectados o no, tengan ganas de ejercitar las meninges.
I- La industria se ha empeñado obsesivamente en demostrar que la música no importa.
No podemos comprender el porqué pero así es: se supone que son la belleza física, la elegancia, la literatura y, a lo mas, el sonido lo que hace vender discos. Me remito a los hechos: ¿cómo es si no que el MP3, que es sólo música, esta logrando desbancar a esas ediciones en CD tan bonitas y tan caras que se empeñan en hacernos comprar? Incluso la fan mas alienada, cuando se compra un disco del ídolo mas lamentable -Enrique Iglesias, por ejemplo-, esta convencida de que lo que le gusta es su música. Si no, se compraría postales, pósteres, cromitos o camisetas que son mas baratos que el disco.
II- La industria del disco no vende música, sino soportes.
La industria del disco ha estado convencida durante los últimos veinte años de que, contando con una exposición y un valor añadido extramusical suficientes, cualquier producto se puede convertir en éxito, incluyendo los consabidos dos minutos de silencio (desde John y Yoko hasta Depeche Mode). Y, sin embargo, a nadie le gustan los discos ni las casetes per se sino las canciones que contienen: contra todo pronóstico, el público ha elegido bajarse las canciones de Internet sin soporte ni nada o comprarse los discos en el 'top manta', despreciando la portada y los regalitos que no hacen mas que encarecer el producto. Este aspecto de la crisis tienedifícil solución porque, desde los años 60, y quiza antes, disco y música se han convertido en sinónimos tanto para la industria como para muchos consumidores y estoy segura de que, ahora mismo, hay lectores que no estan entendiendo de qué estamos hablando. Las consignas lanzadas por algunas campañas alarmistas abundan en identificar ambos. Pues no, la crisis de la industria no trae consigo la muerte de la música: ni Juan Sebastian Bach ni los grandes maestros del pasado necesitaron cobrar derechos de autor ni tener discos en el mercado para inventarse lo que ahora mismo seguimos llamando música.


III- La industria del disco no se molesta en conocer a sus clientes.
Los gustos y criterios personales de su personal y, como mucho, de la gente de los medios, constituyen la única guía para llevar a cabo tal o cual inversión. Los jefes de producto de las compañías tienen, en mi opinión, una responsabilidad injusta y las compañías arriesgan demasiado en cada lanzamiento hecho a ciegas. Es inevitable que se hayan vuelto tan conservadoras y se limiten a repetir fórmulas mil veces probadas. Encuestas, tests, estudios de mercado, sondeos de opinión y, sobre todo, servicios de atención al cliente, semejantes a los que existen en cualquier otro sector, se convierten en imprescindibles en un momento de crisis. Incluso en estos tiempos de pirateo e Internet, existen sectores alternativos de la industria discografica que siguen siendo prósperos gracias a sucomprensión de lo que el público les pide. Los ejemplos llenarían miles de paginas.
IV- La industria del disco desprecia al melómano, su único cliente potencial.
Es decir, crea su producto para el público al que no le gusta la música -en teoría mas numeroso y mas manipulable- despreciando a los que, por lógica, son los consumidores basicos de música: los melómanos. Generalmente se considera que este sector es mas reducido y menos manejable, olvidando que, en cambio, es muchísimo mas fiel y mas activo.
V- La industria del disco se ha quedado anclada en los planteamientos de los años 60.
Me refiero a que, dado que fue entonces cuando, gracias al aumento de la capacidad de consumo de los adolescentes, consiguió su mayor desarrollo, sigue dirigiéndose exclusivamente al público adolescente en lugar de recapacitar y observar la cruda realidad: después de dos décadas de escasez de bebés, la edad media de los españoles sobrepasa los cincuenta años y ni el mas memo de los cincuentones va a interesarse nunca por Natalia, Raúl o Snoop Doggy Dogg, ni va a sentir el mas mínimo interés por la frivolidad y la locura que rigen la actualidad musical.
VI- La industria del disco ha perdido el contacto incluso con el público joven.
Sabido es que estan dejando de comprarse música porque prefieren el Sega, el fútbol, el botellón y otros hobbys mas divertidos y actuales: la industria del disco no ha sabido encontrar su sitio en la oferta de ocio actual para la juventud. La genteque sólo ha conocido el CD no lo valora como se valoraban antes los delicados discos de vinilo. Desde el principio sabes que tienes algo regrabable y que no vale lo que cuesta. El fracaso es mayor si se tiene en cuenta que este sector constituye su objetivo principal. No sería tan grave si se hubieran ganado otro público, pero como no es así

VII- La industria del disco ha devaluado metódicamente su producto con el baile de soportes que se inició hace veinte años.
Porque ¿quién te dice que, cuando hayas conseguido sustituir tu querida colección de discos de vinilo, que tantos sudores te costó reunir, por sus correspondientes CDs (porque tú sabes que, te digan lo que te digan, aún no estan editados en CD todos tus discos y casetes), no van a venir con otro invento todavía mas caro y todavía mas moderno para que te veas obligado a tirar a la basura los CDs junto con los discos y las casetes? ¿Solución? Pasas de todo y empiezas a coleccionar cochecitos y ¡un comprador de discos menos!
VIII- La oferta de la industria del disco es excesiva y gratuita.
Una manera perfecta de alienar al comprador: demasiados lanzamientos, demasiados nombres nuevos, demasiadas modas y demasiadas tendencias Teniendo en cuenta que el disco no es un bien de consumo esencial como el jabón o el pan, la mayor parte de productos estan destinados al fracaso. Las estadísticas no mienten: la mayoría de los discos venden menos de cien copias. El exceso de nuevos valorestodavía empeora mas la situación. No se cuida a los clasicos porque, en caso de éxito, los contratos con los novatos resultan mas beneficiosos para las compañías que los de los artistas consagrados, mas exigentes, para empezar, en los porcentajes de beneficios.
IX- La industria del disco nos ha estado obligando a comprar un album con doce (o mas) canciones desconocidas por una que nos gusta.
Es decir: nos obliga a comprar doce kilos de arroz cuando pedimos uno para hacer una paella. En realidad es mas grave: es como si, cuando vamos a comprar un kilo de arroz, nos obligasen a comprar once kilos de residuos y basura. Personalmente opino que, hablando de música popular, la canción constituye la unidad de medida y que es muy facil encontrar canciones buenas, emocionantes o divertidas en cualquier temporada pero resulta muy difícil que quien ha grabado una de esas canciones consiga producir, al mismo tiempo, diez mas del mismo nivel. La mayor parte de la música que sale a la venta son cortes de relleno y eso lo saben los propios artistas, productores y editores. En una palabra: estoy profundamente convencida de que hacer desaparecer el mercado de singles constituyó un error irreversible.
X- La profesionalidad del personal de la industria se ha degradado ostensiblemente.
Lo normal ahora es que en las discograficas trabaje gente de marketing y no gente de música. Pero vender chorizos es diferente de vender canciones y sus tecnicismos equivocados les hanllevado a la crisis. Los contestadores automaticos estan permanentemente enchufados para evitarse la molestia de contestar a tus llamadas. Y, llegado el caso de que consigas contactar con alguien, nadie va a saber quién eres -prueba irrefutable de que no hacen su trabajo y no leen revistas- y te van a tratar a patadas (hay excepciones, pero casi siempre se trata de amigos o gente de los viejos tiempos). Cuando yo empecé a publicar, fueron las compañías las que contactaron conmigo para hacerme llegar sus discos Pero entonces no se hablaba de crisis y ahora sí.
XI- El mercado del disco esta en manos de señores que no pertenecen al mundo de la música.
La crisis de los primeros 90 acabó con las tiendas de discos. Sólo han sobrevivido establecimientos altamente especializados y los únicos que ofrecen música al gran público son los grandes almacenes. Desprecio al cliente, desconocimiento del producto y unas reglas mercantilistas simplistas y reaccionarias rigen los principales puntos de venta de música de este país. La oferta se reduce al mínimo según criterios equivocados de gente que no entiende ni valora lo que es la música.
La industria del disco siente que su fin se acerca y que, si Dios no lo remedia, va a extinguirse del mismo modo que se extinguieron los dinosaurios. Anteriormente, otros industriales prósperos y decentes, como pudieran ser los fabricantes de escupideras y orinales, tuvieron que cerrar sus puertas cuando tiempos mas higiénicos lesdeclararon obsoletos. Nada nuevo bajo el sol, es la ley de la oferta y la demanda: cuando nadie quiere lo que tú vendes, desapareces.
Imagino que el lector debe estar pensando que la música no es lo mismo que un orinal y que, excepto los bebés, nadie necesita un orinal teniendo un buen cuarto de baño, mientras que la música gusta y ha gustado siempre a todo el mundo, habiendo incluso mucha gente a la que nos enloquece. Y el lector tendra toda la razón del mundo, pero el hecho esta ahí: la crisis de la industria del disco es la noticia mas candente y comentada del mundo musical.
Los precios abusivos de los discos, el pirateo y las paginas de intercambio de MP3 en internet (yo añadiría el empeño de la industria y los medios por promocionar música mediocre y aburrida, pero, claro, eso es una cuestión de gustos) han hecho tambalearse a una industria en apariencia inamovible. Lo curioso es que, mientras iba sacando, sin prisa, pero sin pausa, a puñaditos, la tierra que iba a cubrir su ataúd, la industria se regalaba triunfalista, alardeando de unas cifras de ventas multimillonarias (millones de copias de Alejandro Sanz, un millón de Estopa, 400.000 de Ana Torroja, otras tantas de Manolo García, Jarabe de Palo, Enrique Iglesias, Ismael Serrano, Marta Sanchez, Duncan Dhu y quien se tercie) que, indudablemente, o eran falsas, o, de ser ciertas, denotan lo absurdo de un mercado que, independientemente de los millones, esta a punto de extinguirse.
Comoespectadores conscientes de las jugadas desmañadas que se estaban llevando a cabo en nombre de un mercantilismo malintencionado o ingenuo, vamos a proponer, sin ningún animo de polémica, los siguientes argumentos en relación con el tema para los que, afectados o no, tengan ganas de ejercitar las meninges.

https://www.gretaylosgarbo.com/lacrisis.htm
I. La industria se ha empeñado obsesivamente en demostrar que la música no importa.

No podemos comprender el porqué, pero así es: se supone que son la belleza física, la elegancia, la literatura y, a lo mas, el sonido lo que hace vender discos. Me remito a los hechos: ¿cómo es sino que el MP3, que es sólo música, esta logrando desbancar a esas ediciones en CD tan bonitas y tan caras que se empeñan en hacernos comprar? Incluso la fan mas alienada, cuando se compra un disco del ídolo mas lamentable -Enrique Iglesias, por ejemplo-, esta convencida de que lo que le gusta es su música. Si no, se compraría postales, pósteres, cromitos o camisetas que son mas baratos que el disco.
II. La industria del disco no vende música, sino soportes.
La industria del disco ha estado convencida durante los últimos veinte años de que, contando con una exposición y un valor añadido extramusical suficientes, cualquier producto se puede convertir en éxito, incluyendo los consabidos dos minutos de silencio (desde John y Yoko hasta Depeche Mode). Y, sin embargo, a nadie le gustan los discos ni las casetes per se, sino las cancionesque contienen: contra todo pronóstico, el público ha elegido bajarse las canciones de internet sin soporte ni nada o comprarse los discos en el “top manta”, despreciando la portada y los regalitos que no hacen mas que encarecer el producto. Este aspecto de la crisis tiene difícil solución porque, desde los años 60, y quiza antes, disco y música se han convertido en sinónimos tanto para la industria como para muchos consumidores y estoy segura de que, ahora mismo, hay lectores que no estan entendiendo de qué estamos hablando. Las consignas lanzadas por algunas campañas alarmistas abundan en identificar ambos. Pues no, la crisis de la industria no trae consigo la muerte de la música: ni Juan Sebastian Bach ni los grandes maestros del pasado necesitaron cobrar derechos de autor ni tener discos en el mercado para inventarse lo que ahora mismo seguimos llamando música.
III. La industria del disco no se molesta en conocer a sus clientes.
Los gustos y criterios personales de su personal y, como mucho, de la gente de los medios, constituyen la única guía para llevar a cabo tal o cual inversión. Los jefes de producto de las compañías tienen, en mi opinión, una responsabilidad injusta y las compañías arriesgan demasiado en cada lanzamiento hecho a ciegas. Inevitable que se hayan vuelto tan conservadoras y se limiten a repetir fórmulas mil veces probadas. Encuestas, tests, estudios de mercado, sondeos de opinión y, sobre todo, servicios de atención al cliente,semejantes a los que existen en cualquier otro sector, se convierten en imprescindibles en un momento de crisis. Incluso en estos tiempos de pirateo e internet, siguen existiendo sectores alternativos de la industria discografica que siguen prósperos dada su comprensión de lo que el público les pide. Los ejemplos llenarían miles de paginas.
IV. La industria del disco desprecia al melómano, su único cliente potencial.
Es decir, crea su producto para el público al que no gusta la música -en teoría mas grande y mas manipulable-, despreciando a los que, por lógica, son los consumidores basicos de música: los melómanos. Generalmente se considera que este sector es mas reducido y menos manejable, olvidando que, en cambio, es muchísimo mas fiel y mas activo.
V. La industria del disco se ha quedado anclada en los planteamientos de los años 60.
Me refiero a que, dado que fue entonces cuando, gracias al aumento de la capacidad consumista de los adolescentes, consiguió su mayor desarrollo, sigue dirigiéndose exclusivamente al público adolescente en lugar de recapacitar y observar la cruda realidad: después de dos décadas de carestía de bebés, la edad media de los españoles sobrepasa los cincuenta años y, ni el mas memo de los cincuentones va a interesarse nunca por Natalia, Raúl o Snoop Doggy Dogg, ni va a sentir el mas mínimo interés por la frivolidad y la locura que rigen la actualidad musical.
VI. La industria del disco ha perdido el contacto incluso con elpúblico joven.
Sabido es que estan dejando de comprarse música porque prefieren el Sega, el fútbol, el botellón y otros hobbys mas divertidos y actuales: la industria del disco no ha sabido encontrar su sitio en medio de la oferta de ocio actual para la juventud. La gente que sólo ha conocido el CD no lo valora como se valoraban antes los delicados discos de vinilo. Desde el principio sabes que tienes algo regrabable y que no vale lo que cuesta. El fracaso es mayor en cuanto que este sector constituye su objetivo principal. No sería tan grave si se hubieran ganado otro público, pero como no es así…
VII. La industria del disco ha devaluado metódicamente su producto con el baile de soportes que se inició hace veinte años.
Porque ¿quién te dice que, cuando hayas conseguido sustituir tu querida colección de discos de vinilo, que tantos sudores te costó reunir, por sus correspondientes CDs (porque tú sabes que, te digan lo que te digan, aún no estan editados en CD todos tus discos y casetes), no van a venir con otro invento todavía mas caro y todavía mas moderno para que te veas obligado a tirar a la basura los CDs junto con los discos y las casetes? ¿Solución? Pasas de todo y empiezas a coleccionar cochecitos y ¡un comprador de discos menos!
VIII. La oferta de la industria del disco es excesiva y gratuita.
Una manera perfecta de alienar al comprador: demasiados lanzamientos, demasiados nombres nuevos, demasiadas modas y demasiadas tendenciasTeniendo en cuenta que el disco no es un bien de consumo esencial como el jabón o el pan, la mayor parte de productos estan destinados al fracaso. Las estadísticas no mienten: la mayor parte de los discos venden menos de cien copias. El exceso de nuevos valores todavía empeora mas la situación. No se cuida a los clasicos porque, en caso de éxito, los contratos con los novatos resultan mas beneficiosos para las compañías que los de los artistas consagrados, mas exigentes, para empezar, en los tantos por ciento de beneficios.
IX. La industria del disco nos ha estado obligando a comprar un album con doce (o mas) canciones desconocidas por una que nos gusta.
Es decir: nos obliga a comprar doce kilos de arroz cuando pedimos uno para hacer una paella. En realidad es mas grave: es como si, cuando vamos a comprar un kilo de arroz, nos obligasen a comprar once kilos de residuos y basura. Personalmente opino que, hablando de música popular, la canción constituye la unidad de medida y que es muy facil encontrar canciones buenas, emocionantes o divertidas en cualquier temporada, pero resulta muy difícil que quien ha grabado una de esas canciones consiga producir, al mismo tiempo, diez mas del mismo nivel. La mayor parte de la música que sale a la venta son cortes de relleno y eso lo saben los propios artistas, productores y editores. En una palabra: estoy profundamente convencida de que hacer desaparecer el mercado de singles constituyó un error irreversible.
X. Laprofesionalidad del personal de la industria se ha degradado ostensiblemente.
Lo normal ahora es que en las discograficas trabaje gente de marketing y no gente de música. Pero vender chorizos es diferente de vender canciones y sus tecnicismos equivocados les han llevado a la crisis. Los contestadores automaticos estan permanentemente enchufados para evitarse la molestia de contestar a tus llamadas. Y, llegado el caso de que consigas contactar, nadie va a saber quién eres -prueba irrefutable de que no hacen su trabajo y no leen revistas- y te van a tratar a patadas (hay excepciones, pero casi siempre se trata de amigos o gente de los viejos tiempos). Cuando yo empecé a publicar, fueron las compañías las que contactaron conmigo para hacerme llegar sus discos… Pero entonces no se hablaba de crisis y ahora sí.
XI. El mercado del disco esta en manos de señores que no pertenecen al mundo de la música.
La crisis de los primeros 90 acabó con las tiendas de discos. Sólo han sobrevivido establecimientos altamente especializados y los grandes almacenes se han quedado como únicos en ofrecer música al gran público. Desprecio al cliente, desconocimiento del producto y unas reglas mercantilistas simplistas y reaccionarias rigen los principales puntos de venta de música de este país. La oferta se reduce al mínimo según criterios equivocados de gente que no entiende ni valora lo que es la música.
[pic]
Ocho datos relevantes
Redacción música
* Según el IFPI,asociación mundial de discograficas, las ventas de discos cayeron un 6.5% en todo el mundo durante el 2001 (8% en España). Los países con mayor bajón de ventas: Polonia (28%) y Brasil (25%). El caso mas extremo de piratería lo encontramos en China, donde el 90% de la música que circula es pirata.
* Cuando hablamos de piratería, nos referimos a descargas de internet y ventas de compactos grabados. En España, la copia casera es legal, tras aprobarse un canon destinado a los autores (0.18 euros por cada cincuenta minutos de música).
* El año 2000 fue el de la explosión de compactos grabables (CD-R). Las ventas subieron un ochenta por ciento: de mil millones de unidades (1999) a mil ochocientos. En Rusia y México, dos de los mercados donde la industria pone mayores esperanzas de expansión, el CD-R fue el disco mas vendido del 2001 (aunque gran parte no se usa para grabar música).
* No todas las cifras son igualmente fiables. Imposible, por ejemplo, que la Mesa Antipiratería pueda calcular “lo que la industria ha dejado de ganar” o “lo que el fisco ha dejado de ingresar”. ¿Asumen quiza que quien compra un CD en las mantas (3 euros) lo compraría igual en las tiendas (15 euros)?
* El precio de los compactos no esta sólo determinado por la ley de la oferta y la demanda. La industria del disco funciona en régimen de oligopolio, donde cinco empresas controlan tradicionalmente mas del 90% del mercado. Esta es la explicación de que el compacto, mas barato defabricar que el vinilo, se venda a un precio superior.
* La piratería ha provocado el cierre masivo de pequeñas tiendas. Según la distribuidora independiente PIAS, cien establecimientos cerraron el año pasado en España. Olvidando la contribución de otros factores (como las grandes superficies), se aduce, como único motivo, el que ya no despachaban tantos “superventas” (por culpa del “top manta”) ni tantos discos exquisitos (por la dura competencia de las ciber-tiendas).
* Como dice el tópico periodístico: Internet es el futuro. La Recording Industry Association Of America, que reúne a los sellos de Estados Unidos, calcula que cada mes se descargan de internet 3.600 millones de canciones. Nadie duda de que ira a mas. La prestigiosa consultora Merrill Lynch hace una profecía para el 2010: ese año, el 46% de la distribución de música se hara a través de la red, ya sea en forma de suscripciones, descargas gratuitas o venta por correo.
* Según el IFPI, en España hay 200 acciones al mes contra los distribuidores piratas. El número de discos piratas confiscados por la policía y aduanas ha aumentado espectacularmente: de 300.000 unidades en el 2000 hasta 700.000 en el 2002 (datos de abril, con sólo cuatro meses de actividad).
[pic]
Cinco paginas web para seguir el conflicto
www.ifpi.org
www.sgae.es
Información oficial, de primera mano, sobre la industria del disco.
La IFPI, radicada en Suiza, es la mayor patronal del sector, que engloba a la todopoderosaRIAA estadounidense y a nuestra AFYVE (cuya pagina web, www.afyve.com, apenas tiene contenido). La SGAE, por su parte, es la polémica Sociedad General de Autores y Editores, que mantiene una intensa actividad judicial (como demandante y como demandada) en asuntos relacionados con el canon, el cobro de derechos y los archivos MP3.
www.antisgae.com
www.putasgae.com
En la otra trinchera, dos combativas paginas, que recogen testimonios de artistas favorables a la piratería, como Steve Albini, Courtney Love (Hole), Negativland, Jorge Otero (Stormy Mondays) o Nacho Escolar (Meteosat). Ofrece enlaces con varias organizaciones contrarias al copyright y numerosos artículos de prensa (desde fanzines hasta Le Monde). El pasado 14 de mayo, en la sede de la SGAE, varios activistas repartieron folletos anti-copyright, aprovechando una conferencia de Naomi Klein, autora del primer best-seller cómplice de estas tesis (el célebre No logo).
www.todaslasnovedades.com
Las crónicas de Diego A Manrique, prestigioso y veterano crítico musical, arrojan luz sobre los métodos de la industria discografica (especialmente, la española). Sin militar en ninguno de los dos bandos, ofrece anécdotas, analisis y ejemplos sobradamente elocuentes sobre los intereses enfrentados. Hay archivo con artículos antiguos. Si se quedan con ganas de mas, pueden leer su columna mensual en la revista valenciana Efe Eme.
[pic]
Cinco propuestas (bien serias) para mejorar la difusión de la música pop1. Tramitación de una Ley de Radiofórmulas, que impida a los locutores hablar encima de la música. También quedaría prohibido emitir una canción mas de 24 veces al día. Se pretende acabar con el método bombardeo, el síndrome de Estocolmo de algunos oyentes y la marginación del 90% de los artistas (con honrosas excepciones, como las radios libres o Radio Nacional).
2. Tramitación de una Ley de la Carcasa, que suprima el armatoste de plastico que enmarca los compactos en las grandes superficies, impidiendo muchas veces la lectura del listado de canciones, en colaboración con el código de barras y la pegatina del precio.
3. Tramitación de una Ley del Piercing, que permita a personas de aspecto corriente, sin piercing, tatuajes o pelo de colores, presentar programas musicales. No reivindicamos a Carlos Lozano o Agustín Bravo, sino locutores informados que no hablen a gritos. También, si procede, una Ley del Valium para frenar la euforia desbordante e injustificada de los jóvenes presentadores.
4. Tramitación de una Ley de Dos Preguntas para prensa escrita. Esta bien que a Khaled le pregunten cada año por el FIS, esta bien que a los Planetas les pregunten cada año por la drogas y esta bien que a todo quisque le pregunten por el 11 de septiembre. Pero, para no perder del todo la perspectiva, molaría que cada entrevista o reportaje sobre música contuviese un mínimo de dos preguntas musicales.
5. Tramitación, y ya terminamos, de una Ley de Fonotecas.Primero, para crear una Fonoteca Nacional, que recoja cuatro copias de cada lanzamiento, y también una red de fonotecas municipales donde la gente pueda acercarse a escuchar música. Las copias de fonoteca serían suministradas por la discograficas y estarían libres de cualquier tasa. La SGAE, la AFYVE y las grandes discograficas llevan años intentando que la música sea considerada cultura, con la consiguiente rebaja fiscal, así que suponemos que no tendran inconveniente en que la gente tenga la posibilidad de acceder a ella de manera gratuita, como pasa con los libros.
[pic]

Fuera de contexto (especial piratería)
'Bueno, es que esto [la piratería] es como si entran a robar en tu casa.
En este tema, lo siento mucho, pero en contra de mis principios, he de decir que lamentablemente la única solución que encuentro es la represión. Conseguir que resulte muy difícil encontrar esos discos piratas. Lo que no puede ser es que el 30% o el 40% de lo que se venda sea pirata o que te encuentres el mismo disco a las puertas de unos grandes almacenes a 500 pesetas. Debería haber una brigada antipiratería discografica como la hay antidroga”. (Alejo Stivel, productor de discos, ex Tequila, a El País, 9 de marzo de 2002)
“Los verdaderos piratas son las multinacionales. [] Cuando miras la referencia de un CD, dice copyright 1976 Atlantic Records o copyright 1996 RCA Records. Cuando miras un libro, sin embargo, dira algo como copyright 1999 Susan Faludi, o DavidFoster Wallace. El autor posee sus libros para licenciarlos a los editores. Cuando el contrato termina, a los escritores les devuelven sus libros. Pero las compañías discograficas poseen nuestro copyright para siempre”. (Manifiesto escrito por Courtney Love, cantante de Hole, que se puede encontrar íntegro y traducido en www.putasgae.com
“Nos quejamos de que las multinacionales se forran, pero luego lo reinvierten en fichar talentos y en hacer promoción, mientras que el chino o el blanco que vende discos piratas en la calle se lo queda él”. (Enrique Bunbury, El Mundo, 29 marzo de 2002
“Internet ha tenido un gran impacto en la música: sobre todo, porque es la primera vez que la gente llega a un formato antes que la industria. Esa es una gran ventaja. Puede haber un cambio en las relaciones de poder. La gente esta pasando del papel de espectador al de participante”. (Chuck D, líder de Public Enemy, al programa de la BBC Go digital, 23 abril de 2002)
“Un compacto se vende al 2000 por ciento de su valor: ¿Eso es música o narcotrafico?”. (Andrés Calamaro, en la revista argentina La García, julio de 2001)
'Jennifer López hace playback en la gala de Los Ondas, pero se desplaza con cerca de treinta personas, incluido a un ‘seguroso’ cuyo exclusivo cometido es vigilar las maletas de la expedición. Se aloja en el hotel mas chic de Barcelona y, entre otros caprichos, exige que los camerinos -y todo lo que haya dentro- sean blancos. Ni me atrevo a calcular loque ha costado esta ‘actuación’ que ha consistido en una rueda de prensa y una canción. Pero lo recuerdo para la próxima vez que un ejecutivo de multinacional me intente convencer de que los (altos) precios de los CDs estan justificados'. (Diego A. Manrique, Efe Eme, número 35, febrero de 2002).
'La piratería es hija del sistema. Si todo el mundo tuviera un trabajo digno no existiría, pero en este mundo la economía paralela es inevitable. Eso sí: hay piratería casera, la de los chavales que graban mis discos en casa, que me enorgullece, y la de las mafias, que son unos cabrones, hacen mierdas de discos, y eso sí que duele'. (Manu Chao, en rueda de prensa en el Cine Bellas Artes de Madrid, 24 de marzo de 2002).

https://www.techspot.com/espanol/noticias/30976-industria-de-los-discos-duros-continua-creciendo.html

ndustria de los discos duros continúa creciendo
Por Jose Vilches y Erik Orejuela, TechSpot en Español
Publicado: 23 de julio del 2008, 2:00 PM EST[pic]

Las unidades SSD puede que sean el futuro del almacenamiento pero por el momento los discos duros tradicionales aun tienen mucha demanda. Es mas, no hay nada que indique que este mercado dejara de crecer en el futuro, lo cual afecta la industria de la memoria NAND flash.

Según el investigador de mercado iSuppli, este mercado creció un 21% durante el trimestre que acaba de terminar al compararlo con el mismo periodo del año pasado. 137 millones de discos duros fueron vendidosdurante este periodo y principalmente fueron usados en computadoras portatiles, dispositivos electrónicos, computadoras de escritorio, y unidades de almacenamiento externas. Los fabricantes no solo vendieron una buena cantidad de unidades sino que sus utilidades también fueron buenas. Seagate presentó utilidades por $363 millones o 11.7% de sus ingresos, Western Digital logró $298 millones o el 14% de sus ingreso, y Hitachi GST ganó $65 millones o 4,6% de sus ingresos.

Aun esta por verse el efecto de la industria de los discos duros tradicionales sobre las unidades de estado sólido, pero si continua creciendo la demanda de almacenamiento económico sera difícil que esta tecnología despegue. iSuppli agregó que los fabricantes de discos duros probablemente cumplan su meta de vender 573 millones de unidades este año, lo cual sería un crecimiento del 11 por ciento en relación al año pasado.

https://www.youtube.com/watch?v=G6wv7q_EiVk

https://www.elmostrador.cl/noticias/cultura/2010/07/02/libro-analiza-la-industria-musical-en-chile/


Libro analiza la industria musical en Chile

La periodista Valeria Solís acaba de publicar el libro “Suena Desafinado.
Tomando el pulso a la industria de la música en Chile”.
Suena desafinado. Tomando el pulso a la industria de la música en Chile” es el segundo libro de investigación periodística cultural que realiza la periodista Valeria Solís T
En él busca un acercamiento a los pro y contra del desarrollo de losmúsicos chilenos en una industria que funciona mas alla del talento y la perseverancia de los mismos.
Esta investigación que se inició en 2008 surge por la inquietud de confirmar las permanentes quejas de músicos sobre un sistema aparentemente viciado por malas decisiones comerciales, el amiguismo y las influencias.
La autora se pregunta ¿Es real la existencia de conceptos como prioritarios, payola o managers no profesionalizados que distorsionan el proceso? ¿Los músicos chilenos tienen reales posibilidades de generar carreras artísticas en Chile?¿Por qué un artista internacional llena los estadios y los músicos chilenos tienen que hacer “cumbres” para los mismos espacios?¿Se puede hablar de una industria musical en Chile? ¿Los músicos han tenido un periodo de bonanza musical? ¿Son escuchados por el público nacional?
A través del testimonio de músicos como Joe Vasconcellos, Alberto Plaza, Pablo Herrera, Claudio Narea, José Alfredo Fuentes entre otros, managers, gerentes de sellos multinacionales (EMI, Warner) e independientes (Alerce, Feriamusic), directores de radios, presidentes de corporaciones de gestión se buscó responder a éstas y otras  interrogantes.
Asumiendo que estamos en una era virtual, la autora decidió publicar su completa investigación que supera las 200 paginas a través de su propio blog para que pueda ser leído por  la mayoría de los artistas chilenos.
A partir del 1 de julio “Suena Desafinado…” lo encontraras aquí.





Política de privacidad